Buscar

Oris ProPilot X Calibre 400 Titanio: Fotos en vivo y precio

Una excelente opción para reloj diario, con una estética atractiva y un movimiento a la última

Los tres Oris ProPilot X Calibre 400
Los tres Oris ProPilot X Calibre 400

Dentro de la feria Watches & Wonders 2022 hemos visto unos cuantos relojes interesantes y algunas complicaciones muy llamativas. Por eso podría ocurrir que estos Oris ProPilot X Calibre 400 Titanio pasaran más o menos desapercibidos, y sería un error. De hecho, creo que esta propuesta de Oris es muy interesante; ahora y por cómo se desarrolle en el futuro.

El Oris ProPilot X Calibre 400 salmón, visto de frente

UN PILOTO DIFERENTE

Los relojes ProPilot, como su nombre indica, están inspirados en la aviación. Pero, en vez de tener la imagen clásica de los relojes de aviación (como el de este vídeo, por ejemplo), la casa ha optado por una imagen más neutra, con grandes agujas e indicadores horarios. A menudo, además, los ha unido a una de sus múltiples acciones benéficas, como el precioso Okavango que vimos en vivo.

El Oris ProPilot X Calibre 400 azul, sobre el pulso

Por otro lado, los ProPilot solían tener unas medidas grandes para favorecer su legibilidad. El TLP que vimos en vivo, por ejemplo, tiene 44 mm de diámetro. Por eso estos tres -por ahora- Oris ProPilot X Calibre 400 Titanio sorprenden tanto: se apartan completamente de lo que había hasta ahora en la familia de pilotos. Es un alumno aventajado.

En la muñeca: Oris ProPilot X Calibre 400 gris

Para empezar, su diámetro es de 39 mm, nuevo en la familia (salvo error mío). La altura es de 13 mm, aunque parece más delgado. Pero es que además las formas son bien distintas. Mientras que los demás modelos son muy redondos, los Oris ProPilot X Calibre 400 tienen perfiles angulados muy marcados, no vistos hasta ahora en esa gama de productos. Todas las superficies, como ocurre con el titanio, están satinadas con microarenado, lo que le da un aire muy de herramienta.

detalle de la caja del Oris ProPilot X Calibre 400

Lo que sí conservan es el bisel y la corona estriada a modo de turbina, que lo hace muy deportivo. La corona está roscada y tiene protectores a los lados, lo que viene muy bien porque el reloj es hermético hasta 100 metros.

Perfil del Oris ProPilot X Calibre 400

Otra de las diferencias que distinguen a los Oris ProPilot X Calibre 400 es el brazalete -también de titanio-, muy angulado y distinto al que habitualmente utiliza Oris. No es nuevo, sin embargo, porque lo habíamos visto en el Big Crown ProPilotX. Sus eslabones tienen un forma muy estructurada, y el cierre es como el de el cinturón de seguridad de una aeronave.

brazalete del Oris ProPilot X Calibre 400

De hecho, tiene la inscripción «Lift» (tirar), y de hecho puedes tirar de él para desabrocharlo. Un muy buen detalle, la verdad.

Cierre del Oris ProPilot X Calibre 400

El hecho de que sea de 39 mm y de que esté hecho en titanio hace que el reloj sea muy ligero, lo que es importante si estamos hablando de un reloj que también pueden llevar las mujeres. Sus muñecas más pequeñas no son sólo sensibles al tamaño, sino también al peso. Por eso es importante. Además, su perfil en la muñeca resulta muy delgado y, por tanto, discreto.

Perfil del Oris ProPilot X Calibre 400 titanio

TRES ESFERAS

Otro gran cambio de estos Oris ProPilot X Calibre 400 Titanio es la esfera. Donde antes teníamos grandes numerales, ahora tenemos simplemente índices pintados, en este caso sobre una superficie graneada muy llamativa. Especialmente en la de color salmón, algo inesperado -y nuevo- en la marca.

Oris ProPilot X Calibre 400 azul
Oris ProPilot X Calibre 400 salmón
Oris ProPilot X Calibre 400 gris

La sustitución de los numerales por índices tiene una intención muy clara: hacer del reloj una pieza menos informal. Pero a la vez quiere remarcar la idea de precisión, que consigue con esos índices «rotos» y el doble de las 12 horas, terminado en punta.

Índices del Oris ProPilot X Calibre 400

Las manecillas horarias se han afilado también para remarcar el excelente funcionamiento del calibre, con superficies satinadas para que hagan mejor contraste (muy necesario en la esfera gris).

Detalle del bisel del Oris ProPilot X Calibre 400

A pesar de ser tan delgados, los índices están tratados con Super-Luminova, lo que ayuda a las manecillas a ofrecer una mejor lectura en la oscuridad.

Tratamiento con Super-LumiNova del Oris ProPilot X Calibre 400

En resumen, el conjuntos está muy bien resuelto. Es elegante y con estilo propio.

CALIBRE EXCELENTE

Las pocas veces -por ahora- que hemos visto el calibre 400 en relojes de Oris he hablado de cómo es un magnífico movimiento de manufactura, pero merece la pena remarcar los puntos más importantes de los que también disfrutan estos Oris ProPilot X Calibre 400.

Calibre del Oris ProPilot X Calibre 400

Para empezar, el doble barrilete ofrece una más que estimable reserva de marcha de 5 días. Otro de los puntos originales del calibre 400 es el rediseño de la masa oscilante. Normalmente el rotor se asienta sobre un cojinete de bolas y enrolla el muelle real en ambas direcciones. Oris, en cambio, ha diseñado un sistema basado en el concepto de cojinete deslizante que sólo se enrolla en una dirección, un sistema mucho menos complejo y reduce el desgaste.

Cojinete del rotor del calibre 400 de Oris

El calibre 400 también presenta un escape completamente nuevo. Se ha utilizado el silicio para el áncora y la rueda de escape, y otros materiales no ferrosos para los ejes que sujetan al volante, la rueda de escape y el ancla en su lugar. Aproximadamente otras 30 piezas están hechas de materiales no ferrosos o aleaciones no magnéticas, de modo que el impacto de los campos magnéticos en la precisión del Calibre 400 se reduce en más del 90% en comparación con los movimientos mecánicos estándar.

Además, el calibre 400 está ajustado en 5 posiciones, como los cronómetros certificados, y una desviación de -3/+5 segundos al día. Por último, el reloj tiene una garantía de 10 años, algo que no se ven en la relojería actual. No sólo eso: Oris propone que el reloj no necesita revisiones antes de esos mismos 10 años. Es una oferta sin igual en el mercado, un movimiento atrevido que da muestra de la seguridad que tiene Oris en su producto.

El calibre 400, en el reloj

EN RESUMEN

Estos Oris ProPilot X Calibre 400 Titanio son una sorpresa, en tanto en cuanto ofrecen un reloj de configuración clásica, pero con una presencia muy marcada, que puede incluso jugar en el terreno de los deportivos con caja integrada. Se lleva cómodamente en la muñeca y, aunque se aloja discretamente bajo el puño de la camisa, no deja de llamar la atención.

Su precio es de 3.800 euros, lo que le permite mirar a los ojos de marcas tan potentes como Tudor, por ejemplo.

El Oris ProPilot X Calibre 400 gris, puesto

Los relojes se pueden encontrar en los distribuidores autorizados o en la boutique en línea de la propia marca.

Más información en Oris.ch.

Así queda el Oris ProPilot X Calibre 400 salmón
El Oris ProPilot X Calibre 400 azul sobre el pulso