¿Por qué está en crisis la industria relojera suiza?

 

piaget-polo-s-1-horasyminutos

Todo este panorama parecería indicar que la industria relojera suiza está condenada a la desaparición. De hecho, comentando todo esto con el dueño de una pequeña manufactura, me decía que él pensaba que en dos años entre el 40 y el 60% de las marcas iban a desaparecer. Sinceramente espero que esté completamente equivocado, pero mientras tanto los signos son más que preocupantes: ya han caído algunas marcas, Cartier cierra su sección de alta relojería, despidos en el grupo Richemont, cotización bursátil del Grupo Swatch a la baja por las malas expectativas, rumores de problemas en diversas empresas… ¿Hay esperanza? Yo creo que sí porque los relojes son máquinas maravillosas en sí mismas, y lo que es auténtico permanece aunque la situación económica o las prácticas comerciales lo metan en problemas.

Los precios: cuando se tiene un negocio y hay que subir los precios se tiene que hacer de manera inmediata, sin concesiones; aunque signifique perder clientes. Cuando hay que bajar los precios, también. ¿Habrá gente que se queje? Sin duda. Pero toda la magia que nos transmiten los relojes depende de una cosa: que se vendan. Como me dijo Edouard Meyland, CEO de H. Moser & Cie en la charla que mantuvimos“No se vive del nombre, por importante o distinguido que sea. Nosotros no vivimos de los coleccionistas. Yo quiero acabar el ejercicio sin stocks. Esa es la forma de sacar una empresa adelante”. Ello no quiere decir que haya que bajar los precios indiscriminadamente, sino de recolocarlos en el nivel donde el mercado, que es al fin y al cabo el gran regulador, los acepte.

blancpain-fifty-fathoms-bathyscaphe-chronographe-flyback-ocean-commitment-ii-4-horasyminutos

El reajuste de precios es también un arma para luchar contra el mercado gris porque no permite márgenes tan hinchados como para crear mercados paralelos. Las marcas deben abrirse también a la cultura online -como va a empezar a hacer Richemont- porque es una realidad inevitable que no sólo no daña su imagen sino que ayudaría a vender más. Es decir: el aficionado -y el que no lo es- viene a internet a saber del producto que le gusta. Confía en los medios especializados. ¿Por qué no iba a confiar en la venta online? Tanto es así que el negocio de la venta de relojes de segunda mano va viento en popa. Es hora de que las marcas comanden esa nave.

Manufactura Montblanc - control de esfera

La producción: se debe racionalizar, y aprovechar sinergias. ¿Cómo es posible que marcas del grupo Richemont, con la capacidad productiva que tiene en su conjunto, tenga que comprar movimientos a ETA o a Sellita? Creo que sería más sensato reducir capacidad de producción y el número de referencias. ¿Eso costaría empleos? Yo creo que incluso costaría la desaparición de unas cuantas marcas, pero sería el precio a pagar por tener una industria mucho más sana y potente para competir en todos los frentes. Recordemos la fuerza imparable de todo lo que viene de Oriente: no son sólo compradores, también son fabricantes.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition apertura sobre el volante

Escape de áncora en silicio del calibre El Primero de Zenith

La innovación: llevamos años viendo relojes que son reinterpretaciones de relojes de hace 20, 30 ó 50 años atrás. A todos nos gustan pero, ¿qué relojes va a haber dentro de 20 años? Y por otro lado, ¿de verdad la industria relojera suiza no puede dar una respuesta adecuada a la moda del smartwatch? Los relojes son instrumentos que dan soluciones a necesidades de información relativa al tiempo; ese es el origen de la información relojera más básica y el de las más altas complicaciones, con independencia del motor que las mueva. Si los usuarios quiere saber sus pulsaciones a través de un reloj ¿no sería mejor dárselo que dejar el negocio a otros?

crisis-industria-relojera-suiza-8-horasyminutos

Por otra parte el silicio lleva dentro de los relojes más de una década y ya se han comprobado su beneficios. Hace mucho tiempo que un producto abundante y fácilmente industrializable debería estar en la producción masiva para ofrecer productos altamente fiables y precisos incluso en los relojes por debajo de 1.000 euros. Es la forma de que el que se compre un reloj no lo vea como un objeto de usar y tirar, sino algo significativo, una máquina que merece todos nuestros respetos y admiración.

crisis-industria-relojera-suiza-3-horasyminutos

En definitiva va a ser un camino difícil y duro para la industria relojera suiza porque cuando se está en una crisis en la que hay factores que no dependen de lo que uno pueda hacer las cosas se complican. Y tampoco se va a solucionar en cuestión de meses, pero 2017 puede ser clave para empezar a encarar un futuro como el que queremos, sólido, brillante y que nos siga haciendo soñar.

crisis-industria-relojera-suiza-horasyminutos