Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero “Ed White”

El calibre original que estuvo en la Luna vuelve con la misma fuerza.

Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero “Ed White”

Hace un año Omega anunció que traía de nuevo a la vida el calibre 321. Como conté en este artículo, ese fue el calibre que equipaba el Speedmaster original, y estuvo en producción hasta que fue sustituido en 1969 por el 861. Pero para entonces ya estaba en las muñecas de los astronautas de la NASA como único reloj aprobado para usar en las misiones espaciales. Uno de esos astronautas fue Ed White, que ya tenía un Speedmaster antes de que el reloj pasara los tests de la agencia espacial.

ED WHITE

Ed White
Ed White en su paseo espacial con el Speedmaster en su muñeca izquierda

Edward Higgins White II (San Antonio, Texas, 14 de noviembre de 1930 – Cabo Cañaveral, Florida, 27 de enero de 1967) pasó a la historia por ser el primer norteamericano en dar un «paseo» espacial, el 3 de junio de 1965 (la misión Gemini 4). Es decir, salir de nave con la que orbitaba la tierra («actividad extravehicular» es el término correcto), un hecho de capital importancia para Estados unidos porque en marzo la Unión Soviética ya lo había hecho y se veía claramente que la NASA estaba perdiendo la carrera espacial.

Tristemente Ed White murió en el terrible accidente del Apolo 1 -tal como conté aquí-, que estuvo a punto de poner fin al proyecto de la NASA. Por no terminar su historia de manera luctuosa, digamos que Ed fue el primer y único ser humano que perdió un guante en el espacio: durante su paseo se lo quitó para poder manejarse mejor y se le escapó. Imaginemos qué valor habría alcanzado de haber podido ser recuperado. El guante estuvo en órbita durante un mes, pero acabó entrando en la atmósfera terrestre y se desintegró.

Los astronautas del Apolo I Grissom, White y Chaffee. Nótese los Omega Speedmaster en la muñeca. Foto – NASA

Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero «Ed White»

El nuevo Omega está basado en el modelo que llevaba Ed White: un modelo con referencia 105.003ST. Era la tercera generación del Speedmaster, presentada en 1963.

El reloj original de Ed White y el actual
Un Speedmaster como el de Ed White y el actual

El Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero tiene formas rectas y caja simétrica, porque no hay protectores en la zona de los pulsadores y la corona. La caja está pulida en el frontal y cepillada en los laterales. Lo que si cambia es el cristal, que en este modelo es de zafiro y no de Hesalite (un detalle fácilmente perdonable por los dolores de cabeza que te evita, dado lo delicado del cristal artificial). El bisel es cerámico (otra novedad bienvenida) y mantiene el famoso «punto sobre el 90» ( en vez de estar al lado).

La caja tiene 39,7 mm de diámetro (el Speedmaster habitual es de 42), una medida fiel al original. El brazalete tiene un ancho de 19 mm y eslabones planos como el original.

Perfil del Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero

La esfera del Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero también es fiel al original, ya que presenta una superficie graneada, dos alturas, el logotipo de Omega de esa época (aplicado, no impreso) y el nombre «Speedmaster» con la grafía también de entonces.

Las manecillas son de bastón y el segundero con forma de diamante, todos pintados con una Super-LumiNova de color crema.

EL CALIBRE 321

El calibre Omega 321

Pero por supuesto la estrella del Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero es el calibre. Salvo pequeñas mejoras técnicas y una reserva de marcha levemente más larga (pasa de 44 a 55 horas), es el mismo que el 321 original.

Está chapado en oro Sedna, lo que lo hace aún más vistoso y valioso. Pero -más importante aún- cada calibre está ensamblado y ajustado a mano por un único relojero.

Los maestros relojeros reconocen su trabajo y también reconocen el de los demás porque siempre hay pequeñas variaciones en cómo hace cada uno sus labores. Eso es lo que hace que cada uno de estos Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero sean virtualmente únicos.

Reverso del Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero

¿QUÉ SIGNIFICA ESTE CALIBRE?

Cuando Omega anunció el renacimiento del 321 todos pensamos que ocurriría lo habitual en la relojería suiza: se meterá en unos pocos relojes en edición limitada. Así fue, más o menos: apareció una edición en platino con un precio de 50.000 euros, lo que a efectos prácticos lo pone fuera de órbita (con perdón) de los aficionados.

Que ahora aparezca este Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero significa que el reloj va a llegar a mucha más gente, así que el calibre va a estar, por así decir, mucho más expuesto.

Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero “Ed White” de frente

¿Que empresa relojera digamos «industrial» se le ocurre utilizar un calibre de hace 60 años? Ninguna. Es demasiado arriesgado teniendo en cuenta las exigencias actuales. Más aún: Omega ofrece una garantía de 5 años, impensable hace no mucho tiempo.

Omega podría haberse ahorrado un ofrecimiento que nadie le había pedido, pero de esta manera confronta esa acusación más o menos veladas de que todo eso del Speedmaster y la Luna es pura estrategia de marketing, y que bueno, se podría decir que Omega tuvo suerte de llegar allí.

Y no. El mundo actual es muy exigente con la calidad y la resistencia de lo que compramos (especialmente si es caro), pero este Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero nunca va a pasar las devastadoras pruebas a las que fue sometido por la NASA que describí en este artículo y vídeo. Por eso Omega puede dar este paso, y otros no.

Es la forma de decirle al mundo (y a la competencia) «yo cumplo.. ¿Y tú?». Por eso me parece tan encomiable este modelo.

DISPONIBILIDAD Y PRECIO

despiece del Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero “Ed White”

El Omega Speedmaster Moonwatch 321 Acero «Ed White» tiene un precio de 13.300 euros, y su entrega va a ser lenta por dos motivos: el primero el constructivo que he señalado antes. El segundo, imagino yo, porque Omega no querrá ver este reloj a la venta en una tienda online de segunda a mano a precios ridículos, como pasa con otros relojes. Supongo que querrá escoger quién se lleva uno de estos modelos tan singulares.

Es de los modelos más prestigiosos que pueden salir de la manufactura, y tiene la legitimidad histórica y técnica como para elegir muy bien qué hace con él y cómo lo vende. El único reproche que le pongo es no ser uno de los escogidos. Va a estar disponible a partir de primeros de este año, y hay más información en Omega.es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies