Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition. Fotos en vivo y precio

Celebrando el 10º aniversario de la organización humanitaria

En la muñeca: Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition
En la muñeca: Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition

Hablando con Claudine Gertiser (la directora general de Oris) en los Geneva Watch Days 2021, me contaba que en su empresa no se sentaban a buscar con qué proyecto colaborar, sino con cuál de los muchísimos que les llegan comprometerse. Según me contaba es una elección difícil, porque casi todos tienen un ángulo que resulta merecedor de apoyo. Eso te da una idea del nivel de compromiso de la marca con la sociedad actual, que abarca todos los aspectos del negocio. Es importante recordar, por ejemplo, que la empresa acaba de recibir el estatus de neutralidad climática y publicará su primer Informe de Sostenibilidad la próxima primavera.

Ya conocemos muchas piezas de la marca realizados para apoyar diversas causas. Por poner un solo ejemplo, el Hangang que vimos en vivo, pero en el micrositio de Oris se pueden encontrar muchos más. Ahora nos llega este Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition, que se fija en un lejano punto de África para traernos un reloj muy singular.

EL DELTA DEL OKAVANGO (BOTSWANA)

Delta del Okavango Fotografía de Justin Hall para Wikimedia
Delta del Okavango Fotografía de Justin Hall para Wikimedia

El delta del Okavango es una de las Siete Maravillas Naturales de África, cubre una planicie de más de 20.000 km2 y, en 2014, se convirtió en el sitio número 1.000 inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. El delta, que está formado por pastizales, marismas, lagunas y miles de islas, es producto de inundaciones estacionales, que alcanzan su punto álgido entre junio y agosto, los meses secos del invierno de Botswana. Durante este período, aumenta hasta tres veces su tamaño, lo que provoca una de las mayores concentraciones de vida silvestre de África.

Botswana es el hogar de los “Cinco Grandes” animales de caza: león, leopardo, búfalo, elefante y rinoceronte. Junto a jirafas, hipopótamos, guepardos, cocodrilos y muchas otras especies, hacen del delta del Okavango uno de los destinos turísticos más populares de África. Casi tan diversa es la población humana, que se compone de cinco grupos étnicos, donde cada uno tiene su propio idioma. En su mayoría, el sustento proviene del delta.

OKAVANGO AIR RESCUE

Avioneta del Okavango Air Rescue

Christian Gross y la Dra. Misha S. Kruck, de Alemania, fundaron en 2011 la organización de rescate aeromédico Okavango Air Rescue (O.A.R.), en Botswana, para dar servicio a un país escasamente poblado y con numerosas comunidades remotas. La pareja tuvo una experiencia complementaria. Christian era ecologista, además de un hombre de negocios, y ya había fundado organizaciones medioambientales como Animal Management Consultancy y Breeding Center for Endangered Arabian Wildlife. Misha tenía vasta experiencia médica trabajando por todo el mundo, incluso durante temporadas en la Cruz Roja Internacional y Rega, el servicio de rescate aéreo suizo. Se mudaron a Botswana en 2011 y fundaron O.A.R., un servicio de propiedad privada y financiado de forma independiente que opera helicópteros y aviones de ala fija, así como un policlínico, para brindar atención médica de calidad a los lugareños y turistas que visitan el país.

Christian Gross y la Dra. Misha S. Kruck
La Dra. Misha S. Kruck y Christian Gross

Hoy, O.A.R. cubre el área del delta y el continente de África Austral, volando dos aviones de ala fija PC-12 y dos helicópteros Bell Jetranger 206 III. Los visitantes al país son animados a participar con una contribución que ayuda a la organización a mantener su misión. O.A.R. pide un mínimo de 150 pula, alrededor de 13 euros, una cifra anual que equivale aproximadamente a comprar una lata de Coca-Cola una vez al mes. El sistema fue ideado por el servicio de rescate aéreo Rega de Suiza (con quien Oris también ha hecho una edición especial, por cierto). En caso de emergencia, O.A.R. enviará un helicóptero con equipamiento médico y un médico de emergencia para rescatar a los clientes y a los que no lo son. Cualquier cargo se trata más tarde, generalmente a través de una compañía de seguros. Si los rescatados no tienen seguro y no pueden pagar, O.A.R. renuncia al cobro.

Gente así te devuelve la fe en el mundo.

ORIS BIG CROWN PROPILOT OKAVANGO AIR RESCUE LIMITED EDITION

Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition

Dado que es una organización de rescate aéreo, el modelo utilizado es, claro, el ProPilot. La caja tiene 41 mm de diámetro, y en ella destaca el bisel, con ese estriado que recuerda a los engranajes del rotor de una hélice -a juego con la corona, por cierto- y que le da ese aspecto de reloj instrumento. Pero el estriado está pulido, de manera que el reloj resulta atractivo como compañero diario.

El bisel está inclinado de manera que la mayoría del espacio está dedicado a la esfera, que es el aspecto que de verdad distingue a este ProPilot de sus compañeros de colección. La exuberante esfera con textura verde de hierba evoca las praderas del delta del Okavango de Botsuana.

Esfera del Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition

Como buen reloj de piloto que es, la legibilidad del Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition es de primera división. Los números arábigos aplicados y los marcadores de las horas, así como las agujas de las horas y los minutos, están tratados con Super-LumINova, que brilla en azul en la oscuridad. El segundero central negro tiene una punta roja para que no se pierda entre la vegetación de la esfera. A las tres horas aparece una ventana de fecha que, aunque rompe una tanto la estética, no resulta abrumadora porque el fondo es discreto y los numerales los mismos que los que se aplican a la esfera (y ofrece una función que el mercado siempre reclama).

Así queda el Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition

En el fondo de la caja aparece grabado un avión de Okavango Air Rescue sobrevolando las islas del delta del Okavanga con el número de edición limitada XXXX/2011 (por el año de fundación de la organización). Bajo el fondo de la caja se encuentra el calibre Oris 751, un Sellita SW 220-1 con una decoración específica y el rotor rojo característico de la marca. Este movimiento es una versión más grande del conocido SW 200-1, una elección adecuada para que la ventana de fecha esté donde debe estar: pegada al borde. Es el equivalente de los Valgranges de ETA. Por lo demás, mantiene las mismas especificaciones, con una frecuencia de 4 hercios y una reserva de marcha de 38 horas.

Tapa trasera del Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition

El Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition se entrega con una correa NATO diseñada por la conocida marca Erika’s Originals, además de una correa de piel marrón como la que vimos en este modelo, por ejemplo. El reloj tiene un precio de 2.100 euros y ya está disponible en la tienda online de la marca y en los distribuidores autorizados. Más información en Oris.ch.

El Oris Big Crown ProPilot Okavango Air Rescue Limited Edition, puesto
CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos