Archivo de la etiqueta: cronógrafos



En la muñeca: A. Lange & Söhne Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite”

Una vez transcurridas las ferias de SIHH y Baselworld 2017 creo que, salvo sorpresa, se puede declarar el Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite” de A. Lange & Söhne como uno de los relojes más significativos del año (y no se me ocurren muchos más, la verdad). Vamos a verlo con fotos en vivo y precios.

 

El pasado noviembre de 2016 estuve charlando con Thibaut Pellegrin, Brand Manager de A. Lange & Söhne Iberia (una entrevista que se puede leer aquí) y me decía que el reloj que querría ver otra vez en la colección era el Tourbograph “Pour Le Mérite”, y obviamente le di la razón. Pero claro, ¡seguro que el muy pillastre ya sabía que iba a llegar este año, y con un calendario perpetuo nada menos! La próxima vez que hable con él estaré más atento, a ver si atrapo pistas sobre lo que vendrá en el futuro. Mientras tanto, vamos a ver el origen de ese reloj.

UN POCO DE HISTORIA

Tourbograph de 2005

Walter Lange (que desafortunadamente falleció durante el SIHH, el martes 17 de enero) era el heredero del linaje original de Ferdinand Adolph Lange y en 1990, tras la caída del muro de Berlín, reconstruyó la casa relojera familiar (¡y de qué manera!). No voy a contar aquí todo el proceso porque lo recogí en una extensa entrevista con Walter Lange (aquí), pero sí merece la pena mencionar algunas cosas relativas al reloj.

En primer lugar el nombre “Pour Le Mérite”, que a todo el mundo extraña porque está en francés. Pues bien, la “Pour Le Mérite” era la máxima condecoración del Reino de Prusia (primero) y de Alemania (después),  y originalmente premiaba a militares y civiles por igual. Ocurre que cuando se creó, en 1740, el lenguaje de la corte prusiana era el francés, y de ahí el idioma elegido. Tras convertirla exclusivamente en un reconocimiento para militares, la medalla desapareció tras la Primera Guerra Mundial.

Medalla “Pour Le Mérite” militar

Medalla Pour Le Mérite Civil

Cuando Walter Lange emprendió su labor de recuperación de la casa paterna la relojería sajona era inexistente. Estaba completamente destruida y pocos pensaban que podría volver a alcanzar la gloria de un lejano antaño. De ahí la universal sorpresa cuando Lange presentó su colección en 1994, porque los cuatro relojes presentados no sólo eran mucho más de lo que se esperaba, es que eran obras maestras destinadas a perdurar en el tiempo (salvo el Arkade, pero yo no le doy por muerto aún). Así lo cuenta el propio Walter Lange:

Uno de esos relojes era el Tourbillon “Pour Le Mérite”, que incluía la extraordinaria complicación de huso (también llamado caracol) y cadena, una forma de proveer al mecanismo con fuerza constante (como expliqué someramente al hablar aquí del Richard Lange “Pour Le Mérite”). Ahora no nos resulta extraño ver esa exquisitez relojera (por ejemplo aquí o aquí), pero que en los años 90 una casa digamos “nueva” se pusiera un reto de ese nivel… No es de extrañar por tanto que la manufactura quisiera usar la antigua medalla para nombrar el que querían que fuera su mayor logro. Y vaya si lo consiguieron.

Tourbillon “Pour Le Mérite” de 1994

Desde entonces todos los relojes con la complicación llevaron el sobrenombre “Pour Le Mérite”. La complicación original se desarrolló junto con Renaud & Papi (APR&P), la subsidiaria de Audemars Piguet especializada en la creación de movimientos complicados. APR&P hizo el movimiento en bruto (y lo sigue haciendo, si no estoy equivocado) y después se completó, decoró y ensambló en Glashütte. Se cuenta a menudo una historia de cómo APR&P resolvió el problema de hacer los diminutos eslabones de la cadena: se insertaron hilos de seda entre los eslabones para mantener los huecos y, una vez completada, se quemaron. No sé si es verdad, pero… si non è vero, è ben trovatto. Actualmente la cadena tiene 636 piezas de las 684 que completan el movimiento L131.1.

 

Pero en Lange no son de los de ir presumiendo por ahí de sus relojes y sus soluciones técnicas (¡y mira si podrían!). Resulta que el huso y cadena, que da nombre a una de las más altas categorías de la marca… ¡no se ve en Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite”! El regulador de fuerza está del lado de la esfera, pero es que ni descubriendo esta se ve, tal es la cantidad de elementos que configura el calibre. Eso no quiere decir que lo que sí se ve carezca de interés: dar la vuelta a un reloj de Lange hay que hacerlo con tiempo porque seguro que te vas a quedar hipnotizado durante mucho rato, admirando la complejidad y el nivel de acabados que siempre presenta. El calibre L 133.1 es de cuerda manual, con 36 horas de reserva de marcha y una frecuencia de 3 hercios y nada menos que 52 rubíes. Por supuesto las platinas y puentes están hechos de alpaca y decoradas con el nivel al que nos tiene acostumbrados Lange.

Espectacular, ¿a que sí? Tener un cronógrafo rattrapante, tourbillon, calendario perpetuo y añadir el huso y cadena (que necesitan altura y anchura para alojarse) es una receta para crear un reloj ingobernable en la muñeca, ¿verdad? Pues no es éste el caso: el Tourbograph Perpetual “Pour le Mérite” tiene un diámetro de 43 mm y una altura de 16,6 mm. Sin ser precisamente un reloj delgado, es desde luego perfectamente ponible.

En la esfera ocurren muchas cosas, como era fácil prever, pero todo es perfectamente legible. empezando por las manecillas horarias en acero azulado, que se mueven perfectamente sobre el finísimo graneado de la esfera de plata. Tienen además una longitud exacta: la de minutos toca el riel externo de la minutería de ferrocarril y la de las hora roza con la punta el borde de los numerales arábigos. Estos a menudo se ven interrumpidos por las subesferas de las complicaciones, pero están tan bien hechos que parece que si “despegaras” esas esferas te encontrarías el resto de los números debajo.

Por cierto que los tres puntos que aparecen sobre los minutos en los 4 puntos cardinales son un recuerdo de los relojes de bolsillo de Lange. Las tres esferas se ocupan del calendario perpetuo (hasta el año 2100, momento en el que será necesario ajustar el final de febrero para tenerlo listo un siglo más). La de las nueve acoge además un contador de 30 minutos para el cronógrafo. Aunque Lange es orgullosamente germana y a menudo utiliza el alemán en sus relojes, sus calendarios perpetuos están siempre en inglés.

A las 12 horas el disco de los días rodea la preciosa fase lunar (exacta durante 122,6 años), hecha sobre un disco azul de oro macizo y con 1.164 estrellas cortadas a láser. Pocas hay tan bonitas en el mercado. A las 6 aparece la apertura del tourbillon, sujeto por un largo puente que en esta versión asume una suave curva que no quiero ni pensar la cantidad de horas que habrá llevado equilibrar y después pulir. Espectacular.

El Tourbograph Perpetual “Pour Le Mérite” es una edición limitada a 50 unidades en platino, aunque imagino que en el futuro se lanzará también en oro. Supongo que estás deseando saber el precio para poder sacar dinero del cajero e ir a comprarlo: 480.000 euros. Pero si ves que no te alcanza, o que ahora mismo no te puedes acercar no te preocupes, ninguno quedará huérfano: seguro que encuentran un hogar rápido. Más información en A.Lange&Söhne.com.

 



4810 Chronograph Automatic: la propuesta de Montblanc para el día del padre

 

El 4810 Chronograph Automatic es la propuesta de Montblanc para el día del padre, que es una excusa tan buena como cualquier otra para repasar un reloj que apareció el año pasado y que es una excelente opción si se quiere disfrutar (o regalar) de un reloj polivalente y a buen precio.

 

El 4810 Chronograph Automatic se lanzó en realidad el año pasado dentro de la colección 4810, una familia de relojes inspirada en los primeros años de comercio intercontinental de Montblanc. En 1906 el ingeniero August Eberstein, el banquero Alfred Nehemias y el propietario de papelería Claus Voß viajaron a América con un producto que habían desarrollado: un instrumento de escritura con tecnología estanca y un convertidor de émbolo.  En 1910, los tres fundadores adoptaron el nombre de Montblanc -por la montaña más alta de Europa- y lo convirtieron en el símbolo de su visión de la excelencia. En 2006, para celebrar su centenario, Montblanc lanzó la colección 4810, que fue todo un éxito, y  2016 fue, en el marco de su 110 aniversario, un buen momento para reeditarla.

Visto así, separado de la colección, el 4810 Chronograph Automatic tiene poco que ver con ese espíritu pionero, los viajes y todo eso, pero es que tampoco le hace falta una historia detrás para convencer con sus argumentos. Sí se ve un diseño que luce su clasicismo sin remordimientos, pero con ciertos detalles que lo hacen mucho más versátil de lo que parecería a primera vista.

Para empezar el 4810 Chronograph Automatic es, como su nombre indica, un cronógrafo. Eso, además de incorporar la complicación favorita del usuario de relojes (después de la fecha), significa que el reloj ha de ser más grande para poder incorporar el medidor de tiempos, y el reloj lo es: mide 43 mm de diámetro y 13.68 mm de altura. Podría haber sido más pequeño, sin duda, pero esa una de las características peculiares del reloj: siendo un reloj clásico, que tendería a ser de vestir, tiene un tamaño muy atrevido para los rigores formales, lo que le dota de una personalidad que en absoluto le hace pasar desapercibido en la muñeca.

Y es que los relojes de Montblanc tienen un aire tradicional, es cierto, pero su construcción nunca es meliflua ni anticuada, en buena parte gracias precisamente a sus medidas. Pero también podemos fijarnos en las asas, con gran presencia y muy lejos del ideal retro. Es decir, cuando te pones el reloj sabes que lo llevas y los demás también lo notan, por apariencia y tamaño. Lo mismo ocurre con los pulsadores del crono, que son grandes y bien conformados para una pulsación cómoda y firme.

El cronógrafo también juega una parte fundamental en la esfera, porque contrasta con su porte clasicista y lo moderniza. Seguramente su elemento más llamativo es el elaborado guilloché, que parte de la estrella de Montblanc ubicada en el pequeño segundero. La estrella reparte sus rayos desde allí hacia todo el dial. Es sin duda una apuesta arriesgada, porque pone el fondo a la misma altura de importancia que los elementos principales, y no suele ser muy habitual (sí ocurre con Breguet, por ejemplo, pero de otra manera).

Por encima del sinuoso guilloché se asientan numerosos elementos que animan la esfera. En primer lugar y en orden de importancia, numerales romanos aplicados y manecillas, todos realizados en oro rojo. Hay un detalle que me gusta mucho y es cómo se ha resuelto la X y el VIII, con una textura muy lograda que aumenta su elegancia. Las manecillas están rellenas de SuperLuminova pero no, lógicamente, los romanos. Estos sin embargo tienen por encima unos puntos que sí lo están, así que la correcta lectura en la oscuridad está asegurada.

A las 6 aparece una ventana de fecha ampliada y resuelta muy elegantemente. El problema de las ventanas triples es que la acumulación de números puede arruinar la estética del reloj, además de que tampoco aporta nada más. Sin embargo en este caso sólo se leen los números impares, así que queda más espaciado y refinado. Por cierto que justo debajo del triángulo que señala la fecha aparece la inscripción “L-SWISS MADE-L”. Para quien no lo sepa las letras L significan que se ha usado SuperLuminova (de la misma forma que el uso de T significa que se han usado tubos de tritio), aunque es una inscripción que cada vez se utiliza menos.

Las esferas y sobre todo las manecillas del cronógrafo, en acero azulado, terminan por avivar la esfera y darle el toque necesario para que el reloj sirva tanto para ir al trabajo como para el ocio del fin de semana, masculinizándolo pero sin caer en el puro aspecto deportivo.

El 4810 Chronograph Automatic está impulsado por el calibre automático Montblanc MB 25.07, que es en realidad el Sellita SW500. Funciona a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 48 horas. Montblanc toma un movimiento absolutamente fiable pero aburrido de ver y le da una decoración merecedora de un zafiro trasero para poder verlo. La única pega que le pongo al reloj es que en la masa osciliante se lee Meisterstück, que supongo viene de reutilizar los que se hicieron para la colección de relojes del mismo nombre. Por último, el reloj se ata a la muñeca gracias a una correa de aligátor negra que se asegura gracias a un cierre despeglable.

El 4810 Chronograph Automatic se ha lanzado también con esfera negra, que lo hace aún más deportivo e impactante. Ambas versiones tienen un precio de 4.100 euros y por supuesto ya están disponibles en las boutiques de la marca. Por si alguno de nuestros relojes se anima a regalar uno de estos, recordad por favor que el que aquí escribe es padre y le encantan los regalos. Más información en Montblanc.es.

 

 



Baselworld 2017: TAG Heuer Carrera Heuer 01 43 mm

 

Uno de los hitos de la nueva etapa de TAG Heuer, la que capitanea Jean-Claude Biver, ha sido sin duda el TAG Heuer Carrera Heuer 01. De cara a Baselword 2017 la marca presenta los nuevos Carrera Heuer 01 43 mm en tres colores y precio atractivo, que seguro van a afianzar aún más el éxito del icónico reloj.

 

Estoy seguro que este Carrera Heuer 01 43 mm ha nacido por la demanda de los clientes de la marca. Cuando apareció el TAG Heuer Carrera Heuer 01 en 2015 fue muy controvertido porque todo el mundo vio una hublotización del reloj (yo también). No es que esa impresión haya desaparecido, pero la realidad ha dado la razón a Jean-Claude Biver: el reloj ha sido todo un éxito, lo que quiere decir que la gente quería un Carrera con una presencia más moderna. Tanto es así que la escasez del producto fue grande porque la demanda era enorme. En España por ejemplo no se ha normalizado el suministro hasta la segunda mitad del 2016. Podéis ver el artículo con fotos en vivo aquí.

Si el original ha tenido un éxito arrollador, estoy convencido de que el Carrea Heuer 01 43 mm lo va a tener aún mayor. 45 mm es una medida grande que no se adapta a todas las muñecas -sobre todo con las asas Carrera, tan rectas-, mientras que 43 mm sí que puede abarcar a una audiencia mayor. Hasta ahora las medidas “pequeñas” existían sólo con esfera tradicional, pero por qué alguien con muñecas más estrechas no iba a querer un esqueletado. De hecho incluso a aquellos que les gustan los relojes grandes estos no le parecerán pequeños.

La caja sigue siendo modular, compuesta de 12 piezas, en la que la carrura es de acero satinado y el bisel es cerámico. Los pulsadores también son de acero, y la corona está recubierta por una franja de caucho que seguro hará más sencillo su manejo. El cristal que cubre la esfera es de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambas caras. La esfera del Carrera Heuer 01 43 mm está tan poblada como la de su hermano mayor, pero yo diría que al reducir su tamaño y -sobre todo- tener partes coloreadas, la legibilidad será mejor (y eso que no era mala en el modelo original). Los colores son los que se ven, pero si se quieren nombrar como lo hace la manufactura hay que llamarlos Negro Intenso, Azul Marino Profundo y Marrón Cognac. 

El calibre es lógicamente el Heuer 01, heredero del 1887 y con todo lo que se le puede pedir a un calibre moderno: embrague mediante piñón oscilante, rueda de pilares (roja, muy llamativa), el puente del cronógrafo y la masa circular con PVD negro esqueletizados… todo ello protegido hasta 100 metros de profundidad y visible gracias al zafiro posterior.

Digamos por último que los tres relojes TAG Heuer Carrera Heuer 01 43 mm se lanzan con dos opciones para atarlos a la muñeca: o bien un brazalete de acero o una correa de piel para las versiones azul y marrón o de caucho para la negra. TAG Heuer mantiene su promesa de entregar un reloj con calibre cronógrafo de manufactura por menos de 5.000 francos suizos: la versión con acero o cuero cuesta 4.800 euros, mientras que la versión con correa de caucho cuesta 4.650 euros. Ya sólo queda esperar a Baseworld para verlos. Más información en TAGHeuer.es.

 



Nuevo Bell & Ross BR 03-94 R.S.17 en colaboración con el Equipo Renault F1

 

Bell & Ross sigue su reciente aventura en los circuitos de Fórmula 1 de la mano con el equipo de Renault. En 2016 lanzó el primer reloj fruto de esta unión y ahora podemos ver el segundo, llamado BR 03-94 R.S. 17, como el coche de carreras. No lo hemos visto en vivo, pero al menos sí sabemos el precio.

 

¿Por qué este BR 03-94 R.S. 17? Recordemos que Bell & Ross es de origen francés, aunque todo el mundo piense que es otra empresa relojera suiza (aunque sin duda sus relojes se construyen en el país transalpino), así que es natural la alianza con Renault. Además Bell & Ross ha estado en el cielo (su lugar de nacimiento), en el mar (o en los dos sitios a la vez, como con los Aéronavale que vimos en vídeo aquí) y luchando en las trincheras (por ejemplo). En 2014 (¡tanto tiempo ha pasado ya!) se acercó a los bólidos terrestres con el B-Rocket y por fin el año pasado llegó a la cumbre de la velocidad con Renault. Aunque la Fórmula 1 no pasa por su mejor momento, la exposición que da la competición es máxima. De ahí que aunque sea enormemente exigente económicamente las marcas consideren muy rentable las esponsorizaciones.

El BR 03-94 R.S. 17 está al parecer inspirado en el volante del R.S. 17 de Renault; no he conseguido encontrar ninguna foto de dicho volante, así que hay creer lo que nos dice Bell & Ross. En cualquier caso el resultado es muy atractivo, extraordinariamente deportivo. La caja tiene 42 mm de diámetro (o de lado, sería más exacto decir ya que es cuadrada) y está fabricada en cerámica a la que se le ha dado un acabado mate. La cerámica es una buena opción porque es muy resistente y más ligera que el acero. De hecho yo creo que se va a acabar convirtiendo prácticamente en material estándar en la relojería. Es hermético hasta los 100 metros y, como los tornillos que garantizan el sellado son los del reverso del reloj, los del bisel están todos apretados en la misma posición, algo que gustará mucho a los aficionados más detallistas (y a mí también).

Hay un juego de colores repartido por la caja y esfera francamente logrado. El amarillo -color del vehículo R.S 17 de Renault- concierne a todos los elementos relacionados con el cronógrafo: el botón de puesta en marcha y paro, la trotadora del cronógrafo, el contador de 30 minutos y el taquímetro. Los colores del semáforo de inicio de carrera también están en la esfera: el pequeño segundero a las 2 está realizado en verde y la ventana de fecha está remarcada por un bisel rojo (que se repite en la corona). Los numerales están perfilados con un metal que mantiene a raya la SuperLuminova con la que se han rellenado. Las manecillas, facetadas para que se vean bien, también tienen el mismo tratamiento luminiscente. Todo ello sobre una esfera de fibra de carbono para terminar de dar el aspecto racing.

El BR 03-94 R.S. 17 se mueve gracias al que Bell & Ross llama calibre BR-CAL.301, que seguramente corresponde al ETA 2894-2. Es un calibre que se mueve a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 42 horas, aunque no podemos verlo porque fondo del reloj es ciego. Se ata con una correa mezcla de caucho y tejido sintético ultrarresistente, terminado por una hebilla de acero recubierta de PVD negro.

El BR 03-94 R.S. 17 es una edición limitada a 500 unidades y forma parte de una trilogía que se dará a conocer en Baselworld 2017 (para el que cada vez va quedando menos). Imagino que los otros dos serán un tres agujas y un tourbillon, pero soy famoso por lo mucho que me equivoco en mis predicciones. Lo que sí sabemos es su precio, aunque lógicamente el reloj aún no está disponible: 5.600 euros. Cuando vuelva de la feria espero poder enseñar más fotos en vivo que las dos de aquí arriba. Más información en su web específica, Bell&RossBRS17.com.



Dos Panerai Luminor 1950 Oracle Team USA para la 35ª America’s Cup

 

El origen de Panerai está en el mar. O cuando menos el origen de los relojes Panerai que conocemos y amamos proviene del mar. Ahora la manufactura se ha hecho Colaborador Oficial de la America’s Cup y ha desarrollado una serie de relojes para los representantes norteamericanos en la competición. Entre ellos los más destacados son los Panerai Luminor 1950 Oracle Team USA Chronograph, presentados en el pasado SIHH 2017 y que vamos a ver a continuación con características técnicas y precios.

 

UN POCO DE HISTORIA

Antes de hablar de los Panerai Luminor 1950 Oracle Team USA creo que sería bueno saber algo más de dónde se está metiendo la manufactura. En realidad el origen de la America’s Cup es… ¡británico! Para la Exposición Universal de Londres en 1851 se cursó una invitación formal para que los Estados Unidos presentaran un yate como un gran ejemplo de la maestría americana en la construcción de navíos. La invitación llegó a oídos del Comodoro Stevens, del New York Yacht Club, que encargó su construcción al constructor naval mundialmente reconocido George Steers, que era… de padres británicos.

La goleta resultante, bautizada América, llegó a Londres para la exhibición e inmediatamente el Comodoro Stevens retó a las goleta inglesesas a una carrera pero, sabedores del poderío del barco americano, nadie mordió el anzuelo. Una semana más tarde volvió a lanzar su reto, esta vez apostando no más de 10.000 guineas. Tengamos en cuenta que una guinea equivalía a 1 libra y 5 peniques, así que sin ni siquiera traducir a valor actual las 10.500 libras apostadas en aquel entonces podemos darnos cuenta de que era una suma notabilísima. Aún así de nuevo nadie recogió el guante.

Al final el Comodoro decidió apuntarse a la “Copa de las 100 Guineas”, patrocinada por por el Escuadrón Real de Yates en Cowes y abierta a todo tipo de embarcaciones. La prueba consistía en rodear la isla de Wight, una distancia de 53 millas. La prueba comenzó a las 10 de la mañana para los 18 navíos competidores y terminó a las 8:37 pm, momento en que el América se proclamó vencedor.

– ¿Quién va primero? –preguntó la reina Victoria.

– Ha ganado el América -le contestaron.

– ¿Y quién quedó segundo? –replicó Victoria.

– Ah, Majestad. No hay segundo. Uno puede imaginarse la frustración de la reina al ver que un advenedizo de la que hasta hacía menos de un siglo era una colonia del Imperio se había llevado su muy británico trofeo.

La Copa América en 1874

Los norteamericanos se llevaron al Nueva York Yacht Club la copa como un gran título, porque era el símbolo de su supremacía sobre la gran nación naval que era hasta ese entonces Gran Bretaña. Inmediatamente y para alentar “la competición amistosa entre países diversos” se creó un premio con la copa, que años más tarde se daría en llamar America’s Cup. No por el país, sino por el barco. De esta manera la Copa América es la competición multinacional más antigua del mundo contemporáneo; es incluso anterior a los Juegos Olímpicos modernos, cuya primera edición tuvo lugar en 1896. No es de extrañar por tanto que Panerai haya querido unir su nombre a la competición.

LUMINOR 1950 ORACLE TEAM USA 3 DAYS CHRONO FLYBACK AUTOMATIC CERÁMICA – 44mm (PAM 00725)

No voy a entrar en lo de la longitud de los nombres de los relojes suizos porque es una causa perdida. Eso sí, tiene una ventaja: si dices el nombre prácticamente no tienes que explicar nada, porque ya está todo ahí. Pero si se hace la vista gorda con la denominación, lo que nos encontramos es un reloj cronógrafo muy atractivo. La caja está realizada en cerámica, incluido el icónico protector de la corona que garantiza la hermeticidad de hasta 100 metros. El fondo sin embargo ha sido realizado en titanio, está atornillado y lleva el logotipo del Oracle Team USA, la inscripción 35th America’s Cup y un dibujo del trimarán del equipo defensor en relieve.

Por tanto no se ve el calibre automático de manufactura P. 9100, un movimiento introducido por Panerai en 2013. Se mueve a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 3 días, gracias a sus dos barriletes conectados en serie. Pero es, sobre todo, un cronógrafo flyback con rueda de pilares y embrague vertical. La aguja flyback es la azul, mientras que la roja marca los minutos transcurridos. La función de tiempos cortos se acciona y para con el pulsador a las diez, mientras que la función flyback se acciona mediante el pulsador a las 8. Además incluye un sistema para que al tirar de la corona detiene el volante de inercia variable y pone el segundero a cero; de esta manera el ajuste del reloj se hace con la máxima precisión.

Al ser un reloj pensado para el equipo de Estados Unidos todos los colores -en la esfera y en la correa- evocan los de la bandera de Estados Unidos. Pero si no miramos la leyenda del fondo del reloj éste sigue siendo perfectamente marítimo, porque el blanco, el rojo y el azul lo son de por sí. En la esfera tenemos a la derecha el contador de minutos -rojo como el del cronógrafo- y a la izquierda el pequeño segundero -azul como el del cronógrafo-. En el borde de la esfera se ha incluido una escala taquimétrica en nudos, que
permite determinar la velocidad de una embarcación a lo largo de una distancia determinada. El patrón de colores se repite también en la correa negra de piel natural sin tratar, que además lleva el logotipo de la competición.

Y como se ve el reloj queda muy bien sobre el pulso, aunque desde luego no es para muñecas pequeñas. El Luminor 1950 ORACLE TEAM USA 3 Days Chrono Flyback Automatic es una edición especial de sólo 200 unidades, con un precio de 14.900 euros.

 

LUMINOR 1950 REGATTA ORACLE TEAM USA 3 DAYS CHRONO FLYBACK AUTOMATIC TITANIO – 47mm (PAM00726)

Este es el otro crono pensado para honrar al defensor del título de la America’s Cup, y en mi opinión es el que más sentido tiene en una competición marina, simplemente porque tiene la función que se necesita: la cuenta atrás. Una carrera de barcos difiere de cualquier otra carrera en que los competidores no parten desde la posición de parado, sino que el mar les obliga a moverse. Por eso se estableció una cuenta atrás (habitualmente de 5 minutos) en el que las naves van maniobrando de manera que cuando suene la sirena de arranque estén lo más cerca posible de la línea de salida (sin sobrepasarla, claro).

El calibre P.9100-R permite exactamente eso: mediante el pulsador a las 4 la aguja roja se va retrasando a intervalos de un minuto hasta ubicarla allí donde se desea comenzar la cuenta atrás. El reloj trae marcados los períodos de 5, 10 y 15 minutos hacia atrás, pero teóricamente la manecilla se podría llevar a los 59 minutos previos. Porque se puede estar en una regata o por ejemplo cocinando algo en el horno; aquí no se juzga a nadie. Una vez en sus sitio, se pulsa el pistón a las 10 y comienza el conteo con la aguja azul, y según van pasando los minutos la manecilla roja va avanzando. Cuando comienza la competición el cronógrafo pasa a medir los tiempos de la carrera.

El resto de las funciones y disposiciones de la esfera es igual que las del Flyback anterior, porque es en esencia el mismo calibre pero con el módulo de cuenta atrás. Aquí también el movimiento queda oculto tras una tapa conmemorativa del equipo norteamericano.

Como el nombre indica la caja está hecha en titanio, algo necesario porque tiene un diámetro de 47 mm y en acero habría sido excesivamente pesado. Se puede argüir que es demasiado grande para ser llevable, pero hay que tener en cuenta que éste es un reloj instrumento que se ha de ver rápidamente. Y más aún con la velocidad a la que se mueven estos trimaranes, con una media de 38/40 nudos y 18 de viento. Traducido a medidas de tierra: 1 nudo equivale a 1 milla náutica/hora, y esta a su vez equivale a 1.852 metros/hora. Por tanto 40 nudos = 74,08 kilómetros/hora con viento soplando a 33,3 kilómetros/hora. ¡Como para estar tratando de averiguar la hora! Extraña por tanto que el reloj (los dos, de hecho) no tenga mejor tratamiento antirreflejos, per ese defecto es otra de las tradiciones a las que Panerai no renuncia.

En este caso también se ha creado una serie especial limitada a 200 unidades. Se entrega con una correa negra de piel sin tratar, personalizada con el logotipo de la America’s Cup en termorrelieve en ambos lados y acabada con doble costura con hilos azul y rojo contrastados. El precio es de 17.400 euros. Eso son 700 euros más que la versión sin limitación, que salió en 2013 y tiene acentos en naranja. Pero esta versión es mucho más bonita y además más exclusiva. Más información en Panerai.es.



Hublot Classic Fusion 45 Aerofusion Black Magic: fotos en vivo y precio

 

 

El Hublot Classic Fusion 45 Aerofusion Black Magic es un epítome de todo lo que representa la marca: nuevos materiales, formas llamativas y esferas caladas. Vamos a ver qué argumentos tiene este cronógrafo para triunfar, incluido su precio.

 

Este Classic Fusion 45 tiene dos definiciones en un mismo nombre: Classic Fusion y Aerofusion. Si podemos perdonar el hecho de que un reloj tenga un nombre compuesto por siete palabras (vamos, como la realeza), esos dos términos nos dan una idea de cómo ubicar el reloj dentro de la colección. Los dos Hublot que hemos visto hasta ahora (y por ahora) pertenecen también a la colección Classic Fusion (son éste y éste). Y es que la Classic Fusion es la gama “de vestir” de Hublot, que se puede identificar fácilmente por el uso de índices en vez de numerales.

Pero también es “Aerofusion”, lo que significa que toma uno de los elementos más significativos de los Big Bang: la esfera calada o esqueletizada. Y además es un cronógrafo, como la gran mayoría de los Big Bang. Así que no es precisamente el más heterodoxo de los relojes de vestir, pero poco les importa ni al reloj ni a su dueño: el Classic Fusión 45 tiene otros argumentos para convencer. Para empezar su caja de 45 mm de diámetro (de ahí su nombre) está realizada en cerámica, pero muy bien tratada: mezcla satinados y pulidos en la carrura y en el bisel superior para dotar de elegancia al conjunto y alejarla de cualquier parecido a un cronógrafo de los muchísimos que hay en el mercado.

El resultado de esa combinación es muy atractivo porque el satinado está muy bien realizado y da una gran sensación de calidad. Los obsesos de la simetría echarán en falta que los tornillos del bisel estén alineados, pero es seguramente un mal menor que queda oscurecido por la imponente presencia de la esfera, que desborda con su personalidad.

Seguramente es la esfera sobre la que gravita toda la decisión de si gusta o no el reloj, si se compra o no. El esqueletado es una decisión capital a la hora de crear un reloj porque prácticamente siempre se impone sobre cualquier otro aspecto de la pieza. Hublot AMA el esqueletado, hasta el punto de que lo ha convertido en su característica más singular y diferenciadora. Por otra parte desnudar la esfera lleva intrínseco un peligro: la falta de legibilidad por culpa de un fondo en el que pasan muchas cosas y que pueden distraer o dificultad la lectura de la hora.

Pues bien, el Classic Fusion 45 Aerofusión  Black Magic sale bastante bien parado en cuanto a la hora se refiere. Utiliza manecillas de espada largas y unos índices de baguette (doble a las 12) que se asientan sobre la esfera en plaqué rodiado.  El resultado es mucho mejor de lo que uno esperaría, porque la lectura de la horas y minutos es muy buena. No hay ningún momento en el que las manecillas se encuentren perdidas (salvo en la oscuridad, claro, porque no hay tratamiento luminincente). Las dos subesferas (pequeño segundero a las 3 y contador de 30 minutos a las 0) sufren algo más  porque las agujas no son tan anchas, pero aún así el conjunto no decepciona en ese departamento.

El reloj añade una fecha a las 6 que viene dada por un disco de fecha -también calado- que recorre el borde exterior de la esfera. Cuando pasa sobre las 6 lo hace sobre un fondo blanco, de manera que se pueda leer bien. No es un prodigio de legibilidad, pero también es verdad que se hace sin mayor impedimento que el del poco tiempo que cuesta acostumbrarse.

Toda la animación de la esfera hay que agradecerla al calibre Hublot 1155. Tras ese nombre se esconde en realidad un ETA 2904-2, un movimiento cronógrafo más que sobradamente probado. Oscila a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 42 horas. Como el calibre mide sólo 28 mm de diámetro resulta demasiado pequeño para el reloj, lo que queda compensando por la adición de una sección extra de cerámica con letras grandes, muy a tono con el espíritu del reloj. Pero por una vez se echa de menos algo de literatura en la trasera, porque su simpleza desmerece el conjunto. Podrían por ejemplo haber incluido la información sobre la hermeticidad, que es un dato importante y no aparece ni en el manual de instrucciones (aunque asumo que es no mayor de 50 metros). Eso sí,  Hublot personaliza el rotor, lo que saca al movimiento de su rutinaria presencia.

A pesar de los 45 mm de diámetro el reloj queda bien en la muñeca, sobre todo porque al ser tan oscuro, tan negro de hecho, la sensación de tamaño es menor. Además, el caucho de la correa -recordemos, otro signo definitorio de Hublot- es cómodo, cálido y se adapta muy bien al pulso.

La sensación de calidad del reloj es notable porque la cerámica le queda francamente bien. El precio, sin embargo, puede ser difícil para muchos: cuesta 16.050 euros. Pero por ese precio te llevas toda la personalidad de Hublot que, al fin y al cabo, es muy distinta y distintiva. Además de la incuestionable calidad de fabricación con materiales de última generación. El reloj ya está disponible en los sus puntos de venta, y hay más información en Hublot.es.

 



Nuevos Glashütte Original Sixties Iconic Square en Edición Limitada

 

Glashütte Original vuelve a la escena con los Sixties Iconic Square, que apelan a su herencia temporal más cercana -la de la República Democrática Alemana- y que siempre entusiasma tanto a sus seguidores más fieles como al simple aficionado a la relojería. Vamos a ver los cinco modelos y precios.

 

Los Sixties Iconic Square son los herederos directos de los Sixties Iconic, la colección lanzada en 2015 por la manufactura sajona que nos volvió locos a todos y seguramente pilló desprevenida a la propia casa, tal fue su éxito. De hecho se vendieron tan rápidamente que para poder verlos en España los tuvo que traer el propio subdirector de GO durante un día. Las fotos en vivo se pueden ver en este artículo.

Tanto aquellos como estos Sixties Iconic Square entroncan directamente con la época tan fructífera que siguió a la unificación de la relojería sajona bajo un solo nombre, la GUB (Glashütter Uhrenbetrieb), encargada de suministrar relojes baratos para los países del lado derecho del Telón de Acero. La GUB realizó numerosos diseños que iban con la época y que ahora nos resultan arrebatadores. Afortunadamente todos los archivos de cajas y esferas se conservan en Glashütte Original, que tiene así un inacabable acervo en el que inspirarse para producir relojes a cual más atractivo.

Algunos de los muchos modelos de la GUB que atesora Glashütte Original

Los Sixties Iconic Square son en realidad los ya existentes Sixties Square Chronograph pero con nuevas esferas. Así que las medidas de la caja son de 41,35 X 41,35 mm que, a falto de verlos en vivo, deben tener una presencia muy poderosa en la muñeca, acentuada por los pulsadores de pistón del cronógrafo. La altura es de 12,6 mm, lo que significa que sin ser pequeño no tiene tampoco una medida descocada.

Pero, como ocurría con sus antecesores, las esferas eclipsan cualquier otra consideración porque hipnotizan a quien las mira. Y también como aquellos los nuevos relojes tienen nombres: Sixties Iconic Forest, Sixties Iconic Ocean, Sixties Iconic Graphite, Sixties Iconic Tangerine y Sixties Iconic Fire.  La esfera presenta dos  registros: a las 3 el pequeño segundero y a las 9 los 30 minutos del cronógrafo. Es la disposición más bonita para un cronógrafo, para mi gusto.

La esfera, de 35,5 mm, está realizada en la fábrica de diales de Pforzheim que la empresa adquirió hace ahora 11 años, aunque llevaba trabajando con ella muchos más años. El esmerado proceso de fabricación quedó descrito en mi artículo sobre la manufactura de Glashütte Original que puedes leer aquí (y la segunda parte, aquí). Al estar la esfera curvada en los extremos, obliga a que la trotadora del cronógrafo y la manecilla de los minutos estén curvadas en la punta, lo que le da un toque deliciosamente vintage.

Dentro se mueve el calibre automático de manufactura 39-34, cuyo volante oscila a 4 hercios y tiene 40 horas de reserva de marcha. Como siempre en Glashütte Original el movimiento tiene una platina de tres cuartos, además de regulación por cuello de cisne, y es visible a través del zafiro posterior.

Los Glashütte Original se han presentado en Nueva York en primicia, lo que habla de la importancia de ese mercado para la casa. El precio que se ha comunicado está, por tanto, en dólares. Es una edición limitada a 25 unidades por color con un precio unitario de 9.700 dólares, que son, a cambio de hoy, un poquito más de 9.000 euros. Esperemos que en el cada vez más cercano Bselworld pueda probármelos y traer las fotos correspondientes. Más información en GlashütteOriginal.com.



En la muñeca: Rado Hyperchrome Chronograph Automatic

Seguramente la marca que menos ruido hace de todo el grupo Swatch es Rado, y eso que tiene unos relojes muy interesantes. Un ejemplo sin duda es este Hyperchrome Chronograph Automatic que vamos a repasar con fotos en vivo y precios.

 

Alguien que no conozca la marca podría pensar que este Hyperchrome Chronograph es un reloj más que se suma a la moda de los nuevos materiales. Pero ahora que la cerámica se ha convertido en uno de los materiales modernos más usados en relojería, conviene recordar que Rado lleva tres décadas utilizándola en sus relojes: lanzó su primer reloj a base de óxido de circonio en 1986. Desde entonces está investigando nuevas aleaciones cerámicas y creando una extensa gama de relojes con la más alta tecnología. Aunque no se sepa como debiera.

Yo creo que el problema fundamental reside en que la marca ha estado siempre demasiado callada sobre su propios avances, y al final cuando se habla de relojes de cerámica de “hace ya tiempo” nos acordamos más de Chanel y sus J12 de primeros de siglo, que fueron los que popularizaron el material. Rado, sin embargo, ha ido reduciendo cada vez más su comunicación sobre el aspecto técnico para centrarse en ofrecer simplemente relojes atractivos que, además, están hechos de cerámica. De hecho si se mira la página de las colecciones de la marca hay una que se llama “Cerámica”, de manera que el que lo ve intuitivamente piensa que los únicos relojes que hay de cerámica son, lógicamente, los que están en esa colección y los demás son “normales”. Y nada más lejos de la realidad.

Este Rado Hyperchrome Chronograph Automatic está, desde luego, hecho de cerámica, utilizada de la manera más tradicional. Quiero decir que el tratamiento de la cerámica es tal que uno diría que estamos ante un reloj de titanio, por ejemplo, por el aspecto metálico que tiene. En ese sentido es un reloj muy clásico, pero cuando te lo pones notas la diferencia. Para empezar la ligereza, que es sorprendente; aunque se podría argumentar que eso también nos lo da el titanio, aquí la experiencia es aún mejor.

Lo que sí es exclusivo es el tacto, algo difícil de describir. Uno diría que la cerámica tiene un sensor térmico que hace que en el momento en que te pones el reloj en la muñeca se adapta a tu temperatura. Es cálido sin ser caluroso, fresco pero no frío. Es una experiencia muy especial. Además el tratamiento que tiene la cerámica hace que desprenda unos tonos levemente marrones, que lo hacen aún más bonito y que se notan especialmente en el brazalete.

La caja, monobloque, es de 45 mm de diámetro, pero no se nota en absoluto grande. Ello es gracias a la curvatura de la caja, que hace que se adapte muy bien al brazo del portador. En este caso la carrura está adornada con unos resaltes en PVD de oro rosa. Es una estética que gusta o no, pero no cabe duda de que hay mucha gente a la que le gusta los bicolores. En este caso no se impone el PVD porque sólo aparece en los laterales. Sí que llama la atención lo bien que están diseñados los pulsadores del cronógrafo, con aire automovilístico y con una línea que se integra perfectamente en la del reloj.

En la esfera se repite el PVD dorado para resaltar todos los elementos que se asientan sobre el dial: manecillas e índices. También el bisel de los registros del cronógrafo y el pequeño segundero, lo que añade profundidad al diseño. Además, como las subesferas se entrecortan la presencia es más vivaz, más joven, dentro de la idea de cronógrafo-de-vestir que que quiere transmitir el reloj. Sin embargo este abundante uso del dorado tiene como consecuencia que las manecillas no destaquen todo lo que debieran. No en la oscuridad, sin embargo, porque el tratamiento con SuperLuminova permite una lectura adecuada.

Hay que destacar otro detalle que a menudo pasa desapercibido: el ancla encima del nombre, justo debajo de las 12, se mueve con los vaivenes de la muñeca. No tiene una función específica que no sea la estética, pero es un detalle que a mí me gusta y que puede pasar desapercibida cuando se mira al reloj. De hecho casi en cada foto de este artículo el ancla está en una posición distinta.

El reloj se mueve gracias a un calibre ETA, por supuesto. Es el 2894-2, en realidad un 2892 para el que ETA diseñó específicamente un módulo cronógrafo. Por eso la altura del calibre no es excesiva y los botones del crónógrafo están alineados con la corona, al contrario de lo que pasa con los cronógrafos modulares. Además está bien decorado, resaltando especialmente el rotor negro con forma de ancla. Tiene una reserva de marcha de 42 horas y el volante late a 4 hercios. Es de agradecer que Rado haya incluido un cristal de zafiro para poder verlo, sin que afecte su hermeticidad de hasta 100 metros.

Ya he mencionado antes el brazalete, pero me gustaría añadir lo bien que está personalizado. Tal como está realizado quedan huecos entre la caja y los eslabones iniciales, lo que le da un aspecto aún más lujoso. Pero sobre todo el porte elegante del que puede presumir, que se extiende hasta el cierre. Repito: hay que ponerse uno de estos relojes para inmediatamente apreciar sus virtudes, porque puesto en la muñeca mejora exponencialmente lo bueno que pueda parecer en las fotos. La sensación es mucho más delicada de lo que se piensa en un principio.

Este Rado Hyperchrome Chronograph Automatic está destinado a un público más bien joven que quiere tener un reloj polivalente, tanto para el trabajo como para el ocio. Tiene un problema con el precio: cuesta 4.600 euros. No es un precio descabellado porque muchos otros cronógrafos con este calibre (o el casi equivalente 7750) tienen estos precios, pero como digo hay que conocer la marca para saber que te está ofreciendo una excelente calidad y ese plus añadido de la cerámica, que te garantiza una presencia que no se deteriora con el paso del tiempo y es absolutamente resistente a arañazos. Pero si se sabe qué se tiene entre manos, Rado es siempre una opción muy a tener en cuenta. Más información en Rado.es.

 



En la muñeca: TAG Heuer Carrera Heuer 01

El Tag Heuer Carrera Heuer 01 simboliza el renacer de Tag Heuer de la mano Jean-Claude Biver, director general de la división de relojería de LVMH. Bajo la idea de ofrecer nuevos diseños a precios más bajos nace un reloj que quiere conservar la esencia a la vez que ofrece algo nuevo. Vamos a analizarlo con fotos en vivo y precios.

 

El Tag Heuer Heuer 01 es la culminación de un proceso turbulento. Fue a finales de 2014 cuando Stéphane Linder salió de Tag Heuer abruptamente (como reportamos aquí). Jean-Claude Biver, seguramente la cabeza pensante más dinámica de toda la industria relojera, tomo el mando con la idea de rebajar un 7% los precios para reubicar a la marca en el segmento de mercado que le corresponde, deshacerse de la sección de alta relojería y lanzar un smartwatch en 2016 -como así fue y así vimos en vivo en este artículo-. Además Jean-Claude Biver afirmaba que los relojes de Tag debían de dar una sensación de calidad mayor de lo que su precio indicaba.

El hecho es que le ha debido gustar el olor de la habitación, porque de ser el Director General provisional ha pasado a quedarse en el puesto sin que haya visos de que quiera salir. Y no me extraña, porque ha vuelto a poner a Tag en el centro del escenario relojero con sus infinitas acciones comerciales y, sobre todo, con el Tag Heuer Connected, y la empresa va ahora estupendamente. Veremos si eso mismo ocurre con Zenith.

En realidad el TAG Heuer Carrera Heuer 01 se presentó en Baselworld 2015, pero la casa lleva tanto retraso en la producción -porque ha tenido mucho éxito y no lo habían previsto- que el reloj tardó un año en llegar a España, y aún así llegaban con cuentagotas. Hay dos cosas que llaman la atención en el momento en que miras al reloj: su tamaño de 45 mm -mucho más grande de lo habitual- y la esfera esqueletada, que te gusta o no te gusta. Y ahí es donde empieza el debate: ya que este reloj fue el primero que se creó bajo el mando de Biver, ¿está Hublotizado?

Hublot Classic Fusion 45 Aerofusion Black Magic

Pues hombre, no hay que mirar mucho para darse cuenta de que sí que hay un claro aire de familia, y Biver no lo ha escondido nunca. Ya dijo que para la creación de este reloj -y de los nuevos relojes de Tag en general- había tomado el modelo constructivo de Hublot. Y por lo que se ve eso no sólo afecta a la caja y su construcción modular; también al diseño.

Qué quiere decir “construcción modular”. Como se ve en la foto el reloj tiene una carrura, un bisel separado, el fondo y cuatro asas acopladas a la caja. Ello significa que se puede utilizar para fabricar otros relojes -aunque no necesariamente tienen que parecerse a éste- de manera mucho más rápida y eficiente. En cualquier caso esta caja, fabricada en carburo de titanio, es imponente, especialmente por el aspecto sólido que aportan las asas. El conjunto se nota grande y poderoso sobre la muñeca.

La esfera del Tag Heuer Carrera Heuer 01, aun esqueletada, sí recuerda al Carrera clásico, pero es verdad que para ver el parecido tienes que guiñar los ojos un poco. Recurriendo a las palabras de Biver sobre el reloj: “Puede que no lo reconozcas desde lejos, pero no importa. Aún así parece un Carrera”. El hecho es que a pesar del esqueletado la información de horas y minutos se lee muy bien, gracias a la correcta dimensión de las manecillas y el buen tamaño de los índices. La fecha, a las 3:30 horas, también se lee bien. No salen tan bien parados los registros del cronógrafo y el pequeño segundero, cuya información cuesta más descifrar dependiendo de cómo incida la luz, pero en conjunto el reloj cumple su función.

Toda la maquinaria se mueve gracias al calibre Heuer 01. El calibre es otro de los puntos de discusión del reloj: cuando se presentó el reloj se dijo que traía un nuevo calibre de manufactura llamado Heuer 01. Sin embargo a la vez se afirmó que estaba basado en el ya conocido Calibre 1887 de la casa, que a su vez es una intensa modificación de un calibre de Seiko.

El 1887 era un calibre que daba gusto mirar, y este Heuer 01 aún más. Destaca especialmente el rotor negro, que además es una circunferencia entera en cuya parte superior sólo queda el borde. El volante se mueve a 28.800 alternancias a la hora (4 hercios) y aporta una reserva de marcha de 50 horas. Es un cronógrafo con rueda de pilares, que Tag ha sabido resaltar muy bien decorándola en rojo. En conjunto el calibre Heuer 01 es supersexi, esa es la verdad.

La oferta original del reloj era una buena correa de caucho hecha a medida del reloj, o un brazalete que hace del reloj una pieza aún más contudente que, sin embargo, se lleva bien en la muñeca, pero ahora ya hay otras opciones. El reloj no es para todo el mundo porque además las asas, tirando a rectas, aumentan la sensación de tamaño. Pero por ejemplo en mi muñeca, de 18 cm de diámetro, queda muy bien.

Y para terminar de comprender el éxito del Tag Heuer Carrera Heuer 01, el precio: cuesta 4.750 euros. El reloj está tan demandado porque ofrece a los fieles de la marca un diseño nuevo que aún conserva sus raíces, mientras que al cliente de calle le propone un reloj moderno, atrevido y con buen precio. Veremos cómo evoluciona el reloj. Más información en TagHeuer.es.

 



Fotos en vivo y precios del Bulova Moon Watch

 

bulova-moon-watch-6-horasyminutos

Todos conocemos la historia de cómo el Speedmaster llegó a ser el único reloj aprobado por la NASA para los viajes espaciales. Sin embargo en el Apollo 15 de 1971 viajó un Bulova. Ahora la marca lo ha reeditado con el nombre de Bulova Moon Watch, así que vamos lo mucho que nos ofrece.

 

bulova-moon-watch-4-horasyminutos

La historia del Bulova Moon Watch es como sigue: Cuando NASA quiso tener un reloj aprobado para los vuelos fuera de la Tierra reunió una serie de relojes a los que sometió a pruebas muy rigurosas, que sólo pasó el Omega Speedmaster. Eso no gustó mucho a mucha gente, especialmente porque Bulova era por aquel entonces una empresa exclusivamente americana (no suiza como Omega). Tampoco gustó a la propia Bulova, que siguió adelante tratando de conseguir un reloj que pudiera ser aprobado.

bulova-moon-watch-original-horasyminutos

El Bulova Chronograph auténtico de Dave Scott, tal com quedó tras su viaje lunar. Nótese cómo dice “Tachometer”, no Tachymeter como el actual

Unos cuatro meses antes del lanzamiento de la misión Apolo XV Bulova se puso en contacto con el astronauta Dave Scott y le pidió que probara su cronógrafo, a lo que él dijo que intentaría hacerlo en los distintos ensayos que se hacían previos al vuelo. Sin embargo la complejidad de la misión del Apolo XV hizo que el astronauta se convenciera de llevar un reloj de reserva. Fue una gran decisión, porque durante la misión el cristal del Speedmaster se rompió y Dave Scott tuvo que usar su Bulova Chronograph, que aguantó todas las fases de la misión perfectamente.

bulova-moon-watch-dave-scott-horasyminutos

Dave Scott caminando por la superficie lunar con su Bulova en la muñeca izquierda

bulova-moon-watch-dave-scott-1-horasyminutos

Dave Scott (a la izquierda) tras el amerizaje con el Bulova en la muñeca

Así que este Bulova Moon Watch que ahora estamos viendo tiene toda la legitimidad histórica. No es una imitación de otro reloj, no es un “homenaje”, no está “inspirado en”. Es una revisión auténtica. Y como tal, está francamente bien. Se puede argüir que el reloj se parece mucho al Omega Speedmaster, y es verdad, pero es que el reloj no tenía un diseño libre: tenía que cumplir los requerimientos de la NASA.

bulova-moon-watch-1-horasyminutos

El reloj está fabricado en acero 316L (hipoalergénico) y tiene un diámetro de 45 mm, aunque en la muñeca parece un poco más pequeño. La carrura es de una sola pieza que se extiende hasta las asas, adoptando unas hechuras que pasarían a ser muy habituales en la década de los 70. Tiene unas formas curvadas muy agradables de ver y de sentir. Presenta toda la superficie cepillada excepto en la parte vertical del bisel, el frontal de los pulsadores y la corona. El conjunto, siendo plenamente deportivo, desde luego no carece de un cierto aire elegante. La hermeticidad, sin embargo, está limitada a 50 metros; cien hubiese sido ideal.

bulova-moon-watch-2-horasyminutos

Los pulsadores del Bulova Moon Watch tienen una forma muy peculiar de gatillo, y resultan una de las características más atractivas del reloj. Se integran perfectamente en el perfil de la caja y son extraordinariamente cómodos de usar. Otra de las peculiaridades del reloj es el bisel vertical rematado por un cristal de zafiro que sobresale un milímetro por encima. Pero, al contrario que en los relojes de esa época (o en sus reediciones posteriores) el cristal es completamente plano para favorecer una lectura que de hecho es intachable.

bulova-moon-watch-9-horasyminutos

bulova-moon-watch-7-horasyminutos

Y es que la esfera es de una claridad encomiable, como por otro lado se esperaría de un reloj de la máxima exigencia instrumental. Tanto las manecillas como los índices están tratados con material luminiscente y su lectura es exacta gracias a unas manecillas con la longitud perfecta. Hay tres registros en disposición 3-6-9 que corresponden a la décima de segundo, pequeño segundero y contador de una hora del cronógrafo. Se completa con una ventana de fecha a las 4:30 que no existía en el reloj original, pero como se presenta con el fondo también en negro resulta discreta y sin embargo muy legible a la vez.

bulova-moon-watch-5-horasyminutos

Por supuesto otra de las cosas que varían en este Bulova Moon Watch con respecto al original es el mecanismo que lo mueve, ya que ha pasado de ser mecánico a usar el cuarzo de alta frecuencia de Bulova. Es el mismo del que ya hablé en la entrada sobre los Bulova Curve (aquí están las fotos en vivo) y que es uno de los mejores cuarzos del mercado. Su alta frecuencia (solían ser conocidos como movimientos “UHF” (Ultra-High Frequency) permite una exactitud de unos diez segundos al año (en vez de al mes como los cuarzos comunes), medir la décima de segundo y, especialmente agradable, una trotadora de cronógrafo de movimiento continuo.

bulova-moon-watch-3-horasyminutos

El movimiento no se ve, pero a cambio integra un fondo con una leyenda que hace referencia a la fecha de la misión y el lugar de aterrizaje. El texto es sobrio, como corresponde a una inscripción conmemorativa, y el conjunto está muy bien resuelto.

bulova-moon-watch-8-horasyminutos

El Bulova Moon Watch se presenta con dos opciones de sujección: por una lado un conjunto de correa de cuero con un dibujo tipo racing años 60. Esta opción se entrega con una correa NATO como las utilizadas para sujetar el reloj por encima del traje espacial y una herramienta para hacer el cambio.

bulova-moon-watch-11-horasyminutos

La otra opción es un brazalete de acero muy bien hecho y que se integra perfectamente con la caja del Bulova Moon Watch. Es mi opción preferida. El precio del reloj es de 575 Euros, un precio excelente para un reloj con peso histórico, muy bien hecho y con una tecnología puntera. Muy recomendable sin duda. Más información en Bulova.es.

bulova-moon-watch-10-horasyminutos

 



En la muñeca: Hublot Classic Fusion Racing Grey Chronograph King Gold

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-12-horasyminutos

No hay nada más clásico que la semana de Navidad, así que es un buen momento para revisar otro clásico con fotos en vivo y precio: el Hublot Classic Fusion Racing Grey Chronograph King Gold 45 mm.

 

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-5-horasyminutos

Para empezar, digamos que utilizar 10 palabras para nombrar a un reloj (Hublot Classic Fusion Racing Grey Chronograph King Gold 45 mm) para mí significa que el que imagina o aprueba un nombre así es un pretencioso; o tan vago poniendo nombres que no se le ocurre nada más que decirlo todo (algo que ocurre con demasiada frecuencia en la industria relojera suiza). Y sin embargo el reloj no es ni pretencioso ni tiene un dibujo perezoso, porque conseguir unas formas clásicas que no pasen de moda indica todo menos falta de esfuerzo sobre el tablero de diseño.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-1-horasyminutos

Cuando presenté el Classic Fusion Blue King Gold (aquí, con fotos en vivo) ya conté el origen de la caja Hublot, y yo diría que donde de verdad resalta su diseño, sus formas estilizadas y elegantes, es precisamente en la colección Classic Fusion, porque la esfera no distrae del conjunto como ocurre en los demás relojes de la casa (todos esqueletados). El material utilizado para la caja es el “King Gold”, es decir, la aleación creada por Hublot que define lo que normalmente llamamos oro rojo. Además de aumentar la cantidad de cobre para darle un tono más rojizo y cálido, Hublot ha añadido platino para estabilizar la aleación e impedir que se oxide el cobre, lo que variaría el color del oro.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-8-horasyminutos

La caja presenta un elegante contraste entre superficies pulidas y satinadas. Toda la carrura está pulida, extendiéndose hasta las asas. Sobre ella se asientan la corona y los pulsadores del cronógrafo. Estos últimos son particularmente refinados, con una forma levemente trapezoidal (más anchos del lado de la corona) que los hace cómodos de usar y muy atractivos a la vista.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-2-horasyminutos

Como siempre en los relojes de la casa, este Hublot Classic Fusion Racing Grey Chronograph King Gold 45 mm también presenta entre carrura y bisel una inserción de caucho con dos salientes en cada uno de los lados, que recuerda a las bisagras de las portillas de los barcos (recordemos que Hublot significa eso, “portilla”).

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-3-horasyminutos

La esfera gris, con decoración rayos de sol, es muy bonita. Para mi gusto no tanto como la versión azul, pero en cualquier caso es elegante y facilita combinar el reloj con cualquier ropa, y en particular con la de vestir. Al igual que en los demás relojes de la colección Classic Fusion las manecillas son de espada, facetadas para mejorar una lectura. Los índices están facetados con forma de diamante baguette, y el de las 12 tiene su reflejo a las 6 en una ventanilla de fecha algo simple, aunque al menos el fondo es negro para que no haga tanto contraste. Hubiera sido mejor prescindir de ella, creo yo, pero como siempre es una opinión personal y a la mayoría de la gente le gustan los relojes con fecha.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-11-horasyminutos

Las dos subesferas se leen perfectamente porque ambas están decoradas con un guilloché circular que contrasta con los rayos de sol de la esfera general. Además ambas están delimitadas por un bisel de oro. Como los minutos, los textos y los numerales están pintados en un oro más oscuro, cobrizo, el conjunto no resulta repetitivo sino seductor y con mucho estilo.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-4-horasyminutos

Al tener sólo dos registros -pequeño segundero a las 3 y 30 minutos del crono a las 9- la esfera resulta equilibrada y acentúa su objetivo de ser un reloj deportivo-pero-de-vestir, que a mi juicio logra perfectamente. A ello contribuye en primer lugar el color oscuro del dial, que hace que el reloj parezca más pequeño de lo que en realidad es, y en segundo la comedida altura del conjunto.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-10-horasyminutos

El corazón del Hublot Classic Fusion Racing Grey Chronograph King Gold 45 mm es el calibre HUB1143, que es en realidad una base ETA -probablemente el 2892-2- al que se le ha acoplado un módulo cronógrafo Dubuis Depraz. El movimiento funciona a 4 hercios y tiene una reserva de marcha de 42 horas, y Hublot se ha encargado de tomar el aspecto anodino del ETA y hacerlo atractivo, especialmente con el rotor personalizado.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-6-horasyminutos

La correa del reloj tiene una base de caucho sobre la que se ha añadido una piel de aligátor teñida de gris. Se cierra sobre el pulso con una hebilla plegable cuyo cierre es también de oro rojo y con el nombre de la marca. Es una hebilla contundente pero a la vez elegante, gracias a lo bien que satina Hublot sus metales.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-9-horasyminutos

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-13-horasyminutos

El reloj ya está disponible en los comercios del ramo, y es una excelente elección para aquellos que quieren un reloj de vestir pero no excesivamente clásico y, al mismo tiempo, con un aire deportivo pero que no provoque más conversaciones en la oficina que las de admiración. El precio del Classic Fusion Racing Grey Chronograph King Gold es de 31.550 euros. Más información en Hublot.es.

hublot-classic-fusion-racing-grey-chronograph-king-gold-7-horasyminutos



Baume & Mercier patrocina “La Cena Pirata” de Esteban Granero

esteban-granero-cena-pirata-horasyminutos

Esteban Granero “El Pirata”

Por cuarto año consecutivo el futbolista Esteban Granero ha querido devolver la ilusión a los menos favorecidos durante las Fiestas con su Cena Pirata. En esta ocasión organizó una cena muy especial en el Real Café del Santiago Bernabéu, la que durante mucho tiempo fue su casa. Y una vez más Baume & Mercier fue el patrocinador.

 

mesa-de-baumemercier-y-esteban-granero-cena-pirata-1-horasyminutos

Para el que no lo sepa, la Cena Pirata se llama así porque al propio Esteban Granero le llaman El Pirata. El apodo se lo pusieron sus compañeros por su facilidad para robar el balón a los contrarios, y él lo honra celebrando los goles tapándose un ojo.

esteban-granero-cena-pirata-baume-mercier-horasyminutos

En la cena estuvieron como anfitriones Florentino Pérez, Eduardo Fernández de Blas y Emilio Butragueño, así como varios compañeros de la Real Sociedad (Xabi Prieto, Héctor Hernández y Sergio Canales), también exjugadores como Miguel Pardeza, periodistas como Luján Argüelles, que fue la presentadora de la gala, o cantantes como Leiva, y la actriz Macarena García.

florentino-perez-cena-pirata-baume-mercier-horasyminutos

Florentino Pérez

emilio-butragueno-cena-pirata-baume-mercier-horasyminutos

Emilio Butragueño

leyva-y-esteban-granero-cena-pirata-baume-mercier-horasyminutos

Leyva y Esteban Granero

Durante la cena se hizo un sorteo entre los asistentes de varias piezas madridistas y después se pasó a una subasta de objetos aún más interesantes (por ejemplo, una camiseta con la que el Real Madrid ganó la Champions League en Milán firmada por todos los jugadores, u otra camiseta dedicada por Bale o Cristiano Ronaldo).
Todos los beneficios han sido donados a la fundación Juegaterapia, que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los niños con cáncer. En este caso acción final es la creación un jardín en el Gregorio Marañón.

Un vídeo publicado por Horasyminutos (@horasyminutos) el

Baume & Mercier no quiso perder esta oportunidad de ayudar y se sumó a la causa de La Cena Pirata donando un reloj Capeland Cobra limited edition para la subasta dirigida por la presentadora Luján Arguelles. El ganador de la puja fue el empresario Iago Arbeloa. Al acto acudieron 200 invitados que pusieron su granito de arena en ayudar la iniciativa de Granero, que nuevamente fue un éxito.

Karine Janson, Brand Manager de Baume & Mercier y Esteban Granero

Karine Janson, Brand Manager de Baume & Mercier y Esteban Granero

En Horas y Minutos repasamos el reloj con fotos en vivo en este artículo.

Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963

Baume & Mercier Capeland Shelby Cobra 1963

 



Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2: fotos en vivo y precio

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-6-horasyminutos

De todos los lanzamientos de la manufactura en 2016 el Zenith Heritage Cronometro Tipo Cp-2 es seguramente el que más expectación ha creado, porque los amantes de los relojes vintages prefieren por encima de todo reproducciones fieles, y este sin duda lo es. Y muy atractiva.

 

Zenith A. Cairelli Roma A.M.I. Military Chronograph de los 60

Zenith A. Cairelli Roma A.M.I. Military Chronograph de los 60

En realidad creo que poca gente va a llamar a este Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 por su nombre, porque todo el mundo lo conoce por Cairelli. Esto es porque el reloj en el que está inspirado lo distribuyó en los 60 A. Cairelli, un distribuidor romano que durante décadas suministró relojes a la A. M. I., la Aeronautica Militare Italiana. El reloj original tenía ya un diámetro de 43 mm, enorme para la época pero comprensible en un reloj que cuya función era de la herramienta para medir tiempos en el ejército, que necesita poder leerlo rápidamente para obrar en consecuencia.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-3-horasyminutos

La nueva edición es prácticamente idéntica. A primera vista lo único que cambia es el texto encima de las 6 horas, que ahora tiene un lacónico (y, francamente, innecesario) “Automatic”. Y es que el motor manual anterior se ha sustituido por un calibre El Primero 4069 Automático, un cronógrafo eterno con rueda de pilares que opera a 5 hercios (36.000 alternancias/hora) y que mantiene la marcha durante 50 horas. Sin embargo el movimiento no se ve porque en este caso está tapado por un fondo con la leyenda Cronometro Tipo CP 2 (CP2 es una clasificación militar alemana). La tapa es francamente atractiva, con un satinado vertical que, dentro de su sencillez, queda realmente bien y acentúa su aspecto años 60.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-2-horasyminutos

La caja del Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 tampoco entra en moderneces: está realizada en acero inoxidable pulido con pulsadores de pistón. Encima tiene un bisel giratorio de aluminio pensado para conteo, no para buceo. Sin embargo el reloj es hermético hasta 100 metros, como debe ser. Aunque el diámetro es de 43 mm la altura es de tan solo 12,85 mm y, gracias a sus asas, parece más de 41 mm. Se lleva muy bien.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-10-horasyminutos

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-9-horasyminutos

Como el calibre es de 30 mm de diámetro permite mantener los dos registros en la misma posición que en el original. A pesar de ser un El Primero en este caso no hay tercera subesfera porque se ha limitado a los 30 minutos a las 3 y el pequeño segundero a las 9, así que el equilibrio del conjunto es francamente atractivo. Más aún: cuando presentamos aquí el TAG Heuer Autavia para 2017, contaba que Jean-Claude Biver, director general de la sección de relojería de LVMH -y por tanto de TAG y de Zenith- dijo que había incluido una ventanilla de fecha para respetar a los modelos originales y sobre todo a sus dueños, y no hacer una copia exacta. Pues…

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-1-horasyminutos

En efecto: en este caso no hay ventanilla de fecha -al igual que en el original- lo que sin duda ha hecho salivar a los amantes más puristas de los relojes creados por la manufactura y de los vintage en general. A mí me parece muy bien porque el reloj queda mucho mejor así. Un pequeño detalle más: la estrella está aplicada, no pintada como en los Cairelli. Y el nombre es más grande y está más cerca de los registros.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-8-horasyminutos

Los numerales romanos tienen una grafía que los diferencia de la Helvética pura pero sin hacerlos barrocos, resultando en unos dígitos elegantes y fáciles de leer. La manecillas están facetadas y rodiadas, de manera que resaltan en contacto con la luz. Se leen perfectamente tanto durante el día como por la noche porque están tratadas con Superluminova SLN C1. Es el mismo tratamiento que han recibido los guarismos.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-11-horasyminutos

Aunque se ha anunciado un brazalete no se ha visto aún, y seguro que es una buena opción porque es el tipo de reloj que le quedaría muy bien. Mientras tanto el Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 se sujeta a la muñeca gracias a una correa de cuero negra y hebilla de ardillón. Esta elección hace del reloj una pieza elegante y discreta, a la vez que muy masculina.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-7-horasyminutos

Es una edición limitada, aunque no mucho: 1.000 unidades, numeradas en el reverso. Al parecer la cantidad responde a un simple cálculo comercial que hace pensar a Zenith que se pueden vender todos esos relojes. Desde luego cuando hablamos de Edición Limitada no lo hacemos bajo esa versión tan crematística, pero sea como fuere estoy convencido de que las 1.000 unidades se venderán bien y después se revalorizará porque va a ser un reloj buscado gracias a su indudable atractivo.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-4-horasyminutos

El Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 ya está en las tiendas, pero con limitaciones a la hora de conseguir uno precisamente por lo muy solicitado que está. Su precio es de 7.900 euros. Seguro que se pueden encontrar relojes más baratos, pero hay que pensárselo muy bien antes de rechazar un reloj como éste, porque después seguro que se echa de menos. Más información en Zenith.es.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-5-horasyminutos



Nuevo Bulova Curv: el primer cronógrafo curvo. Fotos en vivo y precios

bulova-curv-16-horasyminutos

Bulova ha aterrizado en España de la mano de Citytime con dos colecciones de hombre y una de mujer (por ahora). Hoy vamos a ver el Bulova Curv, el primer reloj del mundo en que tanto la caja como la esfera y como el movimiento son curvos. Además el calibre es un cuarzo de alta frecuencia, uno de los mejores del mercado.

 

bulova-curv-10-horasyminutos

bulova-curv-13-horasyminutos

bulova-curv-17-horasyminutos

La gama Bulova Curv es el último hito de una casa que tiene una larga historia. El checo Joseph Bulova fundó la Bulova Watch Company en 1875 tras emigrar a Nueva York, si bien la fabricación se hacía en Biel (Suiza). Su gran hito fue el Accutron, el primer reloj electrónico de muñeca en el que un diapasón (que es el símbolo de la empresa) de 360 hercios controlaba la exactitud y que se movía gracias a un circuito transistor electrónico. El reloj tenía una variación de 2 segundos al día, lo que le consiguió el certificado de reloj de ferrocarril. Se lanzó en octubre de 1960 y fue un enorme éxito para Bulova hasta que en 1969 Seiko lanzó el Astron, con su movimiento de cuarzo. El Astron tenía una exactitud de 15 segundos al mes y era más barato de fabricar. Al final el Accutron se dejó de vender en 1977, pero para entonces se habían vendido más de 4 millones. El 10 de enero de 2008 Citizen compró la empresa por 250 millones de dólares.

bulova-curv-1-horasyminutos

En 2010 Bulova presentó el Precisionist, un nuevo tipo de cuarzo que un cristal de mayor frecuencia ( 262 hercios, 8 veces más que que el estándar industrial de 32 hercios), una variación de +/- 10 segundos al año y una manecilla de segundero con barrido, en vez del habitual salto cada segundo. Además el barrido es el más suave porque funciona a 16 saltos por segundo en vez de los 10 de un reloj de 36.000 alternancias a la hora, y desde luego que los 8 saltos por segundo de un reloj automático de 4 hercios. Ese mismo movimiento es el que mueve a los Bulova Curv.

bulova-curv-12-horasyminutos

Rara vez se puede ver el movimiento de cuarzo de un reloj, porque es tan atractivo como ver el interior de una radio portátil (además de más caro porque hace falta incluir un cristal). Sin embargo, uno de los modelos Accutron más celebrados de Bulova precisamente hacía eso: dejar la circuitería al aire. En realidad fue producto de la casualidad, porque Bulova produjo relojes que tenían la esfera calada para que sirvieran de expositor en las joyerías. Pero la gente al verlo en los escaparates entraba a pedir ese modelo inexistente, hasta que Bulova lo hizo realidad. Pues bien, en el Bulova Curv de titanio se ha hecho lo mismo: la esfera está un tanto esqueletada para que se vea parte del movimiento, y en la trasera se ha incluido un cristal de zafiro que deja al aire una placa que Bulova se ha esforzado en hacer mucho más atractiva de lo que uno pensaría a primera vista. Sin embargo, para no penalizar los precios, esta opción sólo aparece en los modelos de titanio.

bulova-curv-14-horasyminutos

Este modelo de titanio tiene además unas asas también esqueletadas (como las que vimos en los Porsche Design, aquí) que aligeran la presencia del reloj. Precisamente este modelo de titanio tiene un diámetro un milímetro mayor que sus hermanos de colección, todos de 43 mm. La altura es también unas décimas mayor: 10,1 frente a 9,7 mm. Pero por supuesto todos los modelos (12 en total) presentan la característica que los hace únicos: todo es curvo.

bulova-curv-21-horasyminutos

bulova-curv-8-horasyminutos

bulova-curv-2-horasyminutos

bulova-curv-3-horasyminutos

La curva hace que cualquiera de los modelos sean sorprendentemente cómodos de llevar, porque se adaptan perfectamente a la muñeca. Yo animo a probarlos en algún punto de venta porque es increíble cómo caen sobre el brazo. Y como la altura no es en absoluto excesiva los relojes pueden valer también para muñecas algo más pequeñas e incluso de mujer. La única pega que le pongo a la caja es que la hermeticidad está garantizada sólo hasta los 30 metros. Cien metros hubiera sido lo ideal.

bulova-curv-6-horasyminutos

bulova-curv-18-horasyminutos

Aunque las esferas varían en su decoración, todas tienen la misma estructura y disposición. Lo más llamativo es la ausencia de manecilla de segundero para la hora; ni central ni en subesfera, porque los tres registros están dedicados al cronógrafo. A las 6 horas se pone en marcha la trotadora del crono, mientras que a las tres se anota la primera hora y a las 9 hasta 12 horas. Es una decisión plausible, pero viendo funcionar la aguja del crono, tan suave, se echa de menos. Ojalá en las siguientes versiones podamos tener un pequeño segundero en una de las subesferas.

bulova-curv-19-horasyminutos

Los tres registros están bien remarcados por biseles, mientras que la ausencia de ventana de fecha mantiene la integridad visual, evitando romper el equilibrio de una esfera que resulta equilibrada y elegante. En mucho de los modelos las manecillas están esqueletadas, en cuyo caso están satinadas para mejorar la lectura. En todos los modelos la punta de las espadas están tratadas con material luminiscente.

bulova-curv-7-horasyminutos

Las distintas combinaciones de colores y manecillas dan un aspecto distinto a los relojes, que pasan de ser claramente deportivos a más de vestir, aunque nunca dejan de ser relojes de aspecto muy dinámico. Lo que está asegurado es que siempre haya un modelo que cuadre con la personalidad de cada uno. En eso Bulova ha sido muy inteligente, lanzando muchas versiones y con diversas configuraciones para la muñeca, todas personalizadas: correa de cocodrilo, de caucho o brazalete de acero.

bulova-curv-11-horasyminutos

La variedad de materiales también tiene reflejo en los precios: comienzan en 645 euros para la caja de acero con esfera gris y correa de cocodrilo, 745 euros para la versión de acero y esfera azulo 975 euros para la caja de titanio y detalles en oro rosa. Los relojes ya están disponibles en las tiendas. Más información en Bulova.es

bulova-curv-5-horasyminutos

bulova-curv-9-horasyminutos

bulova-curv-20-horasyminutos



IWC Portugieser Chronograph Rattrapante “Milano”: fotos en vivo y precios

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-7-horasyminutos

Tras diez años desaparecido vuelve el IWC Portugieser Chronograph Rattrapante, y lo hace con tres relojes que celebran otras tantas boutiques de la marca: París, Munich y la que vamos a ver aquí, la Milán, con fotos en vivo y precio.

 

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-1995-y-limited-edition-boutique-paris-munich-horasyminutos

El Portugieser Rattrapante original de 1995 (a la izquierda). A su lado el modelo “París” y, en azul, el “Munich”.

Más allá del motivo de las boutiques lo más interesante es, sin duda, recuperar una de las complicaciones más queridas por los aficionados, porque aumenta extraordinariamente la ya de por sí notoria -y a menudo subestimada, por habitual- complejidad del cronógrafo. El cronógrafo rattrapante (rattraper significa “atrapar” en francés) tiene una mejor definición en inglés: split-seconds significa “segundos partidos”, y es lo que en realidad hace el reloj: mediante un pulsador añadido -a las diez en el caso del IWC Portugieser Chronograph Rattrapante- la manecilla principal del cronógrafo se para mientras que una segunda sigue adelante. Cuando se vuelve a pulsar la que se había parado alcanza a la secundaria. De esta manera se consiguen tiempos distintos en una misma herramienta, lo que hace mucho más útil al cronógrafo.

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-3-horasyminutos

Las dos agujas del cronógrafo son iguales

En 1995 IWC lanzó el Portuguese -recordemos que hasta el año pasado el reloj se llamaba así- con la función del doble tiempo parcial, para lo que tomó el 7750 y, tras modificarlo en profundidad, añadió un módulo rattrapante diseñadado por Richard Habring, el magnífico relojero ahora afincado en Austria y que trabajó en IWC (también diseñó el legendario Aquatimer Deep One). El conocido como Doppelchronograph (doble cronógrafo, en alemán) ha aparecido en muchos relojes de IWC, y con razón: una solución sencilla a un problema complejo resuelto con un movimiento relativamente barato y, sobre todo, excepcionalmente fiable.

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-8-horasyminutos

El nuevo IWC Portugieser Chronograph Rattrapante incluye ese mismo calibre automático, llamado 76240, con  48 horas de reserva de marcha y una frecuencia de 4 hercios. Sin embargo no se ve, porque en estas ediciones especiales está cubierto con un fondo conmemorativo. En este caso aparece un Biscione (“gran culebra” en italiano), una figura heráldica que representa una serpiente comiéndose a un niño. Es el símbolo de la familia Visconti y, por extensión, de la ciudad de Milán (también lo usa Alfa Romeo, que procede de allí). En este caso IWC nos ahorra el toque gore y presenta la serpiente sola -que por cierto en milanés se llama Bissa– grabada en el mismo oro rojo que el resto de la caja.

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-2-horasyminutos

Hablando de la caja, mide 41 mm de diámetro y 12,5 de altura, lo que significa que para un reloj deportivo tiene unas medidas más que ponibles. Sigue el espíritu del Portugieser porque, aunque siempre ha tenido un aire más deportivo que su hermano el Portofino, no deja de ser también un reloj de vestir, por lo menos a mis ojos. En la corona está grabado el logotipo de IWC, y está flanqueada por pulsadores de pistón.

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-horasyminutos

En la esfera, que tiene ese azul precioso de IWC, aparecen muchos datos. En primer lugar un círculo interior con taquímetro (que se vio por primera vez en 2004) que corta el registro de 30 minutos del crono a las 12 y el pequeño segundero a las 6. Flanqueando los numerales de oro encontramos un telémetro. Es una configuración equilibrada, elegante y con un delicioso sabor vintage, además de fiel al Porugieser Chronograph de siempre. Y cuando se pone en marcha la complicación el placer de ver las agujas en movimiento es embelesador.

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-1-horasyminutos

El IWC Portugieser Chronograph Rattrapante Limited Edition Boutique Milano, que es su verdadero nombre, se une al brazo gracias a una correa de piel de aligátor y una hebilla de oro rojo. Como siempre, la calidad de la correa es insuperable, con el toque justo de firmeza sin perder un ápice de comodidad. Es una edición limitada a 100 unidades, que vienen señaladas en el fondo con la leyenda XX/100 (56/100 en la pieza que vemos aquí). Aunque sea una edición para Milán también se puede encargar en las demás boutiques de la marca, y de hecho está físicamente en la boutique de la marca en Madrid. Su precio es de 21.500 euros. Esperemos que la manufactura mantenga disponible la complicación a partir de ahora o, por lo menos, que no tardemos otros 10 años en verla. Más información en IWC.es.

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-1-horasyminutos9

iwc-portugieser-chronograph-rattrapante-limited-edition-boutique-milano-4-horasyminutos

 



Pre-SIHH 2017: Montblanc 1858 Collection Bronce

 

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-horasyminutos

Volvemos a presentar más novedades pre-SIHH 2017, pero esta vez como más nos gustan: con fotos en vivo de los relojes, que es como más se disfrutan. En este caso es la nueva Montblanc 1858 Collection Bronce, que trae a su familia más vintage un material que también lo es y que en estos últimos tiempos ha vuelto a cobrar carta de naturaleza: el bronce. Vamos a ver los tres modelos, sus características y precios.

 

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-1-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-horasyminutos

 

MONTBLANC 1858 CHRONOGRAPH TACHYMETER LIMITED EDITION

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-3-horasyminutos

Sin lugar a dudas el más importante de los tres relojes que por ahora componen esta nueva colección Montblanc 1858 Collection Bronce es el cronógrafo monopulsante, gracias a su maravilloso calibre Minerva. Todo el que haya seguido a Montblanc en estos últimos años (y quien se llame a sí mismo “aficionado a la relojería” sin duda lo ha hecho, por su propio bien), sabe lo mucho y muy bien que está jugando en la primera división del mercado relojero, y lo importante que fue la decisión de Jérôme Lambert de poner a trabajar juntos a la sede de Le Locle con la de Villeret (donde se encuentra Minerva). El 1858 Chronograph Tachymeter es un hijo directo de esta colaboración, de los que hemos conocido dos ejemplares anteriores: el primero lo vimos en 2105 (y analizamos en detalle aquí). El segundo, en azul, se presentó este año en el SIHH, y ahora llega la versión de bronce.

Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter en la muñeca 2

1858 Chronograph Tachymeter Limited Edition

El reloj está basado en un antiguo cronógrafo monopulsante de Minerva, y sobre él se ha construido el nuevo calibre MB16.29 (basado en el calibre de bolsillo 17.29), que es una maravilla de contemplar porque reúne todas las exquisiteces que se esperan de un calibre de la casa de la diosa. Tiene un diámetro de 38,4 mm, por lo que no es de extrañar que la caja tenga 44: hay que dejar espacio suficiente a esta fiera relojera. Integra el puente asimétrico que Minerva patentó en sus primeros años, así como las fluviales curvas del embrague y los brazos del cronógrafo, uno de los cuales acaba en punta de lanza -otro de los símbolos históricos de la manufactura-, y llevan a la rueda de 5 pilares.

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-11-horasyminutos

El volante se mueve a unas tranquilas 18.000 alternancias a la hora (2,5 hercios), lo que permite disfrutar de la respiración del espiral y del movimiento del tren de ruedas. La platina está realizada en alpaca chapada en oro rojo (4N) con perlado en ambos lados, mientras que la decoración de los puentes, también de alpaca chapada en oro, es de Côtes de Genève. Por su parte los engranajes son dorados, con brazos facetados y superficies de diamante pulido. Todo ello visible gracias al zafiro posterior. El metal que lo rodea, por cierto, no es bronce para evitar problemas de alergia, sinto de titanio coloreado. La estanqueidad es de tan solo 30 metros, pero nadie en su sano juicio querría meterse con este reloj en el agua.

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-6-horasyminutos

La caja y el bisel del por ahora único cronógrafo en la Montblanc 1858 Collection Bronce tiene todo el conjunto satinado menos la sección vertical del bisel, con una corona en forma de cebolla que incluye el pulsador del puesta en marcha, paro y reseteo del crono con el logotipo en relieve. El cristal de zafiro abombado, muy de época, hace que la altura total del reloj se eleve a unos perfectamente llevables 13,15 mm.

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-5-horasyminutos

A juego con la caja, la esfera es de color champán, lo que termina por rematar el aspecto furiosamente vintage del reloj. Además, al ser decoración rayos de sol la gama colores varía con el movimiento, haciéndola aún más atractiva. Del contraste se encargan las manecillas tipo catedral chapadas en oro rojo de 18 quilates, rellenas de SuperLuminova beige, al igual que los numerales (aunque en realidad el brillo es el verde tradicional).

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-4-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-14-horasyminutos

A las 3 horas aparece el registro de 30 minutos del cronógrafo, mientras que a la izquierda encontramos el pequeño segundero. El toque de color lo proporcionan la punta de la trotadora del crono y los números 60 y 30, todos en rojo. Por último la esfera está rodeada en el exterior por una escala taquimétrica, que ejerce de singular minutería de ferrocarril.

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-12-horasyminutos

El reloj queda particularmente bien en la muñeca porque la ligereza de sus tonos no le hace parecer grande y además está muy bien construido, de manera que se asienta muy bien sobre el pulso. Se cierra con una correa de aligátor color cognac creada por la Peletería Montblanc y una hebilla chapada en bronce satinado.

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-7-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-13-horasyminutos

El 1858 Chronograph Tachymeter es una edición limitada a 100 unidades que imagino ya estarán todas reservadas, por lo que será muy difícil ver alguna fuera del Salón de Ginebra. Su precio es de 27.500 euros que, francamente, me parece un chollo para un reloj así.

MONTBLANC 1858 AUTOMATIC DUAL TIME

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-2-horasyminutos

El segundo reloj en importancia dentro de la Montblanc 1858 Collection Bronce es el 1858 Automatic Dual Time. Es un reloj que mezcla un calibre  automático base (Sellita SW 300, de 4 hercios y 42 horas de reserva de marcha) con una complicación creada en la propia Montblanc y que hace muy sencillo usar la función GMT. La manecilla de GMT permanece escondida bajo la de las horas hasta que llega el momento de utilizarla. Mediante la corona se hace un ajuste rápido de la hora en destino porque la aguja de las horas va saltando en incrementos o decrementos de una hora. Pero durante el tiempo de ajuste ni el segundero ni el minutero se detienen, por lo que no se pierde exactitud en la medida del tiempo.

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-1-horasyminutos

Además la ventanilla de fecha se mueve en conjunción con la hora de destino, mientras que el indicador de día/noche, justo debajo del logotipo de la casa funciona con la hora de origen. De esta forma sabes si en casa es de día o de noche, evitando sobresaltos por una llamada a horas intempestivas. La manecilla de la hora local está esqueletada para ser lo más discreta posbile, pero Montblanc ha tenido el detalle de pintar la punta con SuperLuminova para poder leerla por la noche.

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-8-horasyminutos

La caja también es de 44 mm de diámetro, lo que hace que la ventanilla de fecha quede muy hacia el centro (porque el calibre tiene sólo 25,60 mm de diámetro y se pierde en una caja tan grande). Pero está bien disimulada porque se recoge dentro de la esfera del pequeño segundero y además es del mismo negro que el resto del dial. En este caso sólo el bisel es de bronce, mientras que la carrura es de acero satinado. La hermeticidad es de 30 metros.

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-3-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-4-horasyminutos

Esta complicación ya la habíamos visto en el Heritage Chronométrie Dual Time (lo vimos en vídeo aquí), pero yo creo que  este 1858 Automatic Dual Time es más atractivo. Al igual que sus dos hermanos de colección el reloj lleva una correa color cognac, pero en este caso de piel de becerro y hebilla de acero satinado. Su precio es de 4.990 euros.

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-7-horasyminutos

 

MONTBLANC 1858 AUTOMATIC

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-8-horasyminutos

El último miembro de la Montblanc 1858 Collection Bronce es este 1858 Automatic, que comparte la misma construcción (carrura de acero y bisel de bronce) y diámetro (44 mm) que el Dual Time. También tiene la misma esfera -salvo las complicaciones, claro-. Es llamativo que este reloj, aún usando el calibre automático Sellita SW260-1, que incluye segundero, prescinda de él. Yo creo que tener un segundero central le habría venido muy bien, porque de esta manera la esfera queda demasiado estática, y es más difícil de vender. Eso sí, la trasera del reloj está muy bien decorada, con el edificio de Minerva grabado sobre el acero.

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-2-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-3-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-4-horasyminutos

Y como también es el más delgado (11,10 mm) es el que mejor se puede enfrentar a las situaciones formales sin pelearse con los puños de la camisa. Y en la oscuridad sigue siendo igual de atractivo que sus hermanos más complicados.

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-5-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-9-horasyminutos

También se beneficia de la correa vintage de piel color marrón y la hebilla de ardillón en acero, haciendo de este reloj -si obviamos la ausencia del segundero- una pieza atractiva y fácil de combinar.El precio del reloj es de 3.490 euros.

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-6-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-automatic-7-horasyminutos

Esperemos a ver qué más novedades nos presenta Montblanc en el SIHH que, a la vista de este aperitivo, seguro que no defrauda. Como siempre. Más información en Montblanc.es

montblanc-1858-collection-bronce-chronograph-tachymeter-limited-edition-100-8-horasyminutos

montblanc-1858-collection-bronce-dual-time-5-horasyminutos

 



En la muñeca: Bell & Ross BR 126 Officer Brown

bell-ross-br-126-officer-brown-7-horasyminutos

Bell & Ross ha lanzado una versión de sus BR 126 que ha pasado más o menos desapercibida, o por lo menos no ha sido publicitada como las otras novedades de la marca. Y, sin embargo, para mí es el objeto de deseo de este año: el precioso BR 126 Officer Brown que vamos a ver en vídeo y con fotografías exclusivas, además de su precio.

 

bell-ross-br-126-officer-brown-3-horasyminutos

En primer lugar hay que poner en perspectiva al BR 126 Officer Brown. Como ya saben los que siguen a Bell & Ross y a Horas y Minutos, además de su forma icónica cuadrada de los BR 01 -cuya versión más llamativa de este año ha sido el BR 01 Burning Skull que vimos en esta entrada con fotos en vivo-  Bell & Ross tiene una línea muy completa de relojes de caja redonda. La inspiración es siempre vintage, ya sea de la Primera Guerra Mundial (éste ha sido el último que hemos visto en vídeo), la segunda o, como en el caso que nos ocupa, con aire entre los años 40 y 60 del siglo pasado (como éste). Dado el éxito de sus relojes redondos Bell & Ross siempre lanza varios modelos por temporada. Este año ya hemos visto los Aéronavale, con sus esferas azul marino, y ahora le toca el turno a este BR 126 Officer Brown, que es singular por varios motivos.

El BR 126 Officer Brown comparte la misma caja de acero pulido que sus compañeros de colección, pero esta vez tiene 41 mm de diámetro. Es una medida prácticamente universal, pero hay que tener en cuenta que las asas son rectas, por lo que la caída de la correa comienza más lejos de la caja que en otros modelos. Esto puede suponer un problema en muñecas más pequeñas, pero en general el reloj no va a dar problemas de acomodo.

bell-ross-br-126-officer-brown-2-horasyminutos

bell-ross-br-126-officer-brown-8-horasyminutos

Otra característica de esta colección es el cristal con forma de domo que se levanta de forma notoria sobre el bisel, pero una vez más y con muy buen criterio Bell & Ross utiliza para su construcción el zafiro, no los cristales minerales de Hesalite. Así el reloj mantiene su aire retro pero a salvo de los frustrantes arañazos, a los que los cristales minerales tienen particular apego. Los pulsadores del cronógrafo son de pistón, una vez más en línea con el estilo de la época.

bell-ross-br-126-officer-brown-6-horasyminutos

bell-ross-br-126-officer-brown-5-horasyminutos

¿Qué hace entonces diferente a este BR 126 Officer Brown? La esfera. En primer lugar, claro, el color, un chocolate que le sienta estupendamente. No es la primera vez que Bell & Ross utiliza el marrón: unos párrafos más arriba hablaba del WW 1 Edición Limitada, donde lo mezclaba con una apertura sobre el movimiento y numerales de época. Y dentro de la colección Vintage BR hace unos años los modelos Falcon también presentaron ese tinte. Pero a ninguno le queda como al modelo que ahora vemos.

bell-ross-br-126-officer-brown-1-horasyminutos

A las 3 horas aparece la subesfera del pequeño segundero y a las 9 el contador de 30 minutos del cronógrafo. Para que la lectura sea perfecta las dos subesferas tienen un tono plateado con decoración circular, de manera que la lectura sea impecable. Como siempre en Bell & Ross, por otra parte. Sin embargo la esfera carece de numerales, salvo en el contador del cronógrafo. Esto, salvo que yo esté equivocado, es la primera vez que ocurre en la colección Vintage, en la que al menos aparece el número 12 que en este caso se ha sustituido por un índice de bastón doble. Pero es que además el pequeño segundero tampoco tiene ningún numeral, y esto también es único en la colección.

bell-ross-br-126-officer-brown-10-horasyminutos

El resultado es un cronógrafo muy elegante, con un aire atemporal que se reafirma por el uso de los índices de bastón metálicos y sus manecillas de longitud perfecta, que además están recubiertas de SuperLuminova. Como es tradicional en Bell & Ross el Officer Brown incluye una ventana de fecha circular, pero como también es tradición en la casa, y que muchas otras marcas de su segmento de precio deberían imitar, el color de la ventana es el mismo que el de la esfera, así que encaja muy bien.

bell-ross-br-126-officer-brown-12-horasyminutos

bell-ross-br-126-officer-brown-13-horasyminutos

El  BR 126 Officer Brown es estanco hasta 100 metros, lo que es de agradecer. No es un reloj que te compras para llevártelo a la playa, pero si le cambias la correa sin duda te hace un buen servicio dentro del agua, si tal es tu deseo.  A pesar de esa hermeticidad el reloj trae un cristal de zafiro en el fondo para ver el movimiento. Es el BR.Cal-301, es decir, un ETA 2894-2. Es por supuesto automático, se mueve a una frecuencia de 4 hercios y está razonablemente bien decorado, con perlado en los puentes y rotor con Côtes de Genéve y el nombre de la marca grabado.

bell-ross-br-126-officer-brown-4-horasyminutos

Como ya he dicho antes el reloj se lleva muy bien, se ata perfectamente a la muñeca gracias a su correa de aligátor y da gusto mirarlo. Al haber minimizado el diseño, quitando los numerales, también se rebaja el carácter más informal de estos relojes, porque es precisamente los grandes numerales los que los separan de ser relojes de vestir. El BR 126 Officer Brown puede cumplir perfectamente como reloj de vestir puros porque, aunque la parte de cronógrafo sea ineludible, su sobriedad y el atractivo efecto del marrón lo convierten en un perfecto compañero de reuniones de trabajo. Más aún, seguro que alguien va a preguntar por él. Y qué mayor placer que ser preguntado por tu reloj, ¿verdad?

bell-ross-br-126-officer-brown-9-horasyminutos

El Bell & Ross BR 126 Officer Brown es una edición limitada a 500 unidades. Su precio es de 3.800 euros,  no más caro que otros modelos de la misma colección pero con la exclusividad añadida que da el ser una colección limitada. Se puede adquirir en la tienda electrónica de la marca o en las tiendas físicas que la distribuyen. Se me ocurre que Bell & Ross podría hacer una versión GMT en la que la subesfera del cronógrafo fuese la de 24 horas. O simplemente una versión con pequeño segundero a las 9, aunque con la subesfera en marrón. Veremos que nuevos desarrollos nos trae la marca. Más información en Bell&Ross.es.

bell-ross-br-126-officer-brown-11-horasyminutos



En la muñeca: Hamilton Broadway Day Date y Chrono

hamilton-broadway-chrono-2-horasyminutos

En la pasada feria de Baselworld Hamilton presentó lo que va a ser una nueva colección dentro de su ya de por sí amplia gama de relojes: los Hamilton Broadway. La inauguración corrió a cargo de una versión de tres agujas y un cronógrafo, de los que vamos a ver sus características y precios.

 

hamilton-broadway-day-date-6-horasyminutos

Tal como me dijo el Director General de Hamilton, Silvain Dolla, en la charla que tuve con él (esta), Hamilton siempre ha ostentado el origen norteamericano de la casa aunque ahora sea plenamente suiza. No es de extrañar por tanto que los nuevos Hamilton Broadway se inspiren en la ciudad de Nueva York (por ser exactos, en el distrito de Manhattan), y concretamente en una calle tan significativa y tan inmediatamente reconocible en todo el mundo. Es cierto que la imagen que tenemos todos en la cabeza es en realidad la de la plaza de Times Square (atravesada por la calle de Broadway), pero siempre asociamos “Broadway” también con los grandes musicales típicamente norteamericanos. Si viene de Broadway es bueno.

hamilton-broadway-day-date-1-horasyminutos

hamilton-broadway-chrono-7-horasyminutos

Estructuralmente la caja de los dos Hamilton Broadway es igual, con la única diferencia del tamaño: el Day Date tiene 42 mm de diámetro mientras que el Chrono aumenta en un milímetro, que le viene muy bien para alojar las tres subesferas, el día y la fecha sin agobios. En ambos casos la carrura, el bisel y las asas -estampadas en un solo bloque- están satinadas. Se han pulido en el canto de las asas y el bisel, lo que mejora mucho su presencia porque las aligera visualmente y las otorga mejor prestancia.

hamilton-broadway-chrono-1-horasyminutos

Ese mismo pulido se ha aplicado a la sección vertical del bisel para acentuar su elegancia, acentuada por un anillo antracita que sirve de unión con la caja y que prolonga la decoración de las líneas de la esfera. Muy buen detalle. La caja ofrece una hermeticidad de 100 en la versión de cronógrafo, pero sólo de 50 en la versión de tres agujas, porque la corona no está atornillada. Una pena, porque hay relojes más baratos sin corona atornillada que sí llegan a los 100 metros. Por otro lado con la correa de cuero que equipan los relojes que estamos viendo a nadie se le ocurriría meterse en el mar, pero sí con la versión de brazalete de acero.

hamilton-broadway-day-date-2-horasyminutos

hamilton-broadway-day-date-8-horasyminutos

La esfera de los Hamilton Broadway es muy atractiva, especialmente la de la versión Day Date. Está surcada por franjas verticales inspiradas, según nos dice la marca, en las avenidas rectilíneas neoyorquinas. Tiene una franja central ancha sobre la que se organiza la información adicional en la que destaca la ubicación vertical del día y de la fecha, muy acertada.

hamilton-broadway-day-date-4-horasyminutos

Todo tiene un aire racional y Art Deco, aumentado por la forma de las manecillas inspiradas en el famoso edificio Chrysler (que son casi casi una marca de la casa Chopard) y la forma de los índices, trabajados en tres secciones; sin embargo, y en contra de lo que uno se hubiera esperado, el carril central de los mismos no ha recibido tratamiento luminiscente, reservado sólo para las manecillas horarias y la punta de flecha del segundero.

hamilton-broadway-chrono-8-horasyminutos

Esta forma tan estructurada de la esfera del Hamilton Broadway Day Date forzosamente se pierde en la versión cronógrafo, pero es por una buena causa: Hamilton ha querido seguir ofreciendo una información tan útil como el día y la fecha en vez de, como es habitual, poner sólo la fecha entre las 3 y las 4. De esta manera el Chrono sacrifica el aspecto visual a favor de una pieza con las complicaciones más demandadas (fecha y cronógrafo). A las doce aparece el contador de 30 minutos y a las seis el de las 12 horas, mientras que a las 9 se ubica el pequeño segundero. Las subesferas del cronógrafo están remarcadas por un bisel metálico y una decoración circular, mientras que el pequeño segundero es más discreto y los únicos realces están en los puntos cardinales. Sin embargo se habría beneficiado de una aguja más refinada. La trotadora central es la misma que el segundero del Day Date, así que es ella la que goza de SuperLuminova y no la del pequeño segundero. En eso Hamilton se ha hecho el remolón porque debería ser al revés.

hamilton-broadway-chrono-3-horasyminutos

Por dentro los Hamilton Broadway llevan los calibres H 30 (Day Date) y H 21 (Chrono). El H 30 es básicamente el Powermatic 80 de ETA con personalización para Hamilton, mientras que el H 21 es una personalización del Valjoux 7753 con reserva de marcha de 60 horas. Esto significa que ambas versiones van a funcionar perfectamente durante muchos, muchos años. Además la personalización de Hamilton los hacen bonitos de ver, y para ello la casa ofrece un cristal de zafiro posterior.

hamilton-broadway-day-date-3-horasyminutos

Hamilton Broadway Day Date con calibre  H-30

hamilton-broadway-chrono-6-horasyminutos

Hamilton Broadway Chrono con calibre H-21

Los relojes se llevan muy bien en la muñeca, son muy cómodos. La correa de cuero tiene muy buen tacto, textura en el centro y pespuntes blancos que le dan un aire deportivo extra sin dejar de ser de vestir. Se aferran al brazo con un cierre desplegable bien acabado y cómodo. También existen versiones con brazalete de acero cepillado.

hamilton-broadway-day-date-5-horasyminutos

En la muñeca: Hamilton Broadway Day Date y Chrono

Los Hamilton Broadway Day Date y Chrono ya están disponibles en las tiendas y sus precios son: 895 euros para el Day Date y 1795 euros para el Chrono que, sabiendo que es muy habitual que un reloj con Valjoux cueste al menos 700 euros más, me parece muy buen precio. Hay también disponible una versión de cuarzo cuyo precio es de 525 euros. Más información en Hamilton.es.

hamilton-broadway-day-date-7-horasyminutos

hamilton-broadway-chrono-4-horasyminutos



Pre-SIHH 2017: Vacheron Constantin Harmony. Modelos y precios

vacheron-constantin-harmony-sihh-2017-portada-horasyminutos

Era de esperar nuevas versiones del Harmony, dado su éxito en todos los órdenes (de crítica y de clientes), pero este poblado desembarco nos ha sorprendido a todos. En realidad son reinterpretaciones de los modelos ya existentes, pero hay también una novedad absoluta en la colección Vacheron Constantin Harmony. Vamos a ver todos los modelos y sus precios.

vacheron-constantin-harmony-2015-horasyminutos

Algunos de los modelos Harmony de 2015

El año pasado Vacheron Constantin cumplió 260 años y los celebró, entre otros actos, lanzando los Vacheron Constantin Harmony, una nueva línea de relojes que era un manuscrito iluminado de cómo crear un reloj bellísimo, con una caja que parecía simple y sin embargo jugaba con las líneas como muy pocos otros relojes del mercado. Por cierto: hablando de códices iluminados conviene repasar los Métiers d’Art Savoirs Enluminésuna de mis favoritas entre las creaciones artísticas de VC. Volviendo a los Harmony, tuve la suerte de poder publicar en vídeo los Harmony Chronograph (en este artículo) y los Harmony Dual Time (en esta entrada). En su momento ya me dijo VC que habría nuevas versiones, pero que el azul de las manecillas desaparecería. Y así ha sido, para felicidad de los compradores de las versiones limitadas del año pasado que ahora ven como se incrementa el valor de sus relojes.

HARMONY COMPLETE CALENDAR

vacheron-constantin-harmony-complete-calendar-sihh-2017-horasyminutos

Esta es la novedad de la colección Vacheron Constantin Harmony que estoy convencido que va a ser otro exitazo. El calendario completo no distingue los días 30 ó 31 y por supuesto necesita la corrección del fin de febrero. Gracias a estas 5 molestias anuales se consigue rebajar el precio final de las piezas con respecto a los calendarios perpetuos y seguir ofreciendo una complicación muy útil. Este Vacheron Constantin Harmony Complete Calendar se presenta con una caja de oro rosa de 40 x 49,3 x 11 milímetros que aloja una esfera opalina. Las manecillas de oro -con una forma común a todos los Harmony- apuntan a unos numerales romanos de excelente lectura y rodeados por una minutería de ferrocarril (chemin de fer, en su denominación en francés); sirve de guía para los días del mes, que son marcados por una aguja terminada en una media luna roja. Al sur de la esfera se aloja una fase lunar que sólo necesita ser corregida una vez cada 122 años.

vacheron-constantin-harmony-complete-calendar-detalle-sihh-2017-horasyminutos

El reloj integra un nuevo movimiento de manufactura, el calibre 2460 QC (de Quantieme Complet). El movimiento base 2460 se usa en otros relojes de Vacheron Constantin y, con la platina añadida de la complicación resulta en un tamaño de 29 x 5,4 mm. Es automático y aporta 40 horas de reserva de marcha, conseguida gracias a un rotor de oro maravillosamente decorado. Recordemos que éste, como todos los relojes de Vacheron Constantin, ostenta el Sello del Punzón de Ginebra.

vacheron-constantin-harmony-complete-calendar-reverso-sihh-2017-horasyminutos

El Vacheron Constantin Harmony Calendario Completo (referencia 4000S/000R-B123) tiene un precio de 44.600 euros.

HARMONY CHRONOGRAPH

vacheron-constantin-harmony-chronograph-sihh-2017-horasyminutos

Como decía antes, el Vacheron Constantin Harmony iba a perder el color azul, y así ha sido. Los numerales pasan a ser antracita en vez de azules, lo que rebaja el tono tan Art Deco para hacerlo más sobrio. Es más como para médico serio, de pelo y bigote cano, que frunce el ceño mientras te toma el pulso con el reloj. Me gustaba más la primera versión, pero es un reloj tan bonito que aceptaría éste como regalo sin pensarlo dos veces. Si alguien me lo quiere regalar, el precio del Harmony Chronograph (ref. 5300S/000R-B124) es de 71.300 euros. 

HARMONY CHRONOGRAPH MODELO PEQUEÑO

vacheron-constantin-harmony-chronograph-small-model-sihh-2017-horasyminutos

Este lanzamiento va a hacer feliz a ese numeroso conjunto masculino de amantes de la relojería que considera que los relojes no deben superar nunca los 38 mm de diámetro. El tamaño de 37 mm fue lanzado el año pasado sólo con diamantes incrustados, pero ahora se presenta en una versión que es sólo oro, por lo que puede ser llevado por un hombre sin problema. A mí me parece demasiado pequeño, pero lo bueno de la relojería es que hay abundancia y libertad para elegir. Por tanto, si se escoge el Vacheron Constantin Harmony Small Model de oro rosa (referencia 5000S/000R-B139) hay que abonar 58.900 euros, mientras que el precio de la versión con diamantes (ref. 5005S/000R-B139) es de 67.400 euros.

HARMONY DUAL TIME

vacheron-constantin-harmony-dual-time-small-model-sihh-2017-horasyminutos

Cuando se lanzaron los Vacheron Constantin Harmony originales sólo había dos modelos grandes (en oro rosa y oro blanco), que se pueden ver aquí. También había un modelo pequeño  en oro blanco y diamantes: éste de aquí. En este tamaño pequeño (37 x 37 mm) ahora aparecen versiones en oro rosa con y sin diamantes y en oro blanco con diamantes. Nuevamente el color azul cede su puesto al antracita, y presenta una subesfera de 24 horas mucho más simple que la primera versión. Los precios son: versión oro rosa (ref. 7800S/000R-B140) 39.400 euros. Oro rosa y diamantes en el bisel (ref. 7805S/000R-B140) con un precio de 48.000 euros. El mismo precio se aplica a la referencia  7805S/000G-B155, de oro blanco con diamantes.

vacheron-constantin-harmony-dual-time-sihh-2017-horasyminutos

A las versiones grandes del Harmony Dual Time (40 x 49,28 mm) les ocurre lo mismo que a las pequeñas: pasan del azul al gris oscuro y la subesfera de 24 horas se simplifica. A mí me parece que, aunque bonitos, son más tristones que la versión primera; como si hubiéramos pasado del Art Deco a la posguerra. Al menos la versión de oro rosa mantiene las manecillas azules en el segundo huso horario. El precio para ambas versiones es de 41.600 euros.

HARMONY TOURBILLON CHRONOGRAPH

vacheron-constantin-harmony-tourbillon-chronograph-sihh-2017horasyminutos

Al contrario de lo que pasaba con los Dual Time, el Vacheron Constantin Harmony Tourbillon Chronograph (ref. 5100S/000R-B125) ha pasado de tener caja de platino a hacerlo de oro rosa, lo que inmediatamente dulcifica su presencia. Mantiene el calibre 3200/260, lo que le convierte en un cronógrafo monopulsante con tourbillon a 18.000 alternancias a la hora. En la esfera se apuesta al negro en vez de el azul y el rojo, y la escala cronógrafica se convierte también en chemin de fer. El precio del reloj es de 266.000 euros.

Quedan cuatro meses para poder verlos en el próximo SIHH 2017Más información en VacheronConstantin.es.

 

 



Vacheron Constantin Overseas Chronograph: modelos y precios

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-25-HorasyMinutos

Cronógrafos hay muchos; muchísimos. Incluso las marcas de los segmentos de precio más bajo de la relojería mecánica los tienen. Pero si lo que buscas es un cronógrafo que no pierda la elegancia de un reloj de vestir para poder llevarlo en cualquier circunstancia la lista se reduce drásticamente, y sin duda el nuevo Vacheron Constantin Overseas Chronograph ha de estar forzosamente en lo alto de la lista.

 

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-19-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-1-HorasyMinutos

Estas son algunas de las líneas de relojes de Vacheron Constantin: Patrimony, Traditionnelle, Malte, Quai de L’Ile, Historiques, Metiers d’Art. Todos los nombres evocan la relojería más tradicional, como corresponde a la casa relojera más antigua. Se diría que la colección Overseas, y más aún el Vacheron Constantin Overseas Chronograph, son el hijo rebelde de la familia, el que quiere desmarcarse de sus hermanos, tan “serios” ellos. Vamos a ver por qué.

UN POCO DE HISTORIA

vacheron-constantin-222-horasyminutos

El Vacheron Constantin 222

En 1997 Vacheron Constantin celebraba su 222 aniversario y, como no hay industria más celebrante que la de la relojería suiza (al fin y al cabo se dedica a marcar el tiempo), la maison hizo lo que hacen las casas relojeras en estas situaciones: lanzar un reloj conmemorativo. El reloj se llamaba 222 y llamó la atención como si fuera el castillo de fuegos artificiales de la fiesta: un reloj potente, masculino, con una estética distinta a todo lo que había hecho la casa, con un bisel que parecía una rosca y la cruz de malta situada en una esquina para darla un perfil moderno y desafiante. Recordemos que en 1972 Audemars Piguet había lanzado el Royal Oak y en 1976 Patek Philippe hacía lo propio con su Nautilus, así que este lanzamiento tenía sentido. El 222 sin embargo no salió de la pluma de Gerald Genta, sino de Jorg Hysek. Curiosamente el 222 compartía calibre con sus dos competidores, el JLC 920 desarrollado por Jaeger-LeCoultre (que nunca hizo uso de él). El 222 se fabricó hasta 1985, pero sus genes fueron el origen del Overseas.

El primer Overseas, de 1996

El primer Overseas, de 1996

Y ese origen data de 1996, cuando VC presenta un modelo que sienta las bases de las posteriores ediciones: esfera azul marino limpia y de fácil lectura y bisel pulido con la forma de los brazos de la Cruz de Malta. El tres agujas se movía gracias al calibre 1310, derivado del 3100 de Girard-Perregaux. Una derivación de este calibre es el que lleva el renacido Laureato, que puedes ver aquí. La versión de cronógrafo apareció en 1999 con un calibre de Frédérique-Piguet.

Overseas Cronógrafo 2004

Overseas Cronógrafo 2004

En 2004 aparece un Vacheron Constantin Chronograph con una tamaño inusual para la casa: 42,5 mm. Lo que ahora nos parece una medida normal entonces hizo correr mucha tinta por lo atrevido del cambio, y porque la esfera pasó a tener un guilloché estampado y una gran fecha a las 12. El brazalete también incorporó un cambio importante que ha permanecido hasta ahora: los eslabones tienen la forma de la parte superior de la Cruz de Malta, mucho más elegante. También hubo, por supuesto, una versión tres agujas y fecha y una versión para mujer, y los calibres seguían siendo fabricado por otras marcas. Hasta que llegó 2016.

OVERSEAS 2016

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-23-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-7-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-13-HorasyMinutos

Para celebrar el vigésimo aniversario del Overseas Vacheron Constantin ha lanzado nuevos modelos en los que destaca, por encima de todo, sus nuevos calibres de manufactura y la certificación del Punzón de Ginebra. VC ya había declarado su deseo de que todos sus relojes tuvieran movimientos hechos en casa (y el sello distintivo de Ginebra), y en este sentido el Overseas le estaba poniendo falta a la maison. Como toda festividad que se precie la celebración ha sido a lo grande: se han lanzado cinco Overseas con 37 mm de diámetro, 4 versiones de tres agujas y fecha, un ultraplano de sólo horas y minutos, tres -preciosos- Horas Mundo, un calendario perpetuo y por último los que ocupan este artículo: tres Vacheron Constantin Overseas Chronograph.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-22-HorasyMinutos

 

Vacheron ha decidido -con buen criterio- mantener el tamaño de la caja porque hoy en día no asusta a nadie. Bien al contrario, es ese tamaño el que lo hace parecer discreto porque cuando hablamos de cronógrafos estamos acostumbrados a unos diámetros que habitualmente se mueven entre los 43 y 45 mm. Tiene una altura de 13,7 mm, pero está tan bien hecho que en la muñeca parece más pequeño y, como se ve en las fotos, no tiene que pelearse con los puños de una camisa de vestir.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-3-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-19-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-27-HorasyMinutos

La caja del Vacheron Constantin Overseas Chronograph sigue estando construida en tres secciones que en un futuro podrían servir para incorporar nuevos materiales, aunque no veo yo a VC haciendo una caja de fibra de carbono (es más, rogaría que no lo hiciera). Mantiene el contraste entre la carrura satinada y el bisel pulido a espejo que lo hace tan distinguido. La corona sigue estando roscada (tiene una hermeticidad de hasta 15 bares) y los pulsadores del cronógrafo tienen buen tamaño pero su altura no llega a la de la corona, por lo que aunque están roscados mantienen una presencia sólida pero no apabullante.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-15-HorasyMinutos

vacheron-constantin-overseas-chronograph-31-horasyminutos

 

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-10-HorasyMinutos

Antes de hablar de la esfera vamos a ver un momento el calibre, por aquella está directamente influida por éste. Como ya he dicho el Vacheron Constantin Overseas Chronograph integra un movimiento completamente desarrollado por la manufactura, el llamado 5200. Es un motor automático con una frecuencia de 4 hercios y una reserva de marcha de 52 horas; mi única pega, por cierto: un desarrollo nuevo debería haber incluido al menos 72 horas de reserva de marcha. Es un calibre perfectamente ejecutado y muy bonito de ver. Entre los puentes se puede apreciar la rueda de pilares con la Cruz de Malta central, mientras que la decoración del rotor de oro imita una Rosa de los Vientos. Además la triple decoración de la masa oscilante (graneado, liso y satinado) la hace aún más atractiva, compensando sobradamente la pérdida de visión del calibre completo.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-9-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-8-HorasyMinutos

Como el calibre tiene 30,6 mm de diámetro su tamaño resulta perfecto para el de la caja, resultando en una esfera perfectamente equilibrada y con todos los elementos donde tienen que estar. Las tres subesferas están bien pegadas a los extremos del dial, lo mismo que ventana de fecha que queda bien arropada por los índices cuarto y quinto. Así el centro de la esfera queda despejado hasta el punto que un nombre tan largo como Vacheron Constantin, que compromete el equilibrio estético por su extensión, queda perfectamente ubicado. Y cabe incluso la Cruz de Malta y la ciudad de origen. A esa sensación de espacio contribuye, y no poco, que la cronométrica se haya implementado en el perfil exterior y vertical de la esfera, de manera que no sature la parte principal de la faz del reloj.

vacheron-constantin-overseas-chronograph-28-horasyminutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-5-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-24-HorasyMinutos

El Vacheron Constantin Overseas Chronograph está disponible con tres colores de esfera: plateado, azul y marrón. Las tres acompañan la caja de de acero, pero la plateada la encontramos también en la versión de oro. Para esta tercera versión del reloj se ha recuperado una grafía de los numerales que usaba Vacheron y que sustituye a la que se veía en las subesferas de la versión anterior. En la versión marrón y azul los minutos se sitúan sobre una franja con satinado circular que interrumpe la decoración rayos de sol. Este efecto, unido al de las subesferas en bajorrelieve y guilloché circular, crea una imagen elegante y sumamente atractiva, con una lectura intachable de todos los datos. Vacheron ha añadido SuperLuminova tanto en índices como en manecillas principales, casi una obligación en un cronógrafo.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-6-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-21-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-11-HorasyMinutos

Otra novedad importante del nuevo Vacheron Constantin Overseas Chronograph es la posibilidad de cambiar las correas y brazaletes con un solo clic. Cada vez queremos un reloj más personal, único, y la forma de conseguirlo -salvo que se tenga suficiente dinero como para encargar una versión exclusiva creada para uno mismo- es cambiando la correa. Es un negocio monumental al que pocas marcas de alta relojería se han enfrentado correctamente. Salvo Panerai (o Hublot), que lo entendió hace mucho y siempre que te enseña un reloj te saca una caja con diferentes tipos de correas, lo que al final puede redundar en unos cuantos cientos de euros más en la factura. Y no están las cosas como para despreciar nada.

vacheron-constantin-overseas-chronograph-29-horasyminutos

Pues bien, VC ha desarrollado un sistema muy sencillo que con una presión sobre la pestaña del brazalete o correa hace que se desprenda. Casi igual de sencillo es poner otra correa. Digo casi porque tiene su truquillo, pero una vez que lo aprendes es muy fácil. En la foto de aquí abajo se ven las correas que estaban expuestas en el SIHH 2016, pero sin duda Vacheron irá expandiendo la gama. ¿Se extenderá a otras gamas de la casa? No es fácil imaginarse un Patrimony con una correa de caucho, y además las cajas no están preparadas para ello; pero nunca se sabe.

vacheron-constantin-overseas-chronograph-30-horasyminutos

En cualquier caso el brazalete de acero sigue siendo fantástico, con los eslabones en forma de Cruz de Malta cuya parte frontal está cepillada mientras que la parte interior está pulida. Esto hace que cuando lo llevas puesto se produzca un contraste de luces que lo convierte en uno de los más distinguidos del mercado, y además es comodísimo de llevar.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-4-HorasyMinutos

Por si acaso no ha quedado claro, lo repito: el reloj queda muy bien en la muñeca porque tiene un equilibrio perfecto entre deportividad y elegancia. A decir verdad no es un reloj deportivo sino más bien un “informal elegante”, porque no hay situación de la que no salga airoso.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-2-HorasyMinutos

Los Vacheron Constantin Overseas Chronograph ya están llegando a las tiendas después de una larga espera y sus precios son acordes con los niveles de perfección de la casa. La versión en acero tiene un precio de 31.400 euros, mientras que la versión en oro rosa cuesta 53.200 euros. Recordemos que los relojes ostentan el sello Punzón de Ginebra, que examina todo el reloj y que tiene una lista de requerimientos que los sitúa muy por encima de la media. Más información sobre los relojes y el Punzón de Ginebra en VacheronConstantin.es.

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-19-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-26-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-17-HorasyMinutos

 

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-14-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-3-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-12-HorasyMinutos

Vacheron-Constantin-Overseas-Chronograph-16-HorasyMinutos

vacheron-constantin-overseas-chronograph-32-horasyminutos



El nuevo Piaget Polo S: modelos y precios

Piaget-Polo-S-Ryan- Reynolds-1- Horasyminutos

Piaget lanza una nueva versión de uno de sus relojes más icónicos, el Polo. Cuando apareción en 1979 era un reloj de oro movido por un calibre de cuarzo. Ahora se presenta con un traje renovado en acero acero, movimiento mecánico y presencia seductora: es el Piaget Polo S. Vamos a ver los cinco modelos y sus precios.

Piaget Polo S portada Horasyminutos

Pongamos primero al Piaget Polo S en su contexto histórico, para aquellos a los que el nombre no les suene. Los años 80 pintaban un panorama relojero muy diferente al actual: el cuarzo llevaba tiempo imponiendo su hegemonía gracias a su mayor precisión, mayor ligereza y menor precio. Ahora nos parecería impensable, pero entonces todas las marcas, incluso las más venerables, lanzaban relojes de cuarzo y los presentaban con la misma legitimidad que la de los movimientos mecánicos. Que por cierto es lo mismo que está haciendo ahora Biver con el TAG Heuer Connected (que presentamos en este artículo), pero eso es materia de otro artículo.Piaget-Polo-S-Automatic-Azul-HorasyminutosEl caso es que Piaget presentó su Polo -que debe su nombre a la relacion de la casa con ese deporte- y fue un gran éxito. Ciertamente las formas del reloj recuerdan a las del Royal Oak y sobre todo al Nautilus de Patek, pero Piaget supo darle una personalidad propia que el público supo apreciar y, en definitiva, comprar. Tanto es así que llegó a significar un tercio de sus ventas de entonces.Piaget-Polo-S-Automatic-Blanco-HorasyminutosLos tiempos han cambiado y ninguna manufactura se atrevería a meter un cuarzo en un reloj al que -como dice Piaget de su nuevo reloj- considera que va a “cambiar las reglas del juego”. Así que tanto los modelos de tres manecillas como los dos cronógrafos integran un calibre mecánico automático (1110P y 1160P). Sin embargo sí que hay otras circunstancias económicas que no permiten tantas alegrías, así que los Piaget Polo S se lanzan en acero (de ahí la S del nombre), un metal desconocido en la antigua colección.Piaget-Polo-S-Automatic-Pizarra-HorasyminutosLos relojes son muy sugerentes, tanto el tres agujas como el cronógrafo, y son versátiles a la hora de combinarlos. En ambas versiones la caja es de 42 mm de diámetro, mientras que la altura es de 9,4 mm en el tres agujas y de 11,2 mm en la versión cronógrafo. Ambas estaturas hacen de los relojes piezas perfectamente ponibles con trajes, y por supuesto con ropa más informal. La superficie del bisel está satinada, contrastando con el flanco del bisel y la carrura, pulidos a espejo. El mismo esquema se repite en los brazaletes, por cierto muy elegantes: una sección longitudinal pulida acoge a la sección central cepillada.

Piaget-Polo-S-Chronograph-Azul-1-Horasyminutos

Las esferas tienen forma de cojín, que contrasta y realza la forma circular del bisel. Están dotadas con un borde que acoge la minutería (en la versión cronógrafo incluye además los segundos) y una sección central con nervaduras horizontales sobrias y elegantes, muy bonitas en los diferentes colores. Los índices están plateados y están tintados con SuperLuminova, al igual que las manecillas centrales.Piaget-Polo-S-Chronograph-Blanco-Horasyminutos

La versión cronógrafo del Piaget Polo S presenta dos registros del cronógrafo: 30 minutos a las 3 y 12 horas a las 9. El tener sólo dos subesferas hacen que la pieza sea más elegante, además de darle un cierto aire retro. Personalmente yo hubiera preferido un pequeño segundero y registro de 30 minutos del cronógrafo, porque la complicación no se usa a menudo y por tanto el reloj pasa a ser, la mayor parte del tiempo, un horas y minutos puro con otras tres agujas siempre paradas. La manecilla central, por cierto, es muy elegante, gracias al contrapeso con la P. En ambas versiones la ventanilla trapezoidal está muy bien resuelta, aunque en las versiones en color se echa de menos que no tengan el mismo color que la esfera. Aunque no hay ninguna foto oficial en el que se vea, el fondo tiene un cristal de zafiro que permite ver los movimientos, con un rotor en antracita sobre el que se ha grabado el logotipo de la marca. Además el reloj tiene un hermetismo de hasta 100 metros, lo que permite nadar con él. Gran detalle.

Piaget-Polo-S-Ryan- Reynolds-Horasyminutos

Por supuesto el Piaget Polo S se presenta en la muñeca del nuevo y flamante embajador de la marca, Ryan Reynolds (ya lo anunciamos en este artículo). El precio oficial publicado en la página de Piaget de la versión tres agujas y fecha es de 11.000 Euros, rebasando la barrera psicológica de los diez mil, mientras que el precio del cronógrafo es de 14.700 EurosMás información en Piaget.es.

Piaget-Polo-S-1-Horasyminutos

 



Vacheron Constantin Historiques: nuevos modelos y precios

Vacheron-Constantin-Historiques-portada-Horasyminutos

El lema de Vacheron Constantin“Artesanos de Eternidad desde 1755” no puede ser más cierto. Relojes que surgieron hace décadas siguen plenamente vigentes y muy deseados por los coleccionistas. Por ello la manufactura los acoge en una sección especial de su colección: los Vacheron Constantin Historiques. Vamos a ver tres nuevos modelos y sus precios.

VACHERON CONSTATIN HISTORIQUES ULTRA-FINE 1955

Vacheron-Constantin-Historiques-Ultra-fine-1955-1-Horasyminutos

Los relojeros siempre buscaron hacer los relojes de bolsillo más finos para que no molestaran en el bolsillo. Esa búsqueda se trasladó a los relojes de pulsera, en los que se considera imprescindible ser delgado para ser elegante. En 1955 Vacheron Constantin presentó el Ultra-Fine que albergaba el Calibre manual 1003, con tan solo 1,64 mm de altura y que sigue perfectamente operativo. Para hacernos una idea, es tres centésimas más delgado que las monedas de 1, 2 y 5 céntimos. Integra 117 componentes, con puentes y platinas de oro de 18 quilates con excepcionales acabados a mano y visibles a través del fondo de cristal de zafiro de la caja.

Vacheron-Constantin-Historiques-Ultra-fine-1955-3-Horasyminutos

La caja es de platino por primera vez y ha reducido su tamaño notablemente, pasando de 38,5 milímetros del modelo ya existente en oro rosa a los actuales 36. La verdad es que sorprende la disminución del diámetro, porque limita la universalidad del modelo, pero haciendo felices a los más puristas. Eso sí, lo compensa con la esfera, que es preciosa.

Vacheron-Constantin-Historiques-Ultra-fine-1955-4-Horasyminutos

El dial del Vacheron Constantin  Historiques Ultra-Fine 1955 es  de opalina argéntea que presenta de un estilo minimalista con gran pureza de líneas, acentuadas por las agujas de bastón de oro blanco. Los índices horarios están pintados azul, a juego con el de la correa de aligátor que se ata a la muñeca con una hebilla de platino.

VACHERON CONSTATIN HISTORIQUES AMERICAN 1921

Vacheron-Constantin-Historiques-American-1921-2-Horasyminutos

Uno de mis relojes favoritos de Vacheron Constantin, sin duda. Pero en eso soy muy poco original porque es un reloj que gusta a todo el mundo. Es un perfecto compendio de cómo la marca sabe aunar practicidad (un reloj siempre ha de ser un reloj que dé la hora), diseño y elegancia. El American 1921 tuvo su vida comercial -claro- en los años 20 como reloj de conductor. De ahí su esfera girada una hora: estaba pensada para consultar la hora sin separar la mano del volante. En realidad comenzó su andadura en 1919 con el dial girado a la izquierda (con las 12 en el lugar de las 11), pero en 1921 apareció con la configuración que conocemos ahora.

Vacheron-Constantin-Historiques-American-1921-4-Horasyminutos

La caja de 40 mm de diámetro, que ahora se presenta en platino, es especialmente exquisita en la forma en que cae desde el centro hacia los bordes. Decir que es muy Art Deco es una obviedad porque el diseño es de esa época precisamente, pero a nuestros ojos actuales nos resulta particularmente seductora. Lo mismo ocurre con las asas soldadas, delicadas y a la vez complejas por los cabezales de los muelles que sujetan la correa. Por no hablar de la corona circular, ubicada en una esquina para que desafíe golpes y rozaduras sin afectar su elegancia.

Vacheron-Constantin-Historiques-American-1921-1-Horasyminutos

La esfera es muy clásica pero muy original, con un finísimo graneado en color plata (salvo en la subesfera del pequeño segundero, para mejor contraste) con numerales arábigos pintados en azul y minutería de ferrocarril pintada en negro y señalada por agujas Breguet de acero azulado. Por dentro se mueve el calibre 4400 de carga manual, con 127 componentes y un órgano regulador que late a 4 hercios. Cabe destacar la reserva de marcha, que es de unas respetables 65 horas. Y además es visible gracias al cristal de zafiro trasero. El reloj perfecto.

Vacheron-Constantin-Historiques-American-1921-3-Horasyminutos

VACHERON CONSTANTIN HISTORIQUES CORNES DE VACHE 1955

La referencia 6087 apareció en 1956 y su vida se extendió sólo diez años; y en esos diez años sólo vieron la luz 36 piezas: 26 en oro amarillo, 8 en oro rosa y 2 en platino. El reloj añadía unas asas con una forma peculiar que oficialmente se llamaban “de lágrima” pero que no tardaron en llamarse “de cuerno de vaca”, nombre que a la postre fue el que permaneció.

Vacheron Constantin Historiques Corne de Vache SalonQP

Cornes de Vache 1955 en platino

La reedición en platino del año pasado  fue en platino, y fue un exitazo. Aquí abajo se puede ver el original, y comparándolo te das cuenta de la fidelidad que ha seguido la casa para reproducir los rasgos  primitivos.

Vacheron-Constantin-Referencia 6087

Ahora la colección de Vacheron Constantin Historiques se enriquece con una versión en oro rosa, manteniendo los 38,5 mm de diámetro de la versión renacida en 2015. Lo único que cambia es el metal, porque todo lo demás permanece igual, especialmente las asas.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-vache-1955-2-Horasyminutos

El azul del pulsómetro y de las agujas del cronógrafo se mantienen, pero obviamente los índices aplicados y las manecillas pasan a ser de oro rosa. Mientras que el exterior de la esfera está muy ocupado, el interior es limpio y fácilmente legible. Es una delicia, la verdad. Sobrio y elegante. Y además en la parte trasera el cristal de zafiro permite ver el calibre manual 1144 en toda su gloria. Es, no hace falta decirlo, un calibre de manufactura, cuidado en su decoración hasta el mínimo y obsesivo detalle.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-vache-1955-3-Horasyminutos

Todos los Vacheron Constantin Historiques ostentan el sello del Punzón de Ginebra y tienen unos precios acordes con la exclusividad de la marca, pero que a mí, francamente, no me parecen disparatados para todo lo que te ofrecen. El Ultra-fine cuesta 41.800 euros. El American 1921 vale 47.700 euros y, por último, el Cornes de Vache 1955 tiene un precio de 58.100 euros. Más información en VacheronConstantin.es.

Vacheron-Constantin-Historiques-Cornes-de-vache-1955-1-Horasyminutos

 



Serena Williams gana su séptimo Wimbledon con Audemars Piguet en la muñeca

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-1-Horasyminutos

Se están acabando los adjetivos para definir lo que significa Serena Williams para el tenis. Este fin de semana ha conquistado su séptimo Torneo de Wimbledon, llegando así a su vigésimo segundo título e igualando a Steffi Graf. Y lo ha hecho acompañada de su fiel Audemars Piguet Royal Oak Offshore Chronograph en oro rosa.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-3-Horasyminutos

Serena Williams se deja caer tras ganar el último punto de la final de Wimbledon 2016

En realidad la historia de Serena Williams como embajadora de la reina de Le Brassus llevó un recorrido inverso, ya que la tenista comenzó luciendo un Royal Oak que -al parecer- le había regalado su entrenador cuando comenzaron una relación personal como pareja. Serena pasó a ser “amiga” de la marca y poco después recibió sus credenciales como embajadora. Lo mismo que le ocurrió a Stanislas Wawrinka, conocido por competir siempre con una APRO “bumblebee” (llamado así por el color amarillo dominante en la esfera) antes de convertirse también en embajador de la manufactura.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-8-Horasyminutos

La relación Audemars Piguet-Serena Williams es muy especial porque Serena es única no sólo en las pistas, sino como representante de las mujeres y particularmente de las mujeres negras. Más aún estos días en los que la violencia racial parece aún más desatada en los Estados Unidos. Poco antes del comienzo de Wimbledon Audemars Piguet llevó a cabo una sesión fotográfica con la deportista que es un reflejo de todos esos aspectos de la personalidad de Serena.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-7-Horasyminutos

La serie fotográfica, toda en blanco y negro, se acompañó con un vídeo en el que Serena Williams recita el famoso poema de Rudyard Kipling “Si” (If en el original). El poema se eligió porque una de las frases del mismo está inscrita en la entrada de jugadores de la pista central de Wimbledon: “If you can meet with Triumph and Disaster and treat those two impostors just the same” (“Si puedes enfrentarte con el Triunfo y la Derrota y tratar por igual a ambos impostores”).

En el vídeo sólo recita los dos últimos párrafos de los cuatro que componen un poema que fue adoptado como el compendio de las virtudes inglesas de la época victoriana. Esta es la versión completa y la traducción al español que aparece en Wikipedia (en mis subtítulos he variado algunas frases):

If—
If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you;
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or, being lied about, don’t deal in lies,
Or, being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise;If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with triumph and disaster
And treat those two imposters just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to broken,
And stoop and build ‘em up with wornout tools;If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on”;If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings—nor lose the common touch;
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And—which is more—you’ll be a Man my son!
Si…
Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando todos a tu alrededor
la han perdido y te culpan a ti.
Si puedes seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti,
pero también aceptas que tengan dudas.
Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no incurres en el odio.
Y aun así no te las das de bueno ni de sabio.Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes encontrarte con el triunfo y la derrota,
y tratar a esos dos impostores de la misma manera.
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
tergiversada por villanos para engañar a los necios.
O ver cómo se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas.Si puedes apilar todas tus ganancias
y arriesgarlas a una sola jugada;
y perder, y empezar de nuevo desde el principio
y nunca decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios y tendones,
a cumplir con tus objetivos mucho después de que estén agotados,
y así resistir cuando ya no te queda nada
salvo la Voluntad, que les dice: “¡Resistid!”.Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud.
o caminar junto a reyes, sin menospreciar por ello a la gente común.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos pueden contar contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el implacable minuto,
con sesenta segundos de diligente labor
Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,
y —lo que es más—: ¡serás un Hombre, hijo mío!

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-4-Horasyminutos

Como se ve en el vídeo Serena Williams ha cambiado el final del poema para convertirlo en una reivindicación de la mujer. Seguro que el propio Rudyard Kipling lo habría aprobado. Y también podemos ver su querido Royal Oak Offshore Chronograph.  Tiene una caja de oro rosa de 37 de diámetro por 11,80 de altura, pero con una correa de caucho blanco que no rompía el código “todo-blanco” de las pistas de Wimbledon. El bisel está decorado con 32 diamantes engastados y la esfera presenta una nueva Lady Tapisserie más delicada que la de la anterior versión.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-8-Horasyminutos

Además está rodeada de un graneado circular que juega con las luces y acoge los índices aplicados, mejorando la lectura horaria. La carrura tiene ese satinado tan único de Audemars Piguet que tanto me gusta. El calibre 2385 es un cronógrafo automático que funciona a 3 hercios y tiene 40 horas de reserva de marcha.

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-5-Horasyminutos

Me gusta ver que los embajadores son algo más que simples figuras con reloj, y como desafortunadamente la causa de la mujer en el mundo tiene por delante mucho trabajo que hacer es muy bueno que personalidades como Serena Williams sirvan de ejemplo, y más aún que las marcas lo apoyen. Sólo me queda felicitarla por ser la leyenda que es. Más información en AudemarsPiguet.es

Audemars-Piguet-Serena-Williams-Wimbledon-2016-Horasyminutos



Los Tissot Tour de France Special Edition: modelos y precios

Tissot-Tour-de-France-Horasyminutos

Ya ha arrancado la competición ciclista más importante del año: el Tour de Francia. Y Tissot, presente en 11 deportes de máximo nivel, celebra ser el cronometrador oficial de la carrera lanzando los Tissot Tour de France Special Edition. Seis modelos para satisfacer a todo el mundo, con precios muy atractivos.

 

Tissot-Tour-de-France-1-Horasyminutos

¿Por qué unos Tissot Tour de France Special Edition? Estamos muy acostumbrados a oír la expresión “cronometrador oficial” y a menudo lo relacionamos con el puro marketing, pensando que alguien ha pagado para poner sus relojes ahí y aprovecharse de la publicidad inherente al evento. Si eso fuera así cualquier marca china podría ser cronometrador oficial, porque sólo sería cuestión de dinero; y si se compran equipos de fútbol también se puede comprar un evento como el Tour de Francia, que dura menos de un mes, ¿verdad? Y sin embargo hay muy pocos cronometradores oficiales, y son todos nombres muy conocidos -y reconocidos- de la relojería tradicional. Y eso es porque cuando hablamos de precisión en centésimas de segundo no cualquier marca puede ofrecerla. Por eso Tissot se ha ganado el derecho a ser cronometrador oficial y a lucir el nombre de la competición en sus relojes. Y para celebrarlo ha lanzado cuatro modelos en edición especial, todos con movimiento de cuarzo y buenos precios.

Tissot-Tour-de-France-2-Horasyminutos

TISSOT PR100 TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot PR100 es uno de los relojes más populares de la casa,  un auténtico clásico, como la ronda gala. Además, está concebido para resistirlo todo: un reloj particularmente robusto a la altura de los aguerridos ciclistas que disputan la prueba. La caja de 41 mm es de acero, al igual que el brazalete. Es hermético hasta 100 metros y tiene grabado el logotipo oficial del Tour de France en el fondo.

Tissot-Tour-de-France-PR-100-Horasyminutos

 

La esfera de este modelo especial juega con tonos grises y blancos y luce una discreta rueda de bicicleta en una esquina. Las agujas del contador y el segundero retoman el emblemático color amarillo de la carrera y le dan un toque veraniego.

TISSOT PRC 200 TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El PRC 200 es otro de los clásicos de Tissot, con nada menos que 33 modelos disponibles en la colección. Así que era lógico que también se uniera a la fiesta ciclista. La raya GT amarilla que luce en la correa Nato negra se hace eco del color emblemático del Tour. Las agujas del cronógrafo optan por el mismo tono y, al mantener el color negro de la esfera sin ninguna otra señal, se convierte en un reloj que se puede llevar siempre, sea o no el Tour de Francia.

Tissot-Tour-de-France-PRC-200-Horasyminutos

 

En cualquiera de las medidas de la caja (entre 32 y 41 mm), el cronógrafo hace honor a su nombre con una hermeticidad envidiable de hasta 200 metros. También está disponible con brazalete de acero o correa de piel.

TISSOT T-RACE TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot T-Race comparte el espíritu de los deportes de dos ruedas: el bisel en forma de disco de freno y el diseño de pinza de freno de la ventana de la fecha lo convierten en el compañero ideal de los amantes del ciclismo. Se presenta en dos modelos. La versión negra cuenta con una esfera de carbono inspirada en los materiales de las bicis profesionales. El toque de color lo ponen las agujas blancas, las pinceladas amarillas de los contadores del cronógrafo y el segundero y las franjas de la correa.

Tissot-Tour-de-France-T-Race-Horasyminutos

La segunda versión apuesta por un diseño más femenino, con esfera de nácar y correa blanca. Ambos lucen el logo oficial del Tour de Francia grabado en el fondo. La caja, con un diámetro entre 45,25 y 47,25 mm de diámetro, es de acero inoxidable 316L con recubrimiento PVD gris y bisel giratorio unidireccional. Es hermético hasta 100 metros.

TISSOT T-RACE TOUCH TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

El Tissot T-Race Touch es el reloj deportivo definitivo. Tiene una caja de aluminio amarilla y brazalete de silicona, lo que lo hace extremadamente ligero. Cuenta con 11 funciones táctiles al alcance de la mano: por ejemplo, la función cronógrafo (ADD/SPLIT/LAP) que permite controlar tiempos y vueltas o el logbook que resulta ideal para hacer un seguimiento de los progresos. Dispone incluso de brújula.

Tissot-Tour-de-France-T-Race-Touch-Horasyminutos

La caja de 42 mm es antimagnética, el fondo de titanio también tiene grabado el logotipo de la carrera y el conjunto es hermético hasta los 100 metros. Con independencia de que sea una edición especial, el Tissot T-Race Touch es uno de los grandes relojes deportivos del mercado.

TISSOT T-RACE TOUCH EXPERT SOLAR TOUR DE FRANCE SPECIAL EDITION

Si al T-Race Touch le añadimos vida eterna, ¿puede haber algo mejor? Y es que este modelo incorpora carga solar a través de unas células en la esfera. En este reloj en particular las células están decoradas con el Arco del Triunfo de París, donde tiene lugar el final de la carrera.

Tissot-Tour-de-France-T-Touch-Expert-Solar-Horasyminutos

 

La caja de titanio antimagnético tiene un diámetro de 45 mm con recubrimiento en PVD negro, y un cristal de zafiro irrayable táctil con revestimiento antirreflejos. La correa es de caucho con cierre desplegable y pulsadores. El reloj es una serie limitada de 500 piezas, lo que lo hace aún más exclusivo.

Además de todo lo que ofrecen estos Tissot Tour de France Special Edition la marca ha añadido unos precios muy atractivos: el PR100 cuesta 395 Euros. El PRC 200 tiene un precio de  440 Euros. Por su parte el T-Race se lanza a 630 Euros. El T-Race Touch cuesta  485 Euros, mientras que para hacerse con un T-Race Touch Expert Solar sólo hay que desembolsar 965 Euros. Más información en Tissot.es.

Tissot-Tour-de-France-4-Horasyminutos