Longines Pilot Majetek. El regreso de un piloto de los años 30

Una recreación muy atractiva y técnicamente exigente

En la muñeca: Longines Pilot Majetek
En la muñeca: Longines Pilot Majetek

Longines tiene una historia tan fecunda que, simplemente reeditando modelos históricos, podría estar años lanzando modelos nuevos. Afortunadamente elige muy cuidadosamente dichos relanzamientos, de manera que siempre conserva su magia. Ese es el caso de este Longines Pilot Majetek, del que merece la pena conocer su historia por su singularidad.

EL LONGINES MAJETEK VOJENSKE SPRAVY ORIGINAL

El nombre de Longines Pilot Majetek viene de un pedido del ejército del aire de Checoslovaquia en 1935, que dio lugar a la referencia Longines 3582. El modelo respondía a un pliego de condiciones en el que se especificaba la obligatoriedad de un bisel giratorio con índice luminoso móvil. Tenía una caja de acero inoxidable de 40 mm en forma de cojín, una forma no vista hasta entonces y protegida a partir del 1 de abril de 1935 con una patente.

Longines Majetek de 1938
Longines Majetek de 1938

Incorporaba una esfera de porcelana negra con grandes numerales arábigos blancos y un bisel giratorio estriado de giro continuo, con un marcador interno que se movía a la vez. El reloj se incluyó en el equipamiento del personal del ejército (durante la II Guerra Mundial unos 1.700 combatientes contaron con él) e incluía el grabado «Majetek Vojenske Spravy» (propiedad del ejército de Checoslovaquia).

Además, como se especifica en la esfera, el reloj era antimagnético.

Longines Majetek de 1943

Sin embargo, durante la vida del producto se fueron cambiando, además de los calibres, las manecillas, de manera que fuera más sencillo -y por tanto barato- fabricarlas. Es el caso del modelo de aquí arriba, de 1943 y que sin duda ha sido la base para construir el actual Longines Pilot Majetek.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL BISEL GIRATORIO?

Bisel del Longines Pilot Majetek

Estamos acostumbrados a ver los biseles giratorios en los relojes de buceo o en los GMT (como el Longines Spirit Zulu Time que vimos en vivo o los Hydroconquest), pero en realidad el origen está en la navegación aérea: los pilotos necesitaban instrumentos para poder hacer cálculos durante el vuelo que les permitiera mantener el rumbo correcto. La propia Longines desarrolló un reloj para Charles Lindbergh:

Longines Lindbergh Hour Angle Watch

Pero resultó ser un reloj complicado de comprender y por tanto difícil de usar. El oficial de la marina Philip Van Horn Weems, creador de numerosos objetos de navegación y de relojes, ideó una solución elegante y sencilla para ayudar a los pilotos a alinear su posición cero vertical con el segundero o una baliza de posición (que expliqué en este artículo): un bisel giratorio externo calibrado de 0 a 60 segundos. La innovación fue adoptada por muchas marcas que suministraban relojes al ejército, entre ellas Longines.

Ese es el origen del Majetek.

Marcador del Longines Pilot Majetek

LONGINES PILOT MAJETEK 2023

Así queda el Longines Pilot Majetek

En realidad, este Longines (que en España todo el mundo lo conoce como «Majete», no malleték, que sería su pronunciación original) ya había tenido una reaparición en 2014, que presenté en vídeo:

La casa lo llamó Longines Heritage 1935 y, aunque respetaba parte del diseño original (como las manecillas), sin embargo el bisel era fijo y además incluyó una ventana de fecha que, aunque no cantaba demasiado, si que era un añadido poco agraciado. El reloj se vendió, pero también tuvo muchas críticas de los defensores de la fidelidad a los originales (y tenían razón). Longines ha escuchado, y ha enmendado el entuerto de manera excelente.

Longines Pilot Majetek

El nuevo Longines Pilot Majetek mide 43 mm de diámetro (en lugar de los 41 mm del original) y una altura de 13,3 mm. Sin embargo, la caja de acero inoxidable en forma de cojín está ligeramente curvada, con asas redondeadas para darle un aspecto más contemporáneo y que se lleve cómodamente, a pesar del tamaño.

El bisel estriado con un marcador triangular es mucho más pronunciado que el original, de manera que se convierte en un elemento definitorio del reloj. Más aún, pasa de ser un elemento utilitario a aportar belleza y singularidad al conjunto.

Bisel giratorio del Longines Pilot Majetek

El bisel gira en ambas direcciones para que el indicador luminoso de la hora de inicio pueda cumplir su función. Pero en este caso el triángulo es independiente y el cristal no gira cuando se mueve el bisel con el marcador sobre la esfera. Con esta nueva construcción Longines garantiza una estanqueidad de hasta 100 metros.

Longines Pilot Majetek

La caja del Longines Pilot Majetek también merece atención. En el lado derecho nos encontramos la corona roscada con el logotipo de la marca, de cuya seguridad se encargan los sólidos protectores que la flanquean.

Corona del Longines Pilot Majetek

En frente, a las 9 horas, encontramos una placa con «1935» grabado para conmemorar el año en que el Majetek comenzó su vida. La placa, a decir de Longines, oculta el mecanismo de engranaje patentado para el bisel acoplado al marcador triangular. A ver cuánto tardamos en ver por internet alguien que la ha desmontado para curiosear en el mecanismo interno.

Lateral del Longines Pilot Majetek
Foto cortesía de monochrome-watches-com

Al igual que en el modelo original de 1935, la esfera del actual Longines Pilot Majetek es negra mate con numerales arábigos, minutería de ferrocarril y la subesfera de pequeño segundero empotrada, sustituyendo al índice de las 6 horas. Como ya he explicado, las manecillas de bastón, rodiadas, sustituyen a las de catedral.

Personalmente me parece un acierto porque siguen teniendo legitimidad histórica y a la vez modernizan el aspecto del reloj, haciéndolo más atractivo a nuestros ojos actuales.

Longines Pilot Majetek

Los dígitos están estampados en relieve y tratados con Super-LumiNova de color «radio antiguo» para darles un toque retro, aunque la luz que emiten es en verde. La legibilidad nocturna es impecable.

Tratamiento con Super-LumiNova del Longines Pilot Majetek

RELOJ CERTIFICADO POR EL COSC

El movimiento del Longines Pilot Majetek procede de la serie L893 (ETA A31.L91), desarrollada específica y exclusivamente para los relojes de la colección Longines Heritage. Longines ha optado por equipar el nuevo Majetek con el calibre automático L893.6 con espiral de silicio para una mayor resistencia a los campos magnéticos. Funciona a 25.200 alternancias a la hora y tiene una reserva de marcha de hasta 72 horas.

Estamos acostumbrados a que el laboratorio COSC certifique el movimiento de los relojes, pero en este caso Longines ha hecho que el reloj completo esté certificado. Eso quiere decir que la certificación se otorga con el movimiento ya ensamblado, lo que es mucho más exigente porque implica que el montaje entero ha de ser muy cuidadoso para no perjudicar la cronometría. Es algo que vamos a ver cada vez más en Longines y que pocas marcas hacen.

Trasera del Longines Pilot Majetek

TRES OPCIONES

El Longines Pilot Majetek se puede adquirir de tres maneras: con la correa marrón que vemos en estas fotos (o una variante en verde), o con una correa NATO verde. En ambos casos, el precio es de 4.000 euros. Hay una versión llamada «Box Edition» que trae la correa marrón, la NATO y una herramienta para poder cambiarla. Y sólo cuesta 100 euros más que la versión de correa sola, así que hay poco espacio para la duda sobre cuál elegir.

Se puede encontrar en los distribuidores autorizados y en la propia web de Longines.com.

El Longines Pilot Majetek, puesto