Seiko Prospex LX, la gama alta deportiva de Seiko: vídeo, fotos y precios

Un salto de calidad en diseño y material para competir en el segmento de relojes deportivos con los mejores argumentos

Seiko Prospex LX GMT Air, en la muñeca

La marca más pródiga en novedades durante Baselworld 2019 fue, sin duda, Seiko. Y dentro de sus muchas novedades -muchísimas, si contáramos absolutamente todo lo que presentan para todos los mercados y que en su gran mayoría no vemos- sin duda la más sorprendente fue la que se ha nombrado como Seiko Prospex LX Line. Unos relojes pensados y desarrollados por el famoso diseñador Ken Okuyama y que dan un salto de precio por encima de los 5.000 euros, algo desconocido en la gama Prospex. ¿Se ha vuelto loca Seiko? ¿Cuál es el objetivo que busca la colección? ¿Tiene argumentos Seiko para defender un producto así?

Uno de los problemas de Seiko viene de su imponente músculo productivo: es capaz de hacer excelentes relojes mucho más baratos que sus competidores suizos -o europeos en general- en todos los segmentos de precio. A la verdad absoluta de que es más barato se añade entonces la idea de que es una marca «barata» -en el mal sentido de la palabra-, algo a lo que ha contribuido su política comercial de malear el mercado a base de no controlar las ventas ni los precios (como ya comenté en este artículo).

Pero Seiko no es la potencia que es durante décadas por casualidad, sino por trabajo y perseverancia. Revertir esa imagen va a llevar años, pero una sociedad que ha hecho un arte del reducir árboles al tamaño de bonsáis no se puede decir que le falte paciencia y dedicación. El primer paso fue dar a conocer los Grand Seiko fuera de Japón. Uno de los secretos favoritos de los aficionados -la increíble calidad de la gama alta de Seiko (aparte de los Credor)- por fin se ponía al alcance de todos. Por supuesto aún no cuenta con el favor de todo el mundo porque cuesta mucho cambiar la mentalidad -sobre todo de aquellos que sólo piensan en los relojes como cosas que comprar y vender-. Pero los que nos parecen fantásticos somos cada vez más.

Esfera del Seiko Prospex LX GMT Land

Paralelamente se han ido consolidando las demás colecciones, de manera que los relojes deportivos -y particularmente los relojes de buceo certificados, que son los más polulares- se han agrupado bajo el paraguas de Prospex. Eso es lo que hay llevado a la desaparición del querido SKX007 que presenté en vídeo. Pero aún así, salvo en las ediciones históricas -como esta o el más reciente Captain Willard-, los precios de los Prospex se mantienen bien por debajo de los 1.000 euros. Eso es un precio extraordinario para unos relojes excelentes, algo que -ahora sí- tiene el consenso y aprobación general. Pero Seiko se estaba perdiendo algo.

UN NUEVO MERCADO

Y ese algo se llama «relojes deportivos elegantes por debajo de 10.000». El mercado de relojes de más de 3.000 euros es el que mejor está soportando la crisis, lo que significa que la gente prefiere ahorrar y comprar un reloj que, aunque no barato, no es una locura inalcanzable. Y ese tipo de relojes cumplen la función de «reloj para siempre» porque su calidad se nota y porque su diseño es polivalente. Estoy hablando de Rolex, de Omega, de Breitling, de IWC… hasta de Hublot si me apuras, aunque sus precios doblen los de los demás.

Seiko Prospex LX GMT Air Black Edition

Ese es un mercado en el que Seiko no tiene presencia, y es -creo yo- al que apunta la nueva colección Seiko Prospex LX. No es, por supuesto tarea fácil, porque Seiko viene una vez más a luchar en un terreno que crearon los suizos, que lo tienen perfeccionado al máximo y que por tanto cuentan con todo el merecido apoyo y reconocimiento de la clientela. Todo eso lo sabe Seiko, y por eso ha diseñado una estrategia que lo separe de los Prospex que ya conocemos.

DISEÑADOS POR KEN OKUYAMA

Ken Okuyama, diseñador de los Seiko Prospex LX

Ken Okuyama, nacido en Yamagata en 1959. fue el director de diseño de General Motors, diseñador senior en Porsche -donde rediseñó el Boxster y el 911 y fue el primer Director de Diseño de Pininfarina que no era italiano. Allí diseñó el Ferrari Enzo, el Maserati Quattroporte y muchos otros. Después creó su propia empresa, Ken Okuyama Design, para dar rienda suelta a su creatividad. De su mesa salen motocicletas, muebles, robots, gafas o proyectos arquitectónicos. Y automóviles.

Ken ha sido el encargado de diseñar los Seiko Prospex LX. Y no es una tarea fácil. La idea era utilizar el diver de 1968 como base, un absoluto icono que fue la base sobre la que se edificó la leyenda de los divers de la casa. El año pasado lanzó una versión para celebrar su 50 aniversario (que vimos aquí con fotos en vivo) que fue -otra vez- un éxito. Así que el reto era notable.

Perfil del Seiko Prospex LX GMT Land Black Edition

POR TIERRA, MAR Y AIRE

Aunque habitualmente pensamos en los Prospex como relojes de buceo, en realidad la familia se divide en mar, aire y tierra. Esa subdivisión se ha mantenido en los nuevos Seiko Prospex LX, y además en dos versiones de titanio, una de ellas con un recubrimiento negro.

Seiko Prospex LX tierra
LumiBrite de los Seiko Prospex LX GMT Land

La versión «Tierra» es un GMT que en su bisel lleva una brújula.Esto es algo que los aficionados a la marca ya conocían gracias al Landmaster, un modelo que en sus distintas versiones fue -y todavía es- muy popular. La flecha de la hora en origen tiene una forma que recuerda a la de las brújulas. Aunque no es un reloj de buceo como tal porque carece de bisel graduado, Seiko ha añadido una hermeticidad de hasta 200 metros, por lo que el reloj es un todoterreno.

Seiko Prospex LX mar
LumiBrite en los Seiko Prospex LX Sea

El modelo marino es un diver que lo tiene todo: bisel cerámico unidireccional, 300 metros de hermeticidad, brazalete extensible y un LumiBrite abundante y aplicado incluso en el bisel (en la versión de titanio «normal»). Lo que no tiene es válvula de helio, porque a los relojes de Seiko no les hace falta. La corona a las 4 es la más prominente de las tres versiones, con un tamaño heredero del original, pero que al estar a las 4 horas la verdad es que no molesta en absoluto.

Seiko Prospex LX aire
LumiBrite del Seiko Prospex LX GMT Air

Por último, el modelo de aire es un GMT puro. Una llamativa manecilla roja en el modelo de titanio claro, manecilla de hora local con movimiento independiente y tercer huso horario auténtico ya que, al tener una indicación de 24 horas en la esfera, se puede usar el otro indicador de 24 horas en el bisel para ese tercer huso horario. Como en los otros dos modelos, la versión en negro es mucho más discreta.

BUSCANDO LA LUZ

Cuando oyes hablar a un diseñador de automóviles nunca oyes cosas como «velocidad punta» y ese tipo de cosas que buscan los aficionados. Hablan, como de todos los productos de diseño, de formas, de proporciones, de reflejos de luz. Los Seiko Prospex LX se llaman así por eso: LX se basa en la palabra lux latina (que no hace falta traducir), y la idea de Ken Okuyama es la de envolver los relojes en luz, y que a la vez esa luz se refleje en cualquier posición. Para ello modificó la inclinación original del diver de 1968, pasando de tener un ángulo de 22º a tenerlo de 30º. ¿Parece una nimiedad? Hay que recordar aquí lo que me contó Laurent Ferrier sobre cómo modificó la inclinación del cristal de Aquanaut en sólo 4 centésimas, y que sólo eso cambió el aspecto del reloj.

Inclinación de la caja de los Seiko Prospex LX

Y además se sirve de la otra gran arma de Seiko: el pulido Zaratsu, esa técnica de pulido hecho a mano que convierte la superficie en un espejo sin distorsión. Además el material usado es el titanio, lo que evita el brillo sin filtros del acero y la hace más elegante. Más dulce, si se puede decir así. Pero esto es sólo dos de los argumentos de la colección.

ALCANZAR EL OBJETIVO POR ELEVACIÓN

En balística el disparo por elevación es aquel que se hace sin tener visión del objetivo, por lo que hay que calcular la trayectoria para salvar el obstáculo que se interpone entre el arma y el punto a atacar. Seiko sabe, como decía antes, que se mete en un mercado muy difícil, y por eso no puede entrar a medio gas porque en seguida se quedaría fuera: no es una marca suiza y, esto es incontrovertible, la calidad de los relojes suizos en este nivel es excelente. Así que la idea de Seiko ha sido muy clara: hay que darlo todo (incluido el precio). Así, además del titanio, ha integrado biseles cerámicos en los divers y en los GMT (salvo el negro y azul, que está cubierto con un cristal de zafiro). Cristal de zafiro con recubrimiento antirreflejos y extra claro -excepto en los de buceo- que hace que parezca que no hay cristal.

Detalle del segundero del Seiko Prospex LX

Las cajas son mucho más complejas que las de sus competidores; no sólo mezclan superficies satinadas (en distintas direcciones) con pulidas, sino que añade más facetas y con ángulos más marcados para aumentar su deportividad, lo que exige una terminación mucho más ajustada que Seiko ejecuta a la perfección. Y es ese juego el que hace que los relojes desprendan esa sensación de calidad en cada milímetro que vemos. A su lado las cajas de la competencia resultan incluso pobres.

Esos ángulos se notan también en el bisel de los divers, que además es uno de los mejores biseles que he visto. En cualquier nivel de reloj. La suavidad, la precisión, incluso el sonido de los clics al giran son una auténtica delicia, con la resistencia exacta para hacerlo seguro y a la vez fácil de manejar.

Contraste de superficies con pulido Zaratsu y superficies satinadas

El titanio de Seiko es una aleación propia que es un 30% más resistente que el acero 316 usado en relojería, que además tiene un tratamiento de Seiko que la casa llama «recubrimiento superduro», y que podríamos equiparar al ADLC (carbono amorfo tipo diamante). Y tengamos en cuenta que eso no equivale a una dureza igual a la del diamante, sino que la estructura molecular es muy similar a la del diamante, lo que protege mejor a la superficie. Pero no significa que sea un escudo anti ralladuras. Pero la sensación es a simple vista mejor que la del titanio normal. Y en la versión en negro también está presente el recubrimiento.

Los Seiko Prospex LX no son pequeños de tamaño: tienen un diámetro de 44,8 mm y una altura de 14,7 mm. Los divers son incluso un milímetro más altos, lo que sin duda los hace imponentes, al menos sobre el papel. Pero aquí es donde se nota también la mano del diseñador Ken Okuyama: mediante un aumento en el ángulo de inclinación de la parte inferior de la caja se ha conseguido bajar el centro de gravedad del reloj, lo que hace que se asiente perfectamente en la muñeca y no cabecee. Y como son de titanio, la sensación de ligereza es sorprendente. Y las versiones en negro, claro, parecen aún más pequeñas. Al tener ese tamaño la lectura es intachable porque hay espacio para todos los elementos, pero la sensación es más bien de un reloj de 42 mm.

Carrura del Seiko Prospex LX

SPRING DRIVE

Y con la idea de ofrecer lo mejor de la casa, los Seiko Prospex LX incluyen la joya más preciada de la casa: el calibre Spring Drive 5R65 (5R66 para la versión GMT). Hasta ahora estaba reservado fundamentalmente para los Grand Seiko, pero de esta forma Seiko se garantiza el ofrecer algo que le distinga de los demás, pero desde arriba: el Spring Drive resulta único con el barrido continuo del segundero y además la manufactura garantiza una desviación de 1 segundo al día. En la práctica, mi Spring-Drive tiene una desviación de menos de un segundo ¡a la semana! Y no es una experiencia única, sino compartida por muchos usuarios.

Aguja GMT del Seiko Prospex LX GMT Air

Por supuesto el calibre Spring Drive de los Seiko Prospex LX tiene parada de segundero y cuerda manual. Y, como viene indicado en la esfera, la reserva de marcha es de 72 horas. Siempre hay debate sobre si la reserva de marcha debe o no aparecer en la esfera. En el caso del Spring Drive siempre aparece (sea Prospex o Grand Seiko), y siempre con la misma configuración: el tope de cuerda señala hacia abajo. En los divers la escala de carga está simplemente impresa sobre la esfera, mientras que en los otros dos modelos está aplicada en relieve y decorada.

ESFERAS MUY CUIDADAS

Detalle de los índices del Seiko Prospex LX GMT Air

A decir verdad y comparadas con las de sus competidores, las esferas de los Seiko Prospex LX son mucho más elaboradas. Los índices son distintos para cada versión, pero los de las versiones de aire y tierra están facetados y decorados con líneas. En el diver también, pero sólo en los índices que tienen formas rectangulares. Las manecillas están satinadas para que hagan mejor contraste con el fondo. Incluso en las versiones negras las manecillas tienen un tratamiento graneado. Como ya se ha visto en las fotos superiores el tratamiento con LumiBrite es fantástico, con una potencia de luz única.

Satinado de aguja del Seiko Prospex LX

Se nota el cuidado, casi el mimo, que se empleado en estos relojes para que puedan pasar incluso el escrutinio más exigente. Los relojes pueden o no gustar, su precio puede parecer mejor o peor; pero en calidad hay que decir que no se les puede poner ningún reproche. Más aún, a algunos suizos les debería hacer preguntarse si no deberían dar un poco más por lo que se paga por ellos.

Detalle del Seiko Prospex LX GMT Air Black Edition
Reserva de marcha del Seiko Prospex LX GMT Air
Detalle del Seiko Prospex LX GMT Land

PRECIOS Y CONSIDERACIONES FINALES

Una de las ventajas de los Seiko Prospex LX sobre su competencia son los precios. Los modelos de tierra (es decir, los GMT con brújula), cuyas referencias son SNR025 y SNR027 (versión de titanio normal y pavonado respectivamente) tienen un precio de 5.100 euros. Los divers -referencias SNR029 Y SNR035- cuestan ambos 6.100 euros. Y los de aire, con referencia SNR033 y SNR035, cuestan 5.600 euros (la versión en negro incluye correa de cocodrilo, no de piel).

Para hacernos una idea, un Omega Seamaster 300 en titanio y cerámica (que vimos aquí en vivo) cuesta 7.100 euros. El Rolex Submariner cuesta 7.850 euros. El IWC Aquatimer cuesta 5.250 euros, pero utiliza un calibre Sellita, igual que hace el Breitling Avenger GMT. El Rolex GMT «Batman» que vimos en vivo cuesta 8.550 euros -y no hay-.

Seiko Prospex LX GMT Air

Es indudable que con los Seiko Prospex LX la casa nipona ha dado un paso adelante para apostar por un mercado difícil y exigente. Más aún, tiene que luchar contra sí misma porque ya tiene una gama Prospex consolidada de precios muy inferiores. Es verdad que cuando comparas una gama con la otra no tienen nada que ver. A pesar de que son relojes estupendos para el precio que tienen y muy bien equilibrados para su tamaño, en cuanto que pones uno al lado del otro te das cuenta de las gigantescas diferencias que hay entre uno y otro. Realmente no se pueden ni empezar a comparar.

Un Seiko Prospex LX al lado de un Prospex normal
Un Seiko Prospex LX al lado de un Prospex normal

¿Quizá hubiera sido mejor no llamar a estos relojes Prospex? Pues quizá. Seiko LX hubiera sido a lo mejor más fácil de comercializar porque no se hubieran mezclado en la misma vitrina y ofrecería una mejor transición entre los Prospex y los Grand Seiko. Además es una colección que va a ir creciendo, así que llegará un momento en que va a tener una presencia por sí sola notable.

Pero sea como fuere los Seiko Prospex LX tiene unos argumentos potentísimos para mirar de frente a sus competidores y reclamar la parte del mercado que les corresponde. Y probablemente arrebate más del que se pueda pensar. Ken Okuyama dijo que quería que los relojes que él ha diseñado fueran reconocibles a 5 metros de distancia, y sin duda lo ha conseguido. Los relojes tienen una presencia, porte y luz que los hace destacar por encima de los muchos modelos del mercado. Llevarlo en la muñeca no te deja indiferente porque son realmente poderosos y elegantes. Habrá que esperar cómo reacciona el mercado, pero creo que tendrán un buen futuro comercial. Más información en Seiko.es.

Seiko Prospex LX Mar, en la muñeca
Seiko Prospex LX Mar, puesto
Seiko Prospex LX Mar negro, en la muñeca
Seiko Prospex LX Mar negro, puesto
Seiko Prospex LX GMT Aire negro, en la muñeca
Seiko Prospex LX GMT Aire negro, puesto
Seiko Prospex LX GMT Aire, puesto
Seiko Prospex LX GMT Aire, en la muñeca
Seiko Prospex LX GMT Tierra negro, puesto
Seiko Prospex LX GMT Tierra negro, en la muñeca
Seiko Prospex LX GMT Tierra, puesto
Seiko Prospex LX GMT Tierra,en la muñeca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies