Nomos lanza un nuevo reloj para Médicos sin Fronteras

Nomos - Medicos sin fronteras

“Cuando la caridad es posible es un deber” decía el filósofo Emmanuel Kant. El eterno debate de si la caridad no resuelve problemas sino que los perpetúa, que a los problemas hay que darles una solución estructural y no poner parches… mientras tanto a los que sufren problemas de guerras, hamubrunas, sequías… se les va la literalmente la vida esperando una solución definitiva o al menos un parche.

NOMOS Glashütte lleva desde 2012 ayudando a Médicos sin Fronteras mediante la ediciones limitadas de sus relojes. Empezó en Alemania y ahora ha extendido la experiencia al Reino Unido y a Estados Unidos. El modelo elegido es el Tangente, en dos tamaños que varían según el lado del Atlántico. Para Gran Bretaña las medidas de la caja son 35 y 32,8 mm, mientras que para Estados Unidos son de 33 y 38 mm (no sé por qué la diferencia).

gehäuse u.k.

Con el gusto habitual de NOMOS, la personalización es elegante y sutil. Simplemente consiste en el 12 en rojo, como el logotipo de la organización, y las manecillas oxidadas en negro. Se ha evitado incluir el logo o alguna texto alusivo, una buena idea porque a menudo limita el potencial de venta del producto. La única referencia directa se encuentra en el reverso, que sí incluye la leyenda “Special Edition Tangente For Doctors Without Borders” y el país correspondiente, además del número de unidad (son series limitadas a 1.000 piezas por modelo).

Nomos Tangente Médicos Sin Fronteras USA reverso

Lo más importante es que NOMOS dona 100 euros, dólares o libras por cada unidad vendida, una cantidad considerable si tenemos en cuenta que el más barato cuesta 1.360 euros y el más caro 1.600. Por esos precios se puede tener nada menos que un Tangente de serie limitada y encima ayudando a una organización que se merece todo nuestro cariño.

Os dejo un enlace a la tienda de NOMOS, donde además se pueden leer todas las características técnicas.