Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture. Fotos en vivo y precio

Una nueva edición de uno de los cronógrafos con mejor relación calidad-precio del mercado

Frontal del Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture
Frontal del Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture

El Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture fue una sorpresa cuando apareció, porque integraba un calibre de manufactura con un módulo de cronógrafo flyback desarrollado por la propia marca, y aun precio único entre los relojes con calibre propio. En 2020 ha lanzado dos nuevas versiones: una en oro y otra en acero y azul marino, que destaca la elegancia del modelo.

Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture

El reloj apareció por primera vez en la edición de 2017 de la ya extinta Baselworld, e inmediatamente gustó a todo el mundo. Como siempre en Frederique Constant, el reloj tiene un regusto muy clásico,. De hecho en su lanzamiento el reloj tenía también numerales romanos y manecillas Breguet, pero en mi opinión esta versión con índices y manecillas alfa es mucho más atractiva. Sin perder su elegancia le da un filo más deportivo.

Detalle de la esfera del Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture

LA FUNCIÓN FLYBACK O DE RETORNO INSTANTÁNEO

La función flyback fue una de las primeras en añadirse al cronógrafo en los años 30 del siglo pasado. El principio es sencillo: permitir la parada, la puesta a cero y la puesta en marcha del cronógrafo con una única presión de un pulsador, en lugar de requerir tres presiones sucesivas.

El Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture , puesto

No obstante, tras esta ingeniosa idea, especialmente relevante para la medición de tiempos sucesivos en el transcurso de acontecimientos deportivos (como las carreras), subyace una auténtica complejidad mecánica: mientras que las funciones de parada, puesta a cero y puesta en marcha del cronógrafo antes estaban repartidas en dos pulsadores que se accionaban de forma consecutiva, el modo flyback implica que son absolutamente simultáneas y están asociadas a una sola presión de un único pulsador.

SEIS AÑOS DE DESARROLLO Y UNA RECONSTRUCCIÓN TOTAL

El mecanismo tradicional de la función flyback consiste en una serie de ruedas de pilares que actúan a modo de embragues y desembragues del cronógrafo. El calibre FC-760 que impulsa el Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture se despoja de esta complejidad gracias a su rueda de estrella, no de pilares. Menos componentes, menos operaciones y menos altura: el calibre FC-760 de Frederique Constant es más sencillo, más fiable y más fluido.

Calibre del Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture

La presión del pulsador a las 4 horas permite desembragar el movimiento del cronógrafo y ponerlo nuevamente a cero. Al soltar este pulsador, el movimiento y el cronógrafo se vuelven a embragar y este último se pone en marcha. Han sido necesarios nada menos que 6 años de desarrollo para alcanzar este nivel de sofisticación. Además, este calibre FC-760 es más estético, cualidad que esta nueva colección permite contemplar a través del fondo de zafiro.

Lateral del Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture

El módulo flyback incluye tan solo 96 componentes (del total de 233 piezas del conjunto del movimiento), lo que lo convierte en uno de los más eficaces del mundo pero también en uno de los más accesibles, gracias a su construcción ingeniosa, que además está patentada.

DOS TONALIDADES, DOS NUEVAS VARIACIONES

Actualmente, dos de cada cuatro modelos de esta colección ya se han agotado. Para satisfacer la demanda de los coleccionistas, la casa lanza ahora dos nuevos Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture. El que estamos viendo y otro, también muy bonito, en oro y con esfera marrón. En común: la estética bicolor, con contadores plateados. Es la primera vez que este diseño incluye unos contadores de un color distinto al de la esfera. Lo que llamamos habitualmente «esfera panda».

Vista inferior del Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture

La esfera azul combina con una caja de acero para conseguir la versión más elegante y atractiva de la colección, en mi opinión. Como dije antes, las manecillas alfa le sientan muy bien, y apuntan a unos índices facetados que denotan el esfuerzo de la marca para ofrecer siempre mucho por lo que cuestan. Las subesferas están decoradas con guilloché circular, de manera que destacan aún más sobre el fondo azul marino y, junto con las maneciilas negras, permite una lectura sin falla tanto del contador de 30 minutos (a las 3 horas) como del pequeño segundero (a las 9 horas) y de la fecha (a las 6). Además las agujas de horas y minutos están tratadas con Super-LumiNova, para que el reloj siga informando de la hora en la oscuridad.

El Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture se lleva muy bien en la muñeca, a pesar de sus 42 mm de diámetro, gracias en parte a la menor altura y también a la caja curvada, que lo hace adaptarse mejor a la muñeca. Se presenta con una correa de piel de aligátor con hebilla desplegable realzada con el blasón de la manufactura Frederique Constant. que realza la elegancia de la pieza.

Perfil del Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture

Los Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture tienen un precio de 3.895 euros para la versión en acero y de 4.195 euros en la versión chapada en oro, lo que los convierte en una excelente opción si se quiere un cronógrafo de manufactura, porque el precio es francamente imbatible. Más información en FrederiqueConstant.com.

Así queda el Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture
Frederique Constant Flyback Chronograph Manufacture portada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies