Archivo de la etiqueta: Nautilus



En la muñeca: Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario

 

La vida sorpresas, sorpresas te da la vida. Una muy inesperada ocurrió en Baselworld 2017, y fue poder tener en mis manos el Patek Philippe Nautilus 40 aniversario, del que sólo hay 700 unidades en todo el mundo. Qué singular ocasión, y qué placer fue disfrutar de él, siquiera un ratito.

 

Lo que ocurrió con este Nautilus 40 Aniversario fue que andaba ya terminando la jornada (nótese la hora que marca el reloj, 12 horas después de que comenzara el día en la feria) y me junté con la buena gente de ABlogToWatch.com, donde algunos ya sabéis que también escribo. De hecho era la última noche en Basel: al día siguiente tenía tres citas más y después me volvía a España, tras más de una semana en la feria.

Pues bien, nos encontramos con el afortunado poseedor del reloj, que es además un avezado coleccionista de relojes, Patek fundamentalmente (es @ayyb55 en Instagram). Y no tuvo ningún problema en dejarnos el reloj para admirarlo y hacerle unas fotos. Así, como el que te deja un relojillo de 50 euros.  Y, gracias a Michael Maximiliem de ABlogToWatch que me hizo las fotos, he podido traerlo a Horas y Minutos.

Así que la experiencia es aún mejor, porque este Nautilus 40 Aniversario es un reloj “vivido”, no simplemente la unidad impoluta traída de la manufactura (esta manufactura). Y de paso reafirmas el por qué el reloj gusta tanto: mejora cuanto más lo usas. La mezcla de elegancia, sobriedad y a la vez atrevimiento en las formas es aún más patente en este modelo, sin duda uno de los mejores de los muchos que han visto la luz.

Pero este reloj de aniversario tiene la referencia 5711/1P, lo que significa que ha dejado el acero original para pasar a fabricarse en platino.  Tiene sentido, es una pieza muy especial para un aniversario especial. Mezcla perfectamente el acabado pulido con el satinado, particularmente patente en el poderoso bisel que, junto con los salientes laterales, crea la forma de portilla que define al reloj. Escribí la historia de este icono precisamente en el artículo sobre el lanzamiento del Nautilus 40 aniversario, aquí.

Pero lo que más me interesaba ver era la esfera, porque los índices están hechos con diamantes de baguette. Introducir diamantes en la esfera de un reloj masculino es siempre un riesgo, pero como ya dije en el artículo estaba seguro de aquí iban a quedar muy bien. Y en efecto, así es. De hecho a alguien que no sepa qué esta mirando se le escaparía a primera vista. Son discretos y sugerentes a la vez, y dan una luz especial a la esfera.

La otra preocupación -que de hecho todos compartíamos antes de ver el reloj en vivo- era la inscripción de “40 Aniversario” grabada sobre las 6 horas. En las fotos oficiales el grabado se ve mucho, y el efecto no era muy bueno, la verdad. Pero en vivo cambia totalmente: es muy discreto y sólo resalta en según qué condiciones de luz. Así que Patek ha conseguido la cuadratura del círculo: crear un reloj aniversario que dice que es de aniversario, pero que no se nota que es de aniversario. Una vez más, maestría ante la que quitarse el sombrero.

En la sala de máquinas nos encontramos con el calibre 324 SC (Seconde Centrale), ostentando su poderío tecnológico: volante Gyromax que se mueve 4 hercios, espiral Spiromax y reserva de marcha de 45 horas. Y por descontado el sello Patek Philippe que garantiza su perfecto acabado y decoración.

Aunque el reloj tiene un diámetro de 44 mm (y por cierto una hermeticidad de 120 metros), el reloj se acomoda estupendamente gracias a lo bien que se ajusta el brazalete de platino y a lo delgado de la caja. Por supuesto los eslabones del Nautilus 40 Aniversario son como los que tradicionalmente ha llevado el modelo, mezclando laterales satinados con una parte central pulida.

Queda poco que se pueda añadir. Si el Nautilus es siempre una apuesta ganadora, este Nautilus 40 aniversario es aún mejor. Bello, deportivo, seductor, elegante, atemporal… Hay un montón de adjetivos que le sientan tan bien como queda el reloj en la muñeca. El precio que hay que pagar para tener uno de ellos es de  100.000 francos suizos. Más información en PatekPhilippe.com.



Nuevos Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario: Modelos y Precios

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-8-horasyminutos

Mantenerse durante 40 años prácticamente igual hasta el punto de ser instantáneamente reconocible tanto en tu aspecto de entonces como el de ahora está al alcance de muy pocos relojes. Uno de los muy poquitos es el reloj deportivo que milita en las filas de la reina de las manufacturas suizas, Patek Philippe, que lo celebra lanzando dos ediciones limitadas. Vamos a ver los dos modelos y precios de los Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario.

 

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-10-horasyminutos

 

UN POCO DE HISTORIA

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-diseno-original-gerlad-genta-horasyminutos

Los orígenes de estos Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario son tan míticos como el propio reloj. El reloj fue diseñado por el no menos mítico Gerald Genta. Gerald había diseñado en 1972 el Royal Oak para Audemars Piguet, un reloj revolucionario porque siendo deportivo y siendo de acero tenía sin embargo acabados -y precios- de reloj de lujo. Aunque los inicios fueron dubitativos, el Royal Oak acabó siendo un éxito perenne.

Gérald Genta

Gérald Genta

Y cuenta la leyenda que estaba Gerald Genta cenando en el Hotel Porthole (que en inglés significa portilla, es decir, las ventanas que se practican en los costados de los buques) y oyó a directivos de Patek Philippe, sentados en una mesa del rincón, hablando sobre un posible reloj que pudiera competir con el de AP. Lo que escuchó le fue suficiente para en cinco minutos dibujar el bosquejo de lo que sería el reloj que hoy conocemos como Nautilus 3700/1, lanzado en 1976.

Nautilus 3700/1 de 1976

Nautilus 3700/1 de 1976

Tenía una caja monobloque patentada de 42 mm de diámetro de extremo a extremo, lo que para entonces era enorme y provocó mucho rechazo entre los seguidores de la marca, que lo consideraban fuera de lo que debía ser Patek Philippe. De hecho enseguida se ganó el apelativo de “Jumbo” por su tamaño. El bloque lo formaban la carrura y el fondo, por lo que el calibre se insertaba desde el lado de la esfera. Estaba culminado por el conocido bisel octogonal satinado. A izquierda y derecha la caja presentaba dos “orejas” que recordaban las bisagras de las portillas pero que en realidad estaban ahí para acoger las bisagras que permitieran soltar el bisel de manera fácil y segura. El brazalete estaba integrado, como era habitual entonces.

Otro 3700/1A

La esfera estaba decorada con líneas horizontales con índices y manecillas de bastón en oro. Estaba movido por un calibre 920 extraplano de Jaeger-LeCoultre (que como ya vimos cuando hablamos aquí del Vacheron Constantin Overseas Chronograph fue compartido con el VC 222 y el AP Royal Oak). El uso de este movimiento hizo que el reloj fuera muy delgado (7,6 mm), por lo que se llevaba perfectamente en la muñeca. Patek Philippe era consciente de el reloj podría conjugarse perfectamente con un traje. Más aún, seguramente sería ese el uso mayoritario. No es de extrañar por tanto la publicidad inicial del reloj, en la que habla de ir a bucear… ¡o a matar dragones en la sala de juntas!

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-publicidad-1-horasyminutos

Posteriormente el Nautilus vería aumentar la familia: en 1981 aparecieron las referencias 3800/1A y 4700/1A que redujeron el tamaño del reloj a 37,5 y 29 mm respectivamente. Este último además llevaba un motor de cuarzo. Es obvio que cuando algo tiene éxito hay que sacarle jugo y PP no tuvo problemas en doblar una de las características identitarias del Nautilus (el tamaño) en pos de mayores ventas.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-publicidad-2-horasyminutos

 

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-publicidad-horasyminutos

Llama la atención en este anuncio del Nautilus para mujer las últimas frases del texto: “Él le ayudará a elegir el reloj que mejor premia sus logros. […] Elegir el tiempo que es sólo para usted”. Qué distinto a la actual campaña de Patek Philippe: “Nunca un Patek Philippe es del todo suyo. Suyo es el placer de custodiarlo hasta la siguiente generación”. Cómo cambian las cosas, ¿verdad?

Sorprendentemente el Jumbo murió -en olor de multitud- en 1990, pero renació en 1998 sin segundero, con indicación de reserva de marcha y numerales romanos. Unas decisiones estéticas de calado y no muy congruentes con el espíritu del Jumbo original.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-3710-1a-horasyminutos

Aunque en 2005 se lanzó la referencia con tres complicaciones (referencia 3712/1A) el gran cambio llegó en 2006, año en el que el Nautilus muestra un completo rediseño, pero sin perder su ADN; más bien al contrario, lo refuerza. El gran cambio viene de la caja, que pasa a ser de tres piezas. Desaparece el sistema monobloque y por tanto ahora se puede añadir un cristal de zafiro que muestre el calibre. Esto se había implementado en la referencia de 2005, pero el modelo sólo duró un año hasta la aparición de las nuevas referencias, que ahora comienzan por 5: 5700/1A, 5800/1A y 5712/1A

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-5711-horasyminutos

A partir de esta refundación el Nautilus comienza a expandir su reinado al mundo de las complicaciones con un vigor que le ha llevado con paso firme hasta las 4 décadas de vida, que festeja con los Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario.

 

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-logo-horasyminutos

 

 

NAUTILUS 40 ANIVERSARIO 5711/1P

 

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-3-horasyminutosEl primero de los Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario es casi una reedición del Nautilus original. De hecho la referencia 5711 ya existe: en oro rosa con esfera chocolate (5711/1R-001) y por supuesto en acero en dos versiones. La más tradicional tiene esfera azul marino (5711/1A-010) y otra con esfera blanca (5711/1A-011). Pero ahora la referencia pasa a tener el añadido 1P, y eso es porque el reloj se ha construido en platino. No es la primera vez que se hace un Nautilus en platino, pero es extremadamente raro hasta el punto de que, salvo que yo esté equivocado, el reloj no aparece en el catálogo de la marca. La caja mide 44 mm y, como todos los relojes en platino de la casa, aloja un diamante al sur del bisel. Los cubrebisagras, las “orejas”, son redondeadas, como siempre desde la reedición del Nautilus de 2006, debido al cambio en la forma de las bisagras. La caja sigue siendo una muestra de maestría en la decoración, con el satinado alternado con el pulido a espejo y el biselado de los bordes.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-9-horasyminutos

 

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-5-horasyminutos

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-4-horasyminutos

La esfera del Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario 5711/1P sí que denota un cambio significativo: el azul de la esfera, hecha en oro amarillo macizo, presenta un azul mucho más vivo que el que estamos acostumbrados a ver en el reloj, con una gradación de color que parte de un centro brillante y se oscurece según se acerca al borde. El nombre de la empresa y su ciudad de origen se sitúan ahora sobre una superficie plana, mientras que hasta ahora pintaba sobre las nervaduras. Al crear una meseta sobre la que embeber el texto se rompe la tradicional continuidad estética, lo que sin duda será cuestionado por algunos. A mí sin embargo me gusta, le da un perfil más afilado a un reloj que, no olvidemos, es deportivo. Y recordemos también que ya se había hecho en la versión de oro rosa. Se ha creado otra plataforma a las 6 para acoger el aniversario 1976-2016, a la que se le ha puesto de sombre un 40; porque hay veces que no estamos para hacer una resta. Las manecillas mantienen la forma tradicional y están hechas en oro blanco, que también se ha usado para enmarcar la ventana de fecha. Y la última gran diferencia, y grande, está en los índices: en esta versión se han sustituido por diamantes con corte baguette. Aunque así dicho da un poco de miedo por aquello dela ostentación excesiva, estoy seguro de que en vivo quedará bien porque al pasar la luz se crearán múltiples reflejos azules. Pero habrá que verlo.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-7-horasyminutos

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-6-horasyminutos

El ya conocido calibre 324 SC (Seconde Centrale), que mueve la versión de acero, está aquí también encargado de las operaciones con sus mejores galas: volante Gyromax que se mueve 4 hercios, espiral Spiromax, reserva de marcha de 45 horas y, por supuesto, el Sello Patek Philippe que garantiza sus acabados. Si quieres saber más sobre cómo fabrica PP te recomiendo que leas mi reportaje sobre la visita a la manufactura Patek Philippe.

NAUTILUS CHRONOGRAPH 40 ANIVERSRIO 5976/IG

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-11-horasyminutos

Lo normal en una fecha como la que celebramos es que Patek lanzara una versión como la original. Lo que sí ha sorprendido mucho es el modelo que le acompaña en las festividades: este Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario Chronograph, que es como el Jumbo original pero en esteroides: mide nada menos que 49, 25 mm desde la corona a la cubrebisagras izquierda, lo que imagino que habrá provocado que algunos puristas se hayan tirado directamente por la ventana. El nuevo tamaño provoca cambios también en la esfera, que por cierto comparte con la otra versión de aniversario color, manecillas e índices de diamante. La ventana de fecha se desplaza hacia el centro, dejando sitio para un pequeño índice/diamante a las 3. La subesfera del cronógrafo también aumenta de tamaño y en la forma en cómo muestra la información: mientras que en el cronógrafo ya existente -el 5980- los minutos estaban en el borde exterior y las horas en el interior, ahora la ubicación se ha invertido. A mí me parece que queda mejor así, con menos líneas y más numerales en el exterior.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-14-horasyminutos

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-13-horasyminutos

El espacio extra también deja sitio para una placa conmemorativa grande, casi en forma de operación matemática. Cuando el Nautilus apareció en 1976 Patek Philippe precindió del “Automatic” que siempre aparece en las esferas y que a mí siempre me ha parecido totalmente prescindible, porque quien lo lleva ya sabe cómo es su reloj. Es más, si me apuras entonces tenía más sentido ponerlo por la cantidad de relojes de cuarzo que había en el mercado. Incluso con complicaciones en la esfera el Nautilus era un prodigio de sobriedad en el dial, y por eso sorprende tanto unas inscripciones tan grandes. No quedan mal, pero para mí el color y los índices ya marcaban suficientemente el aniversario.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-15-horasyminutos

El corazón del reloj lo regula el calibre CH 28-520 C que ya aparecía en el 5980. Es un movimiento integrado con cronógrafo flyback, hasta 55 horas de reserva de marcha y también volante Gyromax, espiral Spiromax, 4 hercios de frecuencia y sello Patek Philippe. Digamos por último que el brazalete sigue siendo fiel al original, con las haches satinadas y el eslabón central pulido.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-16-horasyminutos

Los dos Patek Philippe Nautilus 40 Aniversario son ediciones limitadas. Del Nautilus 5711/1P habrá sólo 700 unidades a un precio cada una de 100.000 francos suizos (unos 91.300 euros a día de hoy). Por su parte el 5976/IG está limitado a unas generosas 1.300 piezas, cada una con un precio de 85.000 francos suizos (aproximadamente 78.000 euros). Ambos se venden en una caja recubierta de corcho, como el original de 1976. Más información en PatekPhilippe.es.

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-caja-horasyminutos

patek-philippe-nautilus-40-aniversario-potada-horasyminutos