Cartier Santos-Dumont en Edición Limitada

Unas ediciones limitadas del reloj que cambió la forma en que se miraba la hora

Cartier Santos-Dumont

Cartier lanza unas ediciones limitadas del reloj que cambió la forma en que se miraba la hora: el Cartier Santos-Dumont. Y para denominar cada una ha utilizado los nombres de las naves que voló el piloto brasileño.

UN POCO DE HISTORIA: ALBERTO SANTOS-DUMONT

Ya hablé del piloto cuando presenté los Santos de Cartier Chronograph en vivo, pero dado que vamos a hablar del reloj que de verdad llevó el piloto, merece la pena volver a mencionar su legado.

La aviación y la relojería van a la fuerza de la mano, y una de las primeras alianzas de la historia involucró a Louis Cartier y al aviador brasileño Alberto Santos-Dumont. Santos-Dumont estaba fascinado por el vuelo y, después de establecerse en París a principios de la década de 1890, se hizo conocido en la ciudad por sus audaces hazañas en globo aerostático, a menudo aterrizando en los tejados parisinos para sorpresa de las multitudes que lo observaban. En octubre de 1906, a bordo de su biplano cuadrado ’14-bis’, cubrió una distancia de 60 metros a una altura de aproximadamente cinco metros en el Bois de Boulogne ante una gran multitud, marcando así el primer vuelo en Europa de una máquina más pesada que el aire.

aeroplano de Alberto Santos-Dumont
El 14 bis, el aerplano de Alberto Santos-Dumont

El mérito de ser los primeros en volar corresponde a los hermanos Wright, que hicieron su primer recorrido en Kitty Hawk en 1903. Pero no fue una tarea solitaria y autónoma: necesitaron unos rieles para conducir el aparato, un alerón externo y vientos muy fuertes, si bien hay que reconocer que sus vuelos los hacían en campos de trigo y no en asfalto como Santos-Dumont. Además, para aterrizar los hermanos Wright estrellaron el avión, mientras que Santos-Dumont aterrizó de manera controlada. Apenas un mes después, el 12 de noviembre de 1906, Santos-Dumont estableció el primer récord mundial para un vuelo de 220 metros en 21,5 segundos.

Alberto se convirtió en una gran celebridad, y sus elegantes atuendos y los sombreros de Panamá pronto se pusieron de moda en París. Fue un diseñador incesante que por ejemplo creó el elegante monoplano Demoiselle para su transporte personal, un avión ligero con un ala reforzada con alambre montado sobre un fuselaje de estructura abierta hecho de bambú y tren de aterrizaje construido alrededor de un triciclo. En 1908, el Demoiselle (no. 19) se convirtió en el primer avión de producción en serie del mundo.

Alberto Santos-Dumont
Alberto Santos-Dumont

Como hombre obsesionado con las máquinas y la mecánica, su petición a Louis Cartier para que inventara un reloj que pudiera consultar sin tener que quitar las manos de los controles tenía toda la lógica. En 1904 Louis Cartier le regaló a su amigo el primer reloj de pulsera diseñado con una caja cuadrada sólida y redondeada y remaches en el bisel, que podrían haberse inspirado en los utilizados por Gustave Eiffel para mantener unida su famosa torre. Precursor de las líneas limpias que marcarían el período Art Deco, la esfera presentaba números romanos, minutería de ferrocarril e incluso el cabujón de zafiro en la corona, que se han convertido en características icónicas de tantos relojes Cartier.

Cartier Santos
El reloj original de Cartier para Alberto Santos-Dumont

No fue en absoluto el primer reloj de pulsera en la historia, ya que las mujeres llevaban pulseras mucho antes de que los hombres descubrieran su practicidad innata. Pero ha pasado a la historia como el primer reloj de pulsera diseñado específicamente para hombres. Aunque no era lo que ahora conocemos como un reloj de piloto, sí acompañó a Santos-Dumont en el primer vuelo de un avión en 1906 (del que por cierto existe una filmación). En 1911, en un movimiento similar a Santos-Dumont y su Demoiselle, Louis Cartier encargó al fabricante de movimientos Edmond Jaeger que comenzara a producir el reloj Santos a escala comercial.

UN SIGLO VOLANDO

El Cartier Santos-Dumont sigue siendo la única pieza en la colección de Cartier que lleva el nombre del usuario original. El Santos se relanzó en 1978 y apareció en modelos de acero y oro y modelos bimetálicos con un brazalete integrado. Demostrando su poder como un clásico atemporal, el Santos fue relanzado nuevamente en 2018 en varias versiones. La que más me gustó fue la esqueletada:

En 2019 hubo nuevas versiones, pero con movimientos de cuarzo. A principios de este año, Cartier presentó un Santos-Dumont XL más grande pero más plano y más elegante equipado con un movimiento de cuerda manual. Más cercano en espíritu al original, el reloj es más elegante que la colección 2018 y ha perdido parte de su rotundidad deportiva en favor de un perfil más delgado.

CARTIER SANTOS-DUMONT «LE BRÉSIL»

«Le Brésil» lleva el nombre del primer diseño de globo aerostático de Santos-Dumont. Hecho de seda japonesa, era un globo esférico particularmente pequeño con una canasta de mimbre e hizo su primer vuelo el 4 de julio de 1898. Descrito por Santos-Dumont como el «más pequeño» y «más hermoso» de sus globos, se puede ver su silueta en el fondo de la caja.

Cartier Santos-Dumont "Le Brésil"

Interpretado en una lujosa caja de platino que mide 43,5 mm x 31,4 mm, y con una altura de 7,3 mm, la forma de la caja y el diseño corresponden a los modelos de edición no limitada introducidos en enero de 2020. La presencia de un calibre de cuerda manual en todos los modelos significa que la carcasa es más delgada que los modelos 2018 y su estética general es más plana, logrando así una presencia más elegante. La esfera está plateada y cepillada con números romanos metálicos pulidos, agujas en forma de espada y un rubí en la sinuosa corona. Es una edición limitada y numerada de 100 piezas, presentada con una correa de cocodrilo gris.

CARTIER SANTOS-DUMONT «LA BALADEUSE»

«La Baladeuse» hace referencia a una aeronave motorizada, también conocida como dirigible, utilizada por Santos-Dumont para sobrevolar París en 1903. Construida para demostrar las posibilidades y ventajas del transporte aéreo, Santos-Dumont usaría su aeronave monoplaza para organizar visitas sorpresa a sus amigos. Convencido de que «llegará el día en que los ómnibus aéreos transportarán a turistas y viajeros de negocios», se podría decir que Santos-Dumont también fue un visionario.

Cartier Santos Dumont "La Baladeuse"

Las dimensiones de la caja son las mismas que «Le Brésil», pero aquí el reloj está elaborado en oro amarillo. Al igual que los modelos presentados en enero, la caja presenta superficies cepilladas y pulidas y ha abandonado los protectores de corona que aparecieron en los modelos 2018, acercándolo al original. Otra característica distintiva de estos modelos 2020 es la forma puntiaguda de la piedra en la corona; un zafiro azul en este caso. Es una edición limitada y numerada de 300 piezas y se presenta con una correa de cocodrilo verde.

CARTIER SANTOS-DUMONT «14-BIS»

«14-Bis» celebra el vuelo 1906 de Santos-Dumont de 220 metros, que ganó el premio Aéro-Club de France por ser el primer vuelo oficialmente observado de más de 100m. El grabado en el fondo de la caja presenta el famoso «n. ° 14 bis» que se describió como una «cometa con compartimentos». El piloto, de pie sobre en el fuselaje, estaba conectado al timón y las aletas por cables.

Cartier Santos-Dumont "n.°14 bis"

Este modelo presenta una construcción bimetálica con un bisel de oro amarillo pulido y una caja de acero cepillado. La esfera presenta un fondo gris antracita cepillado, con rayos solares con números romanos blancos y un cuadrado interior. También vale la pena señalar la clásica minutería de ferrocarril, que en este caso se coloca en la periferia del dial y no en el centro, manteniendo las modificaciones introducidas a principios de este año. Es el modelo más asequible de los tres (aunque la marca no ha revelado los precios) y está limitado a 500 piezas. La corona está configurada con un cabujón de espinela sintética azul.

CARTIER SANTOS-DUMONT » LA DEMOISELLE»

La pièce de résistance de esta edición limitada es «La Demoiselle», un reloj XL de solo 30 piezas grabado con la más elegante de las máquinas voladoras de Santos. Creado en 1908, «La Demoiselle» es el famoso monoplano de Alberto Santos-Dumont y uno de los primeros aviones en ser producido en masa. Con esto comenzó una nueva era: “Y navegaremos por el aire viendo a Europa desplegarse a nuestros pies como un mapa geográfico. Allí permaneceremos, suspendidos entre las estrellas y la tierra».

Cartier Santos-Dumont "La Demoiselle"

La característica sobresaliente de «La Demoiselle» es la textura en el centro de la esfera, que evoca el tejido de un sombrero de Panamá como los usados por Santos-Dumont. La esfera es de color pajizo cremoso y los números están pintados en blanco con una sombra negra. Otra diferencia son las manecillas estilo Breguet de este modelo, similares a las utilizadas en los primeros relojes Santos. Las medidas de la caja de platino (46,6 mm x 39,9 mm y una altura de sólo 7,5 mm) son idénticas a las de los modelos introducidos en enero de 2020. La corona está configurada con un cabujón de rubí y el reloj viene con dos correas, una correa de tela con una textura tejida de Panamá y una correa de cocodrilo marrón. «La Demoiselle» viene en una caja especial junto con un estuche de viaje de piel de cocodrilo marrón y un par de gemelos Santos de Cartier en oro blanco con ojo de tigre rojo.

El fondo de la caja está sellado, pero el movimiento en el interior es el 430 MC, un calibre de cuerda manual basado en el Piaget 430P con una altura de sólo 2.1 mm. Es un calibre utilizado en varios modelos Piaget Altiplano y también por Cartier. Late a 21,600 alternancias por hora y la reserva de marcha de 38 horas es corta, pero asumible dada la delgada altura del reloj.

Precios por confirmar. Más detalles en Cartier.es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies