Archivo de la etiqueta: Speedmaster



OMEGA Y el Festiva Starmus anuncian su colaboración

 

El profesor Stephen Hawking y Raynald Aeschlimann, CEO de Omega

Mediante esta colaboración los ganadores de la Medalla Stephen Hawking a la Divulgación Científica recibirán un nuevo reloj OMEGA Speedmaster Moonwatch Professional Chronograph.

 

En realidad este Speedmaster Starmus nunca va a estar a la venta y por tanto podríamos pasar de largo, pero aquí se juntan tres amores: Stephen Hawking, Omega y Brian May. Así que lo primero que vamos a hacer es poner música: la potente, ruidosa y siempre excitante Tie Your Mother Down de Queen. Y luego explico por qué.

El Festival Starmus es una combinación de ciencia, arte y música y su objetivo es ayudar al público general a entender y apreciar la ciencia. Desde  2011, incluye intervenciones y presentaciones de astronautas, cosmonautas, ganadores del Premio Nobel y figuras destacadas de la ciencia, cultura, arte y música. La historia de OMEGA está repleta de logros científicos que incluyen la conquista del espacio y del océano, así como avances revolucionarios en magnetismo y precisión.

Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de OMEGA, declaró sobre la nueva colaboración durante la presentación en la Royal Society of London el pasado 19 de mayo : “Como bien sabemos, en relojería no siempre es sencillo comunicar las innovaciones o complejas tecnologías. Estoy seguro de que ocurre lo mismo en la ciencia. Por este motivo, reconocemos la importancia del Festival Starmus. Utiliza la creatividad para ayudar al público a entender y a apreciar la ciencia. OMEGA posee una fuerte historia ligada a la ciencia y queríamos mantener nuestro compromiso con esta área”.

Claude Nicollier, Profesor Stephen Hawking, Raynald Aeschlimann, Edvard Moser, Garik Israelian

El profesor Hawking estuvo presente en la rueda de prensa y compartió su entusiasmo por el apoyo de OMEGA. “Estoy encantado de que OMEGA una fuerzas con nosotros este año y que estos relojes se otorguen a los ganadores. Me gustaría dar las gracias a OMEGA por esta iniciativa y por su patrocinio”. El acto contó con la presencia de otros importantes invitados: el profesor Garik Israelian, fundador de Starmus; el profesor Claude Nicollier, primer astronauta suizo y amigo íntimo de OMEGA; y el profesor Edvard Moser, renombrado psicólogo y neurocientífico noruego.

Los tres ganadores de la Medalla Stephen Hawking recibirán un OMEGA Speedmaster Moonwatch Professional Chronograph. La caja de 42 mm y el bisel están realizados en oro de 18 qt y la esfera negra incluye índices y agujas también en oro de 18 qt. El reloj destaca por su fondo único, que incluye las palabras “WINNER OF THE STEPHEN HAWKING MEDAL FOR SCIENCE COMMUNICATION”, así como un medallón grabado en láser que representa el diseño exacto de la medalla. Incluye el logotipo de Starmus e imágenes de Alexei Leonov durante el primer paseo en el espacio y la guitarra “Red Special” de Brian May, el guitarrista de Queen. El reloj se presenta con una correa de piel y el calibre OMEGA 1861, prácticamente el mismo movimiento que impulsaba los relojes que los astronautas de la NASA llevaron en la Luna.

¿Un rockero y Stephen Hawking juntos? ¿Pero esto qué es?

Brian May y su Red Special

Brian May es el guitarrista del legendario grupo Queen, y la Red Special es la guitarra que el mismo se construyó a los 16 años con la ayuda de su padre. Para hacerla usó cosas como: un trozo de madera de una chimenea (el mástil), botones (para marcar los trastes), un trozo de metal de una cesta de bicicleta (la palanca de trémolos) o la funda de una aguja de ganchillo de su madre (para tapar la punta de la palanca). Y además la toca con una antigua moneda de seis peniques. El sonido resultante es absolutamente único y perfectamente reconocible en todas sus grabaciones, desde la primera en 1973 hasta hoy.

Pues bien, Brian May se licenció en Astrofísica en 1968 y obtuvo su doctorado en 2007 (digamos que la carrera con Queen le distrajo un poco de sus estudios). El tema de su tesis doctoral fue An Investigation of Motion of Zodiacal Dust Particles. La base de su tesis provino en buena parte de las observaciones que había realizado entre 1971 y 1972 en el Observatorio del Teide, en las Islas Canarias. Y fueue durante ese período tinerfeño que compuso Tie Your Mother Down, lo que viene a probar que la más sesuda de las actividades puede ser perfectamente compatible con algo diametralmente opuesto.

Por último, Brian May es cofundador de el Starmus Festival, que tiene en la música una de sus facetas principales. Y por eso el Festival, que vio la luz en 2011, se ha celebrado siempre entre Tenerife y Las Palmas. Este año, sin embargo, se celebrará entre el 18 y el 23 de junio de 2017 en Trondheim (Noruega). Más información en Omega.es.



OMEGA 1957 Trilogy Edition: Una vuelta al Railmaster, Seamaster y Speedmaster originales

 

Este es un año muy importante para Omega porque celebra el nacimiento de su Santísima Trinidad: en 1957 la manufactura lanzó los Railmaster, Seamaster y Speedmaster, iconos desde entonces. Ahora lanza la Omega 1957 Trilogy Edition para conmemorar la efeméride. Vamos a ver qué ofrece y a qué precios.

 

Seguramente no era aún consciente, pero para Omega 1957, como cantaba Frank Sinatra, “It was a very good year” (vale, eso sonó 8 años después, pero aún así). Es verdad que en 1957 el mundo parecía abocado a una guerra nuclear entre Estados Unidos y la Unión Soviética (E.E.U.U. detonó nada menos que 25 bombas nucleares en Nevada). No es menos cierto que ese fue el año en que nació Osama Bin Laden. PERO. Ese año hubo un pequeño concierto en la parroquia de San Pedro de Woolton, en Liverpool. Y allí coincidieron dos chavales, uno llamado Paul y el otro apellidado Lennon. Y también se puso en órbita el primer Sputnik, dando comienzo a la carrera espacial que tan importante sería para Omega y su Speedmaster. ¡Fue un buen año!

Con los tres modelos Omega abarcaba un amplísimo sector del mercado que además le daba una reputación aún mayor como fabricante de instrumentos muy precisos y a la última en tecnología. Y si el Seamaster y el Railmaster son adorados por los seguidores de la marca y apreciados por cualquiera que le guste un buen reloj, el haber sido el reloj que llegó a la Luna convirtió al Speedmaster en un reloj eterno.

Éste de aquí abajo es el folleto que Omega editó con los tres modelos juntos como herramienta de marketing y ventas de cara al público y para uso de los vendedores.  La verdad es que basta sacar a la luz el folleto para apabullar al comprador con el poderío de la marca (y el arrebatador diseño de los relojes). Al cliente no le quedaba más remedio que comprar alguno. Y tan feliz además.

 

No es de extrañar por tanto que la reina de Biel haya querido lanzar la Omega 1957 Trilogy Edition. Vamos a ver el origen de los relojes y sus herederos.

OMEGA SEAMASTER 300 CK 2913

 

En realidad el nombre Seamaster ya existía desde 1948. Su origen se remonta a los relojes suminstrados a la Fuerza Aérea Británica durante la Segunda Guerra Mundial. Lógicamente la RAF quería relojes de calidades excepcionales: fiabilidad, hermeticidad superior (verificada mediante una inmersión durante 72 horas y bajo diferentes presiones y temperaturas), alta precisión, partes intercambiables y gran robustez. No consta ni una sola reclamación sobre los más de 26.000 Seamaster suministrados.

Seamaster de 1948. A la izquierda la versión cronómetro.

Pero en 1957 Omega lanza un reloj específicamente pensado para el submarinismo: el Seamaster 300. En realidad el reloj era resistente hasta los 200 metros, pero se llamó tal como lo conocemos (y no Seamaster 200) porque su desempeño iba mucho más de las capacidades de los tests de resistencia del momento: estaban limitados a 20kg/cm2. La hermeticidad se lograba, fundamentalmente, gracias a la resistencia del cristal y la corona. Por cierto que esa resistencia también era vertical: aguantaba una altitud de 32 km.

Calibre automático 28 SC-501, esfera negra mate, marcadores horarios triangulares luminosos y manecillas de flecha luminosas gracias al radio utilizado. La caja era de acero Staybrite con las asas pulidas (como el Speedmaster) y corona “Naïad”. Al contrario que las coronas roscadas, las Naïad conseguían la hermeticidad por presión. Funcionaban perfectamente, pero al final Omega cambió a coronas roscadas porque la percepción del mercado era que las roscadas eran mejores, y por el riesgo de entrada de agua si no se cambiaban las juntas internas a su debido tiempo.

El reloj añadía un bisel giratorio con un punto luminiscente, un cristal de triple grueso fijado desde dentro y reforzado por el bisel gracias a una junta intermedia. En la trasera podía verse el medallón con el caballito de mar y el texto Certified High Pressure Water-proof Seamaster.

OMEGA RAILMASTER CK 2914

En realidad con el Railmaster Omega pensaba no sólo en el mundo ferroviario. Este reloj de doble caja y antimagnético apuntaba a científicos, técnicos, electricistas y todo aquel que trabajara cerca de fuertes corrientes eléctricas. Omega llevaba haciendo relojes para el ferrocarril desde 1895, pero el Railmaster era el primer reloj de pulsera de la casa que se ajustaba a las especificaciones del mundo ferroviario. Si quieres saber más sobre las severas regulaciones para los relojes de ferrocarril, hablé de ellas en el vídeo sobre el Railroad de Longines.

Desde la II Guerra Mundial la RAF británica estaba demandando relojes con una mayor protección magnética para salvaguardarlos de los motores radiales de los Spitfire. Por ese motivo Omega estaba experimentando desde finales de los años 40 con una serie de nuevos movimientos antimagnéticos que utilizaron nuevas aleaciones y jaula de Faraday. Estos modelos integraban, además de la jaula de Faraday y una tapa trasera de hierro dulce, una esfera de material mu-metálico de 1 mm de grosor (lo normal eran 0,4 mm). Esta combinación desviaba de manera efectiva las ondas y fuerzas magnéticas alrededor del movimiento, lo que permitió a OMEGA suministrar en 1953 su versión de reloj antimagnético (hasta 1.000 Gauss) para los pilotos británicos.  Tras su paso por la Canadian Railways  durante un año para perfeccionarlo, en 1957 el Railmaster vio la luz pública como primer reloj antimagnético de pulsera de la casa,  respondiendo de paso al lanzamiento del Rolex Milgauss (1954) y el IWC Ingenieur (1955)

Adorado por los seguidores de la marca, sin embargo el Railmaster no tuvo una vida comercial tan larga, probablemente porque para el público en general carecía del poder de atracción de un reloj de buceo o un cronógrafo. El Railmaster se dejó de fabricar en 1963, convirtiéndolo de paso en uno de los relojes más buscados. Tuvo una reedición en 2003 (Railmaster Co-Axial Chronometer), pero en 2012 se dejó de hacer. Hasta ahora.

 

OMEGA SPEEDMASTER CK 2915

Aunque su imagen estará por siempre ligada a la Luna, en realidad el Speedmaster nació como cronógrafo pensado para el mundo de las carreras y del automóvil en general. Omega quería que el Speedmaster resaltara por encima de cualquier otro cronógrafo, y que tuviera una notoria presencia como reloj-instrumento. La estética de la esfera se inspiró en los paneles de instrumentos de los coches italianos de la época, en los que había un contraste entre blanco y negro para mejorar la legibilidad.

Pero sin duda lo que más contribuyó a singularizar su imagen fue la idea -única en ese entonces- de sacar el taquímetro de la esfera para colocarlo en el bisel, al mismo nivel que la trotadora del cronógrafo. Después, en 1962, el Omega Speedmaster entraría en las instalaciones de la NASA, pero eso es una historia que merece un artículo aparte.

En la siguiente página veremos de qué se compone la Omega 1957 Trilogy Edition.



Omega celebra los 60 años del Speedmaster con el evento “Lost In Space”

 

OMEGA ha celebrado el 60 aniversario de su icónico reloj Speedmaster en un evento lleno de estrellas en Londres. George Clooney y Buzz Aldrin fueron los invitados de honor del evento “Lost in Space”, en el que se homenajeó el incomparable legado del Speedmaster en la exploración espacial.

 

El acontecimiento vino precedido por un paseo de unos cuantos astronautas por Londres. Todos, por supuesto, equipados con su Omega Speedmaster Moonwatch. El evento principal, presentado por el físico Brian Cox, tuvo lugar en la Tate Modern, que se transformó para ofrecer a los invitados una experiencia sensorial. En el interior, el espacio estaba decorado de forma elegante y futurista y había 60 modelos de Speedmaster de 1957 a 2017 expuestos.

Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de OMEGA, fue el primero en subir al escenario para dar la bienvenida a los invitados y compartir sus reflexiones sobre el modelo más conocido de la marca.  “El Speedmaster es uno de los cronógrafos más icónicos del mundo. No solo para OMEGA, también para los numerosos hombres y mujeres que lo han llevado en su muñeca y confiado en él. Incluso 60 años después, su poder y carisma no han disminuido. Estamos muy orgullosos de organizar un evento de esta magnitud y de compartirlo con los mayores fans del Speedmaster”.

Raynald Aeschlimann, CEO de Omega, Buzz Aldrin, el profesor Brian Cox y George Clooney

Tras 48 años, Buzz apareció con un traje espacial en el escenario. Y tras una gran ovación, relató sus recuerdos sobre su tiempo en el espacio. “No teníamos miedo. Es más, estábamos orgullosos de ser capaces de representar a todo el mundo y de tener las habilidades y el conocimiento necesarios para llevar a cabo algo tan significativo para nosotros como astronautas y también para otras muchas personas”.

Buzz Aldrin lleva tres MoonWatch: uno en la muñeca derecha y dos en la izquierda, enganchados a un único brazalete

Situado al lado de Aldrin estaba el actor George Clooney quien, además de ser un fiel seguidor del Speedmaster, también ha sido durante toda su vida un apasionado de la exploración espacial. Desde su infancia, las misiones Apolo y el OMEGA Speedmaster han estado presentes en sus recuerdos más queridos. “Los Speedmaster han sido gran parte de mi infancia. Mi tío y mi padre los tenían porque eran una parte importante de la llegada a la Luna. Mi padre me dio como regalo en mi graduación un Speedmaster. Hay muchas razones para amarlos porque son relojes elegantes, pero a mí me gustan también por su historia”.
Cuando se le preguntó sobre sus recuerdos de la llegada a la Luna, George homenajeó a Buzz: “Lo que hicisteis nos importaba a todos y no puedo agradecerte lo suficiente tu coraje, tu liderazgo y todo lo que has hecho”. Tras la presentación se sirvió una cena con la temática, claro, de la conquista de la Luna y el papel del Speedmaster. Más información en Omega.es.



Pre-Baselworld 2017: Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer

Este año se celebra el 60 aniversario de la Santísima Trinidad de Omega: el Railroad, el Seamaster y el Speedmaster y, como se dice vulgarmente, nos vamos a hinchar. No es que yo me queje, desde luego, porque mucho de algo bueno nunca es malo. Como aperitivo tenemos este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer. No está nada mal para empezar, ¿verdad?

 

La verdad es que en este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer se reúne un compendio de todo lo que significa Speedmaster a lo largo de su historia. Los acentos naranjas es lo primero que atrae la mirada, y le da un toque de reloj de carreras. Esto no es nada ajeno al modelo porque recordemos que el Speedmaster nació como un reloj para pilotos; pero de coches, no de cohetes. Fue después que la NASA compró uno para sus pruebas espaciales. El naranja se ve en las manecillas, los puntos sobre los índices y en la palabra Tachymètre (que en Omega a veces va con acento y otras no), además de en la correa. El bisel es de cerámica y la leyenda de “Liquidmetal”, la mezcla de cerámica y metal creada por Omega que garantiza durabilidad sin pérdida de brillo o color.

Otro de los elementos que llaman la atención del Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer son las subdivisiones de los minutos y segundos entre los índices múltiplos de 5, con una configuración muy particular que sirve tanto para saber el minuto como los segundos del cronógrafo. Toma su forma del Speedmaster Mark II de 1969, la primera versión del Speedmaster tras haberse sumado a la tripulación espacial. Fue reeditado en 2014 (lo vimos en vídeo aquí), y en 2016 salió otra versión tanto o más atractiva para las Olimpiadas de Río -que también vimos en vídeo en esta entrada-.

La caja tiene 44,25 mm de diámetro y está realizada en acero. Al contrario que el Moonwatch original, este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer incorpora un cristal de zafiro y no de Hesalite. Para mejorar la lectura los dos registros han aumentado de tamaño, mientras que las manecillas y los índices de oro blanco están impregnados de SuperLuminova. El Speedmaster tiene una lectura fantástica en la oscuridad, y seguro que en este modelo también.

Por dentro se mueve el calibre coaxial 9900, presentado el año pasado en Baselworld y que fue el primer cronógrafo de Omega con la certificación METAS -de la que hemos hablado extensamente, por ejemplo aquí-. El 9900 funciona a 28800 alternacias a la hora y goza de 60 horas de reserva de marcha. Además con la certificación METAS se asegura una variación de 0/+5 segundos al día, además de resistir campos magnéticos de hasta 15.000 gauss. El módulo de cronógrafo integra rueda de pilares y embrague vertical. Un señor calibre, vaya. Lo que no sabemos es si el reloj se podrá ver a través de un zafiro posterior, aunque imagino que sí porque -salvo que esté equivocado- todos los relojes que hemos visto con la nueva certificación traían un cristal de zafiro en el reverso.

Todavía no se sabe el precio de este Omega Speedmaster Moonwatch Master Chronometer, pero estoy seguro que va a ser uno de los más deseados de la nueva colección. Más información en Omega.es.

 



#SpeedyTuesday, el primer reloj online de Omega, vendido en 24 horas

El Omega Speedmaster no tiene fin, como la fascinación que sentimos por la Luna. Ahora la manufactura de Biel ha dado un paso más allá y lo ha puesto en venta online bajo el nombre “SpeedyTuesday. Es la primera vez que vende desde su propia web y el experimento ha durado 24 horas. Vamos a ver de dónde viene el reloj, cuánto cuesta y por qué es importante.

 

El #SpeedyTuesday tiene su origen en el amor de los seguidores de Omega por el Speedmaster y, más importante aún, en el amor de la marca por sus fans. En 2004 Robert-Jan Broer fundó la web Fratello Watches. En mayo de 2012 subió a Facebook una foto de su Speedmaster con la simple leyenda “Speedy Tuesday”. El término prosperó especialmente en Instagram, hasta el punto de que se ha convertido en una presencia puntual cada martes: casi 42.500 menciones en Instagram por ahora. Ahora, cinco años después, Omega devuelve el homenaje creando una edición limitada de 2.012 unidades que ha llamado #SpeedyTuesday, como el hastag usado en instagram.

Para el homenaje Omega no ha elegido cualquier iteración del Speedmaster Moonwatch, sino una muy significativa: la llamada Proyecto Alaska III de 1978. En aquel modelo, que es el que se ve a la izquierda en la imagen superior, los numerales de las subesferas eran radiales, es decir que están en el borde exterior de registros, algo no habitual pero pensado para mejorar su lectura en el espacio exterior. Pero además Omega ha usado un formato de “Panda Inverso”: esfera negra y registros blancos. Si a eso le añadimos una aplicación del tratamiento SuperLuminova en el interior, el resultado es un reloj tan bonito a la luz del día como impresionante por la noche. Un verdadero objeto de deseo.

La caja sigue siendo la estándar de 42 mm con cristal de hesalite y el bisel de aluminio, pero en este #SpeedyTuesday el metal ha sido completamente cepillado, al contrario que el original que combina superficies pulidas y satinadas. Lo que no varía son las entrañas: el legendario calibre cronógrafo 1861 sigue siendo el que regula el tiempo. Y también está escondido tras la tapa trasera, que además del hipocampo tiene unas inscripciones que hacen referencia al origen histórico del reloj, así como al origen de internet.

Además de la llamativa correa NATO en blanco y negro (a juego con la esfera), el #SpeedyTuesday viene en un bonito estuche de viaje que incluye una correa de cuero muy vintage. El reloj se ofrece con un precio de 5.400 euros… O mejor dicho se ofrecía, porque en el momento en que se puso en venta se agotó, y ahora sólo queda esperar que Omega y Robert-Jan Broer quieran ampliar la edición.

Ediciones limitadas inalcanzables hay muchas (la más anhelada por mí fue esta), pero lo más importante de este #SpeedyTuesday es que lo ha vendido online la propia Omega. Es la primera vez que lo hace, y ojalá no sea la última. Desde luego la experiencia ha salido redonda, así que tendría que haber ayudado a vencer posibles miedos anteriores. Aunque si de verdad se lanzara a ello tendría que mejorar sus tiempos de entrega: esperar 6, 7 u 8 meses para tener un reloj que no deja de ser casi estándar es demasiado tiempo en mi  opinión. Ya veremos cómo se desarrolla esto. Mientras tanto, se puede tener más información en la web específica del reloj, SpeedyTuesday.com



Pre-Baselworld 2016: Omega Speedmaster Moonphase Master Chronometer

No estamos saliendo del SIHH y ya vamos entrando en la próxima feria relojera, Baselworld 2016. Y comenzamos la aproximación a Basilea con un peso pesado: el nuevo Omega Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer, que promete ser uno de los modelos más exitosos porque lo tiene todo.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-frontal-horas-y-minutos

Unir en la misma frase el Speedmaster y la Luna es una redundancia porque como ya sabemos el Speedmaster es el reloj que pisó la luna, así que ningún otro tiene más derecho que él para relacionarse con nuestro satélite, y eso que el origen del reloj está en los pilotos de automóviles y no en la Luna. Por supuesto ya ha habido varias declinaciones del Speedmaster con una ventana de fases lunares, pero en este caso se ha optado por una Luna “real” para la que se ha utilizado un disco de cristal mineral metalizado. Omega afirma que el detalle de la superficie del satélite es tan real que ¡se puede ver la huella de un astronauta! Supongo que hará falta un súper microscopio para verla, si el dibujo está proporcionado. El firmamento que lo rodea parece sacado de las imágenes en blanco y negro que se podían ver por televisión en las transmisiones de la época. Totalmente sesentero, y me encanta.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-detalle-fases-lunares-horas-y-minutos

Flanqueando la ventana de la Luna, que además incluye su edad en días -quizá hubiera estado mejor sin ese detalle-, aparecen dos subesferas. A la izquierda tenemos el pequeño segundero y la fecha, indicada con una flecha terminada en un semicírculo rojo que favorece una lectura fácil del dato y que habíamos visto antes en el Speedmaster Moonwatch Professional Moonphase Chronograph, aunque en éste último tenía forma de tenedor mientras que ahora adopta una forma más lunar. La subesfera de la derecha recoge, como viene siendo habitual en los cronómetros coaxiales de la casa, el contador de 30 minutos y el de 12 horas. Ambas subesferas están remarcadas por un bisel rodiado que acentúa su legibilidad, que en todo el Speedmaster es intachable tanto de día como de noche. Por último toda la esfera está decorada un azul marino profundo y con rayos de sol, lo que no hace sino aumentar la belleza del modelo. A ello también contribuye la inclusión del rojo en el nombre, la punta de flecha de la trotadora y la fecha, en la que el número 1 está remarcado porque, recordemos, fue el primer reloj en pisar la Luna.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-esfera-horas-y-minutos

El bisel conserva el azul temático del reloj, está construido en cerámica pulida y la escala taquimétrica en  Liquidmetal®, la aleación de Omega lanzada hace unos años que asegura durabilidad y brillo inalterable. Para mejora la legibilidad el metal líquido está cepillado. La caja en su conjunto, construida en acero, tiene un diámetro de 44,25 mm y una notable altura de 16,85. El cristal es de zafiro tanto en el frontal como en el reverso.

El nombre del reloj es Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer porque lo mueve elnuevo calibre Co-Axial 9904, con los apellidos Master Chronometer que le concede la certificación METAS. Ya hablamos de la nueva certificación en esta entrada cuyo primer fruto fueron los nuevos Globemaster -que presentamos en este artículo-. En resumen estamos hablando de un cronómetro automático de 368 piezas completamente antimagnético, con doble barrilete en paralelo que le otorga una reserva de marcha de 60 horas; está bien, pero no es nada del otro jueves porque idealmente debería tener al menos 72 horas. La hermeticidad sí es notable, ya que llega a los 100 metros.

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-calibre-co-axial-9904-horas-y-minutos

Complementado con una correa de cuero también azul, este Speedmaster Moonphase Chronograph Master Chronometer prometer ser un digno sucesor de los éxitos del Dark Side of The Moon, la sensación Speedmaster de los últimos años. Un completísimo reloj que gracias al azul temático da un nuevo impulso a una leyenda cuya capacidad de seducción sigue incólume. El precio en euros no se sabe aún, y seguramente no se sabrá hasta después de que lo veamos en Baselworld pero su precio oficial es de 9.400 francos suizos (8.500 euros al cambio). Más información en omega.com

Baseworld-2016-Omega-Speedmaster-Moonphase-Chronograph-Master-Chronometer-tumbado-horas-y-minutos

 



OMEGA celebra el 45 aniversario del Apollo XIII con George Clooney

George Clooney en el evento OMEGA

“Qué ganas tengo de conocer a estos héroes”– dijo George Clooney, señalando a James Lovell y Thomas Stafford“Y encima he oído que les gusta tomarse sus buenas copas”. Clooney y otros 300 afortunados se reunieron en Houston (Texas) para conmemorar el 45 aniversario de la misión Apolo XIII y a los astronautas que protagonizaron esa proeza en 1970, todos llevando un OMEGA en la muñeca.

El evento tuvo lugar en el hangar de la Western Airways del aeropuerto de Sugar Land, transformado en un una blanquísima nave espacial. El cocktail se sirvió a partir de las 7:30 de la tarde en una sala comandada desde el centro por una columna con los relojes de OMEGA Speedmaster, “el reloj lunar”.

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA)

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA

Tras la llegada de George Clooney -llevando en la muñeca el ya agotado Speedmaster Silver Snoopy Award– los invitados se dirigieron hasta la zona principal del evento. Al entrar se encontraron literalmente en la luna: polvo gris, rocas… hasta los platos tenían la luna grabada.

El hangar del evento OMEGA

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA

Photo by Craig Barritt/Getty Images for OMEGA

La Maestra de Ceremonias fue Lily Koppel, autora de la novela -ya convertida en serie- The Astronaut Wives Club. Fue ella quien presentó a George Clooney, quien habló sobre la caerra espacial en los años 60 y 70 (él tenía sólo 8 años cuando el primer alunizaje).

OMEGA y George Clooney, una noche en el Espacio

“Fue uno de los grandes motivos del optimismo de aquella época, cuando de verdad se pensaba que todo era posible. Y recuerdo la idea de aterrizar en la Luna y recuerdo pensar que si podíamos hacer eso, francamente podíamos hacer cualquier cosa. Si ves las naves espaciales de ahora, la idea de que alguien se embarcara en esto en aquel entonces es una locura. Es  como montarse en un Chevy del 57 y decir ‘voy a llevarlo a la Luna y vuelvo’. Es sencillamente lo más valiente que he visto en mi vida”.

De izquierda a derecha Gene Cernan,George Clooney, Stephen Urquhart, Capitán James Lovell y General Thomas Stafford

De izquierda a derecha Gene Cernan,George Clooney, Stephen Urquhart, Capitán James Lovell y General Thomas Stafford

Clooney compartió el escenario con -además de los ya nombrados Jim Lovell y Tom Stafford- con el también astronauta Gene Cernan y, por supuesto, con el presidente de OMEGA Stephen Urquhart, quien pronunció unas palabras. Entre otras cosas dijo, en relación con la misión Apollo 13:  “Para OMEGA es un historia increíble. Podía haber sido un desastre pero resultó fantástico, y hoy en día es una parte increíble de nuestra historia”.

Stephen Urquhart y George Clooney en el escenario

Como ya sabemos durante la misión fallida los astronautas tuvieron que hacer delicadísimos ajustes en la trayectoria del módulo lunar en el que se refugiaron tras la explosión de la nave para poder dirigirse a la tierra. Esos ajustes se hicieron en tan sólo 14 segundos (aunque en la famosa película protagonizada por Tom Hanks dura 21 segundos). De ahí que en el Snoopy aparezcan señalados esos 14 segundos con la leyenda “¿Qué podrías hacer en 14 segundos?”. Entrar en la parte feliz de la Historia, por ejemplo.

Por cierto que si se quiere disfrutar de la historia de los vuelos de la NASA recomiendo vivamente ver la serie De la Tierra a la Luna, producida por el propio Tom Hanks, y el director de la película Apolo XIII Ron Howard. Fue tan importante el OMEGA Speedmaster que incluso aparece en la introducción de los capítulos (a partir del 0:50):

 

RELACIONADO: 4 OMEGA Speedmaster para conmemorar el primer alunizaje

Jim Lovell presentó el Silver Snoopy Award a OMEGA. El premio, creado por la NASA en 1968, fue diseñado para elevar y honrar a individuos o empresas que hayan contribuido significativamente a mejorar la seguridad en los viajes espaciales. Jim mostró su OMEGA, que llevó durante 75 horas en el espacio. “El bisel ha desaparecido y el cristal está rojo”. Y describió la marca OMEGA como “el mejor reloj del universo”.

Y este es el OMEGA Speedmaster Silver Snoopy Award en mi muñeca:

OMEGA Speedmaster Silver Snoopy Award

En fin, que me habría encantado asistir. Éste es el vídeo oficial del evento:



OMEGA y la vuelta al mundo en un avión alimentado por energía solar

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada sobre panel solar

De vez en cuando merece la pena fijarnos en los proyectos que las casas relojeras patrocinan o incluso participan activamente, si quiera por levantar los ojos de los relojes y mirar alrededor. Algunos de esos proyectos son particularmente llamativos, y a menudo tienen que ver con temas relacionados con la ecología y su imbricación en nuestro mucho actual.

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - perfil tumbado

Ese es el caso de SOLAR IMPULSE, un proyecto que surgió en 2003 y cuyo objetivo es construir un avión impulsado por energía solar que dé la vuelta al mundo. Ese viaje por fin va a despegar este marzo, y para celebrarlo OMEGA lanza el Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada. El reloj, que me gusta mucho, tiene una caja de titanio de 45 mm coronada por un un bisel cerámico azul. La esfera azul y verde tiene ventanas de cristal líquido que permiten leer los datos -en gris sobre negro-. Se puede incluso retirar las agujas para facilitar la lectura.

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - visión nocturna

Los datos que aporta el reloj son muchos: horas, minutos y segundos de tres husos horarios, tres alarmas, cronógrafo con cuenta atrás y calendario completo. Además indica el tiempo de misión transcurrido (MET, Mission Elapsed Time) y el tiempo de fase transcurrido (PET, Phase Elapsed Time). Datos importantes para unos piloto que va a estar 5 meses volando. Por supuesto, la visibilidad es excelente, y sus datos técnicos están todos aquí.

 

LA CONTRIBUCIÓN DE OMEGA

OMEGA  se ha metido de hoz y coz en el proyecto y, además de divulgar los hitos y logros históricos que han jalonado las etapas hacia el vuelo de Solar Impulse 2 alrededor del mundo, OMEGA ha contribuido también, con varias e importantes innovaciones tecnológicas, a que todo el equipo Solar Impulse alcance sus objetivos.

Sistema Ultraligero de Luces de Aterrizaje

OMEGA Sistema Ultraligero de Luces de Aterrizaje

El sistema ultraligero de luces de aterrizaje asegura que la visibilidad del piloto en el área de aterrizaje sea igual de noche que de día. Todo el sistema, que incluye luces led promocionales y de aterrizaje, las lentes convergentes, cables, transformador de energía y conectores, pesa solo un kilogramo y consume tan poca energía como una lámpara de mesa de noche.

Banco de Pruebas

OMEGA Banco de Pruebas

En 2007, OMEGA proporcionó al equipo Solar Impulse el banco de pruebas: un sistema que permitió a ese equipo simular y optimizar en tierra el sistema eléctrico del aeroplano, antes de que fuera integrado en éste.

OMEGA Instrument

OMEGA Instrument

El OMEGA Instrument, diseñado por Claude Nicollier, astronauta de la ESA y jefe de operaciones en las pruebas de vuelo de Solar Impulse, se utiliza para indicar la trayectoria de vuelo o rumbo verdadero y avisa a los pilotos si la deriva lateral o el ángulo de inclinación de las alas sobrepasan el límite normal. Una barra luminosa horizontal única indica la deriva lateral, mientras que dos barras luminosas verticales más cortas indican el ángulo de inclinación de las alas.

Sistema de Aviso

André Borschberg’s first flight

MANGAS VIBRADORAS: Las mangas del traje de vuelo vibran, para asegurar que el piloto reaccione a tiempo a la información fundamental proporcionada por el instrumento. Esta tecnología, que recuerda los manguitos de los tensiómetros para medir la presión sanguínea, utiliza pequeños nódulos cuya vibración se amplía mediante un revestimiento de plástico blando. La vibración tiene potencia suficiente para despertar al piloto de su sueño reparador
durante un vuelo de larga distancia.
OMEGA BUZZ: OMEGA ha creado también una alarma especial que, cuando el piloto la activa, emite un fuerte zumbido, de 90 a 100 decibelios, cada 20 minutos; hasta que el piloto pulsa un botón que corta el sonido y reinicia la cuenta atrás de otros 20 minutos. Esta alarma asegura que el piloto no se duerma durante los tramos de vuelo en que ha de permanecer despierto.

Transformador DC-DC

OMEGA Convertidor DC-Dc

También los instrumentos de la cabina se alimentan mediante las cuatro baterías de alto voltaje situadas una en cada caja de los motores del aeroplano. El DC-DC Converter transforma la energía de esas baterías en energía de bajo voltaje (28 V), de modo que la electrónica de baja tensión de la cabina pueda también funcionar con energía solar. El sistema de conversión del Si2 es más ligero, más pequeño y más eficiente que el de otros transformadores similares disponibles en el mercado.

Distribuidor de Energía

OMEGA Distribuidor de energía

El HB-SIB está equipado con un distribuidor de energía en cada ala. Estos distribuidores tienen una funcionalidad bidireccional, para asegurar que la batería de cada motor pueda suministrar energía a la otra de la misma ala, en caso de que uno de los motores respectivos falle. El distribuidor transfiere al motor en funcionamiento la energía producida por las células solares de la caja en que va el motor averiado, de modo que el aeroplano pueda continuar el vuelo.

 

CRONOLOGÍA DEL PROYECTO

 2003

-

El iniciador, presidente y piloto de Solar Impulse, Betrand Piccard, presenta la idea de un aeroplano propulsado por energía solar a la École Polytechnique Fédérale de Lausanne, que acepta realizar un estudio de viabilidad, cuya dirección se encomienda al ingeniero y piloto profesional André Borschberg. Más tarde, el 28 de noviembre del mismo año, el proyecto se presenta oficialmente.

2006

2006 OMEGA se convierte en patrocinador principal

OMEGA se convierte en una de las entidades Colaboradoras Principales del proyecto Solar Impulse, tras una presentación
especialmente emocionante y convincente que Piccard prepara para el presidente del Swatch Group, Nicolas G. Hayek, y el consejero delegado, Nick Hayek.

2007

SOLARIMPULSE, FLUGZEUG, SOLAR IMPULSE,

En un acto especial al que asisten Nicolas G. Hayek y Nick Hayek Jr, se da a conocer un prototipo del avión HB-SIA. En el mismo acto, OMEGA presenta su primera contribución al proyecto Solar Impulse: el banco de pruebas. Esta importante estructura permite al equipo Solar Impulse simular los sistemas eléctricos del aeroplano.

2008

2008 -Presentación por OMEGA del Special Solar Impulse en las olimpiadas de Pekín

OMEGA abre una exposición especial Solar Impulse en el OMEGA Pavilion de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, de los que la firma es Cronometradora Oficial. La exposición incluye una pantalla virtual con los controles de pilotaje y un modelo HB-SIA a gran escala.

2009

2009 - se muestra el HBSIA

HB-SIA, el primer avión diseñado para volar, de día como de noche, sin combustible fósil, se presenta el 26 de junio. Tiene la  envergadura de un Boeing 747-400, pesa 1700 kilogramos y lleva más de 12 000 células solares montadas en las alas, para suministrar energía renovable a cuatro motores eléctricos.

2010

2010 Primer vuelo del HB-SIA

Markus Scherdel, piloto de pruebas del Solar Impulse, comienza los vuelos de ensayo del HB-SIA. El 7 de julio, el cofundador y consejero delegado de Solar Impulse, André Borschberg, completa el primer vuelo nocturno en la historia de la aviación solar. En estos vuelos se utilizan por primera vez dos nuevas tecnologías OMEGA: las mangas vibradoras y el OMEGA Instrument, creado por Claude Nicollier, antiguo astronauta de la ESA y jefe de operaciones en las pruebas de vuelo de Solar Impulse. Dos meses después del primer vuelo nocturno, el aeroplano recorre Suiza.

2012

20120629_crossingfrontiers_flight-ouarzazate-rabat_AB

HB-SIA completa su primer vuelo intercontinental, tras cruzar el mar Mediterráneo, de Payerne, Suiza, a Marruecos. El vuelo se efectúa en siete etapas.

2013

Solar Impulse Golden Gate Flight

Solar Impulse recorre los Estados Unidos de América, en vuelo desde San Francisco a la ciudad de Nueva York, con escalas en Phoenix, Dallas, San Luis y Washington D. C.

2014

2014 Presentación en abril del Solar Impulse2

Solar Impulse 2 (HB-SIB o Si2) se presenta al público en abril. Se elige Abu Dabi como ciudad anfitriona para la siguiente fase del proyecto Solar Impulse: el periplo mundial de 2015.

2015

Solar Impulse 2 eighteenth flight

En marzo, el vuelo de Solar Impulse alrededor del mundo despegará de Abu Dabi y, a lo largo de cinco meses, los pilotos harán escalas en Asia, Norteamérica y el sur de Europa, volando de día y de noche, para completar la primera circunnavegación del mundo mediante
energía solar.

Qué proeza, desde luego. Esperemos que llegue a buen puerto y tenga trascendencia.



Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición LimitadaCaja:

  • Titanio grado 2 cepillado
  • Diámetro: 45 mm
  • Bisel cerámico azul revestido de Super-LumiNova blanco
  • Fondo en titanio grado 2 con el escudo Solar Impulse “Around the World” estampado y, grabados, el nombre del reloj y la frase “TESTED AND QUALIFIED BY ESA”

Esfera:

  • Azul y verde
  • Índices fraccionarios y horarios transferidos en blanco y  recubiertos estos últimos con Super-LumiNova
  • Ventana central que permite leer los elementos digitales
    en cristal líquido (grises sobre fondo negro)
  • Agujas esqueletadas en blanco y negro revestidas de Super-Luminova verde. Pueden retirarse para permitir una lectura todavía más nítida de la pantalla digital.
  • Segundero central negro y verde

Funciones:

  • Hora, minutos y segundos de hasta tres husos horarios, con tres
    alarmas, funciones de cronógrafo y de cuenta atrás, un calendario perpetuo con indicaciones de día, fecha, mes, año y número de semana. Mission Elapsed Time (MET) y Phase Elapsed Time (PET)

Movimiento:

  • Calibre Cuarzo
  • Circuito termocompensado integrado

Pulsera:

  • Correa “NATO” de poliamida azul ribeteada en verde

Edición limitada a 1.924 unidades

OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - visión nocturna OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - lateral OMEGA Speedmaster Skywalker X-33 Solar Impulse Edición Limitada - perfil



En la muñeca: 4 Omega Speedmaster

820337974665167175

Buzz Aldrin marcando el suelo lunar con su bota, justo antes de sacar la histórica e icónica foto que todos conocemos

El 21 de julio es el día en el que se llegó a la luna. Seguramente no ha habido ningún acontecimiento más significativo para la raza humana, ya que es el único que ha ocurrido fuera de nuestro planeta. Sólo doce seres humanos han pisado la luna. Y algunos incluso han paseado por ella en un vehículo. Mientras tanto, los demás presumimos cuando compramos un coche diésel. Qué importante es tener perspectiva,  ¿verdad?

j4sm1enmr1balsriyhb5

Composición fotográfica que muestra lo desordenado que estaba el módulo lunar, y a Buzz Aldrin con su Omega Speedmaster

El caso es que en 2014 se celebra el 45 aniversario del primer alunizaje. La relojería necesita muy pocos pretextos para celebrar aniversarios, pero éste es especialmente importante porque sólo Omega estuvo en la luna. Así que ha dado a luz 4 modelos muy muy atractivos (en realidad el Dark Side of The Moon es de 2013, pero sigue muy vigente)  a los que, además, ha dotado de un escape Co-Axial (excepto al modelo del 45 aniversario, que se ha mantenido fiel al original).

rhaw6sxzpurot2ztebce

Parece de película, pero es una foto tomada durante la fase orbital terrestre del Apolo 11

En el vídeo repaso los 4 modelos, con sus características principales y precios. ¡Qué privilegio poder tenerlos en la muñeca!

ghowmdatucp0qlg3nrbi

Una foto que se luego se repetiría a menudo: la Tierra vista desde el camino hacia la luna

 

yjotcy42eswvcnte091m

Un “selfie” para presumir: Neil Armstrong fotografía su sombra junto al módulo lunar



Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary Edición Limitada

Omega Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary Edición LimitadaCaja: 

  • Titanio y oro Sedna™ de 18 qt, cepillada
  • Diámetro 42 mm
  • Cristal de zafiro convexo resistente al rayado y con tratamiento antirreflejos en ambas caras
  • Bisel en oro Sedna™ de 18 qt con aro de cerámica negra mate con escala taquimétrica
  • Corona roscada
  • Fondo atornillado con hipocampo. En la corona circular externa figuran grabadas en negro las frases “FLIGHT QUALIFIED BY NASA FOR ALL MANNED SPACE MISSIONS”, “THE FIRST WATCH WORN ON THE MOON” y “APOLLO 11, 45TH ANNIVERSARY, LIMITED EDITION, 0000/1969”
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • PVD negro
  • Agujas e índices en oro rojo de 18 quilates
  • Segundero central del cronógrafo en oro rojo
  • Recubiertos de SuperLuminova con luz verde
  • Líneas verticales “Teak Concept”
  • Índices  y agujas rodiados y facetados. Lados pulidos con diamante, parte superior cepillada
  • Recubiertos con SuperLuminova
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Contadores de 30 minutos a las 3 y de 12 horas a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre Omega 1861 manual
  • Acabado rodiado
  • Reserva de marcha de 48 horas

Pulsera:

  • Correa de tela

Edición limitada 1969 unidades



Speedmaster Mark II

Speedmaster-Mark-IICaja:

  • Acero inoxidable pulido y cepillado
  • Diámetro: 42 mm
  • Cristal de zafiro plano resistente al rayado
  • Corrector de fecha a las 10 horas
  • Hermeticidad hasta 100 metros

Esfera:

  • Negra o gris
  • Índices tratados con SuperLuminova
  • Agujas horarias y trotadora del cronógrafo barnizadas en blanco o naranja
  • Escala taquimétrica transparente iluminado desde
  • abajo por un aro de aluminio relleno de Super-LumiNova
  • Pequeño segundero a las 9 horas
  • Contador de 30 minutos a las 3 horas
  • Contador de 12 horas a las 6 horas
  • Fecha a las 6 horas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre 3330 Co-axial manual
  • 28.800 alt/h
  • 31 rubíes
  • Mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares
  • Espiral de silicio
  • Nivachoc
  • Reserva de marcha de 52 horas

Correa:

  • Brazalete en acero noble cepillado  con cierre extensible de cremallera y pulsador