MB&F LM Perpetual EVO Titanium. El deportivo ligero de la casa

La versión más ligera del reloj deportivo de la casa

MB&F LM Perpetual EVO Titanium
MB&F LM Perpetual EVO Titanium

¿Puede haber exitazos de más de 150.000 euros? El LM Perpetual de MB&F es la prueba fehaciente de que sí. Hace casi nada vimos fotos en vivo de la versión de paladio, y ahora tenemos este MB&F LM Perpetual EVO Titanium. La diferencia entre uno y otro es el apellido EVO: hace ahora un año la casa presentó los MB&F LM Perpetual EVO, que son los relojes deportivos de la casa. Y hay que confiar mucho en el producto para lanzar un reloj deportivo con un calendario perpetuo, tan delicados siempre.

MB&F LM Perpetual EVO Titanium

El LM Perpetual EVO se lanzó por primera vez en circonio con tres opciones de color de esfera PVD/CVD, incluyendo -por primera vez en una pieza de alta relojería suiza- el naranja atómico. Ahora aparece una verrsión en titanio de grado 5, con una placa de esfera CVD verde.

Aunque el diámetro de 44 mm no varía con respecto a su iteración de 2015, el nuevo diseño de la caja del EVO presenta una construcción sin bisel, con el cristal de zafiro abombado fundido directamente a la caja. La mayor apertura de este diseño resalta el equilibrio entre la legibilidad de las indicaciones del calendario del LM Perpetual EVO y el juego -casi cinematográfico- de los componentes del motor, coronados por el emblemático volante de MB&F. Esta nueva y amplia presentación del motor del LM Perpetual no fue una simple reconfiguración del diseño. Hubo que calcular nuevas geometrías para el cristal de zafiro, logrando los objetivos mecánicos opuestos de mantener la resistencia estructural y disminuir su relación altura-diámetro. Para liberar el LM Perpetual EVO del bisel también fue necesario utilizar un sofisticado sistema de unión térmica entre el cristal de zafiro y la caja.

Además, el MB&F LM Perpetual EVO Titanium tiene -al igual que sus hermanos de colección- una hermeticidad de hasta 80 metros y corona roscada, lo que le permite meterse en el agua sin problemas.

Anverso y reverso del MB&F LM Perpetual EVO Titanium

Otro elemento nuevo del MB&F LM Perpetual EVO Titanium es el FlexRing: un amortiguador anular instalado entre la caja y el movimiento, que proporciona protección contra los golpes en los ejes vertical y lateral. El amortiguador, mecanizado a partir de un único bloque de acero inoxidable, confiere una robustez excepcional al calendario perpetuo, una función que se asocia con el clasicismo y la elegancia, pero que posiblemente sea la más pragmática y utilitaria de todas las altas complicaciones.

El reloj se entrega con una correa de caucho que aumenta su aspecto deportivo. El precio, como siempre, es de los que hacen salirse los ojos de las órbitas: 142.000 euros, que además trae consigo ese desagradable apéndice al que llamamos Impuesto de Valor Añadido (toda vía no sé qué valor añade, pero en fin). Más información en MB&F.com.

Así queda el MB&F LM Perpetual EVO Titanium
CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos