Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo: Inmersión de lujo

Una versión de lujo del histórico reloj de buceo, pero con todo el saber de alta relojería de la casa

Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo
Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo

El Fifty Fathoms de Blancpain es un reloj histórico porque fue el primer reloj de inmersión de la Historia. Eso es algo que ya sabemos y que como dato, sin quitarle el valor que tiene, es estupendo para Wikipedia. Pero lo que de verdad transciende, lo que lleva encandilándonos desde la segunda mitad del siglo pasado, es su diseño. Es tan bueno que en su modo original nos sigue gustando, y cualquier variación que vemos nos gusta igual. Esto es una virtud a la que todos aspiran y que muy pocos logran, y es una bendición para las marcas que lo tienen. Este Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo es buena prueba de ello.

El Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo, en la muñeca

Lo primero que se puede pensar cuando se ve este reloj es «¿cómo pueden hacer un reloj de buceo en oro?». Y sí, en puridad es un contrasentido; pero es que el Fifty Fathoms hace mucho que dejó de ser sólo un reloj de inmersión para convertirse en una pieza de alta relojería que Blancpain trata con mimo. Sin perder su personalidad de instrumento para el mar, cualquiera puede llevar este Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo -o cualquier otro FF- a la oficina y nadie lo va a afear. Muy al contrario, lo van a alabar (y envidiar, en mi caso). Y, por supuesto, más aún si está fabricado en oro rojo, como esta versión.

Perfil del Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo

Y porque esta versión es una afirmación del goce del lujo y la alta relojería, lejos de extrañar, seduce. Y desde luego no pasa desapercibido, porque el diámetro mantiene las medidas de un reloj pensado para ser visto en el mar: 45 mm de diámetro y 15,40 mm de altura. Incluso 23 mm de ancho de correa, mayor de lo habitual. Pero como tiene una construcción muy equilibrada, el reloj se acomoda en la muñeca sin ningún problema. Y como el cristal de zafiro es abombado, el reloj parece más pequeño.

Toda la superficie de la caja del Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo está satinada. Lo mismo que el bisel, que también está fabricado en el mismo material. Por encima se ha colocado una inserción de zafiro, que rememora el aspecto del reloj original a la vez que protege y realza los índices y numerales. La corona es roscada porque el reloj mantiene una hermeticidad de 300 metros.

Detalle de la esfera del Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo

La esfera azul marino está dividida en dos secciones: el disco interior está decorado con un satinado en rayos de sol, mientras que el sector sobre el que se asientan numerales e índices la decoración es mate. Así resaltan más los indicadores horarios y la lectura es más cómoda. Entre las 4 y las 5 horas se ha insertado una ventana de fecha, que afortunadamente está pintada en el mismo azul de la esfera para no romper la uniformidad.

Los índices y numerales están bordeados en oro, al igual que las manecillas. La del segundero tiene la punta pintada de rojo para darle vivacidad. Y, por supuesto, el tratamiento con Super-LumiNova es intachable.

Tratamiento con Super-LumiNova del Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo

Como la manufactura no sabe sino hacer alta relojería, el Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo está movido por el calibre 1315, un movimiento automático a la última. Integra tres barriletes para llegar a los 5 días de reserva me marcha. El espiral es de silicio y por tanto antimagnético y resistente a las vibraciones. Además oscila a una frecuencia de 4 hercios. Es el mismo calibre que monta, por ejemplo, el Nageurs de Combat que vimos en vivo o el precioso 70’s, aunque éste en la versión con día y fecha.

El rotor también está realizado en oro rojo, y tiene una forma peculiar que le hace parecer una pieza de algún tipo de nave. Singular pero igualmente atractivo en mi opinión. Y encima visible gracias al zafiro posterior, que es muy de agradecer. La decoración de los puentes es sencilla -un leve estriado en espiral-, pero sin perder los toques de alta relojería, reflejados en los cantos biselados y pulidos.

Calibre 1315 del Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo

El Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo Referencia 5015 3603C 63B es un reloj de lujo, y eso también se refleja en el precio: 33.710 euros. Sin duda no al alcance de cualquiera, pero quien pueda hacerse con él no tendrá muchas dudas en hacerlo. Más información en Blancpain.es.

Así queda el Blancpain Fifty Fathoms Automatique Oro Rojo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies