Archivo de la etiqueta: relojes de cuarzo



En la muñeca: Tissot T-Race Cycling La Vuelta 2017

 

El próximo 19 de agosto arranca una nueva edición de La Vuelta en Nîmes y, un año más, Tissot es su cronometrador oficial. Y, también un año más, lanza una reloj que celebra el acontecimiento deportivo. Es el Tissot T-Race Cycling La Vuelta 2017.

 

Tissot lleva más de 50 años colaborando con el mundo del ciclismo. Es algo que cuadra con su historia de cronometrador deportivo y que el mundo del ciclismo agradece. Sin embargo esa larga historia juntos no tendría demasiado recorrido comercial si Tissot no estuviera presente en las competiciones más significativas, y las dos más importantes son sin duda el Tour de Francia y la Vuelta Ciclista a España. En ambas está presente la marca.

Y no sólo es un patrocinador, de los que pagan un dinero para poner el nombre en (o cerca de) la línea de meta. Es que es el cronometrador oficial, que lleva de suyo una responsabilidad enorme al alcance de pocas marcas. Podríamos decir que Tissot no sólo está, sino que es la carrera. Es tan importante la cronometría que en el Tour de este año el corredor español Mikel Landa no se subió al podio en el tercer puesto por un segundo. ¡Todo un mundo de diferencia!

Tissot celebra esta unión con relojes conmemorativos, pero a la vez atemporales. El año pasado vimos el T-Race Touch La Vuelta 2016pero para este año Tissot vuelve a un reloj cronógrafo analógico tradicional, el Tissot T-Race Cycling La Vuelta 2017. El reloj está construido en acero 316L (el llamado “quirúrgico” por ser hipoalergénico), pero con un recubrimiento de PVD gris oscuro y negro para hacerlo más resistente. Por encima se asienta un bisel fijo de aluminio, pero entre éste y la carrura se añadido un disco de fibra de carbono para darle un toque más deportivo. Y recordemos que la fibra de carbono también se usa en la fabricación de las bicicletas.

El Tissot T-Race Cycling La Vuelta 2017 tiene 44,5 mm de diámetro, pero 11,6 de altura, así que se lleva bien. Y la hermeticidad está garantizada hasta los 100 metros, lo que significa que también te vale si practicas triatlón… o si vas a la piscina del barrio. Los pulsadores del cronógrafo tienen una forma ergonómica que recuerda a los frenos de la bicicleta, y son agradables al tacto. Flanquean una corona  grande y fácil de usar.

En la esfera prima la legibilidad, ayudada por unos índices aplicados que caen sobre el dial desde una minutería elevada, de manera que el conjunto gana en profundidad. Las manecillas son las del T-Race de Jorge Lorenzo, pero esqueletadas en la base para darles más aire. Tanto los índices como las manecillas están impregnados de tinta fosforescente azul.

El cuarzo que utiliza el Tissot T-Race Cycling La Vuelta 2017 es un Precidrive, el cuarzo más avanzado de Swatch hasta que apareció el Longines V.H.P. (cuya presentación cubrimos extensamente aquí). Para tener una idea más clara de lo que significa tener un cuarzo Precidrive lo mejor es ver este artículo sobre los Certina DS Podium Chronograph. Pero como resumen diré que es un crono con contador de décima de segundo y función Add (es decir, al apretar con el pulsador a las 4 la trotadora para y cuando se vuelve a pulsar va hasta donde debería estar de haber seguido corriendo). Por supuesto el cuarzo no se ve. Está escondido tras un fondo conmemorativo de la Vuelta con un dibujo del plato de marchas de una bicicleta.

El reloj se ata a la muñeca con una correa de silicona elástica y muy suave que hace que sea un gusto llevarla. Está bien hecha y la combinación de negro y rojo le queda muy bien. Por otra parte, el que el dibujo conmemorativo esté en el reverso libera al reloj de la sumisión a la competición y al año, pudiéndose llevar en cualquier momento. A ello también contribuye el precio, porque el Tissot T-Race Cycling La Vuelta 2017 cuesta 485 euros. Más información en Tissot.es.

 

 

 



Nuevo Seiko Premier Novak Djokovic Special Edition

 

Seiko lanza una nueva edición limitada con su embajador más especial: la nueva Seiko Premier Novak Djokovic Special Edition, un reloj de vestir con la mejor tecnología (y precio) de Seiko.

 

Nole en el proceso de elección de los modelos finales

El Seiko Premier Novak Djokovic Special Edition es el último resultado de la pasión de Seiko por el deporte. Durante medio siglo Seiko ha estado al frente del mundo de la competición, cronometrando numerosos acontecimientos deportivos internacionales. Y no pequeños: seis Juegos Olímpicos, cuatro Mundiales de Fútbol y doce campeonatos del mundo de Atletismo. Por tanto resulta natural su alianza con atletas, particularmente uno tan notorio como Novak Djokovic.

Durante los cuatro años de colaboración con Djokovic Seiko ha creado varios relojes que asocia a diversos aspectos de la vida del tenista, entre los que destacan el Seiko Astron Solar con GPS. Este año Seiko presenta el Seiko Premier Novak Djokovic Special Edition, que incluye el su calibre Kinetic Perpetual y que tiene dos versiones, la SNP145 y la SNP146. Los relojes están diseñados para que Nole los pueda llevar en las ocasiones más formales, y se lanzará en Septiembre.

La línea Premier de Seiko apunta a los relojes de vestir, pero con unos toques en su diseño más atrevidos, y con numerosas funciones. Sin embargo, a petición de Novak, Seiko ha añadido elementos de diseño deportivo para que los relojes resultantes sean muy de él.

La combinación de una caja con tonos de oro rosa y esfera negra para el Seiko Premier Novak Djokovic Special Edition SNP146 añade dinamismo al diseño clásico. Eso mismo busca la correa, que mezcla tradición y deportividad mediante un híbrido de silicona y piel. Esta mezcla hace que el reloj sea elegante y a la vez muy cómodo de llevar.

La otra versión es de acero con un recubrimiento duro en negro. Ambas tienen un diámetro de 42,9 mm y una altura de 12,3 mm. La esfera tiene un patrón de decoración rayado horizontal que recuerda el de una cancha de tenis. La corona tiene grabada una D y el fondo presenta la firma del tenista.

Los dos Seiko Premier Novak Djokovic Special Edition se mueven gracias al calibre 7D56. Este movimiento combina la belleza de un calendario perpetuo clásico -que no necesita corrección hasta el 28 de febrero de 2100- con las ventajas del desarrollo Kinetic. El Kinetic se recarga con el movimiento del cuerpo y con la exactitud de cuarzo. Además es autónomo durante 4 años sin necesitar recarga.

Esto es así porque cuando el reloj no se usa entra en “modo sueño” y recuerda la fecha y la hora durante 4 años. Cuando vuelve a la muñeca él solo se pone en hora y fecha. Tiene indicadores de 24 horas, de mes y de año bisiesto. Su exactitud es de +/- 15 segundos al mes. La hermeticidad está garantizada hasta los 100 metros.

Como he dicho los Seiko Premier Novak Djokovic Special Edition llegará en septiembre, y tendrán un precio de 870 euros para la versión de caja negra y de 960 euros la versión con recubrimiento de oro rosa. Más información en Seiko.es.

 

 



Swatch X You te permite crear tu propio Swatch

 

Swatch ha lanzado un nuevo producto, Swatch X You, que permite configurar un reloj Swatch eligiendo cada parte del reloj a tu propio gusto para que sea absolutamente personal.

 

La primera colección de Swatch apareció el 1 de marzo de 1983 en Zurich y cambió la historia de la relojería, escribiendo un nuevo capítulo de enormes repercusiones. No sólo por los relojes Swatch, sino porque su éxito dotó de recursos a Nicolas Hayek para consolidar el grupo de empresas que hoy conocemos como “Grupo Swatch”.

La fuerza motriz de Hayek, como buen ingeniero, fue siempre la innovación, y eso fueron los relojes Swatch. Tanto estructuralmente (sus infinitas versiones son el origen del “reloj de moda”) como de marketing: recordemos, por ejemplo, que fue Swatch quien puso de moda ponerse el reloj en la derecha. Swatch X You es otro paso más de la casa en su apuesta por innovar.

Aunque las versiones de los Swatch no tienen fin y cambian continuamente, no hay nada que dé más satisfacción que crear tu propio producto, hacerlo sea único. Que nunca te lo puedas enocontrar en otra muñeca que no sea la tuya. Con Swatch X You el futuro propietario puede elegir la caja (con la esfera ya incluida), cada correa, la trabilla y diversos accesorios. El proceso está explicado en el vídeo promocional.

Una vez que se entra en la página se debe elegir el tamaño de caja (34 ó 41 mm) y a partir de ahí sólo queda juguetear. Como el configurador te ofrece una visión de frente, de lado y desde atrás y -sobre todo- un visor de 360 grados, te puedes hacer una idea exacta de cómo va a quedar tu próximo reloj.

Lo bueno del Swatch X You es que los precios no varían, de manera que un reloj de 34 mm -sin accesorios- cuesta 55 euros. En el tamaño de 41 milímetros el reloj base (es decir, caja, correas y trabilla) cuesta 75 euros. Y además el envío es gratuito. Fácil, barato y personal. Sería estupendo verlo en más marcas del grupo. Más diversión en Swatch.es.



Breitling Aerospace Evo Night Mission Iberia Special Edition 90 Aniversario

 

Breitling ha participado en el 90 aniversario de la aerolínea española. Una colaboración muy especial que refuerza el vínculo de la firma de alta relojería suiza con la aviación de élite, para la que ha creado la edición limitada Breitling Aerospace Evo Night Mission Iberia Special Edition.

 

El domingo 25 de junio Iberia celebró su 90 aniversario en el Aeródromo de Cuatro Vientos. Un evento especial en el que los asistentes pudieron sumergirse en el universo de la aeronáutica gracias a las exhibiciones aéreas de la Patrulla Águila así como una serie de actividades y la exposición de las aeronaves más representativas de la historia de la aviación española de la Fundación Infante de Orleans (FIO).

Breitling, socio de excepción en el mundo de la aeronáutica, quiso participar de una manera muy especial en esta cita tan señalada.  Los invitados vivieron una auténtica experiencia Breitling en el espectacular lounge instalado en el aeródromo, donde se exhibieron una exclusiva selección de cronógrafos con las mejores prestaciones para entusiastas de la aviación y grandes iconos de la firma. Entre ellos, el Navitimer 01 Patrulla Águila Edición Limitada, el Avenger Hurricane, el cronógrafo conectado Exospace B55 se expusieron junto al nuevo Aerospace Evo Night Mission Iberia Special Edition, una edición especial que conmemora el aniversario de la aerolínea.

El Aerospace Evo Night Mission Iberia Special Edition es, como se puede imaginar, una variante del ya conocido modelo de Breitling. Dentro se halla el calibre Breitling 79, un movimiento SuperQuartz (así lo llama la marca) con cuarzo termocompensado, indicación analógica y digital LCD de 12 y 24 horas, retroiluminación de las pantallas electrónicas compatible con las gafas de iluminación noctura e indicador de consumo de pila.

El cronógrafo indica la centésima de segundo y puede marcar tiempos de una duración de hasta 48 horas. El calendario tiene el día y la fecha programados para 4 años. Añade además cuenta atrás, 20 husos horarios, alarma/despertador y repetición de minutos. Todas las funciones se manejan de manera intuitiva con la corona.

La caja de titanio tiene un recubrimiento de carbono para hacerla más resistente. Presenta un diámetro de 43 mm pero sólo 10,80 de alto, lo que lo hace muy ponible. Como siempre el bisel integra cuatro índices móviles que mejoran el agarre y protegen el cristal de zafiro. Por último, el Breitling Aerospace Evo Night Mission Iberia Special Edition se lanza con la excelente correa Military a juego con la caja. El reloj se vende exclusivamente en las boutiques de la marca en Madrid (Calle Serrano 86 y Corte Inglés de Castellana). Más información en Breitling.es.



Calidad y precio con los Tissot Chrono XL: modelos y precios

Sacar la cabeza en el mundo de los relojes de cuarzo es muy difícil. La oferta es tan grande, abarca tantos estilos, que las propuestas deben ser muy buenas como para que el cliente potencial les preste atención. Eso es lo que ocurre con los nuevos Tissot Chrono XL, una de las apuestas fuertes de la casa para esta temporada.

 

Los cronos son la complicación más usada en los relojes de cuarzo (después de la fecha, claro), pero en el caso de Tissot es que además tiene razón histórica, dada la conexión de la marca con distintas disciplinas deportivas. Empezó a patrocinar coches de carreras en 1974. En los 90 aumentó su actividad deportiva, empezando con los campeonatos mundiales de ciclismo y hockey sobre hielo. La Federación Internacional de Esgrima, La Federación Internacional de Baloncesto, la NBA, el campeonato de SupeBikes… todos (y muchos más) han estado o están ligados a las labores de cronometraje de la marca.

En Horas y Minutos hemos visto, por ejemplo, el reloj de Jorge Lorenzo o el de la Vuelta Ciclista a España. De ahí que los Tissot Chrono XL sean herederos naturales de la historia de la casa.

Los Tissot Chrono XL toman la esencia de los relojes vintage de inspiración militar -grandes numerales, manecillas terminadas en punta- para reafirmar su masculinidad al máximo. Y lo hace negando la tendencia actual de reducir los tamaños de las cajas, ya que todos los modelos tienen 45 mm de diámetro. Además los biseles son proporcionalmente pequeños, por lo que las esferas, que de por sí son grandes, lo parecen aún más.

Peo además, como decía, la casa ha conjugado la medida de tiempos cortos con la estética de los relojes vintage, lo que incrementa enormemente su atractivo. Y si encima le añades colores bien elegidos, sin duda la colección va a tener éxito. Como las esferas son grandes todos los datos tienen un tamaño perfectamente legible, un requisito imprescindible tanto en un reloj deportivo como en uno de inspiración militar. Además de una esfera verde, que no pude fotografiar en Baselworld 2017, hay una negra con numerales blancos, negra con numerales amarillos y por último una azul, seguramente la que mejor compensa el aspecto deportivo con el de reloj urbano. Además la caja es hermética hasta 100 metros.

Las cajas son de acero quirúrgico 316L recubierto de PVD gris o negro, para aguantar mejor el trajín de todos los días (y durante muchos días). Las manecillas están recubiertas de material fosforescente y, como tienen una proporción de tamaño entre la de horas y la de minutos, la lectura es instantánea.

Por último, los Tissot Chrono XL  se ofrecen con correas de piel, que acentúan su aspecto de reloj de estilo retro, y con brazalete de acero. Tienen un precio de 330 euros, y a partir de junio estarán disponibles en la e-boutique de la casa y en los comercios del ramo. Más información en Tissot.es.

 



Longines Conquest 1/100th Roland Garros: Fotos en vivo y precios

 

Ya ha comenzado Roland Garros y Longines es, un año más, el cronometrador del torneo en tierra más importante del circuito. El Longines Conquest 1/100th Roland Garros es el reloj que celebra el torneo y merece la pena revisar qué nos ofrece.

 

Dentro de Longines la colección deportiva es una de las más apreciadas. Los modelos Conquest (y más aún los Hydroconquest) son reverenciados como modelos de gran calidad a un precio excelente. Como Longines tiene una presencia más que notable en el deporte (la última muestra que hemos tenido ha sido el Longines Global Champions Tour que narramos en este artículo) ha tomado el nombre Conquest para crear un cronógrafo que se adapte a las distintas disciplinas que patrocina. Todos comparten las mismas características, con la única variación visible en la esfera.

El Longines Conquest 1/100th Roland Garros tiene una caja de acero de 41 mm de diámetro, sólida,  con mucha presencia y además con un peso notable, sorprendente en un reloj de cuarzo pero que sin embargo reafirma la sensación de “buen reloj”. La carrura y las asas se han satinado para ayudar a sobrellevar mejor el trajín diario, en contraste con el bisel, alto y poderoso, y el conjunto de corona y pulsadores del cronógrafo.

Hay que detenerse un momento en ese tándem corona/pulsadores porque cómo resuelto. Los pulsadores -que tienen la función clásica de puesta en marcha/paro y puesta a cero a las 2 y a las 4 respectivamente- se integran de manera suave con los protectores de corona y menguan elegantemente hasta casi fundirse con la caja. La corona por su parte aporta al conjunto la elegancia de su acanalado. Además el diseño resultante recuerda al logotipo alado de Longines, que aparece en relieve sobre la corona.

La esfera está decorada con un fondo gris antracita en rayos de sol, sobre el que se disponen tres subesferas y acentos naranjas. Recordemos que el Longines Conquest 1/100th Roland Garros vio la luz en 2015, que fue un año con muchos modelos en los que el naranja era el color dominante (sí, los relojes también pasan por modas). Pero en este caso tiene sentido porque recuerda el color de la arcilla sobre la que se juega el torneo. Esa fecha de lanzamiento es también el motivo por el que la forma de la corona y los pulsadores no es como la nueva que vimos en el VHP que presentamos aquí.

La visibilidad es impecable: las manecillas de bastón tiene un buen tamaño y además están recubiertas de SuperLuminova, al igual que los índices aplicados. Las subesferas tienen una base gris plata que resalta perfectamente sobre el antracita de la base, y están decoradas con un guilloché circular que contrasta con los rayos de sol. Y además las esferas tienen un bisel propio que alterna el naranja con con el negro: imposible perderse un dato. Curiosamente lo que peor se lee es el indicación 1/100, que queda difuminada sobre la esfera. Habría quedado mejor en gris, o quizá mejor aún con esa misma leyenda pero en pequeño y sobre una de las esferas.

La referencia está ahí porque el reloj es capaz de indicar la centésima de segundo, gracias a un movimiento que Longines encargó a ETA con esa capacidad. El calibre contiene un microcontrolador con memoria flash integrada que le permite, además de la medida centesimal, puestas a cero instantáneas. Por supuesto el movimiento no se ve (ni falta que hace, siendo un cuarzo) porque está tapado con un fondo roscado con la inscripción relativa a Roland Garros. Esta es la única referencia al torneo, lo que permite que el reloj se pueda llevar como un reloj normal, no como un homenaje. La tapa y la corona roscada permite al reloj ser hermético hasta 300 metros, nada menos.

La aguja de la centésima de segundo no se mueve cuando se pone en marcha el cronógrafo; si lo hiciera el consumo de la pila sería enorme porque la esfera giraría a toda velocidad. Lo que ocurre es que al poner en marcha el cronógrafo la memoria flash comienza a trabajar y, cuando se para, mueve automáticamente la aguja naranja para señalar la centésima, marcada en el bisel inclinado que rodea la esfera. Por supuesto, también con acentos naranjas.

El Longines Conquest 1/100th Roland Garros es vistoso y a la vez elegante en la muñeca, a la que se ata con un brazalete con la clásica combinación satinado en los eslabones exteriores y pulido en el interior. Como decía al principio es difícil no darse cuenta de que te has dejado el reloj sobre la mesilla de noche porque tiene un peso significativo (más que el de un Omega Speedmaster Moonwatch original, por dar una referencia conocida).

Sin embargo el reloj es muy cómodo de llevar, gracias a sus medidas contenidas y unas asas con la curvatura adecuada. Además, aunque el bisel es grande, la altura general del reloj es lo suficientemente moderada para que el reloj pueda llevarse a diario, si ese es el deseo de su dueño (que lo será).

En definitiva el Longines Conquest 1/100th Roland Garros es un excelente reloj si se quiere una pieza deportiva con unas formas discretas que le permitan alternar en ambientes variados. Tiene un precio de 1.400 euros, y este año Longines ha lanzado una versión femenina de 36 mm de diámetro. Tiene la misma presencia que la versión masculina, pero sin la medida de la centésima de segundo y con un precio de 1.200 euros. Más información en Longines.es.

 

 



Dos ediciones limitadas de Mr. Jones Watches: The Last Bloom y Vanishing Point

 

Mr. Jones Watches ha lanzado dos nuevos relojes. En realidad son una reinterpretación de su reloj calavera de la mano del  peculiar artista británico Edward Mohaghan, que ha aportado su peculiar cosmogonía a la esfera.

 

Edward Carvalho-Monaghan se graduó en 2014 en Arte y Diseño en la Central St. Martins School. Desde entonces ha trabajado para una panoplia de clientes diferentes, desde Hermès a The Guardian o el New York times. Crea narrativas complejas con líneas simples que cobran sentido cuanto más las miras. Conviene ver su página web para comprender mejor lo que digo. No es de extrañar, por tanto, que Mr. Jones Watches haya querido trabajar con él.

THE VANISHING POINT

Bloques y formas con su punto de fuga en el centro de la esfera que, vista de lejos, forma una esfera. Según te acercas desaparece la figura y se convierte en un conjunto de líneas rectas y curvas. El efecto abstracto aumenta por la mezcla de materiales metálicos y en espejo, que sólo se ven cuando les da la luz.

Edward lo define como “una descarga de bloques corriendo hacia un destino sin final. Cuando se ve desde diferentes perspectivas la calavera se hace visible, recordándonos que cualquier reflexión sobre el infinito al final chocará con nuestra propia mortalidad”.  A mí me recuerda mucho a la Galatea de las Esferas y otras obras del mismo estilo de Salvador Dalí

Cuando presentamos en vídeo los modelos de Mr. Jones Watches (aquí), ya expliqué cómo se lee la hora en estos relojes, pero básicamente se resume en: las horas se leen en la fila de dientes  superiores y los minutos en los inferiores.

THE LAST BLOOM

Si esta versión te trae a la cabeza los relojes relacionados con El Día de los Muertos mejicano, estás en los cierto. Esa es la inspiración, y de ahí el nombre del reloj (El Último Florecer). En palabras del autor “The Last Bloom nos recuerda que la vida y la muerte son inextricables compañeros de cama y no necesitamos trabajar en la oscuridad, sino saborear la belleza de la transitoriedad de la naturaleza”. Qué profundidad detrás de un diseño aparentemente ligero, ¿verdad?

Ambos relojes tienen las mismas características de prácticamente todos los de Mr. Jones Watches: un diámetro de 37 mm con un largo (de asa a asa) de 48 mm. Las dos cajas son de acero 316L, pero la del Vanishing Point está recubierta de PVD negro. Ambos incluyen un movimiento mecánico Seagull ST 1721, con hora saltante.

Pero sobre todo los dos relojes llevan un brazalete milanesa muy bien hecho. Da gusto llevarlo puesto. Los dos relojes son una edición limitada a 100 unidades, tal como consta en la trasera de los mismos. De hecho el texto es del tipo “X de 100”, algo que no se ve nunca en relojes de este nivel. A pesar del movimiento Seagull, cada reloj está construido y pintado en Londres, a mano. Los dos tienen un precio de  195 libras. Al cambio, el precio se queda en 223 euros (a día de hoy). No está nada mal para un reloj mecánico tan singular (y en edición limitada). Más información en Mr.JonesWatches.com

Edward Monaghan con sus relojes

 



Las exportaciones de relojes suizos crecen por primera vez desde 2015

 

Las exportaciones de relojes suizos en marzo crecieron por primera vez en 21 meses, poniendo fin -al menos temporal- al declive de ventas de la industria.

 

Nada menos que un 7,5%. Eso es lo que subieron las exportaciones de relojes suizos en marzo, hasta los 1.600 millones de francos suizos. Eso son casi 1.500 millones de euros con el cambio de hoy. El resultado se benefició también de las dos jornadas laborales extra, sin las cuales el resultado hubiera caído un 2,6%.

El aumento de la demanda de relojes de Rolex, Omega y Cartier dieron un impulso a la economía helvética, para la que las exportaciones de relojes supone aproximadamente un 10% del total. La tendencia en Asia parece haber invertido su curva: Hong Kong tuvo un crecimiento sobre el año pasado de un 18,1%, poniendo fin -por ahora- a las vertiginosas caídas de los últimos 25 meses.

En Estados Unidos el crecimiento fue del 15,6%, aunque su tendencia a medio plazo es claramente negativa. Aunque las exportaciones de relojes suizos a Japón creció un 8,3%, el país sigue la misma tendencia negativa que E.E.U.U. También aumentó el turismo chino en Europa, mientras que el consumo interno creció nada menos que un 37,7%.

En Europa el Reino Unido sigue siendo el motor del lujo, con un crecimiento del 6,4%. A ello contribuye por un lado la debilidad de la libra, que hace más atractiva si cabe la capital británica. Pero también los atentados en Francia, que desvían a los turistas hacia Londres.

Aunque los metales preciosos siguieron su caída en marzo, otras categorías tuvieron un crecimiento notable: el acero subió un 12,5% y los bimetales un 15,1%, mientras que los otros materiales pegaron un salto del 49% positivo.

Las exportaciones de relojes suizos entre 200 y 500 francos (precio de exportación) crecieron por encima del 20%. Los productos por debajo de los 200 francos disminuyeron levemente su valor (-2%), pero con mayores volúmenes (+6,2%). Los relojes por encima de los 500 francos aumentaron acordes con el crecimiento general.

Las acciones del Grupo Swatch y de Richemont se han disparado esta semana, a la espera de nuevos datos de exportación. En concreto las acciones del Grupo Swatch casi llegan a los 400 francos suizos. Es la primera vez desde mediados del 2015. Esperemos que la tendencia se mantenga y podamos hablar de una mejora generalizada y, por encima de todo, continuada.

Foto de Katarzyna Kos

 



Los relojes de Mr Jones Watches, con vídeo y precios

 

Yo no suelo hablar de los llamados “relojes de moda”, pero los de Mr. Jones me han encantado. El segmento de relojes de moda tiene una oferta infinita en la que destacar cuesta mucho, y eso es precisamente lo que ha conseguido Mr. Jones con sus relojes.  Mr. Jones es una empresa  londinense que surgió con la idea de que, ya que tenemos móviles donde mirar la hora exacta, los relojes pueden ofrecer algo distinto. Y lo hacen: esferas con diseños diferentes a los que estamos acostumbrados, buenos acabados, detalles cuidados y precios muy asequibles.

Todos los relojes de Mr Jones Watches tienen la misma caja de acero quirúrgico y asas integradas. La empresa es muy abierta sobre el origen de sus relojes: “diseñado en Londres y fabricado en China”. Hay siempre un terror mítico sobre la calidad de las cosas fabricadas en China. Y no hay por qué: depende del control de calidad al que estén sometidos. El iPhone está fabricado en China pero -salvo baches anecdóticos- su calidad es intachable. En el caso de los relojes de Mr Jones la calidad es bastante mejor de lo que cabría esperar. La fabricación en China se alterna con la producción en Londres, ya que la empresa tiene un pequeño equipo que lleva a cabo los relojes de edición especial y unos cuantos de la colección estándar. Son estos de aquí.

Los relojes miden 37 mm de diámetro por 46 de largo, por lo que son piezas que están en el límite de ser pequeñas. Si en el futuro hubiera también de 39 ó 40 milímetros serían ideales, pero entiendo que cuando estás haciendo relojes tan baratos, que no superan los 200 euros, tienes que amortizar bien la maquinaria antes de cambiarla.

Pero los diseños son tan buenos que no importa mucho. El más discreto de ellos -y sin embargo llamativo- es el The Accurate, con el famoso tema del Memento Mori (recuerda que vas a morir). La manecilla de las horas forma la palabra remember y la de los minutos you will die. Además cuando miras la hora te ves a ti mismo, porque la esfera es un espejo. En realidad la idea es que, sabiendo que de esta no salimos vivos, lo que deberíamos hacer es disfrutar de cada día. O, como habitualmente se dice también en latín, Carpe Diem.

Otro ejemplo de cómo Mr. Jones se aparta de los diseños tradicionales es el reloj Sun and Moon. Al igual que podemos encontrar en relojes antiguos, los cuerpos celestiales indican el paso del día y de la noche. La ventana está dividida en 12 unidades que van de las 6 de la mañana a las 6 de la noche, que son señalados por el Sol y la Luna.

Por su parte, la manecilla central indica los minutos.  En el Sun and Moon se han añadido además elementos de paisaje. Durante el día se ven pájaros o caballos y por la noche animales relacionados con la oscuridad como el gato o la lechuza. El reloj es francamente bonito, el diseño es delicado sin ser cursi y es mi favorito sin duda.

Pero además Mr. Jones también ofrece relojes mecánicos a los mismos precios asequibles. Uno de ellos es The Green Man, El Hombre Verde, el motivo escultórico tan común desde finales del Imperio Romano  y que presenta una cara rodeada o de la que nacen hojas. En este caso Mr Jones ha usado las imágenes creadas por el artista victoriano William Morris.

El reloj utiliza un movimiento Seagull ST 1721  mecánico que integra una hora saltante. De verdad que a veces te preguntas por los precios de la industria relojera. los Seagull no son precisamente los calibres mejores del mundo, ni los mejor acabados. Pero que puedan ofrecer una complicación como la hora saltante en este nivel de precios es llamativo. Es lo que tiene fabricar millones de piezas al año. La hora aparece en los dientes superiores, mientras que en los inferiores  se muestran los minutos agrupados de cinco en cinco. Todo ello en una caja terminada en PVD negro para ofrecer mejor contraste con la esfera. Se mueve a 3 hercios y tiene una reserva de marcha de 42 horas. En efecto la hora es difícil de leer, pero ya hemos dicho que ese no es el principio que rige Mr Jones.

Por último el reloj The King, otro de los éxitos de la casa y que tiene una versión femenina, The Queen. Utiliza el mismo movimiento de hora saltante, que en este caso aparece en el corazón del rey. Pero para mostrar la hora emplea cartas.

El as es la hora en punto, el 10 de tréboles negro indica los diez minutos, un as y un dos los veinte minutos. Tres dieces indican la media hora, mostrando ladeldiez de corazones rojo para no confundirlo con la carta que indica los diez minutos. Un as y un cuatro indica menos veinte -o sea, 40 minutos transcurridos- y un as y un cinco, menos diez.

Los relojes de Mr Jones quedan muy bien en la muñeca, aunque como ya he dicho caen del lado pequeño. Eso tiene la ventaja de que los hace atractivos también a mujeres, y eso que la marca tiene incluso un tamaño más pequeño aún. Y debido al tamaño de la caja la correa es también estrecha, de tan solo 18 milímetros. Pero para mí son defectos menores si lo comparamos con lo mucho que ofrecen.

Aunque la forma de las cajas es siempre la misma, hay que agradecer el que la casa se preocupe de que haya variedad. Así podemos encontrar cajas cepilladas, pulidas a espejo o recubiertas de PVD.

Por último los relojes vienen muy bien presentados, con una caja de cartón mucho más elegante que las habituales de plástico. Una cinta identifica el reloj para darle un toque menos industrial, y las instrucciones son del mismo tamaño de la caja. Nada que ver con lo que se suele encontrar en el mercado. El envoltorio las hace perfectas para regalar.

Los relojes de Mr. Jones se venden a través de la web de la propia marca. Los precios están empiezan en las 145 libras y, salvo algunas ediciones especiales, no superan las 200 libras. Eso quiere decir que puedes tener un reloj con un diseño muy especial por un precio inferior a 200 euros, e incluso uno mecánico por menos de 250 euros. No se puede pedir más. Más información en MrJonesWatches.com.



Nuevo Longines Conquest V.H.P.: Very High Precision Quartz. Fotos en vivo y precios

 

Esto sí que ha sido una sorpresa: en medio de las continuas discusiones sobre cómo y hacia dónde deben dirigirse los esfuerzos de la relojería tradicional para afrontar los difíciles momentos actuales, una de las casas más tradicionales, Longines, nos convocó para presentarnos nuevos modelos con un nuevo calibre ¡de cuarzo! Los nuevos Conquest V. H. P. que vamos a disfrutar a continuación

 

El Observatorio de Neuchâtel, conocido por aparecer en la trasera de muchos Omegas

Más aún, el interés de Longines en singularizar el lanzamiento era tal que no ha querido esperar a Baselworld 2017, y eso qué está a la vuelta de la esquina. Creo por tanto que los Conquest V. H. P., o por mejor decir el calibre, va a tener un rol muy importante en la futura estrategia de la empresa. La historia de Longines con el cuarzo es larga y fructífera, así que es bueno repasarla para saber cómo hemos llegado hasta aquí.

El Chronocinérgies de 1954 fue un instrumento pionero, capaz de crear una película a base de fotogramas tomados en una sucesión de una centésima de segundo, algo fundamental en la línea de meta. Estaba regulado por el primer calibre de cuarzo de ETA, que tras su aparición comenzó a lograr récords de precisión sancionados por el Observatorio de Neuchâtel. De ahí que la presentación de los nuevos relojes tuviera lugar en ese Observatorio, que por cierto es una auténtica belleza.

Longines Ultra-Quartz, 1969

El calibre Ultra-Quartz

El Longines Conquest VHP de 1984

La versión de 1996 del VHP

En 1969 Longines lanzó el Ultra-Quartz (llamado en su momento “El primer Reloj Cibernético del Mundo”, aunque fue también el último), que fue el primer modelo creado con la idea de la producción en masa. En 1984 sin embargo se produce el gran salto, porque fue ese año que la entonces manufactura presentó el  276 VHP (Very High Precision). El movimiento pasó de inmediato a regular la vida de los Conquest, así que es lógico que sea esa familia la que se beneficie ahora de la nueva versión. Y lo hace con dos modelos diferentes (un tres agujas y un cronógrafo) y sendos tamaños.

Los relojes de cuarzo son un producto complicado para las empresas relojeras: son generalmente más fáciles de fabricar y más fáciles y más baratos de mantener (en su mayor parte el usuario sólo necesita cambiar la pila cada par de años más o menos), y además pueden ofrecer complicaciones a un precio que los relojes mecánicos no pueden ni soñar. A cambio no son sino “relojes de pila”, con escasa o nula diferenciación para el común de los mortales, y prácticamente un tabú para los más puristas aficionados a la relojería. Así que, cuando una compañía con tradición relojera se embarca en la producción de movimientos de cuarzo, necesita algo que las diferencie en ese proceloso océano compuesto de decenas de miles de relojes de cuarzo baratos. La alta precisión es sin duda una característica que puede atraer a esos compradores que quieran pagar más por un reloj mejor construido y con mejor desempeño.

Y eso es lo que ofrecen los nuevos Longines Conquest V.H.P.: tienen una precisión de + 5 segundos al año. Y aquí conviene recordar que para que un cuarzo obtenga el certificado COSC de cronometría no debe superar los + 0,07 segundos al día, lo que se traduce en + 25,55 segundos al año. Por tanto el nuevo calibre L288.2 (tres agujas) y el L289.2 (cronógrafo) claramente mejoran las prestaciones de los calibres de cuarzo certificados. Me vienen a la cabeza los Bulova (que puedes ver aquí y aquí), el Breitling Exospace B55 (aquí) o incluso el calibre ETA Precidrive (en estos Certinas). Son todos excelentes cuarzos, pero con una precisión de + 10 segundos al año. Es decir, el doble que los de los nuevos Conquest.

Pero ¿era necesario ir tan lejos con la precisión? ¿Había una demanda del mercado de algo así? El origen de los Conquest VHP se remonta a 2015 y el advenimiento de los smart watch, que puso a Longines a pensar cómo confrontar esta nuevo competidor. Y llegaron a la conclusión de que tenían que hacer lo que mejor sabían hacer, que son relojes tradicionales. Pero dado que algo tan tradicional y tan suizo como la bandera de la precisión ha sido arrebatada y ahora ondea como propia en el reino del smart watch (y antes en el de los móviles inteligentes), Longines decidió que iban a ofrecer el reloj no conectado más preciso del mundo. Ocurre que por aquel entonces ETA ya había estado jugueteando con la misma idea, así que se sentaron a hablar no sólo de precisión, sino de cuántas cosas más debía ofrecer el nuevo reloj.

Y desde luego el Conquest V.H.P. viene con algunas funciones ingeniosas y, sobre todo, muy útiles. En primer lugar el Sistema GPD, o Gear Position Detection (Detección de la Posición de Engranajes). Ocurre que el calibre está constantemente recordando la posición de las manecillas de manera que, cuando el reloj sufre un choque o un golpe (la habitual caída de un metro desde la muñeca), es capaz de volver a colocar las manecillas en la hora, minuto y segundo correcto. Además tiene dos sensores de magnetismo incrustados en la parte superior del movimiento, de manera que si detectan que el reloj ha entrado en un campo magnético inmediatamente para las agujas y, cuando ha pasado el peligro, las vuelve a poner en la hora y segundo que les corresponda.

En la siguiente página, más funciones, más fotos y los precios.



Nueva edición del Seiko de Steve Jobs, en dos versiones

Hubo un tiempo en que el fundador de Apple llevaba relojes, y el más famoso de todos es el que se ha dado en llamar Seiko de Steve Jobs, sobre todo por una famosa y cándida sesión de fotos en su casa. Ahora Seiko reedita el reloj en dos versiones que afortunadamente tienen un precio acorde con el reloj que es.

 

El que vemos en esta foto es el reloj original de Steve Jobs que, por el estado en que está la correa, es evidente que fue usado diariamente. Es un Seiko Chariot, y no puede ser más simple y a la vez más perfectamente funcional, porque la lectura de la hora es instantánea gracias a la claridad con la que se exponen todos los elementos. Hay algo muy Apple en el Seiko de Steve Jobs, en cuanto a la pureza de líneas y la simplicidad que siempre buscó el mago de la manzana. Por cierto que el año pasado el reloj fue subastado y vendido por 42.500 euros.

No era el primer reloj que tuvo, sin embargo: En esta foto -si consigues no quedarte mirando fijamente a ese bigote que le hace parecer el dueño italiano de una tienda de ultramarinos de Brookling- se puede apreciar que lleva un Seiko Chrono digital aparecido en 1977, el mismo año en que el Apple II sobre el que se apoya vio la luz.

Pero para cuando Apple lanzó el primer Macintosh, en 1984, era el Seiko Chariot el que lucía sobre la muñeca de Steve Jobs. Y la verdad, pegaba mucho con el diseño sencillo (ahora decimos minimalista) de la computadora. Ahora Seiko ha decido lanzar una nueva edición del Seiko de Steve Jobs, aunque aumentando la oferta: si el original de Jobs medía 33 milímetros de diámetro, ahora habrá también una medida de 37,5 mm. Además se lanzará con esfera blanca -como la original- o negra. La caja sigue siendo de acero, lo mismo que el fondo, y es hermética hasta 50 metros. Es una creación de Seiko en colaboración con la empresa de diseño -radicada en Tokio- Nano Universe.

El reloj está controlado por un sencillo movimiento de cuarzo con una exactitud de +/- 15 segundos al mes, aunque la exactitud no suele ser tema de conversación con los cuarzos: son considerados exactos porque medio segundo al día es inapreciable. El reloj es por tanto muy delgado (6,6 mm) y ligero: 35 gramos en la versión más grande. En la pequeña la altura baja a los 6,4 mm y el peso a los 28 gramos.

La versión de esfera blanca se lanzará en una edición limitada de 1982 unidades, mientras que la versión de esfera negra del Seiko de Steve Jobs será una edición limitada a 300 unidades. El precio es el mismo: 20.000 yenes, 169 euros al cambio de hoy. El único problema, si quieres satisfacer tu mitomanía, es que el reloj se pone a la venta el 10 de marzo, pero sólo en Japón. Aún así seguro que hay formas de hacerse con uno. Más información en la web dedicada de Seiko.com.



Nuevo Bulova Curv: el primer cronógrafo curvo. Fotos en vivo y precios

bulova-curv-16-horasyminutos

Bulova ha aterrizado en España de la mano de Citytime con dos colecciones de hombre y una de mujer (por ahora). Hoy vamos a ver el Bulova Curv, el primer reloj del mundo en que tanto la caja como la esfera y como el movimiento son curvos. Además el calibre es un cuarzo de alta frecuencia, uno de los mejores del mercado.

 

bulova-curv-10-horasyminutos

bulova-curv-13-horasyminutos

bulova-curv-17-horasyminutos

La gama Bulova Curv es el último hito de una casa que tiene una larga historia. El checo Joseph Bulova fundó la Bulova Watch Company en 1875 tras emigrar a Nueva York, si bien la fabricación se hacía en Biel (Suiza). Su gran hito fue el Accutron, el primer reloj electrónico de muñeca en el que un diapasón (que es el símbolo de la empresa) de 360 hercios controlaba la exactitud y que se movía gracias a un circuito transistor electrónico. El reloj tenía una variación de 2 segundos al día, lo que le consiguió el certificado de reloj de ferrocarril. Se lanzó en octubre de 1960 y fue un enorme éxito para Bulova hasta que en 1969 Seiko lanzó el Astron, con su movimiento de cuarzo. El Astron tenía una exactitud de 15 segundos al mes y era más barato de fabricar. Al final el Accutron se dejó de vender en 1977, pero para entonces se habían vendido más de 4 millones. El 10 de enero de 2008 Citizen compró la empresa por 250 millones de dólares.

bulova-curv-1-horasyminutos

En 2010 Bulova presentó el Precisionist, un nuevo tipo de cuarzo que un cristal de mayor frecuencia ( 262 hercios, 8 veces más que que el estándar industrial de 32 hercios), una variación de +/- 10 segundos al año y una manecilla de segundero con barrido, en vez del habitual salto cada segundo. Además el barrido es el más suave porque funciona a 16 saltos por segundo en vez de los 10 de un reloj de 36.000 alternancias a la hora, y desde luego que los 8 saltos por segundo de un reloj automático de 4 hercios. Ese mismo movimiento es el que mueve a los Bulova Curv.

bulova-curv-12-horasyminutos

Rara vez se puede ver el movimiento de cuarzo de un reloj, porque es tan atractivo como ver el interior de una radio portátil (además de más caro porque hace falta incluir un cristal). Sin embargo, uno de los modelos Accutron más celebrados de Bulova precisamente hacía eso: dejar la circuitería al aire. En realidad fue producto de la casualidad, porque Bulova produjo relojes que tenían la esfera calada para que sirvieran de expositor en las joyerías. Pero la gente al verlo en los escaparates entraba a pedir ese modelo inexistente, hasta que Bulova lo hizo realidad. Pues bien, en el Bulova Curv de titanio se ha hecho lo mismo: la esfera está un tanto esqueletada para que se vea parte del movimiento, y en la trasera se ha incluido un cristal de zafiro que deja al aire una placa que Bulova se ha esforzado en hacer mucho más atractiva de lo que uno pensaría a primera vista. Sin embargo, para no penalizar los precios, esta opción sólo aparece en los modelos de titanio.

bulova-curv-14-horasyminutos

Este modelo de titanio tiene además unas asas también esqueletadas (como las que vimos en los Porsche Design, aquí) que aligeran la presencia del reloj. Precisamente este modelo de titanio tiene un diámetro un milímetro mayor que sus hermanos de colección, todos de 43 mm. La altura es también unas décimas mayor: 10,1 frente a 9,7 mm. Pero por supuesto todos los modelos (12 en total) presentan la característica que los hace únicos: todo es curvo.

bulova-curv-21-horasyminutos

bulova-curv-8-horasyminutos

bulova-curv-2-horasyminutos

bulova-curv-3-horasyminutos

La curva hace que cualquiera de los modelos sean sorprendentemente cómodos de llevar, porque se adaptan perfectamente a la muñeca. Yo animo a probarlos en algún punto de venta porque es increíble cómo caen sobre el brazo. Y como la altura no es en absoluto excesiva los relojes pueden valer también para muñecas algo más pequeñas e incluso de mujer. La única pega que le pongo a la caja es que la hermeticidad está garantizada sólo hasta los 30 metros. Cien metros hubiera sido lo ideal.

bulova-curv-6-horasyminutos

bulova-curv-18-horasyminutos

Aunque las esferas varían en su decoración, todas tienen la misma estructura y disposición. Lo más llamativo es la ausencia de manecilla de segundero para la hora; ni central ni en subesfera, porque los tres registros están dedicados al cronógrafo. A las 6 horas se pone en marcha la trotadora del crono, mientras que a las tres se anota la primera hora y a las 9 hasta 12 horas. Es una decisión plausible, pero viendo funcionar la aguja del crono, tan suave, se echa de menos. Ojalá en las siguientes versiones podamos tener un pequeño segundero en una de las subesferas.

bulova-curv-19-horasyminutos

Los tres registros están bien remarcados por biseles, mientras que la ausencia de ventana de fecha mantiene la integridad visual, evitando romper el equilibrio de una esfera que resulta equilibrada y elegante. En mucho de los modelos las manecillas están esqueletadas, en cuyo caso están satinadas para mejorar la lectura. En todos los modelos la punta de las espadas están tratadas con material luminiscente.

bulova-curv-7-horasyminutos

Las distintas combinaciones de colores y manecillas dan un aspecto distinto a los relojes, que pasan de ser claramente deportivos a más de vestir, aunque nunca dejan de ser relojes de aspecto muy dinámico. Lo que está asegurado es que siempre haya un modelo que cuadre con la personalidad de cada uno. En eso Bulova ha sido muy inteligente, lanzando muchas versiones y con diversas configuraciones para la muñeca, todas personalizadas: correa de cocodrilo, de caucho o brazalete de acero.

bulova-curv-11-horasyminutos

La variedad de materiales también tiene reflejo en los precios: comienzan en 645 euros para la caja de acero con esfera gris y correa de cocodrilo, 745 euros para la versión de acero y esfera azulo 975 euros para la caja de titanio y detalles en oro rosa. Los relojes ya están disponibles en las tiendas. Más información en Bulova.es

bulova-curv-5-horasyminutos

bulova-curv-9-horasyminutos

bulova-curv-20-horasyminutos



En la muñeca: Hamilton Broadway Day Date y Chrono

hamilton-broadway-chrono-2-horasyminutos

En la pasada feria de Baselworld Hamilton presentó lo que va a ser una nueva colección dentro de su ya de por sí amplia gama de relojes: los Hamilton Broadway. La inauguración corrió a cargo de una versión de tres agujas y un cronógrafo, de los que vamos a ver sus características y precios.

 

hamilton-broadway-day-date-6-horasyminutos

Tal como me dijo el Director General de Hamilton, Silvain Dolla, en la charla que tuve con él (esta), Hamilton siempre ha ostentado el origen norteamericano de la casa aunque ahora sea plenamente suiza. No es de extrañar por tanto que los nuevos Hamilton Broadway se inspiren en la ciudad de Nueva York (por ser exactos, en el distrito de Manhattan), y concretamente en una calle tan significativa y tan inmediatamente reconocible en todo el mundo. Es cierto que la imagen que tenemos todos en la cabeza es en realidad la de la plaza de Times Square (atravesada por la calle de Broadway), pero siempre asociamos “Broadway” también con los grandes musicales típicamente norteamericanos. Si viene de Broadway es bueno.

hamilton-broadway-day-date-1-horasyminutos

hamilton-broadway-chrono-7-horasyminutos

Estructuralmente la caja de los dos Hamilton Broadway es igual, con la única diferencia del tamaño: el Day Date tiene 42 mm de diámetro mientras que el Chrono aumenta en un milímetro, que le viene muy bien para alojar las tres subesferas, el día y la fecha sin agobios. En ambos casos la carrura, el bisel y las asas -estampadas en un solo bloque- están satinadas. Se han pulido en el canto de las asas y el bisel, lo que mejora mucho su presencia porque las aligera visualmente y las otorga mejor prestancia.

hamilton-broadway-chrono-1-horasyminutos

Ese mismo pulido se ha aplicado a la sección vertical del bisel para acentuar su elegancia, acentuada por un anillo antracita que sirve de unión con la caja y que prolonga la decoración de las líneas de la esfera. Muy buen detalle. La caja ofrece una hermeticidad de 100 en la versión de cronógrafo, pero sólo de 50 en la versión de tres agujas, porque la corona no está atornillada. Una pena, porque hay relojes más baratos sin corona atornillada que sí llegan a los 100 metros. Por otro lado con la correa de cuero que equipan los relojes que estamos viendo a nadie se le ocurriría meterse en el mar, pero sí con la versión de brazalete de acero.

hamilton-broadway-day-date-2-horasyminutos

hamilton-broadway-day-date-8-horasyminutos

La esfera de los Hamilton Broadway es muy atractiva, especialmente la de la versión Day Date. Está surcada por franjas verticales inspiradas, según nos dice la marca, en las avenidas rectilíneas neoyorquinas. Tiene una franja central ancha sobre la que se organiza la información adicional en la que destaca la ubicación vertical del día y de la fecha, muy acertada.

hamilton-broadway-day-date-4-horasyminutos

Todo tiene un aire racional y Art Deco, aumentado por la forma de las manecillas inspiradas en el famoso edificio Chrysler (que son casi casi una marca de la casa Chopard) y la forma de los índices, trabajados en tres secciones; sin embargo, y en contra de lo que uno se hubiera esperado, el carril central de los mismos no ha recibido tratamiento luminiscente, reservado sólo para las manecillas horarias y la punta de flecha del segundero.

hamilton-broadway-chrono-8-horasyminutos

Esta forma tan estructurada de la esfera del Hamilton Broadway Day Date forzosamente se pierde en la versión cronógrafo, pero es por una buena causa: Hamilton ha querido seguir ofreciendo una información tan útil como el día y la fecha en vez de, como es habitual, poner sólo la fecha entre las 3 y las 4. De esta manera el Chrono sacrifica el aspecto visual a favor de una pieza con las complicaciones más demandadas (fecha y cronógrafo). A las doce aparece el contador de 30 minutos y a las seis el de las 12 horas, mientras que a las 9 se ubica el pequeño segundero. Las subesferas del cronógrafo están remarcadas por un bisel metálico y una decoración circular, mientras que el pequeño segundero es más discreto y los únicos realces están en los puntos cardinales. Sin embargo se habría beneficiado de una aguja más refinada. La trotadora central es la misma que el segundero del Day Date, así que es ella la que goza de SuperLuminova y no la del pequeño segundero. En eso Hamilton se ha hecho el remolón porque debería ser al revés.

hamilton-broadway-chrono-3-horasyminutos

Por dentro los Hamilton Broadway llevan los calibres H 30 (Day Date) y H 21 (Chrono). El H 30 es básicamente el Powermatic 80 de ETA con personalización para Hamilton, mientras que el H 21 es una personalización del Valjoux 7753 con reserva de marcha de 60 horas. Esto significa que ambas versiones van a funcionar perfectamente durante muchos, muchos años. Además la personalización de Hamilton los hacen bonitos de ver, y para ello la casa ofrece un cristal de zafiro posterior.

hamilton-broadway-day-date-3-horasyminutos

Hamilton Broadway Day Date con calibre  H-30

hamilton-broadway-chrono-6-horasyminutos

Hamilton Broadway Chrono con calibre H-21

Los relojes se llevan muy bien en la muñeca, son muy cómodos. La correa de cuero tiene muy buen tacto, textura en el centro y pespuntes blancos que le dan un aire deportivo extra sin dejar de ser de vestir. Se aferran al brazo con un cierre desplegable bien acabado y cómodo. También existen versiones con brazalete de acero cepillado.

hamilton-broadway-day-date-5-horasyminutos

En la muñeca: Hamilton Broadway Day Date y Chrono

Los Hamilton Broadway Day Date y Chrono ya están disponibles en las tiendas y sus precios son: 895 euros para el Day Date y 1795 euros para el Chrono que, sabiendo que es muy habitual que un reloj con Valjoux cueste al menos 700 euros más, me parece muy buen precio. Hay también disponible una versión de cuarzo cuyo precio es de 525 euros. Más información en Hamilton.es.

hamilton-broadway-day-date-7-horasyminutos

hamilton-broadway-chrono-4-horasyminutos



Calidad y Precio: Nuevo Tissot V8

tissot-v8-5-horasyminutos

Normalmente en Horas y Minutos hablamos de relojes mecánicos, pero eso no quiere decir que no tengan cabida los relojes de cuarzo. Cuando hay una propuesta que aúna diseño, calidad y precio merece la pena mencionarlo, y ese es el caso que nos ocupa: el nuevo Tissot V8.

 

tissot-v8-2-horasyminutos

Ya sabemos de la intensa relación que tiene Tissot con el deporte, fruto de la cual ha producido numerosísimos relojes. Aquí hemos visto por ejemplo el T Race Touch La Vuelta 2016 (con fotos en vivo en este artículo). los dedicados al Tour de France (aquí) o el que se ata a la muñeca Jorge Lorenzo, pero también tiene relojes que simplemente toman los códigos de los relojes de deporte para presentarlos sin una asignación determinada a ninguna disciplina específica. Ese es el caso del PRS 516 Automatic Chronograph que analizamos con fotos en vivo aquí. El Tissot V8 pertenece a la primera categoría porque se inspira en el mundo del automovilismo para ofrecer una pieza atractiva a un precio muy interesante.

tissot-v8-3-horasyminutos

Tissot es uno de los grandes “monstruos” relojeros, con una capacidad industrial que pocos pueden igualar en Suiza o fuera de ella. Ello le permite aplicar economías de escala y crear productos que ofrecen más por el mismo o menor precio sin mermar la calidad. Y como ejemplo, el Tissot V8. El modelo era un clásico de la casa que ahora se relanza. Tiene una caja de acero inoxidable 316L, que es el acero quirúrgico por ser hipoalergénico, con unas cómodas medidas de 42,5 x 11,22 mm. Mezcla partes satinadas y pulidas que le dan un toque más refinado, con una distancia entre asas de 22 mm. Destaca el color del bisel: es el verde clásico del mundo de las carreras y sobre él se ha impreso una escala taquimétrica. Lo que no es clásico es el cristal, porque afortunadamente es de zafiro.

tissot-v8-7-horasyminutos

tissot-v8-6-horasyminutos

La esfera es muy atractiva, con los numerales del 12, 4 y 8 en negro sobre blanco que recuerdan a cómo se veían los números en los coches de carrera de otros tiempos. Las tres subesferas se inspiran en los cuentakilómetros de los salpicaderos, especialmente las dos superiores: además de las escalas y numerales pintados en blanco tienen un realce circular metálico, con lo que además quedan perfectamente remarcadas. Los índices tiene la forma clásica de punta de flecha y están facetados para mejorar la lectura. Al ser las manecillas de acero y sin pintar se pueden perder por la esfera, pero el blanco de la impregnación luminiscente compensa el efecto. Por cierto que en la oscuridad brilla en azul, un cambio muy bienvenido sobre el verde tradicional. Pero a la manecilla de los minutos no le habría venido mal una mayor longitud de luminiscencia para distinguirla bien de la de las horas (aunque esta sea más ancha).

tissot-v8-1-horasyminutos

tissot-v8-9-horasyminutos

La función del cronógrafo es bastante completa: a las 3 tiene una manecilla que mide las décimas de segundo que funciona de manera continua durante los 30 primeros segundos y después se para en 0 (para no gastar la pila) y cuando se detiene la medición marca instantáneamente la décima. Incorpora también la función de adición que permite parar el cronógrafo (con el pulsador a las 4) y, cuando se vuelve a pulsar, la trotadora se sitúa en el segundo que corresponda. Es decir, si por ejemplo se para sobre las 3 y transcurren 15 segundos, cuando se vuelve a pulsar la manecilla salta automáticamente a las 6. Por supuesto el fondo es cerrado, pero está bien resuelto gracias a la inscripción “V8” que queda muy bien y realza su carácter deportivo.

tissot-v8-4-horasyminutos

El reloj se ata con una correa de cuero con perforaciones tipo rally y una hebilla de ardillón con el nombre grabado. El Tissot V8 se lanza en numerosas versiones, pero yo creo que esta es la más auténtica y además tiene un precio excelente: 395 euros. Las versiones con brazalete suben a 450 euros. Ya están disponibles en la e-boutique de la marca y en las tiendas. Más información en Tissot.es.

tissot-v8-8-horasyminutos

 

 

 

 



Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016: Fotos en vivo y precio

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-5-HorasyMInutos

La Edición Limitada del Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 conmemora una de las tres grandes carreras ciclistas del mundo, junto con el Tour de France y el Giro de Italia. Vamos a ver qué nos ofrece y cuánto cuesta.

 

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-3-HorasyMInutos

El Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 es una prueba más de que Tissot ha apostado fuerte por el ciclismo. Cuando fue el Tour de France presenté los relojes que la marca lanzó con ocasión del evento, y que se pueden ver aquí. De hecho, aquellos que sigáis la cuenta de de Horas y Minutos en Instagram fuisteis testigos de mi afortunada asistencia (gracias a la cortesía de Tissot y de MRA) a la última etapa del Tour de France en París, una experiencia maravillosa. Pues bien, Tissot da un paso más y es el Cronometrador Oficial de La Vuelta Ciclista a España 2016 o, como se la conoce comercialmente, La Vuelta. Es importantísimo encontrar nombres pegadizos para promocionar un deporte, un país o cualquier otra cosa que se quiera hacer popular. Por eso fue un hallazgo – y un éxito- nombres como La Roja, La Liga y ahora La Vuelta. Ya era conocida como la segunda prueba más importante tras el Tour; o, si es que me está pudiendo el patriotismo, la tercera tras el Tour y el Giro. Pero encontrarle un nombre que la identifique inequívocamente ayuda a su expansión comercial internacional.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-7-HorasyMInutos

Este Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 es el T-Race Touch archiconocido de la marca, uno de los relojes multiusos más populares del mercado, gracias a lo intuitivo que resulta su uso y sobre todo porque las funciones se activan pulsando sobre el cristal de zafiro y no con complicadas combinaciones de los botones. No todas las 11 funciones se activan tocando la pantalla, pero 7 de ellas sí y el resto son derivadas. Las funciones son: EOL (indicador de fin de vida útil de pila), brújula, marea, cronógrafo split y lap (logbook), dos cuentas atrás, dos alarmas, calendario perpetuo, segundo huso horario y retroiluminación.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-4-HorasyMInutos

La caja es de aluminio y el fondo de titanio, lo que hace del reloj una auténtica pluma. Tiene un diámetro de 42,15 mm y una altura de 13,46, lo que de hecho significa que es un reloj moderado en sus hechuras para lo que solemos encontrar entre sus compañeros de categoría. Bajo el bisel negro, en el que resultan prominentes los símbolos de Tissot (la T y la cruz suiza) hayamos la primera de las referencias a España, que no es otra que el color rojo (un tanto apagado para mi gusto). Es en el fondo donde de verdad se señala la prueba a la que el Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 homenajea.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-2-HorasyMInutos

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-1-HorasyMinutos

La esfera está decorada al estilo fibra de carbono. Los numerales arábigos están en rojo, así que les cuesta más destacar porque tienen que luchar con el negro del fondo. Puestos a imaginar, a mí me hubiera gustado alguna inclusión del otro color de la bandera española, que además lo habría dotado de una lectura más rápida. Algo así:

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-10-HorasyMInutos

Lo que sí se lee muy bien en cualquier circunstancia son las manecillas, de un potente blanco a la luz del día y un más potente verde a oscuras. Eso sí, son sólo las manecillas las que están tratadas con material luminiscente, por lo que saber la hora con exactitud puede costar algo de trabajo. Pero recordemos que si mantenemos pulsado el botón a las 3 horas se activa la luz de la lectura digital.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-11-HorasyMInutos

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-13-HorasyMInutos

El reloj se ata a la muñeca con una correa de silicona que es una auténtica delicia: es suave al tacto y se ajusta cómodamente, pero luego sujeta al reloj perfectamente sobre el brazo. Eso sí, tiene tendencia a atrapar las motas de ropa o polvo que tenga alrededor. Está rematada con una hebilla de ardillón negra con el nombre de la marca.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-12-HorasyMInutos

El Tissot T-Race Touch La Vuelta 2016 se siente puesto mucho mejor de lo que yo me esperaba, gracias a la comodidad de la correa y a sus medidas contenidas. Afortunadamente las referencias a La Vuelta se han limitado a la trasera del reloj, por lo que no va a pasar de moda y se puede llevar de manera continuada sin problema porque al cabo no es sino un Tissot T-Race Touch normal con la carrura de color (como ya hay otros 6, más o menos). Pero no deja de tener ese toque singular que le da el que sea una edición limitada a 100 piezas y, lo que es aún mejor, sin afectar al precio, que es el mismo que los demás de la colección: 485 euros. Más información en Tissot.es.

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-8-HorasyMInutos

 

Tissot-T-Race-Touch-La-Vuelta-2016-6-HorasyMInutos

 



Nuevos Swatch Sistem51 Irony en acero: modelos y precios

Swatch-Sistem51-Irony-1-HorasyMinutos

Swatch se pone seria: lanza los nuevos Swatch Sistem51 Irony en los que toma su revolucionario reloj y lo viste con cajas e incluso brazaletes de metal para llegar aún a más gente, manteniendo los precios competitivos.

 

Swatch-Sistem51-Irony-2-HorasyMinutos

Los Swatch Sistem51 Irony son, claro, los descendientes del modelo original en todos los sentidos (salvo en los materiales utilizados). Cuando en 2013 Swatch lanzó el Sistem51 todo el mundo relojero pensó que era una locura: un reloj automático compuesto de tan solo 51 componentes, un tornillo único para dominarlos a todos,  y 90 horas de reserva de marcha. “Será malísimo” se dijo. Más aún, en seguida aparecieron artículos en los que se resaltaba que todas las piezas están hechas de plástico, que no se puede reparar… Siendo todo verdad, en realidad está todo fuera de foco: la idea era repetir el éxito de los Swatch originales pero con un movimiento mecánico. Es decir, un reloj de buena calidad pero de moda para que puedas tener varios, dado su bajo coste (140 euros).

Swatch Sistem51 azul

El éxito fue tal que Swatch se atrevió incluso a abrir tiendas dedicadas, estructuradas como el movimiento del reloj: una columna central en la tienda -recordando al tornillo único- de la que partían las vitrinas. En esta entrada hablamos de la primera que se abrió en España.

Swatch PopUp Store SISTEM51

Los Sistem51 eran relojes informales, constructivamente iguales que los Swatch de toda la vida: cajas de plástico y esferas con infinitos diseños. Ahora los Swatch Sistem51 Irony tienen todos cajas de metal, esferas más serias -algunas- y un objetivo claro: hacer incursiones en el mundo del reloj más formal, sin dejar de ser de moda. Tengamos en cuenta que mucha gente se compra un reloj que no se quita hasta que se le rompe o le regalan otro y seguro que Swatch quiere arañar ese mercado. Así que si consigue enganchar a ese cliente con uno de estos relojes mecánicos baratos, cuando cambie de reloj a lo mejor lo hace a otro mecánico más caro, idealmente del grupo Swatch, claro.

Swatch-Sistem51-Irony-3-HorasyMinutos

Pero Swatch no quiere dejar de lado el aspecto moda del reloj, y por eso sigue ofreciendo esferas llamativas y precios contenidos. Hay que resaltar que el material utilizado para las cajas es acero 316L, apreciado por ser resistente a la corrosión e hipoalergénico. Es, por ejemplo, el acero que siempre usa Panerai en sus relojes.

Por cierto: Irony no es sólo “ironía” en inglés, también juega con la forma gramatical del inglés de crear adjetivos, que en muchos casos se construyen añadiendo un Y tras el sustantivo: shadow (sombra), shadowy (sombrío); silver (plata), silvery (plateado). Así que iron es hierro -componente principal del acero-, y irony es de hierro, aunque el adjetivo como tal no exista en inglés.

Vamos a ver los seis modelos Swatch Sistem51 Irony y sus precios.

YIS400 SISTEM EARTH

Swatch-Sistem51-Irony-Sistem-Earth-HorasyMinutos

El más “clásico” de la colección, sin duda. Caja de acero 316L. Mismo material para el bisel, con unas inserciones en negro para darle un ligerísimo toque deportivo. Esfera plateada en rayos de sol con índices pintados en negro. Manecillas luminiscentes “Superlight”. Precio: 175 euros.

YIS401 SISTEM BOREAL

Swatch-Sistem51-Irony-Sistem-Boreal-HorasyMinutos

Caja y bisel de acero 316L pulido. Esfera azul rayos de sol con un peculiar dibujo que haría las delicias del profesor Robert Langdon en El Código Da Vinci. Brazalete de acero 316L pulido y ajustable. Precio: 195 euros.

YIS 402 SISTEM SOUL

Swatch-Sistem51-Irony-Sistem-Soul-HorasyMinutos

Igual que el Sistem Boreal, pero con la esfera color crema y la correa negra de piel, al igual que los pespuntes. La hebilla es de acero 316L. Precio: 175 euros.

YIS403 SISTEM ARROW

Swatch-Sistem51-Irony-Sistem-Arrow-HorasyMinutos

Claramente inspirado en los relojes de aviador. Caja de acero 316L, bisel de acero 316L cepillado y dentado con rellenos en negro. Esfera negra mate con índices y numerales pintados. Manecillas con material luminiscente “Superlight”.  Correa negra de caucho con hebilla de acero 316L. Precio: 175 euros.

YIS404 SISTEM FLY

Swatch-Sistem51-Irony-Sistem-Fly-HorasyMinutos

Este Sistem Fly es como el Earth pero aún más resultón gracias a su esfera azul, que además lo hace más informal. En este caso la correa y los pespuntes son en marrón. Precio: 175 euros.

YIS405 SISTEM TUX

Swatch-Sistem51-Irony-Sistem-Tux-HorasyMinutos

La palabra Tux seguramente hace referencia a Tuxedo, que es como los norteamericanos llaman al esmoquin, la prenda de etiqueta masculina. En principio esta versión quiere ser la más elegante de las cinco, y de ahí que sea bicolor, con el bisel y los eslabones centrales del brazalete de acero 316L en dorado al igual que los índices y manecillas. Los índices están impregados con Superlight, pero no las manecillas. Una decisión curiosa porque significa que en la oscuridad ves los índices pero no sabes qué hora es. Precio: 210 euros.

Todos los Swatch Sistem51 Irony tienen el fondo visto gracias a un cristal de hesalite que permite ver el calibre mientras que las correas y brazaletes son personalizados, lo que significa que sólo se podrán poner los de la casa. Intentaré verlos en vivo para traerlos a la web y ver cómo se defienden ante su competencia (que la tiene, y poderosa). Más información en Swatch.es.

Swatch-Sistem51-Irony-5-HorasyMinutos

 



El TAG Heuer S3, tarjeta de embarque en vuelos sin gravedad

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-Horasyminutos

En un mundo en el que casi todo está al alcance de la mano, sea de manera directa o pagándolo a plazos, hay pocas experiencias que son realmente únicas. Una de ellas es, sin duda, subir al espacio. Después del verano comenzarán los vuelos a gravedad cero y el acceso al avión se realizará con una tarjeta de embarque muy especial: el TAG Heuer S3.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-1-Horasyminutos

Este TAG Heuer S3 es un nuevo hito para la marca. No es que TAG se prodigue mucho en el espacio, pero desde luego cuando lo hace no pasa desapercibida. Como ya explicamos en nuestro artículo sobre la historia de TAG Heuer y su pasión por el deporte (que se puede leer aquí), el primer vuelo espacial tripulado de Estados Unidos tuvo lugar el 20 de febrero de 1962, fecha en la que John Glenn sintió por primera vez la ingravidez a bordo de la nave “Friendship” y a la que se subió llevando atado a su muñeca un Heuer 2915A. Una sorprendente unión entre un cronógrafo de bolsillo -cuya primera versión apareció en 1882- y la más avanzada tecnología del momento.

JohnGlenn_4

1962-Stopwatch_John-Glenn

La empresa Swiss Space Systems se creó en 2012 con la idea de explotar comercialmente los vuelos de gravedad cero, que es como se conoce el estado en el que la Tierra deja de ejercer su atracción gravitacional sobre los cuerpos y por tanto estos flotan libremente en el espacio. En abril de este año anunció la adquisición de un Airbus 340-300 para por fin poner en marcha la comercialización de esta experiencia tan única. El Airbus 340-300 es un avión que mide 59,39 metros de largo y que voló por primera vez en 1993. Es la versión más habitual del Airbus 340, que se dejó de fabricar en 2011 habiendo alcanzado las 246 unidades entregadas y de las que actualmente ya sólo están operativas 146. Éste es el avión que se ha preparado para los vuelos al espacio.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-4-Horasyminutos

El objetivo de S3 es de ofrecer al público en general la oportunidad de vivir esta experiencia única proponiendo precios más asequibles de lo que uno imaginaría que cuesta subir al espacio. El avión estará dividido en tres zonas distintas: VIP, Premium o Party. Las dos primeras tendrán como tarjeta de embarque el TAG Heuer S3.

 

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-asientos-Horasyminutos

El A340-300 llevará cerca de 70 pasajeros y efectuará un vuelo de 90 minutos, durante el cual se realizarán quince parábolas con tiempo de microgravedad de 25 segundos por parábola.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-2-Horasyminutos

¿Y cómo es el TAG Heuer S3? Pues en realidad es un TAG Heuer Chrono Formula 1 negro de cuarzo con una precisión de una décima de segundo. La caja es de acero con un revestimiento de carburo de titanio. Los minutos de las 12 a los 25 están pintados en rojo porque 25 segundos dura el tiempo en el que se siente la ingravidez. Así, con el TAG Heuer S3, se puede cronometrar la duración exacta de la experiencia.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-5-Horasyminutos

El reloj lleva la marca del logotipo S3 en el contador de las 6 h, y se completará con una pulsera de caucho negro que también incluirá el estampado del logotipo S3. El fondo del reloj llevará grabada la curva del avión que sube a 45°.  El reloj va por supuesto incluido en el precio y por tanto pasará a ser propiedad del dueño del billete, por lo que TAG Heuer S3 no se podrá comprar en las tiendas. Eso sí que es una edición exclusiva. El precio del pasaje VIP no se ha hecho público, pero adquirir un billete para la zona Party -que no incluye reloj- cuesta 2.950 francos suizos (2.720 euros), mientras que el paquete Premium cuesta 7.500 francos suizos (6.920 euros). Ya no hay plazas disponibles para 2016, o sea que hay que empezar a buscar estos vuelos tan especiales para el 2017 ya. Más información en TagHeuer.es.

TAG-Heuer-Formula-1-S3-Zero-Gravity-3-Horasyminutos



El Swatch CUCKOOLUS de Tobias Rehberger

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-Horasyminutos

Swatch es, como todos sabemos, el rey de los relojes de moda suizos. Tanto que su nombre es ya también el de una categoría, porque es muy habitual decir “me he comprado un Swatch”. Aunque reina de lo pasajero, mantiene muy buenas relaciones con el arte y siempre invita a artistas ha crear relojes para la casa. Tal es el caso del Swatch CUCKOOLUS.

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-8-Horasyminutos

El creador del Swatch CUCKOOLUS, Tobias Rehberger (Esslingen, Alemania, 1966), es uno de los artistas alemanes más internacionales surgidos en la escena artística de la década de los noventa. Descendiente de la tradición escultórica alemana de los ochenta, Rehberger suma a la evolución de la escultura contemporánea, la hibridación con la arquitectura y el diseño. Además, sus obras a menudo muestran un componente pictórico en cuanto a estudios pormenorizados del color y de la geometría.

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-5-Horasyminutos

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-12-Horasyminutos

Swatch siempre ha demostrado activamente su amor al arte (mira éste Swatch creado por Joana Vasconcelos) y ahora habla a través de la nueva ruta a pie entre la Fundación Beyeler de Basilea (Suiza) y el Vitra Campus de Weil am Rheim (Alemania). El camino de esta ruta transfronteriza está marcado por 24 objetos esculturales de Tobias Rehberger (de ahí el nombre de 24 Stops). Cada uno de los coloristas indicadores complementa su labor principal de marcar el camino con interesantes reflexiones sobre la relación entre el binomio forma-función.

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-1-Horasyminutos

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-11-Horasyminutos

Y del mismo modo que el camino no es una línea recta, el Swatch Art Special inspirado en él pretende tomar las riendas del tiempo. Swatch CUCKOOLUS (SUOZ238S), de Tobias Rehberger, confirma la creencia del proyecto de que los límites temporales y espaciales suelen ser producto de nuestra imaginación.

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-3-Horasyminutos

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-4-Horasyminutos

El reloj tiene dos manecillas del mismo tamaño que permiten a la persona que lo utiliza decidir cuál de las dos horas posibles le gusta más. Una divertida reflexión en torno al tema del paseo transfronterizo y a la visión realista de que sea la aguja superior la que marque la hora.

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-9-Horasyminutos

Este Swatch CUCKOOLUS Art Special se presenta en una edición limitada de 4962 unidades, una por cada metro del camino. El estuche especial le añade otro punto de reloj de cuco a este modelo, ya que emite el característico sonido de estas piezas cuando se abre. El precio es de 105 euros. Más información en Swatch.es.

Swatch-Tobias-Rehberger-CUCKOOLUS-7-Horasyminutos

Swatch-Tobias-Rehberger-y-su-CUCKOOLUS-Horasyminutos

Swatch, “Cuckoolus”, Tobias Rehberger from Eduardo Perez on Vimeo.



Bell & Ross BR S Diamond Eagle: Modelos y Precios

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-8-Horasyminutos

El último reloj para mujer de Bell & Ross, BR S Diamond Eagle, está inspirado en la bóveda celeste y ofrece dos modelos de igual esfera y tamaño, pero distinta decoración. Un reloj polivalente que se puede llevar tanto de día como especialmente de noche.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-Horasyminutos

Bell & Ross siempre se ha distinguido por sus relojes grandes, a imitación de los instrumentos de las cabinas de los aviones. Una forma única que le ha dotado de una personalidad reconocible de manera instantánea, algo que cualquier marca desea tener. En abril del año pasado la casa celebró su décimo aniversario creando una pieza igual del mismo tamaño que la original y te das cuenta de, en efecto, el relojes es GRANDE y por tanto no para todas las muñecas (se puede ver en este artículo).

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-2-Horasyminutos

Bell & Ross es consciente de este problema y ha ido creando relojes de menor tamaño y, para la mujer a la que también le gusta la estética de Bell & Ross, creó la línea BR S. Son relojes de cuarzo fundamentalmente, pero también los hay automáticos, tal y como se puede ver en el extenso repaso que hicimos en esta entrada. Es dentro de esta colección en la que encontramos los nuevos BR S Diamond Eagle, que además se distinguen notablemente de sus hermanos de colección.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-1-Horasyminutos

La caja es de 39 mm de lado, pero al contrario de lo que venía siendo habitual en la marca no es de cerámica sino de acero. El metal se ha pulido en la parte frontal mientras que los lados verticales se han satinado. La corona integra el logotipo de la marca en relieve. Una de las versiones tiene un bisel con diamantes engastados, 66 piedras que suman un total de 0,99 quilates, que hacen juego con el plato fuerte del  BR S Diamond Eagle: la esfera.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-4-Horasyminutos

El dial tiene una base azul marino (“azul noche” lo llama la marca). Al estar tornasolada se crea un juego de matices azules muy bonito y elegante. A las 3 horas aparece el nombre de la marca que, aún siendo tan largo, queda perfectamente integrado en la superficie, dando la sensación de ser parte de la decoración. Los índices horarios son de acero, facetados en forma de diamante para coordinarse con los 7 -esta vez sí- diamantes auténticos que decoran la esfera y que componen la silueta de la constelación del águila.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-9-Horasyminutos

El tamaño de los diamantes imita el tamaño de las estrellas de la constelación para que brillen con el mismo grado de intensidad. Me gustaría saber por qué para este  BR S Diamond Eagle Bell & Ross ha elegido esta constelación y no otras más conocidas, pero no me cabe duda de que va a haber más versiones con más constelaciones porque a hombres y mujeres por igual nos fascina mirar a las estrellas, un placer que nunca disminuye. El mismo patrón de la constelación se repite en el reverso del reloj, que por cierto tiene un movimiento de cuarzo.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-6-Horasyminutos

El reloj queda bonito en la muñeca, y a pesar de las formas poco convencionales para un reloj de mujer resulta atractivo. Si a las mujeres les gusta comentar sus complementos, seguro que este  BR S Diamond Eagle va a iniciar algunas conversaciones. De todas formas yo creo que si Bell & Ross hiciera sus colecciones Vintage BR y WW 1 en 39 mm tendría más éxito aún entre las mujeres.

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-3-Horasyminutos

Los diamantes de la esfera (y en el bisel) y la exclusividad del diseño de la caja hacen de estos relojes unos cuarzos más caros de lo habitual: la versión de sólo acero (BRS-EA-ST/SCR) cuesta 2.500 euros, mientras que la que incorpora el bisel con diamantes engastados cuesta 5.900 euros. Su llegada estaba prevista para el segundo trimestre, así que si no han llegado a las tiendas deben estar a punto de hacerlo. Más información en Bell&Ross.es

Bell-Ross-BRS-Diamond-Eagle-5-Horasyminutos

 

 

 

 



Bell & Ross BR Desert Type: fotos en vivo y precios

Bell-&-Ross-BR-03-92-Desert-Type-42-mm-1-Horasyminutos

Hace ahora un año estábamos celebrando el décimo aniversario de el modelo icónico de Bell & Ross, el BR 01-92 (que se puede ver aquí). Ahora presentamos una nueva declinación del modelo: los Bell & Ross BR Desert Type.

Bell-&-Ross-BR-03-94-Desert-Type-1-Horasyminutos

Bell & Ross BR Desert Type es una colección de tres relojes -dos tres agujas y fecha y un cronógrafo- diseñados a partir del pliego de condiciones de la aviación militar de los países de clima cálido. Bell & Ross ya había lanzado un “Desert Type” el año pasado, aunque en edición limitada (fotos en vivo y precios en esta entrada). La que presentamos ahora es por tanto una declinación de la anterior con un rediseño muy logrado que refina el ya existente y lo hace más atractivo. Los tres modelos comparten estética y criterios constructivos comunes.

Bell-&-Ross-BR-03-92-Desert-Type-42-mm-3-Horasyminutos

Como ya es habitual desde hace tiempo, la caja está construida enteramente en cerámica, en este caso de color negro mate. Tiene un tono que contrasta muy bien  con el beis de la esfera y la correa, y al ser mate le da un tono sobrio, adecuado a la estética militar. Conviene recordar las ventajas de la cerámica: es hipoalergénica, se adapta inmediatamente a la temperatura corporal, es muy resistente a los rigores del uso dirario y, en particular, es muy ligera, algo a tener muy en cuenta en relojes grandes: 39 y 42 mm.

Bell-&-Ross-BR-03-94-Desert-Type-Horasyminutos

Los tornillos superiores no son decorativos sino que sirven para sujetar el bisel, también cerámico, a la carrura, de manera que se puede conseguir una hermeticidad muy correcta de hasta 100 metros de profundidad. El negro se prolonga hasta las asas, que son muy cortas porque al ser cuadrado el tamaño se hace mayor sobre la muñeca y por tanto las asas no necesitan extenderse más allá. Los tres modelos Bell & Ross BR Desert Type comparten una corona con el “et” o “ampersand” grabado, mientras que la versión cronógrafo añade lógicamente dos pulsadores para puesta en marcha y parada del medidor de tiempos cortos y el de puesta acero. Son por cierto muy cómodos de usar.

Bell-&-Ross-BR-03-94-Desert-Type-pulsadores-Horasyminutos

Como siempre (o casi siempre) en Bell & Ross la trasera es ciega. Los calibres que usa la casa son siempre ETA o Sellitas, por lo que no son los movimientos precisamente lo más interesante del reloj; hasta el punto que a menudo B&R a menudo simplemente dice que el reloj lleva un “movimiento mecánico automático”. Por tanto, aunque siempre es agradable ver un rotor moverse, tampoco se echa de menos, y de paso abarata el precio del modelo.

Bell-&-Ross-BR-03-94-Desert-Type-reverso-Horasyminutos

Los calibres, que tienen un diámetro de 26,6 mm en la versión de tres agujas (ETA 2824-2) y de 28 en la de cronógrafo (ETA 2894-2) son los responsables de que la ventana de fecha quede muy hacia el centro, porque son pequeños en relación con el tamaño de la caja. Sin embargo Bell & Ross lo resuelve muy bien porque la ventana tiene forma circular y el fondo está pintado del mismo color de la esfera, por lo que la función (que es muy apreciada por el mercado) resulta discreta y sugestiva a la vez.

Bell-&-Ross-BR-03-92-Desert-Type-42-mm-2-Horasyminutos

La esfera presenta otra particularidad muy llamativa: en vez de estar construida con un placa base sobre la que se pintan o aplican los índices, en los Bell & Ross BR Desert Type el dial se compone de dos capas. La superior de color beis tiene los índices y numerales recortados, de manera que se ve la capa inferior que está impregnada de material luminiscente. Esta construcción, que como ya sabemos es la que tradicionalmente utiliza Panerai, favorece una mejor lectura en la oscuridad, ya que es más sencillo hacer un corte perfecto con láser que pintar a mano.

Bell-&-Ross-BR-Desert-Type-detalle-esfera-Horasyminutos

Bell-&-Ross-BR-Desert-Type-SuperLuminova-Horasyminutos

Las esferas de los tres modelos son muy limpias, con tan solo los grandes numerales arábigos e índices horarios. Contrasta notablemente con la versión Desert Type de la que hablaba más arriba. En la versión cronógrafo se ha optado por ubicar la minutería (necesaria para una correcta lectura de las mediciones del cróngrafo) en el perfil exterior de la esfera para mantener esa sensación de pulcritud en el dial. Las subesferas del pequeño segundero (a las tres) y de los 30 minutos del cronógrafo  simplemente tienen los números de final de recorrido, en concordancia con la idea anterior. Aunque lógicamente la subesfera cronográfica sí tiene marcados todos los minutos para poder leer el dato fácilmente.

Bell-&-Ross-BR-03-94-Desert-Type-perfil-Horasyminutos

Bell-&-Ross-BR-03-94-Desert-Type-4-Horasyminutos

Los tres Bell & Ross BR Desert Type se atan a la muñeca con una correa de cuero también beis, muy cómoda y agradable al tacto. Al tener en su parte superior un ancho igual que el de la caja su presencia es potente, acentuada por la hebilla de ardillón  acabada en PVD negro, gruesa y de formas muy marcadas.

Bell-&-Ross-BR-03-92-Desert-Type-42-mm-Horasyminutos

Bell-&-Ross-BR-Desert-Type-correa-Horasyminutos
A pesar de los 42 mm de lado el reloj se lleva bien, sobre todo porque la altura de la caja es contenida. El tacto de la cerámica es agradable y, como ya he dicho, la correa cae bien sobre la muñeca. Los tonos mates, tanto del beis como del negro, hacen que mirar la hora sea placentero. También en la versión de 39 mm, que aunque sea de cuarzo comparte todos los elementos de sus hermanos mayores. Un detalle muy de agradecer a Bell & Ross.

Bell-&-Ross-BR-S-Desert-Type-39-mm-Horasyminutos

BR-S Desert Type 39 mm

Los Bell & Ross BR Desert Type están a punto de llegar a las tiendas y, afortunadamente, en este caso no son ediciones limitadas. Sus precios son: BR03-92 Desert Type (42 mm, tres agujas y fecha) 3.400 euros. BR03-94 Desert Type (42 mm cronógrafo y fecha) 4.990 euros. BRS Desert Type (39 mm, movimiento de cuarzo) 2.300 euros. Más información en Bell&Ross.com.

Bell-&-Ross-BR-03-94-Desert-Type-2-Horasyminutos



Nuevos Swatch Sistem51

Swatch-sistem51-frog-Horas-y-Minutos

Desde que apareció en 2013 Swatch ha hecho de este reloj mecánico una nueva historia de éxito: Conseguir un calibre automático que tan sólo tiene 51 piezas, articuladas todas a partir de un solo tornillo central. Y encima con 90 horas de reserva de marcha. A pesar de las comprensibles suspicacias iniciales el reloj fue un éxito, hasta el punto de tener sus propias tiendas. Ahora llegan nuevos modelos del Swatch Sistem51.

El Sistem51 sigue los mismos postulados que hicieron de los relojes Swatch una leyenda y una nueva categoría relojera por sí misma. Igual que decimos “un Rolex” para referirnos a un reloj de lujo decimos simplemente “un Swatch” cuando nos queremos referir a un reloj bueno y barato con un montón de variantes para satisfacer a todo el mundo. Algo así no existía antes de la llegada de los Swatch, lo que habla de la trascendencia que tuvo la creación del añorado Hayek.

Swatch-sistem51-Horas-y-Minutos

Con el Swatch Sistem51 la empresa sigue el mismo patrón que con los Swatch normales: crear infinidad de versiones para que haya uno para cualquier gusto. Lo mismo que ha empezado a hacer con el prometedor Bellamy que vimos en este artículo. Los nuevos  relojes son, según aparecen en la foto de izquierda a derecha: Sistem Gentleman, Sistem Grid, Sistem Cloud, Sistem Frog  Sistem Notte.

Cada reloj tiene una trasera personalizada, lo que añade atractivo y distinción, porque no es habitual que un reloj de este precio tenga la trasera decorada. Además comparten en la esfera los 6 puntos rojos que distinguieron al reloj desde su aparición.

Reverso del Swatch Sistem51 modelo Notte

Reverso del Swatch Sistem51 modelo Notte

Todos los relojes Swatch se pueden comprar en tienda física o en la tienda online de Swatch, y en todos los caso el precio del Swatch Sistem51 es de 140 Euros. No está nada mal para iniciar -o iniciarse- en la relojería mecánica. Más información en Swatch.es.