De Bethune DW5 Cempasúchil. Una pieza única para el Día de los Muertos

Una auténtica obra de arte que homenajea al Día de los Muertos

De Bethune DW5 Cempasúchil
De Bethune DW5 Cempasúchil

Cuánto tiempo hacía que no teníamos a De Bethune aquí, con lo que me gusta. Es uno de los problemas de la pandemia: como se han parado las ferias hay marcas a las que no hay forma de ver, y eso es una pena. Las grandes marcas de una u otra forma están en todos los países y acabas por ver los productos en persona, pero las marcas muy nicho (y De Bethune lo es, sin duda) se quedan completamente fuera del radar.

Como en estos días tiene lugar el SIAR en México -que al final va a ser la única feria de verdad importante en 2020- muchas marcas hacen relojes con motivos mexicanos, y uno de ellos es, sin duda El Día de los Muertos. México tiene la fortuna de afrontar esta fecha religiosa de un modo mucho más festivo. No es que se ignore el dolor de la muerte, pero se encara de una manera más festiva, como una continuación de la vida en otro estado, no como una brusca interrupción de la misma. O por lo menos así nos parece a los que lo miramos desde fuera. Sea mi interpretación correcta o no, el caso es que las celebraciones son particularmente vistosas, lo que supone una auténtica oportunidad para dejar volar la imaginación; también en relojería.

De Bethune DW5 Cempasúchil

El primer reloj del que escribí en Horas y Minutos fue el Dream Watch 5 (éste es el artículo con fotos en vivo). Combinando la estética futurista con las innovaciones relojeras, esta nave espacial en miniatura en forma de delta de 58 mm x 47 mm es un reloj como ningún otro. A través de una ventana de zafiro tallada a mano, la hora se muestra de una manera original pero sencilla, con horas saltantes y minutos deslizantes. La pequeña indicación de fase lunar está hecha de dos medias esferas de paladio y acero azulado. En la parte posterior de la caja, una abertura ofrece una vista del volante.

Como parte de la colección Maestri’Art, la última versión del DW 5 rinde homenaje a las celebraciones del Día de Muertos en México. Por cierto que no es la primera vez que la marca hace un reloj para México: en 2015 ya vimos en vídeo el espectacular DB25 Quetzalcoatl.

Detalle del De Bethune DW5 Cempasúchil

El grabado de la caja de este De Bethune DW5 Cempasúchil está inspirado en la obra del artista mexicano José Guadalupe Posada, con característicos motivos fantasmagóricos como La Catrina (la imagen referencial de la muerte en México, pero que tuvo un origen de reivindicación social) y flores de cempasúchil (la caléndula, también llamada La Flor de los Muertos en México).

Para reproducir magistralmente estas imágenes del Día de los Muertos en esta escultura de muñeca, De Bethune encargó el talento de uno de los mejores grabadores de Suiza, Michele Rothen, en colaboración con Denis Flageollet, maestro relojero y fundador de De Bethune. El desafío técnico no fue solo trabajar con una caja de titanio, sino también volver azul el titanio mediante calor (algo en lo que De Bethune son maestros), grabarlo a mano y decorarlo con delicadas inserciones de oro.

Y, para aumentar aún más el nivel de dificultad, se utilizan varios tipos diferentes de aleación de oro de 18k. La experimentación del color del metal es característica del trabajo de Denis Flageollet y, en este caso, se combinan oro blanco, oro amarillo, oro rosa, oro verde y oro jaspeado (una mezcla de oro blanco, oro rosa y oro amarillo).

El De Bethune DW5 Cempasúchil, en la muñeca

El De Bethune DW5 Cempasúchil está impulsado por el calibre de cuerda manual DB2144V2, hecho de 355 piezas e incorporando varias de las innovaciones de la marca. Realiza 28.800 vibraciones por hora y su reserva de marcha de cinco días está garantizada por un doble barril autorregulado. El regulador incorpora un volante de silicio rodeado por un borde dorado, una espiral De Bethune y una rueda de escape de silicio. El mecanismo de precisión de la fase lunar tiene una precisión de un día lunar cada 1.112 años.

Trasera del De Bethune DW5 Cempasúchil

El De Bethune DW5 Cempasúchil se presenta con una correa de piel de serpiente Karung cosida a mano. Se cierra con una hebilla de titanio y varilla de oro rosa. El precio de esta maravillosa pieza única está fijado en 275.000 francos suizos. Hay más información en DeBethune.ch.

El De Bethune DW5 Cempasúchil, entre pétalos de la flor de Cempasúchil

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies