Certina DS PH200M Azul. Fotos en vivo y precio

Uno de los mayores éxitos de Certina, aún mejor

El Certina DS PH200M Azul, puesto
Así queda el Certina DS PH200M Azul

Mejorando lo bueno, que es lo que nos gusta ver cuando aparece un reloj. Eso es lo que significa este Certina DS PH200M Azul. Cuando apareció la primera versión, en 2018, el reloj fue todo un éxito. Tal como conté en el vídeo que hice, el origen de la fama de los relojes de buceo de la casa y, sobre todo, la reproducción de un clásico respetando los modelos habituales, añadida a unas medidas correctas, un buen calibre y un mejor precio, dieron a Certina un éxito de ventas digno de mención.

En 2020 ha lanzado esta nueva versión que es como las reediciones de los buenos libros: «corregido y aumentado». Es decir, se ha mantenido el espíritu original, pero se han añadido una serie de elementos que sin duda mejoran el modelo precedente. Vamos a verlos.

Certina DS PH200M Azul

Las medidas de la caja se mantienen: 42,80 mm de diámetro y 11,9 mm de altura, y está fabricada en un acero 316L que se presenta completamente pulido. La corona, roscada por supuesto, no tiene protectores -como era común en la época- y es grande para poder manejarla bien. Particularmente porque el bisel invade su terreno, así que si no fuera una corona de mayor tamaño sería muy complicada de operar.

El bisel es una de las mejoras más notables: ahora es de cerámica, lo que le aporta un mayor brillo y, sobre todo, lo hace inmune a las rayaduras. Además, al contrario que el de la versión anterior, el bisel de este Certina DS PH200M Azul es curvo, lo que recuerda a los biseles de baquelita de los años 50 y 60. No sólo refuerza su estilo vintage, sino que lo hace más atractivo. Además, las hendiduras realizadas para marcar las horas y minutos -y el triángulo central que enmarca un punto luminiscente- se han recubierto de polvo color oro, con lo que el conjunto resalta aún más.

Detalle del Certina DS PH200M Azul

Otro avance importante: ahora el cristal es de zafiro. Certina afirma que en la versión anterior se había puesto un Hesalite con una protección que lo hacía prácticamente inmune, pero yo he leído unas cuantas quejas que contradicen a la marca. Sea cierto o no, añadir zafiro es ya un requisito prácticamente imprescindible, así que Certina ha acertado plenamente con la decisión. Afortunadamente el reloj sigue manteniendo la forma de domo de los relojes de antaño.

Esfera del Certina DS PH200M Azul

Bajo el zafiro nos encontramos con una esfera igual que la anterior, pero en este caso el lacado es azul marino. Casi podríamos llamarlo azul de medianoche sin luna ni estrellas, porque apenas se nota que es azul (salvo si lo ponemos al lado del modelo negro; entonces sí vemos la diferencia).

En este Certina DS PH200M Azul los detalles de la esfera están en dorado, que es un nuevo acierto. El fondo de los índices horarios, el logotipo de la casa y el retículo que cruza la esfera tienen ese color de oro viejo que, una vez más, apela a la historia de estos relojes de buceo. El conjunto es agradable de ver y hace al reloj más elegante. Por supuesto el tratamiento con Super-LumiNova sigue estando; y en color azul, que queda aún mejor.

Tratamiento con Super-LumiNova del Certina DS PH200M Azul

La siente novedad no se ve: está en la parte trasera, que ahora integra un cristal para poder ver el movimiento. No es otro que el ya archiconocido Powermatic 80, el calibre lanzado en 2012 por Tissot y que, con una frecuencia de 3 hercios, mantiene la energía durante 80 horas. Y, sobre todo, ya está más que probada su resistencia y fiabilidad, además de mantener una buena cronometría. El calibre está decorado lo justito o menos -ojalá Certina hubiera puesto su rotor negro-, pero siempre se agradece que las marcas hagan el esfuerzo de incluir un cristal trasero en un reloj de buceo.

Calibre Powermatic 80 del Certina DS PH200M Azul

El Certina DS PH200M Azul se completa con una correa NATO también azul, aunque la estética del reloj permite ponerle otras correas que lo hagan resaltar más. Todas estas mejoras traen consigo un aumento de precio, pero de ningún modo descabellado: el reloj cuesta 895 euros. Hay una versión con la misma correa de cuero que la versión en negro que cuesta 910 euros y, si preferimos una milanesa, el precio llega a los 950 euros. Bastante razonable en mi opinión, y otra garantía de que el reloj va seguir siendo un gran éxito. Más información en Certina.es.

El Certina DS PH200M Azul, puesto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies