Seis relojes automáticos por menos de 500 Euros: vídeo y 45 fotos en vivo

De los mejores relojes automáticos que se pueden encontrar ahora

Seis relojes mecánicos por menos de 500 euros
Seiko Presage SRPE15J1 Mockingbird

Según va aumentando el coste de la vida cuesta más encontrar relojes de marca que no superen los 500 euros. En el Grupo Swatch, por ejemplo, ya sólo quedan los Swatch Sistem51 y un par de Tissot que no rebasan ese precio. Seiko y Orient siguen siendo las bazas más competitivas dentro de la industria tradicional, pero también es cierto que ha salido numerosas marcas independientes que tienen muy buenas ofertas.

Cierto es también que muchas de estas marcas independientes -que son independientes financieramente, pero dependen de terceros para fabricar sus relojes- son flores de un día: lanzan un reloj que venden más o menos bien y para cuando lanzan el segundo fracasan y desaparecen. Eso pasó, por ejemplo con el Gibralfaro de TOW que vimos en vivo. Pero hay otras que salen adelante, lanzan más modelos y acaban por consolidarse, ofreciendo relojes atractivos y con precios menores que los de la industria tradicional.

Frontal del Orient Defender II

Pero sobre todo es importante lo de las campañas bien dirigidas: estas marcas rara vez -o nunca- se anuncian en revistas generalistas, porque su objetivo es el aficionado a los relojes que saben apreciar lo que ofrecen. Esto lo han entendido muy bien, mientras que las marcas tradicionales siguen siendo devotas del formato tradicional y el público generalista, en la esperanza de que llegando a más gente puedan vender más. No se dan cuenta que, sin un lector informado (sea de papel o digital) sus propuestas de varios miles de euros van a parecer injustificadas, o sólo justificadas si eres Rolex u Omega.

Esto se debe, fundamentalmente a que se ahorran toda la cadena de venta y ofrecen sus modelos a través de internet, pudiendo así invertir todo ese dinero en buscar mejores materiales o movimientos mejores. La promoción viene por el boca a boca, la presencia en los foros, en interés de las webs de relojes en encontrar algo nuevo que ofrecer… En algunos casos crecen tanto que se permiten campañas muy potentes y muy bien dirigidas, como es el caso de Undone.

Undone Basecamp Bronze

Sea como fuere, aquí he juntado seis modelos que van más allá de aliviar el deseo de comprar un reloj para convertirse en modelos perfectamente llevables en el día a día. Relojes en los que te puedes gastar el dinero sabiendo que no es sólo un capricho, sino un compañero de larga duración.

Tempore Lux V One Automático

Vamos a ver estos relojes automáticos por menos de 500 euros en orden alfabético por marca:

INGERSOLL NEW HAVEN AUTOMATIC

Ingersoll New Haven Automatic

Ingersoll es una empresa originalmente norteamericana que llegó a ser muy famosa, con ventas de decenas de miles de unidades. Supieron combinar diseños clásicos con buena construcción, la clave del éxito. Pero la empresa decayó y en 2012 más o menos desapareció. Se relanzó en 2016, pero de americano sólo conservó el nombre. Su relojes básicamente están fabricados en China, aunque los diseños se hacen en Alemania, al parecer.

Esfera del Ingersoll New Haven Automatic

En cualquier caso este Ingersoll New Haven es un reloj de inspiración clásica bien resuelto, dentro de lo modesto de sus planteamientos. Tiene un aire claramente vintage, con su caja redonda de 40 mm y 14 mm de altura. El cristal es mineral, y debajo aparece una esfera que en este caso es gris (hay más colores) y decorada en rayos de sol. Junto con los índices facetados y las manecillas de hoja, el reloj recuerda al IWC Portofino (como estos que vimos en vivo).

Detalle del Ingersoll New Haven Automatic

Por dentro se mueve un Miyota 820A con fecha y día (en dos idiomas), muy habitual en marcas independientes de bajo precio. Se mueve a 3 hercios y tiene cuarenta horas de reserva de marcha. La precisión es bastante aleatoria, en algunos va muy bien y en otros no tanto.

Calibre Miyota del Ingersoll New Haven Automatic
Calibre Miyota del Ingersoll New Haven Automatic

A menudo además se puede observar que el segundero hace saltos de hasta tres segundos, debido a cómo está configurado el tren de ruedas. No afecta al funcionamiento general, pero asusta cuando no se sabe.

El reloj tiene un precio original en la web de 405 euros, pero la propia marca lo tiene rebajado a 202,50 euros. que lo hace mucho más interesante. Más información en Ingersoll.com.

El Ingersoll New Haven Automatic, en la muñeca

MR. JONES WATCHES THE LAST LAUGH XL

Mister Jones The Last Laugh XL

De entre los relojes automáticos por menos de 500 euros, el The Last Laugh es el más antiguo. Ha estado en la colección de Mr. Jones Watches desde hace años, y es un superventas. La idea es como la del The Accurate que vimos en vídeo: un Memento Mori, «recuerda que vas a morir». En ese caso la esfera era un espejo en el que te ves y ves la frase. En este caso, cuando miras la hora también te ves reflejado, pero en este caso los ojos y la nariz encajan en los de la calavera.

Esfera del Mister Jones The Last Laugh XL

Así nos recuerda el reloj que la muerte es inevitable, así que lo mejor es disfrutar lo más posible de la vida. Y más en estos tiempos de pandemia. Por tétrico que sea, la verdad es que el motivo de la calavera funciona en nuestra cultura, y de ahí el éxito del reloj.

En lo puramente relojero, el reloj tiene una caja de 45 mm de diámetro de acero pulido, que destaca por su corona a las 11. Esto soluciona una de las quejas habituales sobre los relojes de Mr. Jones: el tamaño de 37 mm es demasiado pequeño para una complicación -la de horas saltantes- normalmente escondida en el juego estético de la esfera. Las horas aparecen en los incisivos superiores y los minutos en los dientes inferiores, que se van moviendo. Los minutos en punto, 15, 30 y 45 están dorados para marcar los cuartos de hora.

Horas y Minutos del Mister Jones The Last Laugh XL
Así queda el Mister Jones The Last Laugh XL

El reloj se mueve con el Seagull de horas saltantes que usa Mr. Jones, así que no hay sorpresas en ese departamento. Como tampoco sorprende que el calibre no se vea, ya que una vez más tiene una tapa sólida con el nombre del reloj y de la marca. El precio del reloj es de 295 libras esterlinas o 395 dólares. En euros eso son unos 335 euros. El reloj se entrega con una correa de piel de buena calidad y grosor, y la caja decorada habitual de la casa. Más información en Mr.Jones.com.

ORIENT DEFENDER II

Orient Defender II

El tercero de nuestros relojes por menos de 500 euros es una segunda versión, como su nombre indica. Un nombre falso, porque ya sabemos que Orient no utiliza los nombres que sí le dan los aficionados. Es un reloj de 42 mm de diámetro y 12 de altura, así que no es precisamente pequeño. Como es un reloj de inspiración militar y por tanto utilitario, toda la caja está acabada en un arenado que le da un aspecto muy de herramienta.

caja del Orient Defender II

El tamaño se perdona también por toda la información que da: además de las horas, minutos y segundos, presenta fecha, un reloj de 24 horas y el día de la semana. Y todo gracias a un calibre de manufactura, el F6B22, que además tiene parada de segundero y cuerda manual. El reloj se presenta en otros colores (verde, azul y negro), todos perfectamente llevables. En todos los caso el segundero tiene la punta roja, como también lo es la manecilla de 24 horas.

Detalle de la esfera del Orient Defender II

Las manecillas están esqueletadas para interrumpir lo menos posible la lectura de la información. Además, tanto las manecillas como los índices están llenos de LumiBrite, por lo que su lectura es excelente. Por último el reloj se presenta con una buena correa de piel.

LumiBrite del Orient Defender II

El precio oscila entre los 315 y los 350 euros, dependiendo si se elije con NATO, correa de piel o brazalete. Así que es uno de las propuestas más interesantes. Más información en OrientWatch.es.

El Orient Defender II, puesto

SEIKO PRESAGE «MOCKINGBIRD COCKTAIL» SRPD37J1

Seiko Presage  RPE15J1, de frente

Los Presage son los relojes más formales de Seiko, y dentro de la familia hay una subcategoría asociada a los cócteles. Uno de ellos es el «Mockingbird» (ruiseñor), creado a base de tequila y licor de menta (seguro que garantiza un buen dolor de cabeza), con un distintivo color verde que ha servido de inspiración para nuestro el cuarto de nuestros relojes automáticos por menos de 500 euros, y que es sin duda el más completo de todos.

Perfil del Seiko Presage SRPE15J1 Mockingbird

Como todos los Presage, este Mockingbird tiene una caja de 40,5 mm de diámetro y casi 12 mm de altura, lo que lo aleja de los relojes puramente de vestir para darle más cuerpo, de manera que traspasa lo puramente formal para poder llevarse en cualquier ocasión. El cristal es abombado, pero no de zafiro sino de hardlex. La corona está decorada con la S de Seiko y no es roscada. Aún así el reloj es hermético hasta 50 metros, suficiente para el uso que se le va a dar.

Pero donde brilla el reloj es en la esfera, con esa decoración que recuerda a un abanico de origami (papiroflexia, en occidente), un sol de rayos verdes que ofrece múltiples matices.

Detalle del Seiko Presage SRPE15J1 Mockingbird

Además las distintas tonalidades de verde con origen en el centro de la esfera dan mucha profundidad a la esfera. Por encima del verde se desliza un segundero amarillo, una buena elección porque ofrece contraste pero sin desentonar. Los índices son de diamante, lo que le da un toque años 50 que le va muy bien.

Calibre 4R del Seiko Presage SRPE15J1 Mockingbird

Al mando del reloj está el conocido calibre 4R de Seiko, con una frecuencia de 3 hercios y 41 horas de reserva de marcha. Además el calibre es visible a través del cristal posterior. Por último, el reloj se ata a la muñeca con una correa de piel con cierre plegable. Ahora las correas vienen con un sistema de quita y pon sin necesidad de herramienta, lo que se agradece mucho y que espero se acabe imponiendo. El precio del MockingBird es de 430 euros. Hay más información en Seiko.es.

TEMPORE LUX V ONE AUTOMÁTICO

Tempore Lux V One Automático

Tempore Lux es una empresa creada por el mallorquín David Ramírez, empeñado en crear una marca que ofrezca mucha calidad a un precio asequible. Y en mi opinión lo ha conseguido sobradamente, y por eso está en la lista de relojes automáticos por menos de 500 euros. Este V One Automático es un diver con todas las de la ley: caja con forma de cojín de 44 mm de diámetro y 13 de altura, fabricada en acero satinado recubierta de PVD negro para darle más resistencia. Bisel cerámico unidireccional, corona roscada y cristal de zafiro con antirreflejos. Todo un paquete, ¿verdad?

Super-LumiNova en el Tempore Lux V One Automático

La esfera incluye numerales sencillos y legibles, rellenos de Super-LumiNova al igual que las manecillas de bastón. Por dentro se mueve un Seiko NH35, que es el 4R de Seiko sin decoración. Como el reloj es hermético hasta 300 metros, la tapa trasera es cerrada, también en negro. Una solución clásica para asegurar la hermeticidad y para abaratar costes.

Trasera del Tempore Lux V One Automático

Tempore Lux dispone de correas y brazaletes de intercambio, una buena decisión comercial porque a todos nos gusta personalizar nuestros relojes. Además tienen cambio rápido. El reloj existe con esferas negra, blanca y azul. Imagino que se incorporarán nuevas en el futuro. Si se elije la versión con correa el precio es de 359 euros, y si se prefiere con brazalete, sólo 10 euros más.

Enhorabuena a David, ojalá siga teniendo éxito. Más información en TemporeLux.com.

El Tempore Lux V One Automático , puesto

UNDONE BASECAMP CLASSIC BRONZE

Caja del Undone Basecamp Bronze

Como decía, Undone seguramente sea el caso más exitoso de marca independiente. Yo creo que buena parte de su éxito es, además del buen precio, el poder personalizar tu reloj, tanto en la caja como en el bisel como en la esfera, además del calibre y la correa. Siempre digo que queremos que nuestro reloj sea lo más singular posible, y esa opción de personalización es muy atractiva.

Aunque esta versión tiene forma de reloj de buceo, en realidad no lo es. Es sólo hermético hasta 100 metros y su bisel es bidireccional. La caja, de 40 mm de diámetro es, en este caso, de un bronce que en seguida se oscurece. Y se agradece, porque cuando recibes el reloj es tan amarillo que parece hasta malo.

Esfera del Undone Basecamp Bronze

La esfera es sin duda lo que más resalta. En este caso el fondo es de un azul rugoso y curvado como el cristal. Tiene una ventanilla de fecha a las 4:30 horas que Undone te deja elegir en blanco o negro, lo cual es muy de agradecer. La manecilla de horas es en naranja, que contrasta muy bien con el resto de elementos. Además la casa te deja poner el texto que quieras, lo que personaliza aún más el reloj. En mi caso, el reloj tiene las iniciales de Horas y Minutos.

Detalle de la esfera del Undone Basecamp Bronze

Dentro se mueve, una vez más el Seiko NH35, lo que garantiza la durabilidad y precisión que se espera de un reloj así. Como también decía, la correa se puede personalizar. En este caso yo le he puesto una de la colección vintage que yo creo que le va muy bien al bronce.

Calibre NH-35 del Undone Basecamp Bronze

El reloj se lleva fenomenalmente, gracias a su tamaño contenido. El precio de un de estos relojes empieza en 306 euros, pero si lo personalizas como yo el precio no sube de los 360 euros, lo que está muy bien. Más información en Undone.com.

Undone Basecamp Bronze en la muñeca

ZELOS HAMMERHEAD 2 1000M BRONZE «MIDNIGHT BLUE»

Esfera del Super-LumiNova en el Zelos Watches Hammerhead 1000 M Bronze Midnight Blue

El último de los relojes automáticos por menos de 500 euros. Un diver muy serio, con una hermeticidad garantizada hasta los 1000 metros, nada menos. Es otro reloj de buzo hecho en bronce, con unas formas que recuerdan a las del Seiko Diver de 1968, pero con un importante chute de esteroides dentro: tiene un diámetro de 44 mm, pero una altura de 17 incluido el cristal, que es de zafiro y con revestimiento antirreflejos en el interior.

Caja de bronce del Super-LumiNova en el Zelos Watches Hammerhead 1000 M Bronze Midnight Blue

Según el modelo que se elija, el bisel es también cerámico. La esfera es extraordinariamente llamativa, sobre todo por esas grandes manecillas de chicle de los de antes, con bandas que brillan en distintos colores en la oscuridad, al igual que los índices y la manecilla del segundero.

Super-LumiNova en el Zelos Watches Hammerhead 1000 M Bronze Midnight Blue

Además, como hay tanta profundidad en la esfera hay espacio para hacer varios niveles, de manera que la escala de minutos queda por encima de los índices aplicados. Todo ello remarcando el azul de la esfera, muy resultón y a juego con el bisel.

Detalle de la esfera del Super-LumiNova en el Zelos Watches Hammerhead 1000 M Bronze Midnight Blue

De la sala de máquinas se encarga, una vez más, Seiko, aunque se puede comprar el reloj con maquinaria suiza también (aunque en ese caso el precio supera los 700 euros). El reloj se ata con una potente correa de caucho, a juego con la solidez del reloj.

Reverso del Super-LumiNova en el Zelos Watches Hammerhead 1000 M Bronze Midnight Blue

El reloj resulta imponente en la muñeca, pero el azul suaviza su agresividad. A mí me ha gustado mucho, vaya. El precio además está muy bien: 449 dólares o 380 euros. No se le puede pedir más. Más información en ZelosWatches.com.

El Super-LumiNova en el Zelos Watches Hammerhead 1000 M Bronze Midnight Blue, en la muñeca
Así queda el Super-LumiNova en el Zelos Watches Hammerhead 1000 M Bronze Midnight Blue
Así queda el Undone Basecamp
El Tempore Lux V One Automático , en la muñeca
En la muñeca el Seiko Presage SRPE15J1 Mockingbird
Así queda el Orient Defender II
El Mister Jones The Last Laugh XL, puesto
Así queda el Ingersoll New Haven Automatic

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies