Nomos Club Sport. Fotos en vivo y precio

El primer reloj claramente deportivo de la manufactura. Integra un calibre propio avanzado y un excelente brazalete de metal

El Nomos Club Sport, en la muñeca
Así queda el Nomos Club Sport

En Balseworld 2019 Nomos Glashütte ha presentado una pequeña colección que ha llamado Sport, compuesta por dos Tangentes (no hay nada nuevo que no se integre en un Tangente, siendo como es el buque insignia de la casa) y un Club. Los tres modelos comparten el calibre de manufactura DUW 601, una hermeticidad de hasta 300 metros y un (¡por fin!) brazalete metálico. Pero sin duda de los tres el más atractivo es el Nomos Club Sport.

Era algo que pedía todo el mundo sin excepción: un reloj deportivo, ya fuera una familia nueva o una variación dentro las ya existentes. Es verdad que ya existía el Ahoi, con una hermeticidad de hasta 200 metros, y que esa estanqueidad se aplicó también a los Aqua que vimos en vivo. Pero esa capacidad de bucear no les daba el carácter deportivo que sí tiene el Nomos Club Sport, y eso que también había un Club Aqua. Pero es que la relojería se hace a base de detalles que parecen no tener importancia y que sin embargo tienen mucho peso.

HERMETICIDAD PROFESIONAL

Esfera del Nomos Club Sport

La caja del Nomos Club Sport tiene 42 mm de diámetro, lo que la convierte en la más grande de la casa junto con la del Lambda. Pero ahora la hermeticidad ha aumentado hasta los 300 metros (1.000 pies, tal como pone en la esfera). Esto lo mete a competir con los buceadores profesionales, si bien el reloj no tiene bisel unidireccional.

Es obvio que Nomos no quería hacer un reloj de buceo per se, sino uno que tuviera un perfil más dinámico que cualquier otro de los que ya tiene. Como el calibre DUW 6101 es muy delgado (sólo 3,6 mm) el reloj mantiene una altura de sólo 10,2 mm, pero habiendo reforzado la caja y el cristal de zafiro, dando más peso al reloj y por tanto una sensación de solidez que resulta novedosa en Nomos.

Detalle de la esfera del Nomos Club Sport

Como Nomos es tan cuidadosa y detallista en todo lo que hace, ha añadido un aviso visual: si la corona no está completamente roscada se queda al descubierto un anillo rojo que avisa al usuario de que no puede sumergirse aún. Muy buena idea, simple y efectiva.

Anillo de seguridad de la corona del Nomos Club Sport

EL BRAZALETE DE NOMOS

Sin duda el otro elemento que da al Nomos Club Sport su carácter deportivo es el nuevo brazalete de acero. Crear un brazalete no es sencillo, especialmente cuando tiene que complementar a unos relojes con un estilo tan definido como los Nomos. Pues bien, yo creo que se puede afirmar que la casa ha dado en el clavo con su ejecución.

Está elaborado a mano y se compone nada menos que de 145 piezas, lo que da una idea de su complejidad. Se asegura a la muñeca gracias a un cierre plegable con un diseño también excelente. Es práctico y elegante. El conjunto sin duda embellece al reloj, y además le añade el peso que esperamos cuando nos ponemos un reloj de corte deportivo.

brazalete del Nomos Club Sport

UNA ESFERA VIBRANTE

El modelo Club siempre ha sido el que más fácilmente se puede modificar, porque la tipografía utilizada para los numerales le permite jugar con sus dimensiones sin que sufra el conjunto. En este caso Nomos ha elegido -acertadamente- una esfera negra galvanizada sobre la que resalta unos potentes numerales e índices blancos. La manecillas están rodiadas y todo el conjunto se ha impregnado de una generosa cantidad de Super-LumiNova para leerlo bien en la oscuridad (de la habitación o de las profundidades marinas, si llegara el caso).

Decoración con Super-LumiNova del Nomos Club Sport

En Nomos el pequeño segundero es irrenunciable por ahora, porque no ha desarrollado aún la transmisión para tener un segundero central (que le vendría mejor, creo yo).

Añade la nueva fecha de la casa, cuyo funcionamiento expliqué en este vídeo. El hecho de poder moverla hacia adelante y hacia atrás es un valor añadido; y como la ventana es del mismo color que la esfera, se integra sin problemas.

POR ÚLTIMO

El Nomos Club Sport es una muy buena oferta de la manufactura Nomos, que necesita salir de su zona de comfort pero sin volverse loca. A falta de tener un cronógrafo este modelo cumple perfectamente con su deber de dar potencia y rejuvenecer a la marca. Queda bien en la muñeca e integra un calibre de manufactura innovador y de excelente comportamiento. Su precio es de 3.220 euros. Es por ejemplo más barato que el nuevo Autavia (cuyo calibre es una modificación de un Sellita), o que el Diver de Bell & Ross, que tampoco tiene calibre propio. Falta ver la reacción del mercado, que yo espero sea positiva. Más información en Nomos.es.

El Nomos Club Sport, en la muñeca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies