Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel: fotos en vivo y precio

Toda la maestría técnica y artesana de la manufactura, plasmada en esta belleza

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel
Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

La gran estrella del SIHH 2019 para Jaeger-LeCoultre ha sido sin duda el Master Grande Tradition Gyrotourbillon Westminster Perpétuel; una de esas bestias técnicas y estéticas que sólo pueden hacer los verdaderos maestros. Pero JLC no vive de vender 18 relojes a 800.000 euros cada uno (aunque ayuda, qué duda cabe), y por fortuna tiene la maestría suficiente como para hacer relojes que están un poco más cerca de los humanos, pero manteniendo el nivel de complicación que siempre esperamos de esta gran manufactura. Tal es el caso de este Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel.

ESPECTACULAR -Y RENOVADA- ESFERA ESMALTADA

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

Jaeger ha hecho mucho hincapié este año en las labores artesanas, y en concreto en el esmaltado. No es una novedad porque sabemos de sobra que la casa es muy capaz en cualquier tipo de decoración. Pero sí es novedad cómo lo ha presentado, con esferas decoradas con un guilloché de rayos de sol muy marcados y en un azul particularmente bello, que al repartirse por una superficie llena de ángulos produce brillos distintos según la incidencia de la luz. Sólo hace falta comparar las dos fotos de aquí arriba para comprobarlo.

No es la primera vez que en esta colección aparece un calendario perpetuo (aquí hay fotos en vivo de la anterior versión de boutique), pero este Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel la información se ha redistribuido para hacerla más simétrica, y además se ha aumentado la cantidad de datos sin que la legibilidad se vea resentida.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

Una de las grandes diferencias es que el año digital se ha pasado de las 7 horas, donde quedaba un tanto descolgado del conjunto, a la subesfera de las 12 horas, donde además están los meses.

Justo debajo, aparece la ventana de “ajuste seguro”: cuando está en rojo quiere decir que no se debe modificar la hora, porque el reloj está ya en fase de transición de una fecha a otra. No es en absoluto una mala idea, porque forzar el mecanismo de fecha y que se rompa es un desastre en cualquier reloj. En un calendario perpetuo es una tragedia de carísimas consecuencias.

Además se ha realizado una pequeña incisión en las manecillas para que no interrumpan la visión de esta pequeña pero vital información.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

A las 3 en punto aparecen los días de la semana, y enfrente la fecha. En este Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel la fase lunar se ha bajado de las 12 a las 6 horas y se ha decorado más el firmamento, lo que hace al reloj más elegante. Las tres subesferas están remarcadas por bordes de oro y un azul más claro. Y dentro, para ofrecer buen contraste, la decoración es de Clous de Paris.

Además muestra la fase lunar en el hemisferio norte (dentro de la ventana) y en el hemisferio sur. Éste se marca con una manecilla de doble punta: una indica la edad de la luna y la otra las fases lunares. Esto es una función que no estaba en los anteriores perpetuos de la casa. Sería bueno saber si para la clientela del hemisferio sur se puede invertir la información.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

UN CALIBRE MODIFICADO

El calibre 889 fue un conocidísimo calibre delgado de JLC, usado, entre otros, por Vacheron Constantin, IWC Audemars Piguet (que le acopló un módulo cronógrafo de Dubuis Depraz para crear su crono 2326. La propia Jaeger anudó un módulo de calendario perpetuo desarrollado por IWC para crear el movimiento 889/440/2. Ese fue el que alimentó los perpetuos de la casa desde 1996 hasta 2013, año en que presentó el calibre 868.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

El que el calibre se llame ahora 868A/2 se debe a las modificaciones que se han hecho para presentar la información tal como la vemos aquí. Además la reserva de marcha se ha incrementado hasta 72 horas. Y con un solo barrilete además. El volante late a 28.000 alternancias a la hora. Gracias al zafiro posterior podemos ver la decoración con Côtes de Genève de los puentes, los cantos biselados y pulidos, los tornillos azulados y el perlado de la platina. Además, por supuesto, del rotor de oro con el logotipo de la casa.

MEDIDAS CONTENIDAS

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

Toda esta riqueza técnica y decorativa se aloja en una caja de oro blanco pulido que es perfectamente llevable por casi cualquier muñeca, ya que tiene un diámetro de 39 mm y una altura de 10,44 mm. Se entrega con una correa de aligátor tintada en azul y un cierre plegable también en oro blanco.

El Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel es una edición limitada a 100 unidades, expresadas en la trasera con la leyenda “XX de 100”. En mi opinión esta es una de las gemas escondidas de Jaeger. Uno de los relojes más atractivos de su colección. Es de esperar que lancen una versión en acero para que tenga un mejor precio. Y quizá una caja de oro rosa y esfera granate o marrón… ¡Podría ser una colección en sí mismo! Hay más información en Jaeger-LeCoultre.es.

Jaeger-LeCoultre Master Ultra Thin Perpetual Enamel

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies