Seiko Prospex delgado

Los premios del Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2017

Todo el panel de ganadores

Ya se conocen los ganadores de los premios del Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2017, los Oscars de la relojería. Y podríamos decir que ha sido el año de los pequeños. O de los no tan habituales.

De arriba abajo, empezando por la izquierda: Kari Voutilainen, Eric de Rocquigny (Director de operaciones y artesanía de Van Cleef & Arpels), Louis Ferla (CEO de Vacheron), Eric Pirson (director de Tudor), Steve Amstulz (Vicepresidente de Parmigiani), Michel Parmigiani (fundador de su manufactura), Guido Terreni (Director General de relojería de Bulgari), Jean-Christophe Babin (CEO de Bulgari), Suzanne Rohr, Patrick Pruniaux (CEO de Ulysse Nardin), Karl-Friedrich Scheufele (Copresidente de Chopard), Walter von Känel (Presidente de Longines), Anita Porchet, Nicolas Beau (Director Internacional de relojería de Chanel), Julien Tornare (CEO de Zenith), Stephen Forsey (Cofundador de Greuber Forsey), Carlo Lamprecht (Presidente de la Fundación GPHG) y Caroline Scheufele (Copresidenta de Chopard)

Chopard dos, Parmigiani dos, Bulgari dos, Van Cleef, Zenith, Chanel… de las grandes casas (por reputación y/o por producción) sólo Vacheron Constantin, Longines y Ulysse Nardin se han llevado un premio este año. Más aún, marcas como Bulgari o Chanel, casi casi consideradas intrusas en este mundo (injustamente) por venir de otros segmentos del lujo han desbancado a grandes nombres. Grandes alegrías y grandes sorpresas. Vamos a repasarlas.

«AIGUILLE D’OR» GRAND PRIX: CHOPARD L.U.C FULL STRIKE

Seiko Prospex delgado

Más que merecido. El flamante ganador del Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2017, el L.U.C Full Strike de Chopard, no es sólo un repetidor de minutos sino todo un estudio -llevado a la práctica, no sólo teórico- sobre como mejorar el mecanismo de esta gran complicación, llevándolo a terrenos que hasta ahora no se habían logrado. Se puede leer (y escuchar) en el artículo que escribí sobre él, con fotos y vídeo en vivo.

¡Enhorabuena!

RELOJ DE MUJER: CHANEL PREMIÈRE CAMELIA SKELETON

Un perfecto ejemplo de cómo hacer de algo tan matemático como es un movimiento relojero una pieza delicada y femenina. Los puentes toman la forma de una camelia y el conjunto resulta un impecable equilibrio entre precisión y belleza.

RELOJ DE MUJER – COMPLICACIONES: VAN CLEEF & ARPELS LADY ARPELS PAPILLON AUTOMATE

Van Cleef, dentro del estilo decorativo que le distingue propone un autómata en el que la mariposa bate las alas: de una a cuatro veces seguidas de manera aleatoria, dependiendo de la reserva de marcha. La frecuencia del movimiento de las alas es también irregular, porque ocurre cada dos a cuatro minutos cuando el reloj no se lleva puesto y más a menudo cuando está en la muñeca. De hecho la actividad de la mariposa acompaña a la de su dueña, alternando los períodos de actividad con los de calma. También se puede hacer que bata las alas a voluntad, con el pulsador a las 8. Su precio es de 290.260 francos suizos.

RELOJ DE HOMBRE: BULGARI OCTO FINISSIMO AUTOMATIC

Uno de los diseños más personales de los últimos años, el Octo de Bulgari, se dedica también a romper récords de delgadez sin perder su usabilidad y su presencia masculina. Ya es un clásico, y con muchas variantes como esta o esta.

CRONÓGRAFO: PARMIGIANI FLEURIER TONDA CHRONOR ANNIVERSAIRE

El cronógrafo premiado en el Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2017 ha sido el de Parmigiani. Es un cronógrafo rattrapante con gran fecha que seduce por su perfección técnica y una cuidada estética que hace honor a su origen en Fleurier. Se puede leer más en este artículo con fotos en vivo.

TOURBILLON: BULGARI OCTO FINISSIMO TOURBILLON SKELETON

Otra vez Bulgari, otra vez el Octo y otro de mis favoritos. Un excelente prueba de por qué Bulgari es una de las mejores manufacturas ahora mismo. Más fotos en vivo aquí.

RELOJ CALENDARIO: GREUBEL FORSEY QP À ÉQUATION

Para mí la mayor sorpresa, porque el mecanismo de este reloj se presentó en 2014 y el reloj en el SIHH de 2015, pero entiendo que no ha sido hasta este año que ha salido al mercado . En cualquier caso es, seguramente, el reloj con ecuación del tiempo más complicado del mercado. La diferencia con otros relojes es que no sólo presenta la diferencia en minutos, sino que muestra las estaciones, los equinocios, los solsticios, la fecha, día y mes y el año con cuatro dígitos. Y por supuesto tiene en cuenta los años bisiestos. Cuesta 670.000 francos suizos.

RELOJ DE VIAJE: PARMIGIANI FLEURIER TORIC HEMISPHÈRES RÉTROGRADE

Toric Hemisphere Retrograde

Esta fue la primera creación de Michel Parmigiani en 1996, y ahora vuelve a la colección Toric (que se distingue por su bisel estriado). Tiene dos zonas horarias, permitiendo incluso aquellas con diferencias de media hora o incluso cuarto de hora junto con las reguladas a partir del meridiano de Greenwich. Cada una de las dos zonas tiene asociada una ventana que proporciona la información de día y noche. Su precio en origen es de 29.500 francos.

EXCEPCIÓN MECÁNICA: VACHERON CONSTANTIN LES CABINOTIERS CELESTIA ASTRONOMICAL GRAND COMPLICATION 3600

Otra vez Vacheron se lleva el premio de la excepción mecánica. Ya lo hizo con el reloj más complicado del mundo y ahora lo hace con éste. Tiene 23 complicaciones astronómicas: desde las mareas hasta los solsticios y el zodíaco, pasando por la ecuación del tiempo, horas de salida y puesta del sol, la conjunción de Sol, Tierra y Luna, oposición y cuadratura, mapa celestial del hemisferio norte con la Vía Láctea y un calendario perpetuo, por ejemplo. Además de fases lunares, reserva de marcha y tourbillon.  Y encima en un reloj que se puede poner en la muñeca.

PETITE AGUILLE: TUDOR BLACK BAY CHRONO

Tudor está tocado por la mano de los dioses relojeros y sus modelos son siempre éxitos. Ahora le ha tocado a la versión crono del Black Bay, en la que mezcla las características del reloj de buceo con las de un crono. Y por menos de 5.000 euros.

RELOJ DEPORTIVO: ULYSSE NARDIN MARINA REGATTA

El reloj de Ulysse Nardin integra un mecanismo nuevo de cuenta atrás en el que, en efecto, la manecilla cuenta atrás hasta cero, momento en el que empieza a contar hacia adelante. Y además no es sólo útil, sino también bonito. Lo analicé en este artículo.

RELOJ JOYA: CHOPARD LOTUS BLANC

El loto es una flor sagrada en algunas religiones, y sirve de trono para las divinidades. La flor se cierra y se abre cada día. Esta pieza única en platino y titanio integra 25,66 quilates en diamantes de diverso corte. Los pétalos se abren y cierran a voluntad. Su precio es de 798.000 francos suizos.

CREACIÓN ARTÍSTICA: VOUTILAINEN AKI-NO-KURE

Uno de los grandes estudios de lacado del mundo es Unryuan, en Japón. Allí, bajo la dirección de T. Kitamua llevan a cabo creaciones según la tradición japonesa. Para este reloj  han usado los siguientes materiales: Kinpun (polvo de oro), Jyunkin-itakane (láminas de oro), Yakou-gai (caparazón de un insecto verde) y Awabi-gai (el caparazón de un molusco de Nueva Zelanda). Y un movimiento propio de Kari, por supuesto. Es una pieza única con un precio de 350.000 francos suizos.

PREMIO A LA INNOVACIÓN: ZENITH DEFY LAB

No podía ser de otra manera: el calibre del Zenith Defy Lab está llamado a revolucionar la relojería en cuanto a precisión se refiere. Por supuesto el movimiento tiene que desarrollarse y probar que en efecto aguanta como cualquier otro calibre existente, pero desde luego es de lo más prometedor. Está analizado a fondo en este artículo.

RELOJ «REVIVAL»: LONGINES AVIGATION BIGEYE

 

El último de los ganadores del Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2017 es un reloj inspirado en la gran era de la navegación aérea. Caja de 41 mm de diámetro para alojar el calibre L688, un cronógrafo con rueda de pilares producido en exclusiva para Longines. La esfera negra aloja grandes numerales impregnados con Super-LumiNova y una disposición clásica de tres subesferas. La del pequeño segundero es más grande que las otras dos. Su precio en origen es de 2.300 francos.

 

Para mí esta lista de ganadores del Grand Prix d’Horlogerie de Genève 2017 es una gran noticia porque significa que la relojería está muy viva y con futuro por delante. Hay muchas cabezas dándole vueltas a cómo mejorar este arte centenario para seguir siendo parte del futuro más bello. ¡Enhorabuena a los premiados y hasta el año que viene!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies