En la muñeca: Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290

Carece de oxígeno dentro de la caja para afrontar las condiciones extremas

Montblanc presentó en el Watches & Wonders 2022 una colección de relojes inspirada en los glaciares del Montblanc. Eso no sólo se ha trasladado al estilo de fotos que pudimos hacer en el Salón -todo con tonos azulados- sino que se extiende al propio reloj, como veremos luego. Uno de los más llamativos, y no sólo por su enrevesado nombre, es el que vemos ahora: Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290. Vamos a descifrarlo.

Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290

La particularidad de este reloj es que se ha extraído el oxígeno del interior de la caja. A decir de la marca, la ausencia de oxígeno dentro del movimiento no solo evita el empañamiento, que puede producirse a causa de los drásticos cambios de temperatura en estas altitudes, sino que también previene la oxidación. Sin oxígeno, todos los componentes son más duraderos y ofrecerán una mejor precisión con el paso del tiempo.

Y para que no sea simplemente marketing, Montblanc pidió consejo a Reinhold Messner, el legendario alpinista que también tiene un Montblanc 1858 Geosphere que vimos en vivo y que lleva su nombre, además de ser uno de los más bonitos de la colección. Messner propuso a Nimsdai Purja, un montañero miembro de la Orden del Imperio Británico por sus destacados logros en el alpinismo extremo a grandes altitudes. Nimsdai llevará el Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290 en su próxima expedición al Everest, que hará sin oxigeno auxiliar.

Nimsdai Purja y su Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290
Nimsdai Purja

Este reloj presenta una caja de titanio pulido de 44 mm de diámetro y 17,10 mm de altura, así que no es cualquier cosa en la muñeca. Sabia elección la del titanio, por tanto. Tiene un bisel estriado y bidireccional de cerámica negra. Incluye puntos cardinales grabados revestidos con Super-LumiNova de luminiscencia azul. Por supuesto el cristal es de zafiro, y el reloj es estanco hasta 100 metros.

Esfera del Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290

La esfera del Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290 tiene un patrón de color azul y negro inspirado, como decía más arriba, en el hielo de los glaciares. Tiene números árabes aplicados con Super-LumiNova blanca y luminiscencia azul, manecillas de horas y minutos estilo catedral, rodiadas, con Super-LumiNova blanca y luminiscencia también azul, y una manecilla de zona horaria rodiada y luminiscente.

Además del cronógrafo, se ha añadido la seña de identidad más conocida y singular de los 1858: los globos de los hemisferios norte y sur con océanos en varios tonos de azul y continentes con luminiscencia azul, a los que se ha añadido el logotipo histórico de la casa.

Detalle de la esfera del Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290

El último cronógrafo automático MB 29.27 de la casa con complicación de hora mundial es el que impulsa este Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290. Tiene 33 rubíes, late a 28.800 alternancias a la hora (4Hz) y tiene una reserva de marcha de 46 horas. Se utilizan aceites específicos para rendir a temperaturas que alcanzan los -50 grados Celsius, y el reloj soporta la rigurosa prueba de laboratorio de la marca de 500 horas de duración.

La tapa que lo oculta tiene grabado el Everest mediante un laborioso proceso: En primer lugar, hay que estructurar el metal de titanio, lo que implica que la decoración se grabará con láser teniendo en cuenta el relieve del dibujo. Seguidamente, se le aplica el acabado deseado (mate o brillante) también con láser. La última fase es la coloración. Los colores se crean por oxidación generada por láser. El grado de oxidación determina el color final deseado.

Grabado trasero del Montblanc 1858 Geosphere Chronograph 0 Oxygen LE290

El Montblanc 1858 Geosphere 0 Oxygen LE290 es, como su nombre abreviado indica, una edición limitada a 290 unidades, con un precio de 8.000 euros. Más información en Montblanc.es.