Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase. Fotos en vivo y precio

Lo mejor de los calibres de la casa, con el aire clásico marino y una fase lunar

El Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase blanco, en la muñeca
El Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase blanco, en la muñeca

Desde la llegada en 2017 de Patrick Pruniaux a la jefatura de Ulysse Nardin, la marca dio un giro más que notable a sus colecciones, pasando de tener básicamente unas relojes tirando a clásicos (sin perder de vista sus avances técnicos, como conté en mi visita a la manufactura) a presentar unos modelos que no tenían nada que ver en absoluto con los anteriores y que apostaban por una imagen muy rompedora y moderna. Una especie de Hublot pero mucho más sofisticado y vanguardista. Esto en sí mismo no es malo, pero corre un peligro: sus clientes tradicionales se quedan muy descolocados y pueden empezar a mirar a otro lado, y nada te asegura que aquellos a quien ahora te quieres dirigir te hagan el caso suficiente como para compensar lo perdido. Un ejemplo son estos Skeleton X que vimos en vivo.

El Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase, puesto

Un poco antes de la llegada del nuevo director presenté los Marine Torpilleur en vídeo, unos relojes que, sin abandonar el espíritu marino, tenían un aire más moderno, (especialmente la versión con numerales arábigos, que también vimos en vivo), calibre de manufactura y un precio más contenido. Este año ha lanzado nuevas versiones de los relojes: tres agujas en esmalte, fase lunar, cronógrafo y tourbillon. Es decir, una familia completa comme il faut. Lo único malo es que han sacado los modelos en ediciones limitadas. Iremos viendo en otros artículos todas las versiones, pero la de esmalte Grand Feu, una de las especialidades de la casa, la muestro aquí. Está limitada a 175 unidades y su precio está en el entorno de los 10.000 euros.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Esmalte Grand Feu

ULYSSE NARDIN MARINE TORPILLEUR MOONPHASE

El nuevo Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase es una novedad porque ha habido relojes con fase lunar antes, pero no en esta colección. Es una complicación perfectamente adecuada, teniendo en cuenta que la Luna desempeñó un papel importante en la navegación astral en los primeros tiempos y es responsable de las mareas oceánicas.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase blanco

Decía antes que los Torpilleur se enmarcaban dentro de los relojes clásicos de la casa, y sus características así lo confirman. Una gran esfera -como corresponde a un cronómetro marino- con números romanos alargados, disposición de doble registro (12 y 6 horas) y agujas clásicas de pica y látigo. Se presentan dos versiones: una esfera de PVD azul con acabado cepillado de rayos de sol y una segunda versión con esfera lacada en blanco.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase esfera azul

Las marcas son blancas o negras, según el color de la esfera, y las agujas son de acero rodiado o azulado. Como hemos dicho, la indicación de las fases lunares es una novedad en el Marine Torpilleur. Integrada en la subesfera del pequeño segundero, presenta un disco de PVD azul intenso con estrellas y una luna texturizada y realista. Y no sólo la complicación resulta apropiada, sino que también luce muy bien dentro de este diseño característico de Marine.

Pequeño segundero del Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase blanco

En ambos Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase, la caja de acero inoxidable mide 42 mm de diámetro y 11,13 mm de grosor y presenta un bisel estriado clásico que, al ser vertical, deja todo el espacio a la esfera. Por eso el reloj parece mayor de lo que en realidad es una vez te lo pones.

El movimiento es el de manufactura UN-119, que utiliza un espiral de silicio y un escape y áncora Diamonsil. Funciona a una frecuencia de 28.800 vibraciones/hora (o 4 Hz) y ofrece 60 horas de reserva de marcha con toda la cuerda dada. El fondo de la caja de cristal de zafiro revela el rotor, decorado con dos anclas, y una elegante decoración con Côtes de Genève circulares y bordes biselados. Y, por supuesto, el movimiento es un cronómetro certificado COSC.

Caibre UN 119 del Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase

Ulysse Nardin, a partir de su capacidad de innovación y fabricación, ha creado excelentes calibres propios que, además de ser cronómetros certificados por el laboratorio COSC, pasan un control propio de la manufactura, que dura siete días y tiene criterios más exigentes que los del COSC y que además abarcan inspección estética, pruebas de hermeticidad, de vacío y de presión. De ahí el sello «Ulysse Nardin Certified» que aparece en sus calibres.

Hay cuatro referencias del Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase porque ambas esferas se pueden combinar con correa de piel de aligátor azul o marrón, terminadas en un cierre desplegable de acero. Este modelo de aniversario está limitado a 300 piezas por color y tiene un precio de 8.600 euros, que incluye 5 años de garantía. Más información en UlysseNardin.com.

En la muñeca: Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase azul
Así queda el Ulysse Nardin Marine Torpilleur Moonphase blanco

CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos