Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire. Nuevo calibre y caja transparente

Un calibre automático con tourbillon dentro de una llamativa caja naranja

Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire
Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire

Ha comenzado la LVMH Watch Week, que el año pasado fue presencial -el único evento grande suizo, en realidad- y que este año, (des)gracias a la pandemia, es sólo digital. La primera presentación ha sido la de Hublot y, entre los relojes presentados, el que más me ha llamado la atención -aparte de la creación más llamativa, el nuevo MP11- es el Hublot Big Bang Sappihire Orange Tourbillon Automatic.

Lateral del Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire

Hublot tiene como lema «el arte de la fusión», y siempre ha hecho gala de buscar nuevos materiales. Por ejemplo ha hecho de la cerámica uno de sus mayores embajadores (aunque no es, ni con mucho, el creador -Rado- o la marca que la ha popularizado -Chanel-), pero sí ha sabido darle un nuevo enfoque gracias a las formas atrevidas de sus relojes, especialmente cuando lanzó una cerámica color rojo vivo, algo que hasta ese momento no se había conseguido. Lo vimos aquí con fotos en vivo.

El zafiro es otro de los materiales que ha usado para creaciones siempre impactantes, como este MP11 de 2018:

Ahora lanza este Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire que añade a su llamativa caja un calibre interesante. El reloj mantiene las medias habituales del Big Bang, con un diámetro de 45 mm que, dado el color del zafiro, sin duda no va a pasar desapercibido. Tanto la caja, que es hermética hasta 30 metros, como el cristal superior e inferior están fabricados en zafiro sintético, con la carcasa teñida de un naranja que, aunque sin duda llamativo, gracias a la mayor calidez del color lo hace menos estentóreo (tampoco mucho menos, eso es cierto).

Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire

La caja sigue manteniendo las formas clásicas del Big Bang (inspiradas en los diseños de Genta para el Royal Oak y el Nautilus), con los tornillos en H que identifican al modelo.

El calibre no es totalmente nuevo, porque ya existía un tourbillon automático, pero en este Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire tenemos una reinterpretación. Hublot ha reconstruido el movimiento en su totalidad para que el microrrotor sea visible desde el lado de la esfera. Los movimientos del microrrotor enclavado a las 12 horas reflejan la rotación del tourbillon, su órgano regulador, situado de manera simétrica a las 6 horas.

Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire

El microrrotor gris de oro de 22 quilates tiene los cantos biselados y está cepillado con satinado en rayos de sol y pulido con chorro de arena. El nombre de la marca está incrustado en el metal precioso. La reserva de marcha es de 72 horas. El calibre de manufactura del Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire incluye, por primera vez, tres puentes de zafiro: el puente del barrilete, el puente del volante y el del tourbillon.

Detalle del sistema de intercambio de correas del Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire

La correa es de caucho naranja transparente e integra el sistema de intercambio rápido One Click y la hebilla desplegable de titanio. El Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire es una edición limitada a 50 unidades, con un imponente precio de 167.000 euros. Seguro que hay quien los paga y todo. Más información en Hublot.es.

Hublot Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies