El próximo Apple Watch podría ser independiente del teléfono

 

Apple podría presentar en septiembre la nueva generación de su Apple Watch equipado por primera vez con un módem 4G, lo que permitiría su utilización sin el teléfono.

 

Según Bloomberg en Septiembre Apple podría presentar su nuevo Apple Watch, la tercera versión, con una novedad importante: un chip LTE de Intel que le permitiría conectarse a las redes celulares sin depender del iPhone. Sería la manera de que de verdad el smartwatch fuera un reloj inteligente, no un añadido del móvil. Por supuesto eso podría traducirse en un empuje significativo de ventas del modelo.

Significaría liberar al accesorio de muñeca para que pudiera hacer el sólo cosas que hasta ahora dependen de su hermano mayor.  Compras, descargas de música y aplicaciones o el control de los datos de las actividades físicas se gestionarían desde la muñeca exclusivamente.

Pero mucho más importante aún para Apple que el poder descargarse Despacito directamente en el móvil es la posible certificación de la FDA, la Food and Drug Administration de los Estados Unidos. Este organismo es el que certifica los aparatos que pueden ser usados en el entorno sanitario. Una de las primeros objetivos del Apple Watch era que sirviera para monitorizar el sueño, pero la escasa duración de la batería lo descartó para esta labor desde el inicio.

Apple está investigando un sensor que sirva para controlar los niveles de glucosa, esenciales en el tratamiento de la diabetes, pero hasta que no consiga el sello de la FDA todo lo que haga se considerará “no válido” a efectos sanitarios. Y mientras el reloj dependa del teléfono no parece posible que pueda obtener el certificado.

Pero si el Apple Watch fuera autónomo el camino sería más sencillo. El empujón para el producto sería monumental, porque a ojos del público dejaría de ser un “cacharro” más, de cuyo utilidad ni siquiera muchos fieles seguidores de la marca están convencidos. Ahora tendrían entre las manos (o sobre sus muñecas, mejor dicho) un producto clínico. Eso sería entrar en un universo completamente distinto.

Hay un problema que todavía no está resuelto: la duración de la batería. Pero si Apple resuelve el problema, o lo mejora significativamente, sería un enorme paso adelante. Recordemos que Apple nunca ha dicho cuántos Apple Watch lleva vendidos. Es con el único producto estrella con el que no lo dice, lo que significa que probablemente no lo ha vendido en las cantidades que le hubiera gustado. A cambio, ya le gustaría a muchas casas relojeras tradicionales vender tantos relojes como Apple (aunque fueran de cuarzo).

Septiembre es el mes reservado por Apple para la presentación de productos. Si finalmente se presenta este nuevo Apple Watch  la campaña de navidad puede ser especialmente interesante para la casa de Cupertino. Si llega a tiempo, cosa que últimamente no ha hecho. Estaremos atentos.

Todas las fotos del artículo son de Unsplash.com