Frederique Constant Hightlife WorldTimer Manufacture. Fotos en vivo y precio

Uno de los Horas Mundiales más asequibles, y con la caja Highlife resalta aún más

Así queda el Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture
Así queda el Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

Durante los Geneva Watch Days 2021 tuve la oportunidad de acercarme un momento a la manufactura de Frederique Constant. Si bien no pude visitarla entera (no tenía tanto tiempo), si vi lo suficiente como para darme cuenta de lo sólida que es la empresa. Uno podría pensar que, porque no es una de las grandes, tendría que ser algo modesto, incluso pobretón. Nada más lejos de la realidad: es un edificio moderno y con muy buenas instalaciones. Y con la adquisición de la marca por parte de Citizen su solidez financiera está garantizada, algo imprescindible para poder seguir con nuevos desarrolos.

Y recordemos que en marzo presentó los Monolithic, con un volante que se mueve a 40 hercios nada menos. Un prodigio técnico en otros tiempos impensable en una empresa como FC. Un mes después presenté en vídeo los Highlife, la nueva familia con caja y brazalete integrado de acero. El lanzamiento ya incluía el calendario perpetuo de la casa, sin duda el más asequible del mercado. Ahora se completa la colección con este Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture que, como su nombre indica, es un reloj de horas mundiales con movimiento propio y, de nuevo, uno de los mejores precios del mercado (si no el mejor).

Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

Las horas mundiales es uno de los éxitos de Frederique Constant, y lleva en la colección unos cuantos años. Aquí presenté en vivo el anterior modelo, que desde luego no se va a dejar de fabricar porque haya salido éste. Como el nombre indica, el anterior es muy clásico, y el Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture se beneficia de una modernización que le sienta de perlas.

La caja de acero tiene las mismas medidas que los otros elementos de la colección: 41 mm de diámetro y 12,90 mm de altura. Unas medidas más que compatibles con la gran mayoría de las muñecas. Y, como no es muy largo, el reloj se asienta muy bien. La caja mantiene la misma combinación de superficies cepilladas con acentos pulidos, que se encuentran en el bisel y los laterales de la caja.

Perfil del Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

Está equipada con cristales de zafiro en ambos lados y es resistente al agua hasta 50 metros (le habría venido bien tener la corona roscada). Un punto a favor -y la ventaja de contar con movimientos de desarrollo propio- es que no hay pulsadores adicionales en la caja, ya que todos los ajustes se realizan mediante la corona.

Esfera del Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

Si en los anteriores modelos el centro de la esfera estaba decorado con un mapamundi, en el caso del Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture se ha mantenido el dibujo del globo terráqueo que caracteriza a la colección. Eso ha aligerado notablemente la esfera, que también se beneficia de unas manecillas e índices más modernos. El resultado es mucho más atractivo, creo yo, sin perder su funcionalidad y, de hecho, aumentando la legibilidad. Los demás elementos se mantienen iguales: un disco de ciudades en el exterior y a continuación las 24 horas en dos colores, para separar día y noche.

A las seis horas se encuentra la subesfera con la fecha, marcada por una aguja a la que le habría venido bien un tratamiento no tan simple, porque desmerece del conjunto. Tanto las manecillas como los índices están tratados con Super-LumiNova.

Detalle de la esfera del Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

Bajo el fondo de zafiro se encuentra el calibre de manufactura FC-718, diseñado, producido y ensamblado en las instalaciones de la marca en Ginebra. Este movimiento automático late a una frecuencia de 4 Hz y almacena hasta 38 horas de reserva de marcha cuando se le da toda la cuerda.

Calibre del Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

Está decorado con Côtes de Genéve circulares, perlado, tornillos azulados y un gran rotor abierto de color dorado. Como se ha dicho, la corona sirve para ajustar todas las funciones: las horas, los minutos, la fecha a las 6 y el disco de las 24 ciudades que representa los 24 husos horarios de la Tierra. No es el calibre más atractivo de ver del mundo, pero si se quiere mantener precios bajos tampoco se puede dedicar mucho a una parte del reloj que, al fin y al cabo, está siempre escondida. Es una decisión pragmática.

Detalle del volante del Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

El Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture, como todos los relojes de la colección, cuenta con un sistema de intercambio que permite cambiar entre las correas y el brazalete sin herramientas en cuestión de segundos. Esta nueva edición para viajeros viene equipada con un brazalete integrado de 3 eslabones pulidos y cepillados con cierre desplegable, así como con dos correas adicionales, una de piel de nobuck azul y otra de caucho azul. Ambas vienen con su propio pasador.

El brazalete y las dos correas del Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture

El Frederique Constant Highlife Worldtimer Manufacture (ref. FC-718N4NH6B) ya está disponible en los distribuidores autorizados y en la tienda en línea de la marca -que permite comprarlo incluso a plazos– con un precio de 3.795 euros. Como decía, un precio imbatible para un reloj que se lleva muy bien en la muñeca y tiene un aspecto actual y polivalente. Un nuevo logro de la casa. Más información en FrederiqueConstant.es.

En la muñeca: Frederique Constant Highlife WorldTimer Manufacture
CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos