Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph. Fotos en vivo y precio

Uno de los modelos más atractivos del año

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph
Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph

En un Watches & Wonders que no ha sido particularmente excitante, los modelos presentados por Jaeger-LeCoultre sí que han sobresalido por encima de la media. No es difícil porque son todos variaciones sobre el Reverso, que es un reloj que gusta a todo el mundo. Entre ellos, el que más me ha gustado es el Reverso Tribute Chronograph que, aunque es un modelo nuevo para las nuevas generaciones, tiene su origen en 1996.

EL REVERSO CHRONOGRAPH RÉTROGRADE DE 1996

En 1991 se cumplió el 60 aniversario del Reverso, y la manufactura creó seis Reversos para reproducir las complicaciones clásicas, que unían a su dificultad intrínseca el tener que ubicarse en la delgada caja rectangular del Reverso.En 1996 se presentó el Reverso Chronographe Rétrograde, con una intrincada indicación en el reverso que resolvía el problema de cómo disponer los contadores del cronógrafo dentro de un marco rectangular. 

Jaeger-LeCoultre Reverso Chronograph Retrograde 1996

Como se ve en la publicación, la cara principal tenía fecha y un indicador de puesta en marcha del crono, imagino que con la idea era avisarnos si lo habíamos puesto en marcha inadvertidamente. La cara interna estaba dedicada enteramente al cronógrafo, con un indicador retrógrado de 30 minutos.

El movimiento del Reverso Cronógrafo de 1996, el Calibre 829, no sólo fue el primer movimiento de cronógrafo con forma en una caja rectangular, sino también el primer cronógrafo integrado de cuerda manual desarrollado desde cero en la era posterior al cuarzo, un notable testimonio de la inventiva y la destreza técnica de la Manufactura.

JAEGER-LECOULTRE REVERSO TRIBUTE CHRONOGRAPH

Las dos esferas del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph

La versión presentada este año tiene, en primer lugar, dos metales: acero y oro rosa. Aunque ofrece dos indicaciones horarias y la función de cronógrafo, el reloj mantiene unas medidas contenidas para no perder su elegancia: 49.4 x 29.9 mm x 11,14 mm de altura. A pesar de su altura (que ya querrían algunos relojes de tres agujas y fecha), perfectamente cumple la función de reloj de vestir.

La esfera azul del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph, puesto

La esfera frontal del reloj presenta todas las características de la línea Reverso Tribute, con sus índices de bastón, agujas Dauphine y minutería de ferrocarril. Se ha prescindido de una fecha que descompensaba el diseño clásico de la esfera, pero no tanto como el indicador de puesta en marcha del crono, que hoy sería inadmisible tal como estaba concebido y decorado en 1996.

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de oro

Pero es verdad que estaría bien tener algún tipo de indicador (más discreto) porque, al contrario que en cualquier otro reloj, si accidentalmente se pone en marcha el cronógrafo, sencillamente no te das cuenta hasta que no te ha agotado toda la reserva de marcha.

Perfil del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph

Los pulsadores del cronógrafo son muy discretos y siguen la curva de la caja (recordemos que ni en la caja de este Reverso Tribute Chronograph ni en ningún otro Reverso hay ángulos rectos; son todos curvos).

Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de acero

El tono frío de la caja de acero se complementa con una esfera gris azulada, un color conseguido mediante ALD (Atomic Layer Deposition, Depósito de Capas Atómicas), en el que se depositan capas ultrafinas de óxido de titanio. Por su parte, la versión de oro rosa presenta el clásico contraste con una esfera negra que, a veces, tiende a mostrar tonalidades chocolate, fruto del reflejo de la luz del oro rosa.

La esfera cronógrafo del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de acero

Al dar la vuelta a la caja del Reverso Tribute Chronograph se descubre el mecanismo del cronógrafo. La esfera está totalmente esqueletada, los puentes están decorados con Côtes de Genève para crear unidad visual y las pistas de segundos y minutos del cronógrafo están resaltadas en negro para maximizar la legibilidad.

La esfera cronógrafo del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de oro rosa

Los tornillos azulados hacen juego con el azul de las agujas del cronógrafo, subrayando la integración del movimiento y la decoración. Para aumentar la sensación de profundidad visual, las indicaciones de la segunda indicación horaria -índices de bastón facetados y minutería de ferrocarril- flotan por encima del calibre.

CALIBRE 860

El Reverso Tribute Chronograph está animado por el nuevo Calibre Jaeger-LeCoultre 860, un movimiento cronógrafo de cuerda manual totalmente integrado. No hace falta decir que ha sido totalmente diseñado, producido y ensamblado en la Manufactura, que ya en su momento tuvo que pensar cómo albergar indicaciones circulares de cronometraje de cronógrafo dentro de una caja rectangular, manteniendo al mismo tiempo la claridad y legibilidad esenciales para esta complicación deportiva.

Detalle de la esfera cronógrafo del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph

Además, de acuerdo con el enfoque de Jaeger-LeCoultre sobre la integridad del producto, según el cual un movimiento debe tener una forma acorde con la caja que lo alberga, el propio calibre también debía ser rectangular. El resultado es un diseño de esfera muy distintivo, con un gran segundero de cronógrafo en la parte superior de la esfera complementado por un indicador retrógrado de 30 minutos en un arco en la base de la esfera.

El reverso del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de acero

Con una frecuencia de 28.800 alternancias por hora, el Calibre 860 del Reverso Tribute Chronograph incorpora un cronógrafo de rueda de pilares con embrague horizontal, que se eligió en lugar del más familiar embrague vertical para reducir el grosor total del movimiento. Para indicar las horas y los minutos tanto en la esfera delantera como en la trasera, el movimiento acciona dos juegos de agujas que deben moverse en direcciones opuestas para indicar la hora en el sentido correcto de las agujas del reloj en ambas caras.

En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de oro por el lado del crono

El calibre 860 ofrece una reserva de marcha de 52 horas, incluso teniendo en cuenta la gran necesidad de energía de un cronógrafo retrógrado combinado con dos indicaciones horarias. A pesar de esta complejidad y de tener no menos de 300 componentes, el movimiento rectangular respeta plenamente la filosofía de elegancia de Jaeger-LeCoultre, encajando en una caja muy moderada de hechuras.

Así queda el Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de acero por la cara cronógrafo

Habrá quien prefiera (yo, por ejemplo), la versión de 1996 en el que la cara del cronógrafo no daba la hora. En mi caso es porque hay demasiados elementos a los que atender (el crono, el contador, la hora, el esqueletado…) con lo que la serenidad que transmite la esfera principal se torna en ansiedad al darle la vuelta.

Así queda la esfera crono del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de oro

Aprecio, sin embargo, el esfuerzo técnico de la casa para poder ofrecer siempre la hora, y desde luego no le diría que no a nadie que tenga la intención de regalarme el reloj para celebrar los 10 años de Horas y Minutos. Lo digo por si acaso.

En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de acero

El Jaeger-LeCoultre se entrega con dos correas intercambiables creadas por la argentina Casa Fagliano, que lleva años trabajando con JLC para crear unas excelentes correas. En este caso una es toda de piel y otra (la que vemos aquí) mezcla la piel con tela, más informal. En la versión de oro ambas son negras y en la de acero la tela es azul.

Correa negra y azul del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de acero

El susto viene con el precio, porque el Reverso Tribute Chronograph cuesta 24.200 euros, mientras que la versión de oro tiene un precio de 42.400 euros. Yo lo pagaba si pudiera, esa es la verdad.

Los relojes estarán disponibles en los distribuidores autorizados y en las boutiques de la marca. Por ahora no parece que se pueda comprar en la tienda online de Jaeger-LeCoultre.com.

Así queda la esfera negra del Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph de oro
En la muñeca: Jaeger-LeCoultre Reverso Tribute Chronograph azul