Le Régulateur Louis Erard x atelier oï. Una forma distinta de ver la hora

Un juego de luces y sombras arquitectónico muy distinto a lo habitual

En la muñeca: Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï
En la muñeca: Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï

Qué activa está la marca Louis Erard desde que se hizo cargo de ella Manuel Emch. No sólo tiene sus relojes de la colección estándar, sino que además crea modelos en colaboración con artistas de diversas disciplinas para poder ofrecer algo distinto. Lanzó un regulador (el tipo de reloj que distingue a la marca) con Vianney Halter, el famoso relojero que creó su Deep Space Tourbillon basado en Star Trek y que vimos en vídeo. Hace poco presentamos en vivo el Guilloché Main, con esa esfera tan Escher, y ahora le llega el turno a este Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï, que es otra pieza admirable.

El Le Régulateur Louis Erard x atelier oï, puesto

ATELIER Oï

Merece la pena hablar un poco sobre los diseñadores. atelier oï (ellos lo escriben con minúsculas) fue fundado en 1991 en La Neuveville (Suiza) por Aurel Aebi, Armand Louis y Patrick Reymond. El nombre oï parte de la palabra rusa «troïka»,es decir, un equipo de tres. La profunda implicación de los fundadores con la arquitectura, el diseño y la construcción naval, así como el encuentro con personalidades carismáticas como Alberto Sartoris y Ettore Sottsass, han dado forma a la filosofía del atelier oï. La idea de multidisciplinariedad se resume en la palabra «atelier», un lugar de creación, conocimiento intelectual y saber hacer manual. A escala internacional, su trabajo abarca desde la arquitectura y el diseño de interiores hasta el diseño de productos y la escenografía.

Edificio "Smiling Gecko" de atelier oï en Corea
Edificio «Smiling Gecko» de atelier oï en Corea

En palabras de sus fundadores, las creaciones del atelier oï, expresan el deseo de una unidad armónica y natural. Son la personificación de una visión «po-ética» de la creatividad, para acercar al individuo a los elementos, a la naturaleza, a la materia y a las emociones. El objetivo final es crear una sensación de placer y «levitas» atendiendo cuidadosamente a las necesidades individuales. Puristas, minimalistas y siempre realizadas con maestría según los estándares más rigurosos, las creaciones del atelier oï seducen despertando las emociones, la memoria, los sentidos y la conciencia. Merece la pena visitar su página web; es un verdadero goce visual.

LE RÉGULATEUR LOUIS ERARD x atelier oï

Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï

La invitación a atelier oï no surgió por casualidad. El taller, con sede en La Neuveville, una ciudad satélite de Neuchâtel, ha estado cerca de la industria relojera desde su creación, hace precisamente treinta años, y el mundo de la relojería ha desempeñado un papel importante en el desarrollo de la empresa. Pero además es que Manuel Emch comenzó su carrera con unas prácticas en el atelier oï, colaborando con ellos desde entonces.

La caja de acero tiene 42 mm de diámetro y 12,25 mm de altura, con un delgadísimo bisel para dar todo el protagonismo a la esfera. Esta no tiene ninguna marca y está compuesta por una serie de líneas grabadas. Al igual que los relojes reguladores históricos, los minutos son los protagonistas y se indican mediante la más larga de las tres agujas de bastón azuladas, situada en el centro de la esfera. Las líneas están grabadas en el superficie gris pizarra mate «Black Or» («oro negro», según el nombre que le da la marca) para crear reflejos y sombras. El efecto es similar al que producen las obras de arte cinético, que parecen estar en constante movimiento según la luz y el ángulo de visión.

Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï

Las agujas de la hora y del segundero del Le Régulateur Louis Erard x atelier oï, situadas a las 12 y a las 6 horas respectivamente, también están situadas en el eje central y son el punto de partida de las líneas grabadas que se abren en abanico desde su centro. Los segmentos pulidos grabados sobre el fondo mate emanan como rayos de sol que añaden profundidad y volumen a la superficie bidimensional. Pero, como todo buen diseño, hay un método en la creatividad, y hay sesenta segmentos en la pista de minutos periférica -con una línea más pronunciada cada cinco minutos- que coincide con cada una de las 60 líneas trazadas en la esfera.

Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï

Al igual que otros relojes reguladores de tres agujas de la colección Excellence, el movimiento es un Sellita SW266-1 automático que late a 28.800 alternancias/hora, con una reserva de marcha de 38 horas. Naturalmente, el movimiento se ha personalizado con un rotor calado especial y puede verse a través de la ventana de cristal de zafiro. También se ha grabado en el borde el número de edición, con el formato «X de 178».

Calibre del Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï

La correa está fabricada en piel de becerro Nubuck gris con pespuntes a tono y una hebilla de acero inoxidable pulido, a juego con el gris de la esfera. Además tiene sistema de cambio rápido, para que sea más fácil personalizar el reloj. Como decía arriba, el Le Régulateur Louis Erard x atelier oï es una edición limitada a 178 piezas, con un precio unitario de 3.500 francos suizos (unos 3.250 euros al cambio). Con ese precio y ese diseño, volarán. Más información en LouisErard.com.

Así queda el Le Régulateur Louis Erard x Atelier Oï
CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos