El polémico Rolex GMT Master II para zurdos, en vivo

El reloj más debatido de Watches & Wonders 2022

Otra vista del Rolex GMT-Master II en la derecha
Otra vista del Rolex GMT-Master II en la derecha

Parafraseando el proverbio latino de Publio Terencio, los aficionados a la relojería bien podríamos decir eso de «nada de lo de Rolex me es ajeno». Da igual si te gusta Rolex o no; si tienes un Rolex o no. El caso es que cuando Rolex lanza sus nuevos productos se arma un revuelo, que además ha sido precedido por varios meses de especulaciones sobre cuáles serán esas novedades. Y el caso de este Rolex GMT-Master II ha sido así por partida doble, además.

Así queda el Rolex GMT-Master II en la izquierda

Nadie se esperaba un Rolex GMT-Master II para zurdos. Y desde luego nadie se pensaba que el reloj además tendría la ventana de fecha invertida. Todos los años la queja general es que la casa relojera más famosa del mundo no innova nada; siempre presenta pequeños cambios, básicamente de color. Y, para una vez que lo ha hecho, ha sido demasiado para todo el mundo.

Rolex GMT-Master II

Antes de entrar en discusiones, vamos a ver los datos básicos del Rolex GMT-Master II. Aunque en realidad no ha variado en nada con respecto a sus hermanos de colección: el Pepsi y el Root Beer que vimos en vídeo y el Batman que vimos en fotos. Así, la caja tiene 40 mm de diámetro y está satinada y pulida. Tiene una corona roscada con protectores, para ayudar a mantener la hermeticidad de hasta 100 metros.

Rolex GMT-Master II

El bisel bidireccional de Cerachrom es verde y negro (de ahí el sobrenombre de «Sprite»). Las graduaciones y los números, moldeados en hueco, se colorean depositando platino mediante una técnica PVD (Physical Vapour Deposition, depósito físico de vapor). Gracias a las muescas de su contorno, que ofrecen un excelente agarre, el bisel puede manipularse cómodamente.

Detalle del bisel cerámico del Rolex GMT-Master II

La esfera mantiene los mismos elementos de siempre, salvo -claro- la ventanilla de fecha, que se ha trasladado a la posición de las 9 horas y que es a lo que más cuesta acostumbrarse. Por supuesto los numerales están agrandados gracias a la lupa Cyclops.

Ventana de fecha y Cyclops del Rolex GMT-Master II

A juego con el color del bisel, la manecilla que marca la hora en origen en este Rolex GMT-Master II es también verde, terminada en la clásica punta de flecha.

Manecilla de GMT del Rolex GMT-Master II

La lectura del Rolex GMT-Master II es, si cabe, aún más perfecta, gracias al nuevo cristal de zafiro utilizado, con tratamiento antirreflejos. Por supuesto tanto índices como manecillas están impregnados de Chromalight, el material luminiscente de Rolex que, a decir de la marca, ha sido mejorado.

Chromalight del Rolex GMT-Master II

Por dentro se mueve el calibre 3285, introducido en 2018 precisamente para la gama Rolex GMT-Master II. Es un movimiento automático antimagnético que se mueve a 4 hercios y atesora una reserva de marcha de 70 horas. Por supuesto -y como siempre- lo cubre una triste tapa ciega.

PRECIO Y REFLEXIONES

El Rolex GMT-Master II cuesta 10.500 euros con el brazalete Oyster y 10.700 euros con el brazalete Jubilee (el que yo escogería siempre). Yo no creo que hubiera un auténtico clamor mundial pidiendo un reloj para zurdos a Rolex. De hecho la casa dice que no es específicamente para los que no somos diestros, sino también para aquellos a los que, llevando el reloj en la izquierda, le molesta la corona. No es un argumento baladí: yo empecé a llevar mi reloj en la derecha porque, en efecto, me molestaba la corona.

En la muñeca izquierda: Rolex GMT-Master II

Pero, como nadie de la calle puede entrar en una tienda Rolex y comprarse uno de sus relojes cuando quiera, el argumento de Rolex es indemostrable, porque no sabemos cuántos zurdos se lo comprarían, o cuantos diestros a los que les molesta la corona. Así que hay que creernos lo que nos dice la casa, porque para si lo han creado es porque han visto la necesidad.

En la muñeca derecha: Rolex GMT-Master II

Pero lo que yo creo (sin ninguna prueba, por supuesto), es que este Rolex GMT-Master II es un regalo de la casa para sus buenos clientes. Cuando este reloj se descatalogue -digamos dentro de tres años, por ejemplo- aquellos que lo hayan comprado verán como su revalorización será aún mayor, porque va a haber muy pocos en el mercado. Si de algo sabe Rolex es de cuidar a sus clientes, y qué mejor forma de demostrarlo que añadiendo valor a su reloj.

Más información en Rolex.es.

Así queda el Rolex GMT-Master II en la derecha