Archivo de la etiqueta: entrevista



Una charla con Frédéric Nardin, vicepresidente de OMEGA

 

Esto sí que fue una oportunidad única: charlar con Frédéric Nardin, vicepresidente de OMEGA, responsable de las ventas mundiales. Y digo única y no exagero: no había fotos suyas en internet hasta hoy, ni tampoco había concedido ninguna entrevista.  Esto es parte de lo mucho que me contó.

 

Horas y Minutos: En septiembre, cuando hablé con Gregory Kissling (director de desarrollo), era demasiado pronto como que la certificación Metas fuera ya un argumento de ventas sólido en el mercado. ¿Cómo está la situación ahora?

Frédéric Nardin: Cada vez más gente lo pide. Es verdad que la mayoría de la gente no lo demanda, porque para eso tienes que estar muy interesado en la tecnología, en los movimientos, y además está el proceso de trasladar la información desde la fábrica al cliente final. Hay que formar a formadores que a su vez formen a la fuerza de ventas, que es quien lo transmite al cliente final. Y eso país por país. Pero ciertamente desde septiembre a hoy hay cada vez más gente que, gracias a ese gran esfuerzo comunicador, se da cuenta del valor añadido que significa Omega y la certificación METAS. Aquí se puede leer lo que significa la certificación.

 

H. y M.: Pero aunque la mayoría no pida estos avances Omega sí está introduciendo los Master Chronometer en los relojes de vestir, en los que quizá no es tan necesario tener la última tecnología.

Frédéric Nardin: Hay gente que quiere un reloj de vestir con tecnología. Y tecnología punta además. Un producto en el que puedan confiar. Y como digo, queremos dar un producto para cada necesidad.

Calibre del Globebaster Master Chronometer, en oro Sedna

H. y M.: Yo creo que es muy bueno para Omega también, porque si tienes un movimiento excelente vas a tener que repararlo mucho menos. Esto es importante porque para la mayoría de gente cuando va a comprar un reloj piensa “voy a comprar UN reloj. No uno de muchos, sino uno que me va a durar toda la vida” Como solían ser antes, por otro lado.

Frédéric Nardin: Así es. Pero también aumentas las expectativas del cliente. Si se llevan un METAS van a esperar más del reloj. Por eso antes de lanzar un producto nos aseguramos al 100% que va a funcionar perfectamente. Y por eso hemos traído el laboratorio METAS a Omega: cuando certificas COSC se prueba el movimiento. Pero desde que se aprueba hasta que se pone a la venta el reloj tiene que ser manipulado (para meterlo en la caja, por ejemplo). Eso puede hacer que pierda exactitud. Con METAS probamos el reloj entero, de manera que no hay que volver a toquetear nada.

H. y M.: A decir verdad y desde el punto de vista del usuario una certificación como el METAS, con un informe de cada uno de los relojes que sus dueños pueden comprobar, devuelve la confianza al usuario. Una confianza muy debilitada por el concepto de “reloj de usar y tirar” que tanto tiempo ha pervivido (y pervive).

Frédéric Nardin: Es correcto. No estamos desarrollando estas tecnologías -en cada parte del reloj- para subir el precio. Lo hacemos para ofrecer al cliente final un valor añadido. Que puedan decir “vaya, realmente tengo algo más en la muñeca”. Queremos ofrecer la mejor tecnología al precio adecuado.

H. y M.: ¿El mercado reconoce que Omega le está dando lo mejor al mejor precio?

Frédéric Nardin: Yo creo que sí. Cuando visitamos la red de distribuidores -y no me refiero a nuestras boutiques-, que venden muchas marcas, nos lo dicen: “vuestro producto tiene la mejor relación calidad/precio”.

Omega Seamaster Deep Black Master Chronometer

H. y M.: ¿Qué opinión tiene sobre la situación actual del mercado?

Frédéric Nardin: Estos últimos años ha sido todo más difícil. Sólo hay que mirar las estadísticas de exportaciones en los dos últimos años, y ver cómo han caído. Pero no todo se debe a la industria: hemos tenido y tenemos terrorismo, problemas en Brasil o Corea, China, el Brexit…

RELACIONADO: ¿Por qué está en crisis la industria relojera suiza?

En nuestro caso el año pasado fue más complicado, pero aún así mejor que el resto de la industria. Este año está volviendo a acelerar. En nuestro caso, repito. Por ejemplo en Asia tenemos un gran aumento de ventas. Hay que tener en cuenta que los chinos ya no están comprando tanto en Europa, sino en Asia. Hong Kong sobre todo.

En Europa están aumentando nuestras ventas a los ciudadanos europeos, que antes no compraban. Así que entre unos y otros las ventas se recuperan. Así que no hay que centrarse sólo en qué hacer en Asia. Hay que cuidar también los otros mercados locales.

H. y M.: ¿Cree usted que la crisis ha cambiado el mercado?

Frédéric Nardin: Es difícil de decir, porque el mercado es muy grande y siempre habrá excepciones. Lo que ha cambiado es la política de subir precios porque sí, sin añadir ninguna innovación o mejora. Creo que algunas marcas se han pasado, y los consumidores son ahora mucho más conscientes de qué están comprando. Y son más exigentes a la hora de gastar su dinero.

#SpeedyTuesday

H. y M.: Omega vendió en tiempo récord su primer reloj pensado para la venta online, el #SpeedyTuesday. ¿Va a seguir explorando el mercado digital?

Frédéric Nardin: Estamos viviendo un época en que cada vez se compra más online. Una vez que conoces un producto ya no necesitas ir a la tienda, simplemente lo pides por internet. Los relojes es algo distinto. Hay que probárselos. Pero en cualquier caso creo que nosotros y todas las marcas deberemos estar en internet porque es lo que el cliente quiere. Pero será una venta multicanal, porque seguiremos necesitando las tiendas físicas. Incluso los jóvenes. Son todos nativos digitales, pero aún así les encanta ir a las tiendas.

RELACIONADO: A dos tercios de los clientes de lujo les gustan las compras online.

H. y M.: Distribuidores. Este año Omega ha lanzado 141 referencias nuevas, y ha retirado otras tantas. El año pasado ocurrió algo similar. Y los relojes no llegan inmediatamente a las tiendas. ¿Cómo se lo toman los distribuidores? Porque cuando están vendiendo las piezas que tenían de repente llegan nuevas…

Frédéric Nardin: Bueno, los distribuidores no tienen que tener las 141 referencias…

H. y M.: Ya, pero los clientes leen sobre las novedades y empiezan a pedirlas. Pero el distribuidor quiere vender lo que tiene allí, no algo a futuro.

Frédéric Nardin: 141 referencias es una locura como tal, si lo tomas de manera individual. Pero nosotros somos globales. Si piensas en España dirías que se hagan Aqua Terra y se olvidaran de Prestige. Pero vas a China y el SeaMaster es muy pequeño, mientras que el Prestige es gigantesco. Nosotros hacemos relojes para todos nuestros clientes potenciales. Y después el distribuidor elige.

Omega De Ville Trésor oro blanco

H. y M.: En Omega los relojes deportivos y los de vestir parecen pertenecer a mundos completamente separados. ¿El que compra un De Ville nunca compra un Seamaster?

Frédéric Nardin: Depende del poder adquisitivo. Los que pueden comprar 5, 6, 7 relojes seguro que van a tener uno de cada. Cuando tienes menos recursos lo que compras es un reloj para todos los días, versátil. Como el nuevo Railmaster. Al ser el reloj prácticamente el único ornamento del hombre, siempre vamos a querer afirmar quiénes somos mediante el reloj.

H. y M.: ¿Le parece a usted que los relojes de vestir de Omega son un poco los hermanos pobres de la casa? Porque el énfasis en el Speedmaster y el Seamaster es enorme.

Frédéric Nardin: Entiendo lo que dices, pero para Europa. Vas a Asia y es completamente diferente. O para ser más exactos, Asia sin Japón. Japón es muy específico: les encanta el Speedmaster, los cronógrafos… El resto de Asia es más para el reloj de vestir.

H. y M.: ¿Y qué tal va el Globemaster?

Frédéric Nardin: Pues va bien. Y hubiera ido mejor si hubiéramos tenido más stock desde el principio. La gente tuvo que esperar hasta 6 meses, y eso no es nada bueno.

H. y M.: ¿Y tendrá más complicaciones? Porque la forma de esfera no favorece tener, por ejemplo, un cronógrafo.

Frédéric Nardin: Siempre tenemos muchos proyectos…

H. y M.: …que no me va a desvelar aquí.

Frédéric Nardin: ¡Exacto! (risas)

H. y M.: ¿Y hay algún reloj que no existe en Omega que le gustaría que estuviera?

Frédéric Nardin: Pues siempre estamos pensando en nuevas cosas. Por ejemplo: tenemos el Moonwatch. ¿Por qué no tener el Marswatch? Cuando lleguemos a Marte yo quiero que haya un Speedmaster sobre la superficie. Tenemos que estar allí.

 

 



François-Henry Bennahmias, CEO de Audemars Piguet, optimista sobre el futuro

 

A pesar de que tanto el SIHH como Baseworld 2017 han infundido nuevo optimismo al sector, los números siguen pintando un panorama no muy halagüeño. Sin embargo François-Henry Bennahmias cree el futuro pinta bien.

 

En una entrevista a la revista suiza Bilanz, el Director General de Audemars Piguet, François-Henry Bennahmias, hizo una serie de afirmaciones sobre el sector de la relojería y el futuro de la misma y el de su manufactura que merece la pena reseñar.

A pesar de la dificultad de la situación, Audemars Piguet va a contratar a unas 100 personas y además está construyendo su museo y un hotel adyacente (me lo anoto desde ya en la lista de “sitios a visitar”). “Somos una de las pocas casas relojeras a las que les va bien”.

“Los ingresos de 2016 superaron la frontera de los 900 millones de francos suizos, y eso manteniendo nuestra producción estable en 40.000 unidades anuales. Durante los próximos cinco años no nos vamos a plantear incrementar la producción, de la misma manera que no vamos a incrementar precios, o muy poco. Pero cada vez vendemos más a través de boutiques propias, por lo que me quedo con el margen del minorista. Si hoy vendo 5.000 relojes en mis boutiques y mañana 8.000, eso más margen para nosotros”. Más aún, Bennahmias afirma que “en 2011 había 540 tiendas que vendían nuestros relojes. Hoy sólo son 320, y mi objetivo son 250”. Sorprende la claridad con la que el François-Henry plantea a sus boutiques como claro competidor de la red de tiendas tradicional.

“También estamos recogiendo los frutos que habíamos sembrado años atrás. Fundamentalmente hemos puesto la Casa en orden y hemos trabajado duro para mejorar la calidad de los productos. Y de las entregas también. Por ejemplo, los modelos que enseñamos en Ginebra en enero estuvieron listos para su entrega inmediatamente, mientras que años atrás no llegaban hasta octubre. Además de recortar el número de puntos de venta también lo hemos hecho con los productos, y el mercado ha respondido bien a lo que hemos presentado. Los clientes aprecian que Audemars Piguet no haya vendido su alma al diablo para poder vender más”.

Uno de los nuevos Royal Oak Chronograph que vimos en esta entrada

“En números globales -continúa Bennahmias- la industria relojera suiza genera unas ventas de unos 20.000 millones de francos suizos. Si añades los distintos márgenes de los intermediarios llegamos a unas ventas totales de unos 50.000 millones de francos suizos. Si lo comparas con los 180.000 millones que vende Mercedes Benz, te das cuenta de que somos una industria muy pequeña. 

Pero ahora fíjate en el mercado: por un lado hay unos 30 ó 40 millones de personas con potencial para comprarse un reloj suizo de lujo. Por el otro está Audemars Piguet y sus 40.000 relojes, o los 600.00 relojes de lujo que se hacen al año por las marcas que estamos ahí arriba. Si miras esos números -lo que somos capaces de producir y el número de clientes potenciales- sólo puedes llegar a una conclusión: tenemos por delante grandes años. Ahora tenemos que comprender cómo podemos llegar a todos esos millones de posibles clientes. Y el precio no tiene que ver con ello. Oí todo tipo de tonterías en el SIHH sobre cómo los precios de los relojes suizos se han convertido en un verdadero problema. ¡Bobadas! El lujo se basa en las emociones, no en el precio. Si el producto es bueno el cliente acepta el precio.

Royal Oak Perpetual Calendar en oro. Reportaje completo aquí

En 1972 dieron el golpe con el Royal Oak. ¿Cuándo aparecerá si siguiente producto disruptivo? 

“Nuestro siguiente producto auténticamente nuevo sería un Smart Watch.”

Pero eso no es un producto para Audemars Piguet.

“¿Y quién te dice que no nos atrevamos? Nosotros pensamos en todas direcciones, y siempre tenemos varias cosas en el horno.”

◉_◉

 

“Pero antes de centrarnos en crear el nuevo Royal Oak tenemos que conseguir que el Royal Oak actual sea el producto definitivo. Todavía hay que hacer un trabajo colosal. Mucha gente no sabe siquiera qué es un Royal Oak. De mis 40 millones de clientes potenciales muchos no conocen el Royal Oak, y muchos de ellos ni siquiera saben qué es un reloj. Para dirigirnos a ellos tenemos que adaptarnos a su lenguaje, porque ya no se comunican como nosotros. El mundo digital y las redes sociales se han convertido en algo fundamental para el lanzamiento de cualquier producto o campaña publicitaria”. AudemarsPiguet.es.

 

 



Una charla con Tino Bobe, Director de Fabricación de A. Lange & Söhne

Yo, la verdad, tengo suerte. De hecho tengo MUCHA suerte: cada año voy a Ginebra y tengo la posibilidad de disfrutar, si quiera brevemente, de las maravillas que propone A. Lange & Söhne. Pero no sólo eso: es que encima puedo hablar con alguna personal relevante de la empresa, en charlas que son siempre no sólo interesantes, sino distendidas y empáticas. Así fue sin duda la que tuve con Tino Bobe.

 

El gran Tourbograph que presidía el stand de A. Lange & Söhne en el SIHH 2017

Esto no sería posible sin la ayuda, coordinación y apoyo de la agencia de medios de Lange en España, The White Office Comunicación. Y en particular de su directora Ángeles Moya que me acompaña e incluso me aguanta estoicamente mientras tomo fotografías a los relojes, una labor que sólo es entretenida para quien las hace pero aburridísima para quien simplemente está allí acompañando. Bendita sea.

Wilhelm Schmid, CEO de A. Lange & Söhne

De hecho lo primero que hice en el primer día del SIHH 2017 fue entrevistar a Tino Bobe y después sesión fotográfica con los relojes. Dime tú si se puede empezar mejor una semana relojera. Y, aunque la casa sea muy germana, su gente es excepcionalmente cercana y amable. De hecho llegué a la entrevista un cuarto de hora antes, a las 8:15 y, ¿quién salió a recibirme? Nada menos que el Director General, Wilhelm Schmid, a quien sólo había conocido el año pasado cuando le entrevisté. Y venía muy ufano (en segunda acepción) a enseñarme su nuevo reloj, el Zeitwerk Decimal Strike en oro miel. Estaba encantado, como cuando eras pequeño y enseñabas el reloj de la primera comunión (claro que con un reloj así yo también lo estaría, la verdad). Y allí se puso a posar para aquellos pocos que estábamos por allí a esas horas, tan contento.

Zeitwerk Decimal Strike en oro miel

La verdad es que cuando va a arrancar una feria todo el mundo está deseando que comience y hay un ambiente entre excitado y feliz. Y con ese aire casi festivo comenzó mi SIHH. Al poquito nos recibió Tino Bobe y pasamos a una sala (salita más bien). Allí saqué yo mi lista numerada de diez preguntas… cuyo secuencia se desbarató antes de que las enunciara, simplemente con la pequeña charla previa. Pero como da igual el orden, la reproduzco tal cual tuvo lugar.

Santiago Tejedor: El año pasado, cuando entrevisté a Mr. Smchid, me dijo “no hacemos relojes de mujer”. Pero este año sí que los presentan. ¿Qué porcentaje de clientes es femenino y cuál masculino?

Tino Bobe: No sabría decirte con seguridad porque el hecho es que, hoy en día, muchas mujeres compran nuestro Lange 1. De hecho más y más mujeres compran relojes más grandes, y el Lange 1 es perfecto para ellas. Por eso no te puedo dar una cifra exacta, pero yo diría que entre el 15 y el 20% de nuestros clientes son mujeres.

S. T.: ¡Pues es bastante!

Tino Bobe: Pues sí. Desde el principio hemos sido fundamentalmente una marca masculina, pero a lo largo de los años desarrollamos el Little Lange 1 (en 2014, para el vigésimo aniversario de la marca). Y hemos tenido los Saxonia y Saxonia Automatic con esferas de madreperla. Nosotros no queríamos ser arrogantes y crear relojes sólo para hombres (¿quizá una subliminal referencia al antiguo lema de IWC “Mientras haya hombres” en el año en que hacen mucho hincapié en los DaVinci de mujer? Hmm…).  Intentamos tener relojes de mujer, pero es verdad que no era nuestra especialidad.

Saxonia Madreperla

S. T.: Un 15 o un 20% de clientes es un número sustancial. ¿Cree usted que Lange llegará a crear un reloj específicamente de mujer partiendo de cero?

Tino Bobe: Bueno, comprenderás que no puedo hablar de proyectos futuros, pero por el momento no existe esa idea. Es que estamos muy contentos con estos relojes. Si te fijas, el Saxonia tiene 35 mm de diámetro y 7,3 mm de altura que es un tamaño perfecto para mujer. Y luego está el nuevo Little Lange 1 Moonphase. Es la primera vez que lo hacemos sin piedras preciosas en el bisel. La decoración es sólo el guilloché, y es precioso. En mi opinión es un reloj potente para mujer, una oferta perfecta. Aunque parta de un reloj ya existente.

Little Lange 1 Moonphase

S. T.: ¡Es que partir del Lange 1 no puede ser mejor comienzo! Otro de los productos que se presentan es el 1815 calendario anual. En la colección de Lange ya existe un Saxonia Annual Calendar. ¿Quién va a comprar uno y quién va a comprar el otro?

Tino Bobe: El Saxonia tiene un calibre automático. El 1815 (año de fundación de la casa) se caracteriza por dos cosas: los numerales arábigos con minutería de ferrocarril, muy influido por la estética de los relojes de bolsillo de la época. Y, como clásico que es, tiene un calibre manual. Así que yo creo que el 1815 va más dirigido al connoisseur, al aficionado, al amante de lo clásico. A alguien que disfruta del placer de dar cuerda a su reloj todos los días. Y eso que tiene 72 horas de reserva de marcha.

1815 Annual Calendar

S. T.: 1815 es el año de fundación, y no puede haber mejor homenaje que nombrar una colección completa con ese guarismo. Siendo tan significativo y siendo la gran fecha de Gutkaes tan trascendente para el diseño de Lange (porque no se entiende la marca sin ella), ¿por qué no hay un 1815 con gran fecha?

Tino Bobe: Buena pregunta. En primer lugar no quieres crear confusión en los relojes. La gran fecha tiene numerales arábigos, al igual que la esfera del 1815. Imagínate una gran fecha con el 25 en medio de los numerales de la hora. Sería confuso. Además, como decía antes, el 1815 tiene una inspiración clásica, y queremos mantenerla. Al fin y al cabo sí, la gran fecha está inspirada en el reloj de Gutkaes, pero se incorporó en los relojes de pulsera modernos. No existía en los antiguos. Mezcla bien con los numerales romanos, no con más arábigos.

Toubograph Perpetual

S. T.: Viendo el Tourbograph, otra hazaña -¡una más!- de Lange, uno se pregunta ¿de dónde viene la inspiración? ¿Cuáles son sus referencias? ¿Arte, música, personas…?

Tino Bobe:  Viene de muchos puntos. Uno muy sustancial son las interesantísimas discusiones con nuestros clientes. Oyéndoles hablar nos surgen muchas ideas. No es que nos digan “¿por qué no hacéis un calendario perpetuo así o asá?”. Más bien son comentarios como “pues he visto un reloj de bolsillo precioso con tal o cual función…”. Hablando con esta gente, tan infectada como nosotros de este virus de la relojería, se nos ocurren cosas.

Y por otro lado está nuestro equipo. Los diseñadores de los calibres están siempre bullendo, y nos vienen con esta o aquella idea. O el Sr. Schmid viene con sus ideas… Así que hay muchas fuentes que luego discutimos entre nosotros y decidimos como empezar con los conceptos. No todos progresan, pero son puntos de inicio. A veces hemos rechazado un reloj porque, aunque era viable, resultaba más grande de lo que consideramos proporcionado. Ocurre cuando siempre estás yendo más allá con las ideas.

Ángeles Moya: Ayer nos contaba que por ejemplo diseñar el puente del Tourbograph fue una pequeña pesadilla, por su forma.

Tino Bobe: Claro, es que hay muchas posibilidades. Podría haber sido de formas rectas. Pero alguien sugirió “¿y por qué no seguir la forma de la esfera?”. Y a todos nos pareció que en efecto debía ser así. Así que se lo dijimos a producción, y el director nos puso esta cara de… “Estáis completamente locos. ¿Cómo pensáis que voy a hacer esto? ¿Doblándolo?”

Á. M.: Es más como una forma de ola…

Tino Bobe: ¡Claro! Así que hubo que pensar cómo programar la máquina numérica para conseguirlo, y después vino el compañero de acabados y dijo “estáis completamente locos. ¿Cómo voy a hacer este pulido?”. Fue una batalla. No quiero decir una batalla negativa sino una preciosa, creativa. ¡Pero una batalla al fin y al cabo! (se ríe).

Aunque el puesto que aparece en su tarjeta es el de Director de Fabricación, Tino Bobe es mucho más. Estamos acostumbrados a verle en los vídeos altamente técnicos de la casa con el título de Director de Investigación y Desarrollo, un título más acorde con lo que representa su labor en la empresa. De hecho buena parte de las patentes que solicita la manufactura van firmadas por él. Viéndole en los vídeos uno podría crearse la idea de que es un ingeniero sesudo y serio, pero nada más lejos de la realidad: es un hombre afable, de risa fácil y buen humor.

S. T.: Hablando de un reloj tan complicado, o incluso no tan complicado: ¿cómo se busca el equilibrio entre el reto relojero y el lado comercial? ¿Existe ese problema en Lange?

Tino Bobe: Claro que sí. Puedes tirarte días haciendo una pequeña pieza del movimiento y sí, el cliente va a quedar fascinado. Pero también tiene unas expectativas, y el producto no puede ser más caro de lo que debe. Si tienes un reloj como el Tourbograph, que sólo pueden hacer cuatro o cinco relojeros, claramente el precio no es el problema. Donde sí puede haber este problema es en un 1815 Calendario Anual, porque los quieres a un precio razonable.

A la vez hay que respetar nuestro ADN, y eso lleva tiempo porque todos los Lange tienen la misma calidad de acabados. Así que sí, es una tarea complicada conseguir el equilibrio deseado. También nos ayuda el servicio técnico. Cuando un modelo tiene unos cinco años y pasa por el servicio técnico, lo que se le hace y cómo se le hace nos da pistas de cómo mejorar los procesos para ser más eficientes en la construcción.

S. T.: ¿Ve usted a Lange usando alguna otra forma que la circular en sus cajas?

Tino Bobe: Bueno, al principio tuvimos el Arkade y el Cabaret.

Arkade y Cabaret

S. T.: Ya, pero esas líneas desaparecieron.

Tino Bobe: Es que si tienes una producción pequeña tienes que reducir el catálago porque si no no llegas. Pero eso no quiere decir que un día… Ten en cuenta que ahora mismo un distribuidor de Lange maneja unas 65 referencias, así que la gama de productos no se puede expandir constantemente. Además si ensanchas demasiado el cliente llegará a su tienda y no encontrará su reloj; estará perdido. Y por otro lado está el vendedor. Cada vez que presentamos las nuevas incorporaciones hablamos también de qué relojes vamos a retirar. Muchas veces nos dicen “¡no no, ese no que se vende muy bien”. Vale, pero tenemos que hacer hueco para los nuevos modelos. Sería muy sencillo si no se vendieran, pero afortunadamente no es el caso.

S. T.: ¡Pues vaya un problema! ¡Ya quisieran muchas compañías!

Tino Bobe: Ya pero es que es un problema: ¿qué reloj le quitas al relojero para hacer espacio? ¿El Lange 1? Obviamente no. ¿El Datograph? Ni tocarlo, te dicen. ¿Terraluna? Ni hablar. ¿Cuál quitas? ¡Te digo, es un problema!

S. T.: Aún así, es un problema muy poco visto hoy en día… Por acabar: si no tuviera restricciones económicas, ¿qué reloj tendría?

Tino Bobe: (Inspiración profunda, expiración lenta, pensativa)… Es siempre muy difícil decidir. Para nosotros nuestro relojes son nuestros bebés, y los quieres a todos. Pero yo creo que sería el que llevo ahora, el-

S. T.: Esa era mi última pregunta, cuál lleva ahora (casualmente el reloj suena, con su timbre audible pero delicado, porque ya son las 9:30).

Tino Bobe: Pues este Zeitwerk Decimal Strike. Me he acostumbrado a organizar mi tiempo con él. Por ejemplo si estoy en una reunión y suena me doy cuenta del tiempo que ha pasado y que nos estamos extendiendo, así que me sirve para cortar. Tenemos muchas, muchas cosas que hacer en Lange.

¡Para fortuna de los que nos gusta la relojería!

 

 

 

 



Una charla con Gregory Kissling, Director de Product Management de Omega

gregory-kissling-omega-1-horasyminutos

Gregory Kissling dirige el departamento de creación de producto de Omega, lo que significa manejar un grupo de 20 jefes de producto y diseñadores de una de las casas relojeras más prolíficas y prestigiosas. La pasión por lo que hace está detrás de su hablar pausado y sonriente. Este el resumen de una charla que debía ser de 10 minutos y se extendió más allá de una hora.

 

Gregory Kissling en la presentación en Madrid de los Planet Ocean Deep Black

Gregory Kissling en la presentación en Madrid de los Seamaster Planet Ocean Deep Black

Debo decir primero que, por esas razones que ni el corazón ni la razón entienden, Swatch tiene una política según la cual pude entrevistar a Gregory, pero no hacerle una foto (?!). Así que las fotos que se ven aquí son una de su Facebook (antigua) y otras oficiales de la casa, pero nunca de frente. En fin…

HorasyMinutos: En primer lugar, Master Chronometer. Los aficionados y los que hablamos de relojes sabemos el paso tan importante que es en cuanto a la mejora de la calidad de los relojes, pero ¿es algo que percibe el cliente en general, o todavía es demasiado temprano para eso?

Gregory Kissling: Sin duda es demasiado temprano, normalmente se necesita unos tres años para “digerir” las nuevas tecnologías. Tenemos la experiencia del lanzamiento del calibre coaxial en 1999. Comenzó siendo complicado hacer entender lo que significaba y sus ventajas, y sin embargo ahora por supuesto todo el mundo lo sabe y ya es una parte inseparable de la identidad de la marca. Así que sí, es demasiado temprano todavía. Pero desde luego, como dices, fue muy bien recibido por la prensa. Hemos empezado a lanzar productos con estos calibres, primero con el Globemaster y después con los Seamaster Planet Ocean Deep Black y es verdad que han sido también muy bien recibidos por el público. Pero insisto: demasiado temprano.

Globemaster

Omega Globemaster

HyM: ¿Y qué dice el seguidor de Omega?

Gregory Kissling: Ah, ahí ningún problema, muy bien. Además con el certificado que se entrega va un código que permite acceder a los resultados de los tests de cada reloj. De esa manera sabe exactamente cómo se comporta su reloj en particular.

HyM: Yo creo que eso es el camino a seguir, hacer aún más personal la experiencia con el reloj que compras. Pero ¿no choca un poco con la industrialización que propone Omega? ¿Cómo se encuentra el punto de equilibrio? ¿Se va a extender el Master Chronometer a todos los relojes?

Gregory Kissling: Desde luego que sí. El objetivo es que para 2020 todos los relojes mecánicos de Omega estarán certificados por el METAS, ypor eso estamos ahora remonzando toda la colección. Empezamos en el 2015 con el GlobeMaster, un reloj nuevo para señalar debidamente el nuevo movimiento (y que vimos con fotos en vivo en este artículo). Este año los Seamaster y el año que viene llegarán nuevos modelos.

OMEGA Globemaster Master Chronometer platino

Globemaster en platino

HyM: Bueno, tiene sentido industrialmente hablando: si haces siempre la misma cosa se hace bien, y es más barato hacerlo. Por cierto, ¿eso significa precios más bajos?

Gregory Kissling: No, no, más baratos no. Para alcanzar un antimagnetismo de hasta 15.000 Gauss hemos tenido que sustituir nueve piezas, y las nuevas son más difíciles de producir. Por supuesto la cantidad reducirá el precio del componente, pero estas piezas son de silicio y son mucho más caras de producir. A cambio ofrecemos un producto muy superior y una garantía de cuatro años.

HyM: Y así debe ser, porque tal como está la situación las empresas deben ofrecer más, porque las subidas de precios en estos años han sido poco menos que descontroladas.

Gregory Kissling: Ten en cuenta el coste de los materiales: el precio del oro de hace quince años al de ahora no tiene nada que ver, se ha multiplicado por cuatro.

HyM: Bueno, pero el porcentaje de relojes de oro es muy inferior al de los relojes de acero, y estos también han subido mucho.

Gregory Kissling: La razón principal es, sin lugar a dudas, la fabricación de los movimientos. Antes usábamos movimientos comunes que se fabricaban por millones, y de ahí pasamos a hacer calibres de los que se fabrican sólo unos cuantos miles. Eso dispara el coste.

Calibre del Globebaster Master Chronometer, en oro Sedna

Calibre del Globebaster Master Chronometer, en oro Sedna

HyM: Ya sé que usted es de diseño de producto y no de ventas, pero en lo que usted percibe, ¿ese aumento de precio está afectando a las ventas de Omega?

Gregory Kissling: Bueno, lo importante es que los precios no suban más. Creo que hemos alcanzado nuestro objetivo. El grueso de nuestras ventas ha de estar entre cinco y seis mil euros.

HyM: Pero es precisamente ahí donde se observa la mayor bajada en ventas…

Gregory Kissling: Por eso debemos ser proactivos y ofrecer nuevos productos con muchas más ventajas, no sólo en cuanto a estética sino sobre todo en cuanto a funcionalidad y tecnología. Como éste que llevo (un Omega Seamaster Planet Ocean Deep Black azul). Este cuesta algo más, pero por 10.000 euros te llevas el mejor reloj que sabemos hacer y que se puede hacer en el mercado. Hemos cambiado completamente el proceso de fabricación de la caja, que se fabrica mediante sinterización. Lleva 20 veces más tiempo producir una caja de cerámica que una de acero. Con los cambios en el movimiento, ahora que tiene la certificación METAS, y los introducidos en la fabricación de la caja, el reloj es sencillamente espectacular.

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-Deep-Black-5-Horasyminutos

Seamaster Planet Ocean Deep Black azul

HyM: Sí que lo es. En este tipo de relojes Omega sobresale muy por encima de la mayoría. Todos los modelos tienen una presencia poderosa, única; no hay forma de que confundas un Seamaster con cualquier otro reloj. Y eso redunda en lo que decíamos antes: un experiencia única con tu reloj. ¡Pero me enrollo! Vamos a hablar sobre su área específica: ¿cómo se concibe un reloj de Omega? ¿Cómo se toman las decisiones de “esto sí, esto no”?

Gregory Kissling: Hay mucha gente involucrada en el desarrollo de un producto Omega. Por supuesto tenemos una estrategia de producto que va unida a la estrategia de la empresa. Por ejemplo, no vamos a diseñar un repetidor de minutos o un calendario perpetuo. Eso es para otras marcas.

HyM: Pero sí tienen un Tourbillon Central…

Gregory Kissling: Sí, es cierto. Es la excepción. Y es un tourbillon en el centro. Pero ¿un tourbillon a las 6 o a las 9? Olvídate (se ríe). Tenemos que respetar quienes somos. Nuestra complicación más alta es el calendario anual. Hay también una estructura de grupo dentro de Swatch que se respeta, así que no vamos a hacer complicaciones que ya hacen Breguet, Blancpain or Glashütte Original. En términos de precio empezamos en 2.000 euros y el precio medio está entre 5 y 6.000 euros, como he dicho antes.

omega-de-villetourbillon-co-axial-limited-edition-horasyminutos

De Ville Tourbillon Co-Axial Limited Edition

Gregory Kissling: Pero de vuelta a lo que me preguntabas, tenemos una estrategia a 5 años. Esta estrategia está unida también a la de creación de movimientos. No introducimos el mismo movimiento en todas las colecciones, sino que elegimos en cuál va a ir. En el diseño tenemos muchas aportaciones. La primera viene de nuestro patrimonio, que es enorme y una fuente de ideas. Pero por supuesto también buscamos nuevas tecnologías y materiales. Antes no tanto, pero ahora hablamos mucho con el mercado; no sólo los puntos de venta, también el cliente final, y todo ello tiene un reflejo en el desarrollo del producto. Y siempre estamos debatiendo ideas. Para un sólo producto se desarrollan hasta 10 prototipos que después se van descartando hasta llegar al definitivo.

HyM: Y supongo que hay alguien que para los pies a los diseñadores, financieramente hablando.

Gregory Kissling: Es que no había dicho que lo primero que tenemos de un producto es un precio objetivo, así que sí, por supuesto. Hay que ajustarse a lo que se busca. Lo que queremos hacer lo enviamos a los proveedores y con su respuesta vamos al comité de diseño, que empieza a aprobar, rechazar y orientar, para evitar además la canibalización entre marcas del grupo.

HyM: Y en ese proceso de decisión, ¿alguna vez se mete marketing a opinar cosas como “eso no lo podéis hacer porque no puedo venderlo, o no voy a encontrar un embajador para un producto así”?

Gregory Kissling: No, no, en ese punto no entran. Alguna vez, con alguna edición especial… Pero el producto se desarrolla en el departamento de desarrollo de producto exclusivamente. Luego sí que colaboramos juntos, claro.

omega-ladymatic-horasyminutos

HyM: Estaba mirando la web de Omega y he contado los relojes de mujer que aparecen: 553. Y sin embargo nadie diría que Omega es una marca femenina. O, por decirlo de otra forma, no hay demasiada invención en Omega por el lado de los relojes de mujer, salvo quizá la aparición del Ladymatic en 1955. ¿Está satisfecho con lo que ofrece Omega a las mujeres?

Gregory Kissling: Bueno, déjame que te diga: el 50% de las ventas de Omega son relojes de mujer.

HyM: ¡Pero qué me dice! Jamás lo hubiera pensado.

Gregory Kissling: Ya ves. Somos muy fuertes en Asia con el Constellation, que se considera un reloj de mujer. Pero sí, tienes razón. En 1955 el Ladymatic y en 2010 el primer movimiento para relojes femeninos, y debemos ofrecer algo más a la mujer.

HyM: El año que viene inauguran un nuevo edificio, para realizar el ensamblado del reloj y para alojar todo lo que tiene que ver con la certificación METAS. Tenerlo en el mismo edificio, ¿no viene a reforzar el argumento de los que dicen que Omega se ha “inventado” un certificado propio, como han hecho otras marcas?

Gregory Kissling: ¡En absoluto! Vamos a tener allí empleados de METAS, no nuestros. Y son ellos los que extienden el certificado, y si un reloj no pasa el test sencillamente no consigue su certificado, que es suyo, de METAS. No nuestro.  Y alcanzar la certificación supuso para nosotros un esfuerzo enorme. Primero redujimos la variación diaria por debajo de lo que exige COSC, pasando de -4/+6 a 0/+5. Después miramos la hermeticidad, y si hay algún problema tiene que comenzar el test entero de nuevo…. Es un proceso muy complicado, especialmente porque no se hace con unos cuantos relojes, sino con miles.

OMEGA Globemaster - certificado METAS

HyM: A riesgo de parecer pelota, repito que ese es el camino correcto: hay que dar lo que se vende, y siempre hemos oído hablar de “la precisión suiza”, pero si ahora le dices a un joven, que no lleva reloj, que se gaste 600 ó 700 euros en un reloj que quizá necesite reajustar cada día porque le puede adelantar 15 segundos, lo más probable es que te mire como se mira a un botarate y te dijera “por ese precio me compro un iPhone 5S y un Apple Watch a juego”. Así, que sí, los esfuerzos de Omega en ese sentido van en la dirección correcta.

Gregory Kissling: Fue un deseo expreso de Mr. Hayek, y el laboratorio está abierto a cualquier marca que desee certificar sus relojes.

HyM: ¿Y alguna marca se ha interesado?

Gregory Kissling: No por ahora. Es que supongo que tener una tecnología que te permita aguantar 15.000 Gauss no es fácil.

HyM: Oiga, permítame una pregunta de absoluto lego: ¿dónde me tropiezo yo con 15.000 gauss? Porque siempre lo oímos pero Gauss no es una medida que manejemos como los kilos o los centímetros, así que uno no sabe bien de qué estamos hablando.

Gregory Kissling: Las máquinas de escáner médico, por ejemplo. Y en ellas nos fijamos como objetivo a lograr. Aunque ahora han sacado unas nuevas máquinas que llegan a los 30.000 Gauss. De hecho el origen está en un cliente de Omega, un médico que tiene unos 40 relojes y trabaja con escáneres, y siempre se quejaba de que sus relojes iban mal. Nos escribió una carta pidiéndonos que hiciéramos un reloj que le valiera para su trabajo.Pero vamos, que no estamos siempre cerca de una de esas máquinas. Por ejemplo la tapa de las tabletas iPad: ellas solas ya producen 1.000 Gauss. Los imanes del frigorífico… ¡el imán de los bolsos de mujer! eso son como mínimo 500 Gauss.

HyM: ¿Hay un reloj que le gustaría que existiera en la colección de Omega?

Gregory Kissling: Pues mi reloj ideal sería aún más preciso que esos 0/+5 que tienen los METAS. Que es muy bueno, pero seguro que podemos reducirlo. -/+1 al día sería lo ideal.

HyM: Rolex dice que sus nuevos calibres son -2/+2…

Gregory Kissling: Sí, pero no certificado. Ellos certifican COSC, los -4/+6, pero no los 2 segundos. No quiero decir que no lo consigan, pero no lo certifican. Es una diferencia, ¿sabes?

HyM: Así que su reloj ideal es uno más preciso.

Gregory Kissling: Y sin necesidad de servicio ténico. Sin aceite.

Calibre del Seamaster Planet Ocean Deep Black

Calibre del Seamaster Planet Ocean Deep Black

HyM: Y dentro de la colección actual de Omega, y sin mirar el bolsillo, ¿qué reloj tendría?

Gregory Kissling: La verdad es que ya lo llevo: es el Deep Black. Para mí lo tiene todo en términos de diseño. En realidad el diseño viene de 1957, cuando presentamos el Seamaster 300, así que en términos de diseño este reloj es icónico. Y en términos de tecnología, lo mismo: cerámica. El problema de los relojes de titanio o acero es que al cabo de un año ya están rayados, y cuando los llevas al servicio técnico pierdes una décima parte del material, y de la forma. Con la cerámica nada de esto ocurre. Vale que se puede romper si se te cae desde dos metros de altura, pero ni una ralladura. Y la esfera está hecha en cerámica no para que no se ralle, porque está protegida por el cristal de zafiro, sino porque queríamos el mismo brillo, el mismo reflejo que en el resto del reloj. Yo también practico el buceo, pero no en Suiza porque el agua está muy fría. Siempre me voy a Maldivas o sitios así. Así que la función GMT es perfecta para mí. Y para el brazalete introdujimos un tratamiento antibacteriano en el caucho. Parece una correa textil, pero es en realidad caucho. Por no hablar del calibre. Este producto es, para mí, la cima de todo lo que significa Omega en términos de diseño e innovación.

El Seamaster Planet Ocean Deep Black en la oscuridad

El Seamaster Planet Ocean Deep Black en la oscuridad

HyM: Se le nota enamorado del producto.

Gregory Kissling: ¡Por supuesto que lo estoy! Lo desarrollé junto con mi equipo, y nos llevó tres años. Tres años de un trabajo muy duro para conseguir un reloj que no tiene metal en absoluto, salvo el muelle del bisel. Que tiene el fondo roscado pero de cerámica, que hemos llamado Naiad Lock y en el que los textos están correctamente alineados, siempre.

HyM: Eso, para los que somos aficionados y perfeccionistas, es como música celestial.

Gregory Kissling: ¡Lo sé! Y por eso queríamos conseguirlo, pero conseguirlo sólo con la cerámica. Pero si tuviera que elegir un solo reloj, uno solo, sería el Grey Side of the Moon, porque te sirve para cualquier combinación de ropa que lleves y siempre vas elegante (lo vimos en vídeo aquí).Por cierto que para conseguir el gris de la cerámica sólo hay diez reactores en el mundo que puedan hacerlo, dos de los cuales están en en Comadur (la fábrica del Grupo Swatch encargada de la creación y producción de materiales).

HyM: ¿Vamos a volver a ver un Railmaster?

Gregory Kissling: Si te fijas el próximo año es un gran año: es el 60 aniversario de de la Santisima Trinidad. Ya hemos hablado de que en 1957 presentamos el Seamaster 300, pero es que también fue el año de aparición del Speedmaster… y el Railmaster.  Así que 2017 va a ser un año grande. Ya verás.

Omega Railmaster

Omega Railmaster

 

 

 

 



Una charla con Francesc Carmona, Brand Manager de Montblanc Iberia

entrevista-francesc-carmona-montblanc-1-horasyminutos

Francesc Carmona, Brand Manager de Montblanc Iberia, es fiel reflejo del espíritu actual de la maison: una mezcla de energía inagotable y actividad continua. Pero es siempre energía positiva y siempre sin perder de vista el lado humano de todo lo que hace. Vive la marca intensamente y así te lo transmite, pero nunca como un “tienes que”, sino un “pruébalo y decide tú mismo”. Nos encontramos en su despacho de Richemont para charlar sobre un año tumultuoso y sus planes para el futuro de la gran manufactura.

 

 

HorasyMinutos: Dentro del sombrío panorama actual de las cuentas de Richemont Montblanc aparece como una de las mejores marcas del grupo. ¿Es así también en España?

Francesc Carmona: Nosotros llevamos dos años en Madrid (antes la sede estaba en Barcelona), y desde que llegamos estamos creciendo a doble dígito. Es verdad que globalmente el Grupo está pasando por momentos complicados, como el resto de la industria. Afortunadamente nosotros somos una marca enormemente diversificada en cuanto a productos, y nuestra exposición al turismo, la dependencia de China, es muchísimo menos importante que otras marcas, por lo que nos ha afectado mucho menos.

HyM: Pues en estos tiempos tener crecimientos de dos dígitos es como para que te den, no palmadas en la espalda, sino ¡abrazos entre lágrimas! (risas)

Francesc Carmona: ¡Nuestro trabajo nos cuesta! Pero sí, llevamos dos años como una moto, aunque cada vez es más complicado. Pero el factor de crecimiento desde el cambio de sede ha sido importante.

Montblanc Johannes Strauss

HyM: ¿Pero es un crecimiento en todo Montblanc Iberia, o sólo en algunas gamas de producto?

Francesc Carmona:  Desde luego en España, en todas las familias de producto. La escritura, por ejemplo, está tirando mucho, hasta el punto que tenemos escasez porque la producción no alcanza a la demanda.  Yo creo que se debe a que hemos elevado mucho el nivel de creatividad, y eso lo aprecia -y lo demanda- el mercado. Se da la circunstancia de que puedo llegar a no cumplir los presupuestos no por carencia de ventas, sino de producto. Y lo mismo ocurre con la piel. Yo creo que ahora mismo somos uno de los 5 grandes operadores del mundo de piel. Por ejemplo hemos aumentado nuestra presencia en El Corte Inglés, en el que no sólo estamos en nuestro propio espacio sino que también nos hemos colocado en la sección de accesorios de hombre. Así aprovechamos la zona de compra de impulso para dar a conocer toda nuestra gama. Es sin duda uno de nuestros productos estrella.

HyM: ¿Y la relojería?

Francesc Carmona: Ya sabes que las cifras son siempre información reservada, pero sí te puedo decir que el avance en relojería, especialmente en los Heritage Spirit, es también de doble dígito. Si nuestras tiendas están vendiendo quiere decir que también se va a vender en nuestros distribuidores. Eso significa que hemos conseguido traspasar esa idea de que Montblanc es sólo escritura.

HyM: ¿Se atreve a hacer una definición del cliente de relojería español? ¿O del cliente de relojería Montblanc?

Francesc Carmona: Es complejo. Parto de la base de que para el hombre el reloj es -y lo es para mí- nuestra mejor joya. Yo creo que el perfil es el de alguien moderno, pero al mismo tiempo muy maduro. Vivimos en una época supertecnológica, pero a la vez necesitamos una referencia que explique en la muñeca nuestra personalidad y nuestra herencia. Por tanto un perfil maduro -digamos de 30 años en adelante- que como usuario de tecnología quiere máximas prestaciones en lo que lleva, pero que sin embargo no ha perdido sus puntos de referencia. Y sobre todo le gusta mucho la calidad.

Heritage Spirit Perpetual Calendar Sapphire

Heritage Spirit Perpetual Calendar Sapphire

HyM: Desde la llegada de Jérôme Lambert los numerosos lanzamientos han tenido siempre un aspecto clásico importante. Del lado de la escritura y la piel da la impresión de que se ha hecho mucho en cuanto a avances tecnológicos: nuevas pieles muy avanzadas, en escritura Mark Newson…  Al cliente que compra estos avances, ¿le encaja el aire clásico de los relojes de Montblanc?

Francesc Carmona: Rotundamente sí.  Puedo llevar una pluma de Mark Newson y un 1858 en la muñeca. Creo que son dos tendencias que se unen perfectamente. ¿Un 1858 con un Mark Newson y unos vaqueros de fin de semana? Desde luego que sí. Yo creo de todas formas que en el SIHH 2017 se va a entender mucho más la coherencia creativa de Montblanc en relojería.  Esto es un puzzle que se va completando poco a poco, pero hay que esperar a ver la foto completa. Toma por ejemplo el  Montblanc Augmented Paper: ¡qué más tradicional que escribir a mano! Y después la tecnología de Montblanc te convierte tu escritura en un archivo digital para que trabajes con él como lo harías con uno creado en la computadora. Tecnologías opuestas que sin embargo van perfectamente bien juntas.

HyM: Cuando entrevisté a Davide Cerrato me dijo que hay que separar muy bien el producto tradicional de Montblanc de los relojes. Yo sin embargo noto dos cosas: cada vez se incorporan más productos diversos bajo el paraguas Montblanc (gafas, perfumes, gemelos,…). Si hay marcas que les cuesta sacudirse la coletilla de que “son joyeros -por ejemplo- que además venden relojes”,  ¿no puede ser que tantas familias de productos distintas oscurezcan el aspecto relojero de Montblanc? Más aún: Montblanc tiene sus propias boutiques y cuando entra un cliente supongo que lo que se quiere es que se lleve de todo. ¿No hay ahí una contradicción?

Francesc Carmona: No. Las líneas de producto han existido siempre, pero nosotros trabajamos lo que hemos dado en llamar “La Matriz” (The Matrix, en Inglés). Consiste en 6 líneas de producto con 9 sistemas de distribución. Va de lo más clásico a lo más moderno. La clave está en, dentro de cada línea de distribución, segmentar bien la gama de producto. Nosotros somos, dentro de Richemont, la empresa más compleja. Tenemos tienda propia, tienda franquiciada, dentro de El Corte Inglés tiendas en explotación, tiendas en semiexplotación, el e-commerce propio y el de nuestros distribuidores, y por último joyeros.

HyM: Con perdón, pero ¡qué follón!

Francesc Carmona: Hombre, da trabajillo, no te lo voy a negar (se ríe). Hay que desarrollar cada segmento y buscar las oportunidades en cada uno de los nichos que crea esta matriz. En cuanto a la relojería somos muy conscientes de que su distribución y su surtido debe ser muy medido. Esto nos permite aislar al especialista de escritura, que generalmente no sabe de relojes ni le interesa. Esta es la belleza de Montblanc y el gran reto que tenemos: ser los mejores en cada uno de estos segmentos.

HyM: En una entrevista que leí decía usted que el cliente de Montblanc también quiere el reloj Montblanc. ¿El cliente de relojería Montblanc ya era cliente de la marca, o están atrayendo a nuevos clientes?

Francesc Carmona: Los dos. Desde luego el que ama a la marca siempre quiere producto de la casa. Le guía una buena estrella, la mejor estrella (sonríe y señala al logotipo de Montblanc). Pero también estamos haciendo un poco de “conversión religiosa”, diría yo. Y tú ya me conoces que yo me aplico a ello con cualquiera que se me pone por delante.

(¡doy fe de ello! Un pequeño tour de Francesc a mis hijos sobre el producto Montblanc les dejó la cristalina idea de que necesitaban -y mucho- Montblanc…y de paso me metió a mí en un problema a la hora de preguntarles qué quieren por su cumpleaños)

Estamos consiguiendo que el aficionado a la relojería, incluso el más exigente, reconozca nuestra maestría relojera. Hace unos años estábamos en “la miopía del marketing”: yo hago una estrella y la estrella funciona sola. Pues no. Hoy en día es justo al contrario: este producto es tan bueno que merece llevar una estrella. Y lo hemos hecho nosotros. Ahora ves nuestros nuevos relojes y enseguida percibes que tienen personalidad. Ahora sí que la tienen.  Y nuestros propios seguidores están ayudando a “convertir” a los neófitos, a aquellos que no nos conocían. Es un trabajo enorme, que nos obliga a una presencia continua en el mercado (yo creo que Montblanc es la marca que mayor número de actos públicos celebra a lo largo del año, con diferencia). Pero si esto fuera fácil ¡no disfrutaríamos del reto!

4810 Orb is Terrarum

4810 Orbis Terrarum

HyM: ¿Cuáles son los relojes favoritos de Montblanc en España?

Francesc Carmona: Los 4810 funcionan de maravilla. Y después los Heritage Spirit; el 3 agujas es uno de los relojes más vendidos. Y no olvidemos el TimeWalker.

HyM: ¿Qué reloj no tiene ahora mismo Montblanc en en su colección y le gustaría que estuviera? Por prestigio o porque simplemente ayudara a las ventas (que no siempre van juntos).

Francesc Carmona: Yo creo que nos falta un reloj más deportivo. Un diver, quizá. Un reloj con correa de caucho y caja un poquito más grande. Un rediseño del TimeWalker.

HyM: Pregunto para no obtener respuesta: ¿lo vamos a ver en el próximo SIHH 2017?

Francesc Carmona: Tú lo has dicho…

1858 Chronograph Tachymeter Limited Edition

1858 Chronograph Tachymeter Limited Edition

HyM: Ya, pero ¡tenía que intentarlo! En fin, esperaremos. ¿Si no tuviera restricciones dinerarias, ¿qué reloj llevaría?

Francesc Carmona: El 1858 Chronograph Tachymeter Edición limitada con calibre Minerva. Es un reloj muy elegante, sobrio,  con el tamaño justo… es espectacular, en una palabra.

HyM: ¿Y qué reloj lleva?

Francesc Carmona: Nicolas Rieussec Chronograph Automatic.

entrevista-francesc-carmona-Montblanc-nicolas-rieussec-chronograph-automatic-horasyminutos

HyM: Vaya, uno hubiera pensado que llevaría un modelo más moderno ¿Y la de Nicolas Rieussec es una colección que va a renacer?

Francesc Carmona: Yo creo que con Riussec hemos hecho muchísimas versiones y por el momento la gama va a quedar como está. El Riussec homenajea al cronógrafo de Riussec, que literalmente escribía el tiempo (lo vi cuando visité la manufactura). Por eso para mí es uno de los relojes que mejor refleja el espíritu creativo de Montblanc: aúna, en un calibre propio, escritura y relojería. Tradición y modernidad unidas con estilo.

entrevista-francesc-carmona-montblanc-2-horasyminutos

 

 



Una charla con Thibaut Pellegrin, Brand Manager de A. Lange & Söhne Iberia

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-3-horasyminutos

Thibaut Pellegrin aterriza en España como Brand Manager de A. Lange & Söhne después de una larga experiencia en Cartier (8 años). Aunque lleva desde marzo en España el anuncio oficial de su nuevo puesto se hizo público en junio. Charlamos con el sobre sobre la situación actual del mercado y de sus planes de futuro para la marca, en unos momentos particularmente difíciles.

 

 

Horas y Minutos: Los últimos informes de Richemont (aquí) muestran un panorama bastante sombrío en la evolución de sus ventas. ¿Es así también para Lange?

Thibaut Pellegrin: Es verdad que lo es, pero para mí hay dos elementos a tener en cuenta con A. Lange & Söhne: En primer lugar, siempre hemos mantenido voluntariamente un nivel de producción muy bajo. Podríamos sin duda producir más, pero no al mismo nivel de calidad. ¿Por qué entonces la nueva manufactura, que tenemos desde hace un año? (una gran obra arquitectónica que mostré aquí) Sólo por una razón: conseguir mejores condiciones de trabajo. No para producir más. El nuevo edificio se decidió hace 3 años, pero con un único objetivo: producir los mejores relojes del mundo, pero en pequeña cantidad.

En segundo lugar, la distribución. Estamos presentes en 60 países, casi en todo el mundo (menos en África, por ahora); pero con sólo 237 puntos de venta. Esto lo que demuestra es que existe una coherencia en Lange desde hace muchos años. Esa coherencia nos permite afrontar con más serenidad los tiempos difíciles. Y sí, estos son tiempos difíciles, y hemos tenido que ser prudentes este año, y seguramente el año que viene también.

Richard Lange "Pour le Mérite"

Richard Lange “Pour le Mérite”

HyM: Hace un par de meses se lanzó el nuevo Richard Lange “Pour le Mérite” en oro blanco (aquí). Su precio era sensiblemente inferior al modelo anterior en oro rosa, y eso que el blanco siempre es más caro. Si yo fuera un afortunado poseedor de la versión en oro rosa (ojalá), estaría cuando menos sorprendido.

Thibaut Pellegrin: En Lange los dos oros tienen el mismo precio. Pero es verdad, es un precio más bajo. Cabe la sorpresa, pero hay una gran diferencia: la esfera no es esmalte sino laca, y eso es más barato. Y además se van a producir 218 unidades, que es un poco más (la versión en oro rosa fue una serie limitada a 200 unidades). Eso permite abaratar precios.

HyM: Veo que Lange también contempla bajar precios. ¿Vamos a ver un Saxonia en acero, quizá?

Thibaut Pellegrin: En los próximos años seguramente no. No es nuestra estrategia a día de hoy.

HyM: Podemos descartar el acero entonces.

Thibaut Pellegrin: Sí. Sólo oro y platino.

Richard Lange Jumping Seconds en platino

Richard Lange Jumping Seconds en platino

HyM: Lleva desde junio como director la Península, Francia Bélgica y Luxemburgo. ¿Aprecia diferencias entre sus clientes actuales y los norteamericanos?

Thibaut Pellegrin: Si comparo de manera general sí que las hay, pero si lo reducimos a los clientes de Lange para mí todos tienen las mismas exigencias. Todos comparten la misma pasión por la relojería y sólo exigen lo mejor. Y lo mejor hay muy pocas marcas que lo pueden ofrecer. Pero hay algo que me parce muy particular de nuestros clientes: no se dejan influir. Tienen sus propios gustos y opiniones, y nosotros tenemos que escuchar a nuestros clientes. Hay marcas que “empujan” sus relojes al mercado y sin embargo nosotros colaboramos con nuestros clientes. También con los coleccionistas, los conocemos a casi todos, porque ser una marca tan pequeña te lo permite. Todos nuestros clientes tienen una percepción de la calidad de nuestros relojes muy desarrollada.

HyM: ¿Y entre los países que dirige? ¿Hay directivas para cada país, o se dirige todo de manera global?

Thibaut Pellegrin: En nuestra marca no. Tenemos un mensaje homogéneo en todo el mundo. Eso sí, yo tengo que adaptarme a mi red de ventas, no hablo igual con un cliente de Luxemburgo que con uno de Islas Canarias. Tenemos que adaptarnos también a los clientes finales. Pero los relojes son los mismos y la estrategia de comunicación es la misma.

HyM: Cuando entrevisté a Wilhelm Schmid (esta es la entrevista) me decía que la máxima tensión comercial viene dada en realidad porque el cliente Lange viaja mucho y puede querer una pieza tuya en Hong Kong, por ejemplo, en vez de en su país de origen.

Thibaut Pellegrin: Es cierto, y por eso necesitamos coherencia. Coherencia en modelos, coherencia en precios y, muy importante, coherencia en la experiencia de Lange. El cliente, allí donde esté, debe notar que entra en el universo Lange.

Hay que reseñar que toda la entrevista se desarrolló en español, porque Thibaut habla un español mucho más que correcto, con un vocabulario amplio y culto subrayado por su permanente sonrisa, ojos vivaces y ademanes sobrios pero enérgicos.

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-2-horasyminutos

HyM: ¿Dónde aprendió tan bien el español?

Thibaut Pellegrin: En su mayor parte en España y un tanto en Nueva York con clientes hispanohablantes. Hice un Erasmus en Zaragoza. Pero de eso hace… ¡once años ya!

Levanta las cejas, sorprendido de cómo pasa el tiempo. Yo también las levanto, admirado de cómo alguien con sólo 30 años ha hecho ya tantas cosas.

HyM: ¿Por qué existe una boutique en Lisboa pero no en Madrid?

Thibaut Pellegrin: La de Lisboa no es una bouique propia, es una colaboración con uno de nuestros distribuidores. En su tienda normal no era posible ofrecer la experiencia Lange, y por eso creamos la boutique.

HyM: ¿Y eso se podría repetir en España?

Thibaut Pellegrin: Podría, pero la verdad es que nuestros concesionarios ahora mismo ya ofrecen la experiencia Lange tal como queremos que sea. Nosotros siempre planteamos relaciones a largo plazo, y la mayor parte de nuestro puntos de venta trabajan con nosotros desde hace casi 20 años.

HyM: O sea casi desde el principio.

Thibaut Pellegrin: En efecto. Como sabes la manufactura se refunda en 1994 y entramos en España en 1997, y tenemos socios desde entonces. Es una verdadera historia de amor. Yo ahora trabajo con los hijos de aquellos que comenzaron trabajando con Günter Blümlein. Es conmovedor oírles hablar de esto. Gabriel Suárez me cuenta que cuando tenía 10 años estaba en la sala de reuniones con su padre y los relojes de Lange… no es de extrañar que nuestros distribuidores sean expertos en la marca.

HyM: Y encima el primer reloj que lanza la manufactura es directamente un icono, el Lange 1. Es como para estar permanentemente enamorado.

Thibaut Pellegrin: Y prácticamente no ha cambiado. Bueno el calibre se ha rediseñado entero, pero visualmente es prácticamente igual que el aparecido en 1994. Es una maravilla.

(Günter Blümlein fue, junto con WalterLange, el responsable del resurgimiento de la marca, aunque también fue quien guió a Jaeger-LeCoultre y a IWC tras los años del cuarzo. Agrupó a las tres marcas bajo la empresa Les Manufactures Horlogères, que después vendió a Richemont por unos 3.000 millones de francos suizos. Fue sin duda uno de los grandes transformadores de la relojería actual. Desafortunadamente falleció en 2001).

Hartmut Knothe (CEO) Walter Lange y Günter Blümlein (Director de Producto)

Hartmut Knothe (CEO) Walter Lange y Günter Blümlein (Director de Producto) en 1994

HyM: ¿Cuál es su objetivo a 5 cinco años?

Thibaut Pellegrin: A decir verdad la marca es, a día de hoy, casi un secreto. Sólo la conocen aficionados y coleccionistas. Y esto es importante, porque son ellos los que han hecho de la marca lo que es, pero tenemos que ampliar nuestros círculos y tenemos que dirigirnos a las nuevas generaciones, porque tenemos objetivos a largo plazo. Sabemos que este año y el que viene vamos a vender los relojes que tenemos, pero ¿qué vamos a hacer de aquí a 20 años? Ahora existen muchos canales nuevos de comunicación y mi objetivo es usar esos canales para conocer los gustos, las expectativas y de las tendencias de consumo de la nueva clientela, que quizá no tiene un buen conocimiento de la marca. Al menos de momento.

HyM: ¿Pero eso significa actuar localmente? Quiero decir, acaba de decir que las políticas de Lange son globales. ¿Quiere usted decir que Lange en España va a tener una actuación específica en el país para abarcar otros públicos?

Thibaut Pellegrin: Claro. Ese es mi trabajo. Hay también una estrategia más global en la sede, pero para mí el objetivo es conocer a más clientes potenciales, y hay varias formas de hacerlo; la fundamental es desde luego trabajar con nuestros concesionarios, porque ellos son los expertos y los que conocen no sólo a nuestros clientes, sino a los que todavía no lo son.

HyM: O sea que ¿podríamos ver a Lange en, no sé, escuelas de negocio, o cosas así?

Thibaut Pellegrin: Puede ser. No sé si se verá mucho porque todo lo hacemos de forma discreta. Pero sí, ese sería un buen ejemplo. Lo que tengo que explicar es la autenticidad, la coherencia, la durabilidad… eso es lo que es Lange. Sí, es caro, pero son los mejores relojes del mundo.

Saxonia Moonphase

Saxonia Moonphase

HyM: Bueno, también habría que ver, porque a menudo te encuentras con precios de relojes que hacen que te preguntes, por ejemplo “¿pero esto que cuesta tanto como un Saxonia (15.000 euros), me da lo que me da un Saxonia?”

Thibaut Pellegrin: Claro, pero es que ese es exactamente es mi trabajo. Tú eso lo sabes porque estás siempre con relojes, pero yo tengo que hacérselo ver también a quien no conoce la marca para que sepa cuánto le ofrece. En Lange el marketing tiene que estar al servicio del producto, y no al revés.

Tourbograph pour le Mèrite

Tourbograph pour le Mèrite

HyM: ¿Hay algún tipo de reloj que le gustaría que existiera en la colección de Lange y que ahora no existe?

Thibaut Pellegrin: La verdad es que Lange ha hecho muy buen trabajo en crear todo lo que llena mis sueños relojeros. Pero hay un modelo que ya no existe, el Tourbograph Pour le Mérite, el primer reloj que combinaba un tourbillon con transmisión de huso y cadena y un cronógrafo rattrapante, y por supuesto limitado a 51 unidades. Ese es el reloj que me gustaría ver en la colección.

 Zeitwerk Minute Repeater

Zeitwerk Minute Repeater

HyM: ¿Y ese sería el reloj que tendría si no tuviera limitaciones económicas?

Thibaut Pellegrin: No, sería algo diferente porque el Tourbograph no lo puedes llevar todos los días. Es difícil elegir uno solo; es como decir qué hijo prefieres, así que me quedo con dos: el Zeitwerk, con un diseño increíble, súper vanguardista e incluso revolucionario. Hay muy pocos relojes como el Zeitwerk. Y el otro, el Datograph. Para mí es el mejor cronógrafo del mundo. Bueno, para mí y para casi todos los aficionados a la relojería.

Datograph Up Down frontal

HyM: Philippe Dufour dijo que era el mejor.

Sí, muy sencillo de diseño pero el movimiento… solemos decir que es una ciudad en miniatura. Me puedo pasar horas mirándolo.

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-lange-1-time-zone-horasyminutos

HyM:¿Y qué reloj lleva ahora?

Thibaut Pellegrin: Un Lange 1. Ya hemos hablado de él. Lo puedes reconocer a 20 metros. Pero éste es además el Lange 1 Time Zone, con los 24 husos horarios que cambian con apretar un solo botón. Eso es Lange, apariencia y uso sencillo pero movimientos de la máxima complicación. Para mí hay muy pocos relojes como el Lange 1,  porque en realidad no hay relojes como los de Lange.

thibaut-pellegrin-a-lange-sohne-4-horasyminutos



Una charla con Stéphanie Aubry, Brand Manager de Piaget Iberia

 

stephanie-aubry-1-horasyminutos

Stéphanie Aubry no es una desconocida dentro del Grupo Richemont. Antes de hacerse cargo de Piaget Iberia trabajó en Montblanc México de 2006 a 2009 y como Country Manager de IWC en Brasil, desde 20013 hasta este mismo año, en el que ha tomado las riendas del mercado español y portugués. Buen momento para hablar sobre su experiencia y sobre todo de sus planes de futuro.

 

stephanie-aubry-3-horasyminutos

Horas y Minutos: ¿Conocía España?

Stéphanie AubryLa conocía como turista, pero nunca había vivido aquí. Pero se me hizo un destino natural después de 12 años en América Latina. Hay un cierto aire de familia entre los países hispanohablantes, Brasil, Portugal, España y los países del sur de Europa. Para ser sinceros no tenía muchas ganas de regresar a Francia, pero sí quería afrontar un nuevo desafío en el mundo del lujo. Es decir, mi labor en Hispanoamérica fue la de ubicar, criar y hacer madurar una marca y su imagen en un mercado de lujo aún no maduro. Después de 12 años necesitaba un cambio que además coincidía con mi situación personal: mis hijos han nacido allí, pero yo quería acercarles a la cultura de sus padres, que es europea. Es un regreso suave a mis raíces, a mi familia, que están aquí al lado, en Francia. ¡Vuelvo a Europa entrando por la Puerta del Sol! (se ríe). Para mí es importante que mis hijos conozcan de dónde vengo. Pero también es cierto cuando nos vinimos lloré todo lo que tenía que llorar, porque el cariño por los países donde he vivido es muy grande.

HyM: ¿Qué cree que puede aportar al mercado que ahora dirige (España -incluida Canarias- y Portugal)?

Stéphanie Aubry: Todos tenemos nuestra propia personalidad, pero lo que he aprendido en los países que he vivido es que tienes que ser humilde. Llegas a un mercado nuevo, a una marca nueva con su propia cultura -general de marca y particular en el país-; sencillamente no puedes llegar imponiendo tu criterio, tienes que aprender a adaptarte. Otro rasgo adquirido en mi experiencia en Sudamérica es el espíritu emprendedor, porque son países difíciles para este producto. Tienes que remangarte y trabajar duro. Eso me lo traigo para hacerlo aquí también, pero con mente abierta, dispuesta a hacer de todo. Si te quedas en la boutique esperando que llegue el cliente… sencillamente no llega. Ese espíritu emprendedor me va a servir mucho en España, porque es un mercado que, como europeo, está maduro, pero en el que creo que hay mucho que hacer porque Piaget no está todavía en la posición que merece. Necesita un trabajo importante en visibilidad y ventas. Se vende mucho entre los extranjeros que nos visitan, pero yo quiero que la Maison Piaget sea también de referencia para el cliente local. Toca remangarse y trabajar muy duro.

HyM: Este trabajo que nos dice que hay que hacer, ¿hace referencia a relojería y joyería o sólo a uno de los segmentos de negocio?

Stéphanie Aubry: Para mí Piaget es una Maison que tiene dos corazones: joyas y relojes. El dilema de Piaget es que la gente sólo ve un corazón: o joyas o relojes. Pero Piaget es una Maison completa: dos corazones, dos manufacturas, La Côtes aux Fées y Plan les Ouates. La Côtes aux Fées, que es un pueblecito perdido en las montañas,  es un tesoro de tradición y saber relojero totalmente suizo. Plan les Ouates está cerquita de Ginebra y es un ambiente más moderno, con el ensamblaje de los movimientos y toda la parte de joyería. Pero eso no es contradictorio, podemos trabajar ambas versiones bajo un mismo techo. Nuestro trabajo va a consistir en que se vea que Piaget son las dos cosas, joyas y relojes, relojes y joyas.  Por ejemplo ahora estamos retirando las joyas de la distribución para poder darle exclusividad y una visibilidad equivalente a la de los relojes. Por eso estamos reduciendo el número de puntos de venta, para potenciarla allí donde de verdad se hace el trabajo que necesita. Y después lo haremos también en Portugal. Aunque parece que  nos estamos retirando en realidad es al contrario: la joyería mejora cuando le das la oportunidad adecuada y exclusiva.

Piaget-Limelight-Stella-17-Horasyminutos

Piaget Limelight Stella y pulsera Piaget Rosa

HyM: En una entrevista con el Director General de Piaget, Philippe Léopold–Metzger, dijo que quería abrir sus propias boutiques, también en España. ¿Qué fue de ese proyecto?

Stéphanie Aubry: Fue, como tú bien dices, un proyecto. No está cancelado, pero a corto plazo no va a hacerse porque para tener una boutique tienes que tener una localización perfecta. Es una inversión enorme y la situación del mercado hoy no lo permite. Pero a largo plazo es algo lógico y natural para nuestro negocio, tener una boutique además de otros puntos de venta. Pero estos puntos de venta han de seguir la estrategia de imagen de marca de Piaget. Hay el resquemor de que la marca les haga competencia, pero en el mundo del lujo una boutique es más que ventas; es una plataforma de comunicación, de relaciones públicas, de CRM (Customer Relationship Management). Todo esto lo aprovechan después los puntos de venta.

HyM: Yo siempre he pensado que es incluso mejor que haya una tienda oficial, porque siempre va a defender el precio, no va a entrar en competencia con los distribuidores y, como dice, ellos se aprovechan de la labor de imagen.

Stéphanie Aubry: Tienes razón. Siempre hay un poco de resistencia, pero es sólo una cuestión de cultura y de tiempo. Así ocurrió cuando abrimos la boutique de IWC en Sao Paulo, donde los puntos de venta entendieron lo bueno que era para ellos que hubiera una boutique. Por eso habrá una boutique en España, seguro.

HyM: ¿Será una tienda a pie de calle, una shop in shop como tienen otras marcas del grupo Richemont?

Stéphanie Aubry: En realidad una boutique es cuestión de oportunidad. El criterio fundamental a tener en cuenta es la localización, que  tiene que ser perfecta. Tú ves que hay tiendas que abren, cierran, se trasladan… eso no puede ser. Si tienes una boutique a pie de calle lo trabajas de manera distinta, en marketing, en ventas… No es imposible, pero tienes que estar en las calles principales de la ciudad, en una zona de lujo. La localización, el ambiente de lujo, es fundamental. El shop in shop es también interesante porque tienes el tráfico de personas. Pero como digo, aún es un poco temprano para ese tipo de inversión.

stephanie-aubry-boutique-piaget-ginebra-horasyminutos

Boutique de Piaget en Ginebra

HyM: Esto conecta con la siguiente pregunta: ¿dónde ve a Piaget en 3 años?

Stéphanie Aubry: Yo tengo tres objetivos: El primero es aumentar nuestra cuota de mercado. Esto es fundamental, tanto en joyas como relojes. Y todo está relacionado: más vendo, más centímetros de espacio me van a dar para vender, más repercusión en los medios… Por tanto debemos aumentar nuestra cuota, ayudando también a nuestros puntos de venta a aumentar sus ventas porque para mí vender al canal pero que luego no salga de la tienda no es buen negocio. Así que todas nuestras acciones van a estar dirigidas a aumentar las ventas finales.

En segundo lugar tenemos que aumentar nuestro porcentaje de clientes locales. Vamos a invertir tiempo en formación y vamos a invertir en publicidad porque necesito más divulgación. Y en tercer lugar necesito reforzar la deseabilidad de la marca. Ver  a Jessica Chastain llevando nuestras joyas no es lo mismo que ver un anillo ahí solito en un punto de venta. Así que debemos hacer más relaciones públicas y vender nuestra historia como es. Porque la gente no conoce realmente lo que hay detrás de la marca, todo el saber que hay detrás. ¡Piaget no es solo Altiplano! Hay que expandir el conocimiento de la casa. Tenemos 46 calibres propios; 27 son ultraplanos, así que lo que otros consiguen hacer de vez en cuando nosotros ya lo hacemos por costumbre. Debemos explicar esto y concentrarnos en nuestros iconos, si bien el nuevo Polo S es una oportunidad de llegar a un público nuevo en los próximos años extenderemos su oferta. El año que viene se cumplen 60 años ya del Altiplano y eso hemos de destacarlo, lo mismo que nuestra colección Possession o La Rose. Al fin y al cabo somos la única empresa cuyo nombre ha servido para dar nombre a una variedad de rosa.

Altiplano en oro rosa

Altiplano en oro rosa

HyM: Es decir, que como es el aniversario del Altiplano, ¿es posible que veamos una complicación todavía no vista en este reloj?

Stéphanie Aubry: Eso todavía no te lo puedo decir, hay que esperar a que llegue. Pero desde luego va a haber relojes para homenajear al Altiplano.

HyM: Hay una cosa que me llama la atención: dentro del Grupo Richemont las marcas que tienen varios productos (escritura, piel, joyas, perfumes…) se esfuerzan por separar los productos entre sí. Por lo que usted dice, ¿Piaget quiere hacer ventas cruzadas, unir los productos?

Stéphanie Aubry: Buena pregunta. En cuanto a merchandising estamos separando relojes y joyas. Pero si en un stand tengo joyas Possession voy a colocar también un reloj de la gama Possession. Cuando tienes un shop in shop se crean dos ambientes distintos, pero cuando el espacio es pequeño debes optimizarlo al máximo. Desde luego cuando entramos en el mundo de “La Alta” (Alta Relojería, Alta Joyería) no nos puede extrañar verlos juntos. De hecho, ¿el reloj Manchette es un reloj o es una joya?

Piaget Manchette

HyM: Pues yo creo que, teniendo el componente de alta joyería que tiene, sigue ganando el aspecto de reloj. De hecho se le llama reloj, no brazalete. El componente reloj siempre aporta algo más a una pieza, la hace más atractiva. Pero por eso mismo, ¿cómo hace en un espacio pequeño para impulsar la joyería, que es femenina, a la vez que el Polo S que es un reloj básicamente masculino?

Stéphanie Aubry: Para mí ambos productos, juntos, me ayudan a conquistar al cliente local. No lo veo contradictorio. Pero como decía antes allí donde estemos cada producto ha de tener su espacio. No perdamos de vista, de todas formas, que aunque el Polo S sea un reloj de acero va dirigido a un cliente cercano a Piaget. Normalmente no va a ser un joven de 20 años el que compre este reloj. Piaget no es el primer reloj que se compra un cliente. Por eso puede convivir, guardando su espacio, con la joyería.

piaget-polo-s-19-horasyminutos

Polo S Chronograph

HyM: ¿Y no existe peligro de feminización de la marca? Porque si se promociona mucho la joyería con publicaciones femeninas, blogeras, redes sociales, etc. inevitablemente la marca va a bascular hacia lo femenino. ¿Qué peso tiene en las ventas el reloj de mujer y el de hombre?

Stéphanie Aubry: En los dos años anteriores vendimos más de hombre que de mujer, pero este año es al contrario. Aunque es verdad que el Polo S acaba de llegar a las tiendas. Esto es un trabajo a largo plazo. Si conoces a Piaget por las joyas comienzas a apreciar la marca, y cuando dentro de un año quieres un reloj vas a volver a Piaget, y a lo mejor te llevas un Gala. Y si viene tu marido contigo también ve los relojes Piaget… Tenemos que hacer ver nuestros dos corazones.

En nuestra publicidad se muestran las joyas y los relojes radiantes. Ahí es donde queremos ir. Unir los dos universos con un concepto global de comunicación en el punto de venta y en prensa, para transmitir el mensaje de que ese brillo está en el ADN de Piaget.

stephanie-aubry-4-horasyminutos

HyM: ¿Qué pasa con el Gouverneur, mi reloj favorito de Piaget? Se lanzó en 2012… y nunca más se supo de él.

Stéphanie Aubry: En nuestro mercado se vende sobre todo el Altiplano y el Gala, y el Gouverneur, al ser más complicado y más caro y yo creo que es un problema de falta de formación…

HyM: Y de la propia PIaget creo yo, porque no le hace ningún caso, no lo muestra, no lo promociona.

Stéphanie Aubry: Bueno como ves hay muchas cosas por mejorar. Pero también es cierto que el reloj se vende cuando sabes venderlo. Si te quedas en la zona de comfort sabes que siempre vas a vender un anillo de Cartier, un Rolex, quizá un Altiplano… Pero si el vendedor no tiene las armas para vender tu reloj, como el Gouverneur, ni siquiera lo va a mencionar. Así es imposible vender. De ahí que nuestro trabajo es, nuevamente, la formación y la divulgación.

Gouverneur Tourbillon Fases Lunares

Gouverneur Tourbillon Fases Lunares

HyM: ¿Diría usted que buena parte de la competencia de Piaget proviene precisamente de otras marcas del Grupo Richemont? ¿Por qué me tengo que comprar un Piaget Polo S y no un, por ejemplo, Drive de Cartier?

Stéphanie Aubry: Por supuesto que hay competencia, pero a mí me parece sano. La fuerza de las marcas de Richemont es que todos tenemos historia, tradición. Y la verdad es que es un orgullo trabajar en una marca del grupo. Siempre tienes que estar atenta a lo que hacen otros, y lo que hace la competencia también te nutre a ti en tu trabajo.

HyM: Por cierto, ¿hay algún proyecto de tener embajadores locales?

Stéphanie Aubry: A mí me encantaría, es algo que estamos trabajando ya. Y no sólo en joyas, también en relojes. Es cuestión de oportunidad. Y de presupuesto. Piaget se siente como una familia, y quien sea embajador tiene que ser alguien que le guste la marca de antes. Como Ryan Reynolds, que era cliente de la marca antes de ser embajador. Aquí tenemos amigas como Anne Igartiburu o Maria de Vasconcelos en Portugal, y los “amigos de la marca” es algo a fomentar. Pero no hay nada decidido aún, vamos poco a poco. No quiero hacer simplemente un contrato, quiero una implicación mayor.

HyM: Si no hubiera limitaciones económicas, ¿qué reloj Piaget tendría?

Stéphanie Aubry: Pues el reloj Manchette me gusta mucho, el que llevaba Elizabeth Taylor. No necesitas nada más, él sólo te viste. También me gusta mucho el Sunny Side of Life.

Manchette de Elizabeth Taylor

Manchette de Elizabeth Taylor

Sunny Side of Life

Sunny Side of Life

Stéphanie Aubry: Y tú, ¿qué piensas de Piaget?

HyM: Pues hablando de relojería creo que se la conoce y aprecia menos de lo que merecería. También por culpa de la propia Piaget, que está demasiado “altiplanizada”. Hay que promocionar lo que se vende, pero en este caso pienso que se hace a costa de otras colecciones que deberían verse más.

Stéphanie Aubry: Es difícil de analizar un mercado con la fría cifra de ventas. Yo lo que quiero es saber cómo percibe la gente a Piaget, por eso hay que conocer las opiniones. Por ejemplo mi colega de Rusia me decía que allí Piaget sólo se conoce por joyas. Por eso el Polo…

HyM: El Polo es fundamental para PIaget.

Stéphanie Aubry: Exactamente. Es LA oportunidad. No vamos a tener 50 oportunidades durante el año. No podemos perder esta. Es la oportunidad de comunicar con clientes diferentes.  De comunicar a nuestros distribuidores un mensaje distinto y de dejar un poco la altiplanodependencia.

piaget-polo-s-11-horasyminutos

HyM: Además la elección de un alguien como Reynolds es un hallazgo, porque es un tipo realmente simpático y empático. Creo que al Polo le va a costar porque como Piaget no tiene tanta imagen de marca el estar por encima de los 10.000 euros se lo va a poner difícil. Pero los relojes son bonitos y, a pesar de que la situación ahora es difícil, en relojería no todo es precio. Yo creo que tiene mucho futuro.

Stéphanie Aubry: Y en este momento estamos muy Polo, Polo, Polo. Pero un trabajo sólo es bueno si es un trabajo completo, así que si sólo me quedo en promocionar Polo nada va a ocurrir. Si sólo hago pedidos de Polo al final se van a quedar en el punto de venta sin salir, y eso no es bueno. Esto es un trabajo global, de todo el equipo.

piaget-polo-s-1-horasyminutos

HyM: Ya nos ha dicho qué reloj llevaría, pero ¿qué reloj lleva?

Stéphanie Aubry: Pues un Altiplano de 34 mm de diámetro. Y antes de que me preguntes por qué, te lo digo: tengo la muñeca estrecha y esta medida me va perfecta. Pero es que siempre se toma el Altiplano como reloj masculino, y yo quiero demostrar que el reloj de Piaget para mujer no siempre ha de ser el Gala. Y además el Altiplano, que es el icono de la marca, es una introducción perfecta para una conversación. Habla por sí solo.

stephanie-aubry-2-horasyminutos

 

 

 

 

 



Una charla con Davide Cerrato, Director General de Montblanc Watches

SIAR-MADRID-2016-Montblanc-Davide-Cerrato-Horasyminutos

La incorporación de Davide Cerrato a Montblanc fue una verdadera sopresa (que adelantamos aquí) que abrió numerosas perspectivas. Desde su incorporación a su nueva casa había pasado a un silencioso segundo plano, concediendo muy pocas entrevistas. El pasado SIAR se sentó a charlar con Horas y Minutos sobre su integración en la casa, sus planes de futuro y muchas otras cosas.

 

Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter Edición Limitada detalle del logotipo

Horas y Minutos: La primera pregunta para Davide Cerrato es obligatoria: ¿por qué se vino a Montblanc?

Davide Cerrato: En primer lugar porque creo que el mejor momento para cambiar es cuando estás arriba. Después de 9 años en Tudor había hecho todo lo que podía hacer. Siempre se puede mejorar, pero cogimos la compañía cuando no era nada y la convertimos en algo a lo que todo el mundo está atento. Y en particular la separamos de Rolex sin que esta interfiriera, lo que fue todo un reto. Así que, sí, después de llevar 9 años haciendo algo tienes que salirte de tu zona de confort y plantearte un nuevo reto.

Cuando cambias no sabes cómo te va a ir, pero después de 6 meses creo que tomé la decisión adecuada. En este tiempo he aprendido un montón. Nunca haía hecho altas complicaciones, así que después de sentarme durante mucho tiempo al lado de los relojeros ahora superviso la producción. El grupo que dirijo es muy grande, así que cubro muchos aspectos.

H y M: Sí porque ha pasado del diseño a la Dirección General. ¿Qué es lo que más le ocupa, el diseño, las cuentas…? ¿Cómo maneja su tiempo?

Davide Cerrato: Es una pregunta muy buena, y creo que quizá encuentres la respuesta un tanto especial, o interesante. Todos tenemos dos lados en el cerebro; uno se ocupa de la creación y otro de la racionalización. La mayoría tiene uno de los lados más prominentes, pero hay gente -entre los que me incluyo- que tienen un cerebro completamente equilibrado. He hecho un par de veces test para saber mi inclinación cerebral natural y en ambos casos el resultado siempre ha sido el mismo: equilibrio perfecto. Esto me confundió durante mucho tiempo, porque intentaba ambas cosas y las dos me salían: empecé por el lado analítico (finanzas, marketing) y me encantaba. Después intenté el lado creativo ¡y también! Así que en un momento de revelación, por así decir, me di cuenta que manejar ambos lados no era una pregunta, sino que era la respuesta. Así que tras pasar por la electrónica de consumo y por Panerai llegué a Tudor y empecé a perfilar mi carrera a base de dar cuerpo a esa respuesta. Por eso el salto a Montblanc ha sido tan suave, asegurándome de que no perdía el lado creativo, que para mí es como respirar.

Manufactura de Montblanc en Le Locle

Manufactura de Montblanc en Le Locle

H y M: Lo que me lleva a mi siguiente pregunta: cuando llegó a Tudor la marca era un libro por escribir, pero Montblanc ha tenido a Mr. Jérôme Lambert (a quien entrevisté aquí y previamente aquí) y él ha sido hiperactivo con la marca. ¿Cómo es trabajar con él cuando hablamos de diseños y qué hacer y qué no hacer?

Davide Cerrato: Pues esta yendo muy bien, porque desde el primer momento en que nos conocimos nos dimos cuenta de que teníamos mucho en común en términos de pasión por la relojería y de una forma muy enérgica de trabajar, algo que en mi anterior trabajo no era… era…

Muy Rolex…

Exacto. Así que sí, muchas cosas en común. Un espíritu común pero diferente transfondo: él siempre ha hecho relojes elegantes y complicados, mientra que yo he hecho sobre todo relojes deportivos. He aprendido mucho de él sobre esos relojes, y ahora confía en mí completamente y me permite traer mi sensibilidad particular a ese lado del negocio.

Jérôme Lambert, CEO de Montblanc en su visita a Madrid

Jérôme Lambert, CEO de Montblanc, en su visita a Madrid

H y M: Eso es estupendo, y sin embargo tengo un “pero”: desde 2013 Montblanc está por todos lados, desde las más altas complicaciones a relojes de cuarzo. ¡Me pierdo! En su opinión, ¿qué constituye el ADN Montblanc? ¿Dónde quiere que esté Montblanc en 5 años, por ejemplo?

Davide Cerrato: Otra buena pregunta. Y difícil, además. Para mí Montblanc es un sistema de tres planetas. Uno de ellos es una línea clásica que es la que ha estado haciendo durante 20 años, principalmente para clientes asiáticos y que está completamente extrudida a partir de los instrumentos de escritura. Es como un reflejo del concepto Meisterstruck. Y después está Minerva. Pero Minerva no es un planeta, sino dos: uno es la Minerva original de primeros del siglo pasado, con sus instrumentos para medir tiempos, muy buscados por los coleccionistas. Y está la Minerva de los últimos 20 años, en los que decidieron hacer muy altas complicaciones. Lo que Jérôme hizo extraordinariamente bien fue componer los dos primeros: tomar el lenguaje y el conocimiento de la alta complicación de Villeret y, en vez de dejar que funcionara por sí solo, utilizarlo para crear aplicaciones para el resto de colecciones, para el segmento de 2 a 6.000 euros, que es el núcleo del negocio, o quizá algo más alto en precio.

Montblanc Metamorphosis II

Montblanc Metamorphosis II

Minerva lo estaba haciendo muy bien, pero con productos muy nicho. Queríamos equilibrar esto para que alimentara las demás colecciones. Una vez que lo hemos hecho estamos dispuestos a declarar cuál es el rol de Montblanc en el mundo de la relojería… una vez que resolvamos la otra ecuación. ¡Nunca hay nada simple, siempre es un sistema de ecuaciones! -se ríe-. La segunda ecuación es tomar la fantástica historia de Minerva, su ADN de relojes profesionales, e integrarla en Montblanc para crear una oferta de relojes deportivos, algo que en mi opinión la casa debe tener ineludiblemente. Especialmente si piensas en el nombre de la marca: Montblanc es una montaña  y no puedes encontrar un símbolo más potente para una vida deportiva, aventurera, en la naturaleza. Y la estrella del logotipo representa los 7 valles del Montblanc, así que incluso el nombre de la marca te está contando una historia.

H y M: Así que vamos a ver un diver, ¿verdad?

Davide Cerrato: Quién sabe.

H y M: O al menos una linea moderna y deport-

Davide Cerrato: Eso seguro -interrumpe-. Desde luego. Seguro. Eso es más o menos la mitad del mercado el el que somos fuertes, y si miramos los mercados principales esos relojes se llevan entre el 60 y el 80 % de la tarta. Así que si quieres ser uno de los grandes necesitas una oferta deportiva.

Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter

Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter

H y M: Pero en los últimos años hemos visto la colección Meisterstruck, que después se convirtió en la Star Collection, después el tema del viaje, el 1858… Todo muy cercano a lo que es Minerva, más clásico, y ahora quiere cambiar a los relojes deportivos. Eso es toda una nueva historia distinta, otra vez.

Davide Cerrato: Yo no lo veo como una historia distinta. Para mí es completar lo que había comenzado Jérôme con el lado clásico. El trajo Heritage, que es claramente una línea clásica, complicada, tradicional, así como una oferta femenina -inexistente hasta entonces, y si quieres hacer volumen necesitas relojes femeninos- después los 1858 que para mí es muy interesante porque es un reloj profesional con una esfera sobria, pero que cuando giras el reloj entras en una galaxia distinta.

Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter Edición Limitada calibre 16.29

Montblanc 1858 Chronograph Tachymeter Edición Limitada calibre 16.29

H y M: El otro día, mientras preparaba la entrevista, estaba mirando la web de Montblanc y noté un par de cosas: primero, si los relojes han de provocar emociones, la web de Montblanc no lo hace. Es demasiado espartana, demasiado fría.

Davide Cerrato: Digamos que no estoy en desacuerdo -se ríe.

Heritage Chronométrie Ultra Slim Automático

Heritage Chronométrie Ultra Slim Automático

H y M: Pero es que si quiero comprar un reloj sencillo, o incluso un GMT o un Chrono tengo que elegir entre la Star Collection, la Star Classique Collection e incluso entre la Heritage y la Heritage Chronométrie. Es muy difícil elegir entre relojes que se parecen mucho. ¿Van a adelgazar la colección?

Davide Cerrato: Absolutamente sí.

H. y M.: Pues eso es justo lo contrario de lo que me dijo el Sr. Lambert el año pasado. Dijo que estaban bien con las referencias que tienen.

Davide Cerrato: Bueno, hay dos partes en la respuesta. La primera tiene que ver con la efectividad de la colección que él ha creado. Por un lado sí, cuando miras nuestras colecciones dices “caramba, qué complicado”: muchas líneas, nombres similares, aspectos similares, mismas complicaciones, muchas referencias y muchas novedades cada año. Un poquito demasiado. Pero cuando miras los resultados de la compañía te dices “Oye, ¡espera un momento!”. Si vamos por aquí y los demás van perdiendo quizá en este momento en particular no es mala idea porque obtenemos un poco de todo tipo de cliente distinto. Y si al final los relojes se venden y a la empresa le va bien… Quizá lo más simple no sea lo mejor.

Heritage Spirit Perpetual Calendar Sapphire

Heritage Spirit Perpetual Calendar Sapphire

H y M: Bueno, es innegable que el Sr. Lambert ha ofrecido relojes muy buenos a muy buen precio.

Davide Cerrato: Ciertamente. Forma parte del pensamiento estratégico. Cuando Jérôme llegó se dio cuenta de que necesitaba resultados, y pronto. Necesitaba conocer a los clientes y saber qué compraban, para lo que hizo una oferta muy amplia. Después vemos la reacción y corregimos. Fue por tanto una elección deliberada, incluso si resultó algo confusa. Así que sí, la colección se reducirá, mantendremos los superventas y racionalizaremos el resto. Y vamos a trabajar en el diseño para que las líneas se diferencien de verdad. Miras la línea Star Line y no tiene mucho sentido: Star Traditional, Star Classique, Star Roman, Star por aquí, Star por allá… Tenemos que mejorar la colección, sin duda. Ya estamos trabajando en los modelos para el próximo año  y vamos a ofrecer algo reaaaaaaalmente bueno, y cuando lo veas verás cómo hemos trabajado en la diferenciación, adelgazando pero a la vez manteniendo la coherencia del discurso. Tenemos que llegar a ese momento en que cuando veas un reloj inmediatamente reconozcas que es un Montblanc.

SIAR-MADRID-2016-Montblanc-TimeWalker-ExoTourbillon-Minute-Chronograph-Horasyminutos

TimeWalker ExoTourbillon Minute Chronograph

H y M: Es curioso porque el TimeWalker sí tiene personalidad. Ves uno y sabes que es un Time Walker. Y sin embargo es la línea menos desarrollada.

Davide Cerrato: La tiene, sin duda. Tiene mucho potencial, pero su límite es… Recuerdo cuando apareció, era raro: muchos numerales, manecillas de locos, colores… Era raro, casi un reloj-moda. Ahora, después de haberlo trabajado tanto tiempo se ha convertido en icónico para la marca, pero como lleva tanto tiempo la maison le ha hecho de todo: más pequeño, más grande, más pequeño otra vez, más clásico, más deportivo… es un híbrido. Pero si lo trabajas, tiene mucho potencial.

Montblanc E-Strap correo

Y hablando del TimeWalker, ¿qué fue de la E-Strap? No hemos sabido nada de ella ni en el SIHH ni en ningún otro lado.

Davide Cerrato: El proyecto sigue adelante. La primera ejecución, como siempre en la electrónica de consumo, está completamente obsoleta y estamos trabajando en la siguiente generación.

H y M: ¿Pero la idea será la misma? ¿Sujeta a la correa?

Davide Cerrato: Eso no te lo puedo decir. Llevé una la primera semana en la empresa y para mí ergonómicamente y como diseño me parecía más bien uno de esos brazaletes que les ponen a los prisioneros cuando salen en libertad condicional. Es muy, MUY desagradable de llevar. Fue una buena acción de cara a un mercado expectante en ese momento, pero fue muy apresurada. Ahora estamos trabajando para hacerla más consistente y más valiosa en el largo plazo.

(Puedes ver la E-Strap analizada en vídeo en este artículo)

H y M: ¿Cuál es la idea en cuanto a las piezas singulares, los Pythagore y demás? ¿Los lanzarán de manera regular, o de ciento en viento?

Davide Cerrato: Lo que has visto con el Pythagore es un Despertar de la Fuerza, y detrás vienen muchas cosas. Estamos planeando nuestra estrategia a medio y largo plazo. Si vas a Villeret (ya estuve, y lo publiqué aquíy ves las mesas de trabajo es como si hicieras un viaje en el tiempo. Es muy bonito pero no lo podemos dejar así. Tenemos que hacer algo con ello, y estamos pensando de manera muy amplia sobre el asunto. Así que, si tienes alguna sugerencia, soy todo oídos.

Davide-Cerrato-Montblanc-1-Horasyminutos



Una charla con Yann Gamard, CEO de Glashütte Original

Entrevista-Yann-Gamard-1-Horasyminutos

Yann Gamard, de nacionalidad francesa y miembro del Comité de Dirección de The Swatch Group desde 1998, es una de las personas de más peso del Grupo, ya que es el Director General de Glashütte Original, Swatch Group Alemania, Swatch Group Reino Unido y Swatch Group Países Nórdicos (Alemania, Finlandia, Suecia, Noruega). Además de ser responsable del Centro Europeo de Distribución (EDC) del Grupo. No se puede tener mejor compañero para hablar de relojes, economía y el futuro de la marca.

Entrevista-Yann-Gamard-5-Horasyminutos

La cita es en el último piso de la Torre de Madrid, emblemático edificio de la capital que ofrece unas impresionantes vistas de la ciudad. Particularmente en un día como ese (el 16 de junio), con el cielo mostrando todo su poderío visual. Yann Gamard está animado y sonriente y, tras su primera entrevista, ha calentado motores y está preparado para hablar profusamente sobre todo aquello que le preguntemos.

Entrevista-Yann-Gamard-2-Horasyminutos

Horas y Minutos: Hace poco leí una entrevista en la que decía que Glashütte Original no está sufriendo la crisis. ¿Se reafirma en su declaración?

Yann Gamard: No es que no esté sufriendo la crisis. Tenemos suerte. En primer lugar hacemos relojes de un nivel muy alto pero con un precio honesto, asequible. Y tenemos relojes de acero que nos permite ampliar nuestro horizonte de clientes. Y en segundo lugar no producimos suficientes relojes para la demanda que tenemos. El incremento es sólo de un 10 a un15% anual y…

HyM: Pero -me atrevo a interrumpir- ¿está diciendo que su incremento de ventas anual es de un 10 a un 15%?

Y. G.: Sí. En producción y en ventas.

HyM: ¡Pero eso es muchísimo! Cualquier empresa querría incrementar sus ventas un 10% cada año.

Y. G.: Sí, pero nuestro volumen es muy pequeño. Nuestras cifras anuales son… confidenciales, pero quiero decir que somos una empresa pequeña pero con un potencial enorme. En los años 60 y 70 vendíamos millones de relojes. Ahora estamos en cantidades mucho más pequeñas.

Glashutte-Original-GUB-Horasyminutos

HyM: Pero también son relojes distintos. Los relojes que fabricaba la GUB no son los actuales de Glashütte Original

Yann Gamard: Sin embargo en ese tiempo ya se hacían relojes como los que hacemos ahora. Mira el mío. Es un cronómetro que además me da 36 horas de reserva de marcha. Lo que ocurre es que en aquel entonces no se prestaba tanta atención a los acabados, pero el conocimiento relojero ya estaba. Recuerda que el primer tourbillon volante fue un diseño nuestro. Pero ahora hemos elegido hacer relojes de un nivel tal que sólo podemos hacer un número limitado de unidades, porque la gente que trabaja con nosotros necesita mucho tiempo para formarse. Seis años para completar la formación, tres de escuela y tres de prácticas.

Un Spezimatic de la GUB, muy parecido al reloj del propio Yann Gamard

Un Spezimatic de la GUB, muy parecido al reloj del propio Yann Gamard

HyM: Pero si volvemos sobre el incremento de ventas anual, la manufatura se inauguró en 2003. Si dice que hay que crecer en esos porcentajes, ¿cómo va a cambiar la manufactura? ¿Cómo se va a expandir? ¿Va a necesitar nueva superficie o sólo internamente?

Y. G.: Ya lo hemos hecho. Hemos pasado de una a tres manufacturas. Tenemos la que has visitado (cuya visita publicamos aquí) y a unos minutos caminando, en Frühlingsweg, hay otro inmueble. Y después está Pforzheim, donde hacemos las esferas y las cajas (se puede ver el reportaje sobre nuestra visita a Pforzheim aquí). Ahora mismo tenemos más capacidad que producción. El obstáculo está en el tiempo de formación del personal. Tenemos capacidad para crecer un 50%, pero la gente no puede. Están esos seis años. En otros años había unos 300 alumnos. Ahora estamos en 750.

Las instalaciones de Glashütte Original en Frühlingsweg

Las instalaciones de Glashütte Original en Frühlingsweg

HyM: Es entonces un problema de personal. ¿Es difícil, empresarialmente hablando, vivir en Glashütte, donde te pueden quitar el personal otras empresas, o tú quitárselo a ellas?

Y. G.: Yo creo que la gente que trabaja para Glashütte Original está orgullosa de su trabajo. No quieren sustituir el nombre que aparece en su bata de trabajo por otro. Además somos herederos de nuestra historia, y en la GUB se reunían todas las producciones relojeras. Y así es también en Glashütte Original: tenemos 44 oficios relojeros distintos bajo un mismo techo, algo que no ocurre en otras marcas. Otras casas hacen parte del trabajo. Nosotros lo hacemos todo.

La sede central de Glashütte Original

La sede central de Glashütte Original

HyM: ¿Ha pensado Glashütte Original traerse a Glashütte la fábrica de Pforzheim, simplemente para ahorrar en logística?

Y. G.: En primer lugar llevamos con ese proveedor más de 20 años, pero llegó un momento en que nos dijo: “no puedo seguir vuestro ritmo de crecimiento, necesito ayuda”. Así que lo compramos. De esta forma le dimos un nuevo impulso financiero, pero también de conocimiento y creatividad. Y esto ensanchó también nuestro horizonte, porque ahora no teníamos un proveedor sino que éramos nosotros mismos, así que empleamos los recursos como queremos. El Metiers de relojería y la creación conceptual, está en Glashütte, pero el Metiers de esferas está allí, en Pforzheim. Hay que recordad que Pforzheim es la cuna de la joyería alemana; de ahí su tradición decorativa.

Entrevista-Yann-Gamard-4-Horasyminutos

Yann Gamard es un hombre que le gusta hablar porque le apasiona lo que hace, pero es muy contenido gestualmente, algo habitual en personas que tienen que tomar decisiones de calado. Tiene una voz grave y una muy buena enunciación. Pero es que además habla un español muy correcto sin esfuerzo aparente.

HyM: Usted es el director general de Swatch en Escandinavia, Alemania, e Inglaterra, y además dirige el centro logístico para europa. Por tanto tiene una visión única del grupo, particularmente gracias a su control de la logística, que te da el índice de movimiento de mercancías, sus altos y bajos. Por tanto: Glashütte Original no está sufriendo la crisis. ¿Y el grupo Swatch?

Yann Gamard: No, el Grupo Swatch tiene la ventaja de que tiene una presencia vertical, de manera que siempre se encuentra en todos los vértices de venta: si va mejor la cosa comprarás en un nivel. Si no, en otro. Pero siempre estamos enfrente.

HyM: Y, por lo mismo, como director de diferentes Swatch, ¿está a favor de expandir el concepto Tourbillon? (tiendas que acogen diversas marcas del grupo Swatch -de Omega hacia arriba- bajo un mismo techo. Esta es su web).

Y. G.: No, la idea de Tourbillon es válida para ciudades donde no hay masa crítica como para implantar tiendas monomarca. Esa es nuestra verdadera filosofía.

Entrevista-Yann-Gamard-3-Horasyminutos

HyM: Y sólo por curiosidad, ¿cuánto dedica a cada uno de sus puestos? Porque ¡es un trabajo ingente!

Y. G.: No, no no. Yo no hago nada (se ríe, y nos reímos). Yo estoy para atender a los que me lo piden. En Glashütte Original el trabajo lo hacen los relojeros. Yo no hago nada. Yo sólo les ayudo a buscar el mercado. En cada sitio tengo gente cualificada para hacer el trabajo. Yo no hago nada. ¡Me gusta mi vida! (se vuelve a reír).

HyM: Senator Excellence. Ha sido un éxito, por lo menos de prensa. ¿Está siendo el éxito que esperaban iba a ser?

Y. G.: Han salido las primeras 160 unidades a finales de mayo y sí, todas vendidas. En España se van a recibir 6 piezas y ya están vendidas. Es que la combinación entre un reloj a tan alto nivel y la promesa que hacemos con nuestro certificado…

HyM: ¿Qué certificado?

Y. G.: Ah, es que esto es una novedad. Cada reloj que entregamos va acompañado de un certificado que acredita cómo se ha comportado durante 24 días, como un cronómetro. Los relojes de Glashütte Original pasan 8 días de tests. ¡El Excellence 24 días! El propietario puede meterse en internet y ver todos los detalles de funcionamiento de su reloj. Esto pone la venta, la relación con el cliente, a otro nivel.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-acero-en-la-muneca-HorasyMinutos

HyM: ¿Cree usted que esto de la auto-certificación es una tendencia creciente?

Yann Gamard: Yo creo que sí. Hay que sustanciar aquello que decimos con algo real, porque ya no vale simplemente con decirlo. La gente cada día sabe más y te pueden sacar los colores en cualquier momento, porque ahora la información es muy amplia y accesible. Por eso las certificaciones han de ser cada vez más exigentes. Esa es la ventaja de ser una manufactura, que no tienes más que decirle al cliente: ven a comprobar tú mismo lo que estamos diciendo.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-1-HorasyMinutos

HyM: Usted dijo en la presentación del calibre 36 que era un movimiento fundacional, que a partir de él Glashütte Original iría construyendo nuevos modelos, más complicados. ¿Este mismo tratamiento se va a seguir a partir de ahora con los demás modelos?

Y. G.: Sí señor, ¡SÍ-SE-ÑOR!

HyM: Es que es muy buena idea.

Y. G.: Sí es muy buena idea, pero ¿tú sabes cuánto trabajo supone eso? Porque no es lo mismo un reloj de tres agujas que para un calendario perpetuo. ¡Y yo voy a garantizar la misma calidad! Al acabar los tres años de desarrollo del calibre me dijeron “si nos da un año más podremos garantizar aún mejor desempeño del movimiento”. Y yo dije “adelante, pero entonces quiero la misma excelencia para la fecha, las fases lunares y el calendario perpetuo”.

Glashutte-Original-Senator-Excellence-calibre-36-2-HorasyMinutos

HyM: ¿Esa va a ser la secuencia de aparición de modelos Excellence nuevos?

Y. G.: Fecha y fases lunares al mismo tiempo y calendario perpetuo en el próximo Baselworld.

HyM: ¿El año que viene?

Yann Gamard: 

HyM: ¡Eso es una primicia!

Y. G.: Ya tenemos un calendario perpetuo que está muy bien. Pero el nuevo, con el nuevo calibre… (hace el gesto de sublimidad, elevando la mano por delante del rostro mientras la hace girar).

Baselworld-2016-Glashutte-Original-Senator-Chronometer-Azul-Portada1-Horas-y-Minutos

HyM: Otro de los éxitos de Glashütte Original en Basilea ha sido la esfera azul del Senator Cronometer. ¿Se va a incorporar esta técnica a otros modelos?

Y. G.: En este momento lo más difícil de hacer en esferas es el azul. No sólo para nosotros, para todo el mundo. Es muy difícil estabilizar el color. Como tenemos nuestra fábrica de esferas vamos a hacer otras, vamos a jugar mucho con las esferas. Pero por ahora el Chronometer es un pieza única en ese sentido.

HyM: ¿Pero sí que habrá una esfera azul en el Senator Excellence?

Y. G.: Bueno es que son momentos distintos. Acabamos de lanzar el Excellence, y primero hay que darle complicaciones. La extensión natural de Chronometer es el regulador. Una vez existe es cuando puedes emplezar a jugar con las esferas. Es demasiado temprano para jugar con el Excellence.

HyM: ¿Vamos a ver un Diver en Glashütte Original?

Yann Gamard: Yo creo que sí. Pero si Glashütte Original crea un diver ha de ser tan especial, de tanta calidad, que no va a ser para mañana.

 

Glashutte Original Senator Observer esfera negra en la muñeca

Gracias a MRA Agencia de Comunicación por la oportunidad para hacer esta entrevista.



Una charla con Sylvain Dolla, CEO de Hamilton

Entrevista-con-Sylvain-Dolla-Hamilton-2-Horasyminutos

Hamilton es una marca enormemente exitosa, presente en 70 países y con el mismo director general desde diciembre de 2010: Sylvain Dolla. Charlamos con él sobre estrategias, herencia, futuro, y relojes conectados.

Entrevista-Sylvain-Dolla-Hamilton-3-Horasyminutos

 

Horas y Minutos: Para hacernos una idea de qué es Hamilton hoy, ¿Cuáles son sus principales mercados?

Sylvain Dolla : Durante los últimos 7 años hemos tenido un crecimiento fantástico y estamos presentes en 70 países. Pero en términos de ventas, los principales mercados son Italia, Estados Unidos, Japón, Corea y China, mientras que en Europa España es muy importante porque es nuestro tercer mercado después de Italia y Francia. De hecho Francia y España están casi al mismo nivel.

HyM: ¿Por qué tiene tanto éxito en España?

S. D.: Si miras nuestros mercados principales (Italia, España, Francia, Corea) son los más exigentes en términos de sofisticación de productos. Y la prensa es la más puntillosa en cuanto a fijarse en los detalles y en el valor percibido. Japón marca tendencia en Asia e Italia es probablemente el líder en cuanto a estilo en los relojes. Así que estoy muy contento de que la marca esté funcionando en mercados tan exigentes.

Hamilton Khaki Navy Pioneer Chrono perfil

HyM: Dice que España demanda calidad y sofisticación. ¿El precio es también un factor a tener en cuenta?

S. D.: El precio es importante en todas partes, y cada vez más la gente quiere comprar un producto de calidad con verdadera historia detrás y al precio adecuado. Y para Hamilton es perfecto porque tiene una herencia muy rica, auténtica. Por ejemplo no inventamos historias cuando hablamos de Hollywood, porque la relación se remonta a 1950, o cuando hablamos de la aviación porque comienza justo después de la I Guerra Mundial. La gente es cada vez más consciente del significado de las marcas. Hoy en día la gente sabe cada vez más y cuando van a comprar saben exactamente lo que quieren, y les preocupa la autenticidad. Y por supuesto no quieren que les engañen; somos los líderes en el segmento de relojes mecánicos entre 500 y 1.200 euros porque el cliente sabe que hay mucho valor en el producto. Hablamos de esferas, de la manera que aplicamos los índices con un contraste satinado y pulido… muchos detalles que hacen que el producto se sienta bien a un precio razonable. 500 o 1.200 euros ya es mucho dinero, aunque la industria lo considere “precio de entrada”. Para la gente normal eso es dinero, y si me voy a gastar 1.000 euros en algo me lo voy a pensar dos veces; y no quiero sólo un nombre. Quiero algo con contenido, con cuidado en los detalles. Por eso somos tan exitosos.

Hamilton Khaki Field brazalete en la muñeca

HyM: ¿Cómo consigue que los estudios de Hollywood usen sus relojes y no los de otras compañías?

S. D.: No tenemos que vendérselo, ya nos conocen. Conocemos al diseñador de vestuario, al director de utillaje… Hemos estado trabajando con ellos desde 1950 y hemos estado en más de 400 películas. Este año estaremos en Independence Day Resurgence (se estrena en junio). Tenemos a Elvis Presley (puedes ver el Hamilton Ventura Elvis 80 aquí). Cuando Hollywood quiere relojes viene a nosotros. Cuando Christopher Nolan hizo Interstellar y quería un reloj específicamente diseñado para la película sabía que se podía poner en contacto con nosotros y que se lo haríamos en tiempo récord, un reloj concepto que ni siquiera hemos puesto a la venta. No se pueden borrar 60 años de colaboración así como así.

The Martian Matt Damon Hamilton Belowzero

HyM: Por ejemplo, The Martian: Alguien llegó y dijo “quiero un BelowZero para Matt Damon”?

S. D.: De hecho pidieron un modelo distinto, a lo que nosotros dijimos “¿estáis seguros?”. Así que leímos el guión en un estadio temprano y pudimos influir algo en su decisión. Otras veces, como digo, creamos relojes específicamente para la película. (Todos los relojes de la película están en este artículo).

HyM: ¿Diría que algunos de sus mayores competidores son las empresas hermanas del Grupo Swatch, marcas como Certina, Tissot, Mido…?

S. D.: No diría eso porque sin el Grupo Swatch no estaríamos donde estamos. Varios de los relojes que presentamos este año vienen de ideas que teníamos y llevamos a ETA para desarrollarlas. Cualquier compañía estaría feliz de tener acceso a unas fuentes de tecnología tan poderosas. Sin embargo sí es verdad que las compañías que mencionas son líderes en el mercado y con una presencia muy importante en nuestro segmento de precio.

Hamilton-Khaki-Navy-Frogman-azul-Horasyminutos

Hamilton Khaki Navy Frogman 42 mm

HyM: Este año las marcas no se han vuelto locas con las novedades, no hay muchas ni grandes…

S. D.: Bueno, nosotros presentamos 57 referencias nuevas. De hecho presentamos dos productos estratégicos: el Khaki Navy Frogman (puedes ver una presentación a fondo aquí) y el Broadway. Y el Khaki Field tiene nuevas cajas y nuevas esferas.

Entrevista-con-Sylvain-Dolla-Hamilton-Broadway-Auto-Chrono-Horasyminutos

Nuevo Hamilton Broadway Auto Chrono

HyM: Felicidades, esa no es desde luego la tendencia del mercado porque las cosas están difíciles: los costes han subido, las ventas han bajado, enero ha sido un shock para todo el mundo y…

S. D.: Ha sido excelente para Hamilton -interrumpe de nuevo-. Y febrero ha sido fantástico también.

HyM: ¡Pues felicidades de nuevo! Pero ¿no cree que las marcas seguirán por el camino de la cautela, de tomarse las cosas con más tranquilidad?

S. D.: Déjame que diga primero que si miro al mercado de Hamilton en Estados Unidos y Japón el mercado no está nada mal. Pero sobre lo que dices, creo que el día que dejas de ser creativo es el día en que mueres. Si sólo piensas en las ventas cuando estás desarrollando tu producto, no vas a durar más allá de unos años. Sería un terrible error si comenzáramos a contenernos porque el mercado está difícil. Por ejemplo este año lanzamos no una, sino dos ediciones limitadas muy por encima de nuestro rango de precio: una a 3.700 euros y la otra a 5.000. ¡Un reloj de oro macizo! Vendemos un reloj de oro una vez cada, qué sé yo, 10 años o así porque no es en absoluto nuestro negocio.

Lo que quiero decir es que debemos seguir siendo creativos. Pero eso significa lanzar muchos relojes; nosotros decidimos lanzar entre 50 y 60 referencias al año y no más, porque incluso en los buenos tiempos los vendedores no tienen un espacio ilimitado. Así que sería absurdo doblar esa cantidad. Tienes que ser realista en términos de tamaño, no del ambiente.

Nuevo Hamilton Jazzmaster Thinline Gold Limited Edition

Nuevo Hamilton Jazzmaster Thinline Gold Limited Edition

HyM: Uno de los comentarios habituales del mercado es que el concepto de “edición limitada” es simplemente un truco más de marketing. ¿Cómo respondería usted a eso?

S. D.: Diría que para algunas marcas puede ser una herramienta de marketing, pero para nosotros es simplemente ser razonable: las locuras son estupendas, pero ¡no se venden por decenas de miles! -se ríe-. Tenemos que estar razonablemente locos. Y además una edición limitada puede ser también la fuente para futuros éxitos de ventas. Me gusta tanto el nuevo reloj de oro que no me extrañaría que en dos o tres Baselworld veas una nueva colección entera basada en ese diseño.

HyM: ¿Cree que grupos grandes, como el Grupo Swatch, deberían considerar hacer lo mismo que las empresas de automóviles y financiar los relojes? Las marcas de coches lo hacen para asegurarse de que no dejes el concesionario sin un coche, y además ganan dinero con la financiación que te dan.

S. D.: No sé, no para nosotros porque estamos en el segmento de los 500 a 1.200 euros…

HyM: Lo sé, pero tome por ejemplo su nuevo reloj de 5.000€, o relojes que están entre los cinco y los veinte mil euros. ¿No facilitaría la venta?

S. D.: Hmm… Creo que no deberíamos estar cerrados a nuevas ideas, pero en mi opinión eso está más en el lado del vendedor. Tienen que ser creativos para asegurar la venta. Por ejemplo El Corte Inglés financia los relojes al 0% de interés. Como marca debemos concentrarnos en la parte industrial: el desarrollo, la producción, la creatividad.

Hamilton Khaki Navy Frogman 46 mm

Hamilton Khaki Navy Frogman 46 mm

HyM: Relojes conectados. Después de un 2015 lleno de incertidumbres ya todo el mundo piensa que los relojes inteligentes afectarán al segmento del cuarzo y no tanto a los relojes mecánicos. Aún así el cuarzo supone más o menos el 27% del mercado suizo, así que es una amenaza muy seria. Por otro lado, desde que TAG Heuer lanzó su reloj conectado y dada la forma en la que lo promociona los smart watches ahora parecen tan legítimos como los mecánicos. A mí me parece un movimiento horriblemente deshonesto, pero el hecho es que les funciona. Se están vendiendo muy bien. ¿Considera la posibilidad de crear un smart watch?

S. D.: Para nosotros está muy claro. En primer lugar no soy muy entusiasta de los relojes inteligentes. Sigo el mercado porque comencé en el Grupo Swatch precisamente con los smart watches, el Swatch Paparazzi (el reloj desarrollado por Swatch junto con Microsoft que resultó demasiado avanzado para su época y terminó fracasando). Así que me hubiera resultado sencillo llevar a Hamilton por ahí, pero no lo he hecho. Por encima de todo nuestro éxito está en los movimientos mecánicos. La gente quiere comprar cosas que no se queden obsoletas en dos años. Más del 80% de nuestras ventas son relojes mecánicos. Estos pasados años hemos desarrollado nuevos movimientos y seguiremos haciéndolo, como podrás ver en el próximo Baselworld. Dicho esto, nos encanta la tecnología. Pero lo que sea que desarrollemos en Hamilton, seguirá siendo un reloj. Un buen reloj. No significa que no integremos elementos inteligentes o tecnológicos, pero seguirá siendo un reloj. Y nunca introduciré elementos que hagan que un reloj Hamilton se quede obsoleto en dos años. Eso no es lo que somos ni lo que necesitamos.

Estoy de acuerdo en que entre los 100 y 500 euros la conectividad será muy importante, pero no en el segmento superior. Sí, se venderán muchos al principio porque están bien, pero después… mira, los precios están bajando drásticamente y parece que los smart watches sólo funcionan en los precios de entrada, más que en nuestro nivel de precio. La tecnología, la amamos y la necesitamos. Pero, de nuevo: relojes. No electrónica de consumo. Yo vengo de ese mercado y no quiero volver porque estás tan centrado en el precio que pierdes cualquier atisbo de creatividad.

Entrevista-con-Sylvain-Dolla-Hamilton-Khaki-Flight-Timer-Horasyminutos

Khaki Flight Timer

HyM: ¿Eso quiere decir que podrían hacer algo como la E-Strap de Montblanc? (puedes verla en vídeo aquí) El problema es que en cuanto incorporas electrónicas también se sube a bordo el problema de la obsolescencia.

S. D.: Por eso he dicho que para Hamilton los relojes son todo. Y si incorporamos inteligencia no será a cambio de obsolescencia.

El debate sobre los smart watches ha puesto a Sylvain al borde de su asiento. Es muy vehemente cuando quiere dejar claro su punto de vista, y mueve todo el tronco y los brazos para subrayar sus argumentos. Pero nunca pierde la sonrisa.

Entrevista-Sylvain-Dolla-Hamilton-4-Horasyminutos

 

HyM : Para mí la mejor idea por ahora es el Swatch Bellamy porque es barato y puede llegar a la mayor plataforma de consumidores: los jóvenes. Ellos no pueden usar un smart watch para su vida digital porque es muy intensa: necesitan el móvil para escribir, hacer fotos, grabar vídeos… un smart watch es demasiado pequeño para eso. Pero ¿qué hacen los jóvenes? Consumir. Compran todo el rato, y para eso el Bellamy es perfecto porque es barato y va a funcionar en todos los sitios que habitualmente visitan los jóvenes.

S. D.: Eso es cierto. Y no tienes que cargarlo. En Hamilton si no hay que cargarlo podemos incorporarlo.

HyM: Entonces no un smart watch. ¿Podría considerar sin embargo vender las esferas a través de iTunes o Google Play para que se integren en relojes inteligentes?

S. D.: Trabajé en el mercado de la tecnología de consumo y lo único que quería hacer era irme. No cometeré el error de llevar a Hamilton en esa dirección. Sería el mayor de los errores. Quizá en algún momento llegue la tecnología a Hamilton, pero seguirá siendo un reloj. Un buen reloj.

Entrevista-con-Sylvain-Dolla-Hamilton-1-Horasyminutos



Una charla con Dieter Pachner, Vicepresidente de Glashütte Original

Entrevista-con-Dieter-Pachner-Glashutte-Original

Poder hablar con un alto directivo de una manufactura es siempre una buena oportunidad para saber algo más de una marca, más allá de los lanzamientos de los relojes. Y si la entrevista es con alguien de Glashütte Original sabes que vas a tener delante una persona franca y abierta, con verdadero orgullo de la casa que representa. Ese es el caso de Dieter Pachner, Vicepresidente de ventas de la manufactura sajona.

Glashutte-Original Dieter-Pachner-

Dieter Pachner conoce el negocio desde su esencia, porque se formó en relojería en la Escuela Técnica de Karlstein, donde en 1990 obtuvo su diploma de Maestro Relojero. Un conocimiento que sin duda le ayudó en la deriva claramente comercial que tomó su carrera cuando en 1993 entró en la Swatch austríaca como representante de ventas. Un año después ya era Product Manager. En 2002 pasa a ser el Director General de Glashütte Original y UNION Glashütte en Austria y en 2006 también para Suiza, Hungría, Eslovenia, la República Checa y Eslovaquia. Por último en 2008 es nombrado Vicepresidente de ventas/Glashütter Uhrenbetrieb GmbH, Glashütte / Sa. Por tanto pocos hay que tengan un conocimiento tan completo de todos los aspectos concernientes a la marca, y eso es lo que le hace tan solicitado y que en consecuencia nuestra entrevista fuera -desafortunadamente- tan corta.

Horas y Minutos: El éxito de los Sixties Iconic ha sido fenomenal. Podrían haber hecho una edición limitada con el triple de unidades y también se habrían vendido en un suspiro. La repercusión en los medios fue gigantesca, traspasando los límites de la prensa relojera para llegar a todo de prensa, incluida la de estilo de vida y moda. ¿Cómo se consigue el equilibrio entre un modelo que todo el mundo considera como “súper cool” y la esencia relojera de la manufactura?

Dieter Pachner: Es que para nosotros no es así. Para nosotros los Sixties Iconic (que repasamos en vivo en este artículo) es pura historia nuestra. No es un reloj de moda o pensado para el mercado de la moda; no es una nueva dirección para la manufactura, es siemplemente un hito más.

Glashütte original Sixties Iconic Acqua 1

HyM: ¿Eso significa que volverán?

D.P.: Es muy importante para Glahütte Original revisar esta parte de su historia, porque pertenece a un momento en que una generación entrega el testigo a la siguiente. Si no fuera por este momento en nuestra cronología no estaríamos donde estamos ahora. Tras la Segunda Guerra Mundial todas las casas relojeras se unieron en una sola bajo la denominación GUB. La empresa, por las circunstancias geopolíticas, pasó a estar 100% integrada verticalmente, fabricando todos los componentes incluidos nuestros propios espirales. Y además, estéticamente aparecieron unos diseños increíbles que son en realidad un homenaje a la creatividad de una generación que trabajaba en unas condiciones difíciles, sin el acceso a materiales y tecnologías que sí existían en otras regiones relojeras europeas. Por ello es por lo que le prestamos mucha atención, por su importancia capital en el desarrollo, presente y futuro de Glashutte Original. Por eso comenzamos con la colección Sixties que ahora hemos ampliado centrándonos en las esferas, ya que como sabes tenemos nuestra propia fábrica de esferas en Pforzheim que conserva en sus archivos las esferas que se fabricaban entonces (puedes ver nuestro reportaje sobre la fábrica de esferas en esta entrada). Somos de las pocas manufacturas que fabrican sus propias esferas, lo que nos dota de una competencia singular en el mercado. En definitiva, no vamos a dar de lado lo que es parte esencial de nuestra historia.

Glashütte original Sixties Iconic esferas históricas

Esferas históricas archivadas en la fábrica de Pforzheim de Glashütte Original

HyM: La verdad es que cuando visitas la manufactura, y en particular la fábrica de esferas te das cuenta del increíble fondo de información –e inspiración- que hay allí.

D. P.: Claro, y nosotros pensamos que es una de nuestras fortalezas, y un gran bastión para el futuro. Como lo es que tenemos nuestra propia escuela de relojería en la que los estudiantes aprenden a estrechar la mano a la generación anterior, entender, asumir y agrandar sus postulados, difundiendo nuestra competencia técnica en nuevos productos que no pierden su identidad de marca y que nos ha llevado a la posición en la que ahora estamos.

Glashütte original Sixties Iconic Red 1

Sixties Iconic Red

HyM: ¿Volveremos a ver la colección Sport?

D. P.:  Glashütte Original tiene cuatro pilares. La colección Art & Technik  acoge los relojes con un altísimo nivel de acabados y con complicaciones muy exigentes; tenemos los Quintessentials con los revisamos los aspectos más tradicionales de la relojería y en la que están por ejemplo nuestros cronómetros, uno de los cuales, el Senator Observer, ha sido uno de los grandes éxitos de 2015 por su innovador acercamiento a la exactitud con una esfera moderna y a la vez profundamente enraizada en nuestra historia (puedes encontrarlo en esta entrada).

Glashutte Original Senator Observer en la muñeca

Senator Observer

Tenemos también los 20 Century Vintage, en los que están los Sixties Iconic de los que acabamos de hablar, y por último los relojes de mujer. Con estas columnas cubrimos un espectro muy amplio con unas ideas creo yo muy interesantes. La línea sport fue un enorme éxito para nosotros, pero ahora mismo estamos centrados en estos cuatro pilares. ¿Volverá alguna vez? Nunca se puede dar un no rotundo, pero ahora mismo no está entre nuestras prioridades.

Sport Evolution Panorama Date

Sport Evolution Panorama Date

 

HyM: Una última pregunta, casi obligada: ¿qué piensa de los llamados relojes inteligentes?

D. P.: Supongo que pienso lo que mucha gente: no son auténticos relojes, son otra cosa, y no juegan en la liga en la que está Glashütte Original. Dudo que alguien que se compre uno va a dejar de comprarse uno de nuestros guardatiempos porque ya tiene un smart watch. Sin embargo creo que el reloj inteligente ha llegado para quedarse. ¿Cuántos relojes ha vendido Apple?

HyM: Pues por algún motivo que desconocemos Apple no ha revelado aún cuántas unidades ha vendido, pero se habla de 7 millones de relojes…

D. P.: Vamos a suponer que han vendido menos de la mitad de esa cantidad; vamos a pensar que han vendido “sólo” tres millones. ¿A cuántas compañías les gustaría vender 3 millones de relojes en un año? Sólo llevan un año y han vendido un montón de smart watch. Es evidente que el producto está ahí y que va a quitar ventas a otras marcas porque compite por el mismo terreno que los relojes de pila tradicionales: la muñeca. Y la tecnología irá evolucionando, así que será interesante ver a dónde va.

HyM: ¿Tan interesante como para que Glashütte Original se plantee hacer un smart watch?

D. P.: No, no vamos fabricar un smart watch nunca.

HyM: ¿Nunca?

D. P.: Jamás.

Entrevista-con-Dieter-Pachner-Glashutte-Original-1

Dieter Pachner durante la entrevista

 

 



Una charla con Jérôme Lambert, CEO de Montblanc

Jérôme Lambert

Hace unos días Jérôme Lambert, Director General de Montblanc, estuvo en España (como ya prometió en su momento) y pude hablar con él otra vez, una ocasión que no hay que dejar pasar cuando tienes delante a uno de los principales actores de la relojería en la última década.

Monsieur Lambert llegó a Madrid por la mañana, estuvo reunido en la central de Montblanc en Madrid, vino a comer con unos cuantos periodistas a los que nos hizo una interesante presentación de lo que está por venir (y de lo que hablaremos en su momento), estuvo concediendo entrevistas hasta las 7 de la tarde, se fue a ver unos cuantos clientes de la marca, volvió para una cena con aficionados, al día siguiente se levantó de madrugada para ir a correr y después se fue a Barcelona para repetir la misma rutina y estar de vuelta a casa por la noche. Agotador, ¿verdad? A pesar de su presencia delgada y menuda es un puro vórtice de actividad. Y siempre de buen humor. Da gusto hablar con él.

Jérôme Lambert con su Heritage Chronométrie Quantième Annuel Vasco da Gama

Jérôme Lambert en Madrid con su Heritage Chronométrie Quantième Annuel Vasco da Gama

-Horas y Minutos: Para empezar: ¿qué tal va la E-Strap?

Jérôme Lambert: La e-Strap se acaba de presentar en su primer mercado -Alemania- en la segunda mitad de agosto. Y ahora vamos a ir a los demás mercados, y va muy bien. Es un producto que ha ido de una buena experiencia a otra: de la expectación que creó su anuncio, la aceptación buenísima en el SIHH, a la entrega de las primeras unidades con muy buenas críticas.

Monblanc E-Strap reproductor de música

-HyM: ¿Así que habrá una e-Strap II?

-JL: ¡Sí que la habrá! No pronto porque estamos en su primer mes y medio de vida y es un poco pronto para hablar de una sucesora…

-HyL: Pero han entrado en el mundo tecnológico, y ese mercado te exige que cada año renueves el producto.

-JL: Hay una evolución de software y hardware, y estamos planificando a 3 ó 5 años con una evolución diferente. Estamos muy contentos con la primera experiencia, así que tiene sentido seguir adelante.

(La E-Strap está explicada en este vídeo)

-HyM: Saltando a la otra novedad: ¿va a haber más colaboraciones con Marc Newson (el diseñador del nuevo juego de escritura de Montblanc que puedes ver aquí)? ¿Un reloj quizá?

-JL: Un reloj no porque básicamente está bajo contrato con una conocida marca (es el diseñador del Apple Watch). Pero en cualquier caso la primera colaboración de Marc con Montblanc ha sido muy exitosa, el producto es magnífico (y yo certifico que lo es, en efecto). Es difícil dar con un producto que sea conceptualmente tan Montblanc y a la vez tan nuevo. Yo quería que se repitiera la magia de cuando creamos juntos un Atmos (puedes ver uno aquí, y el que creó para Jaeger-LeCoultre en 2009 puedes verlo aquí) y lo logramos, así que sí, habrá futuros desarrollos.

Montblanc Marc Newson pluma

-HyM: ¿Es esto el inicio de una nueva tendencia, de contratar diseñadores famosos para diseñar relojes u otros productos para Montblanc u otras casas, o va en contra del espíritu de la relojería?

-JL: No puedo hablar por otras maisons, pero en lo que se refiere a Montblanc no es parte de los proyectos de hoy en día. Cuando creas una nueva gama de escritura necesitas algo único, que cree emoción, sorpresa; y sabía que con Marc lo conseguiría. Pensamos que podría aportar todo eso a los elementos de escritura, y así se quedará.

Manufactura de Montblanc en Le Locle

Manufactura de Montblanc en Le Locle

-HyM: Cuando hablamos en enero me contaba cómo en cierto modo había fusionado el trabajo de Le Locle con el de Villeret. En el futuro ¿puede ocurrir que Minerva sea sólo un nombre histórico pero que en realidad sólo haya una manufactura, no dos?

-JL: No, seguirá habiendo dos manufacturas.

-HyM: Pero ¿es económicamente viable?

-JL: Sí. Tenemos que seguir creando relojes como el Geosphères,  el Metamorphosis II, el Exotourbillon (en vídeo aquí), relojes de extraordinaria factura que son esenciales para Montblanc. Es un privilegio tener una manufactura como Villeret que diseña complicaciones que son el futuro de la marca, que inspiran la producción en Le Locle y que de verdad transmiten nuestro lema de “pasión por la alta relojería”. Y así seguirá.

Bartomeu Gomila en la manufactura de Minerva en Villeret

Bartomeu Gomila en la manufactura de Minerva en Villeret

-HyM: Algo completamente diferente. Estaba leyendo el otro día que en abril hicieron pruebas de cronometría al H3 de John Harrison (1761) y sólo se adelanta un segundo al día. Hoy en día se usan movimientos (por ejemplo de ETA o Sellita) que Montblanc usa y que pueden desviarse hasta 15 segundos al día. ¿No deberíamos exigir mucha más precisión, dos siglos después?

-JL: Montblanc ha introducido la línea Heritage Chronométrie (aquí tienes el Dual Time) con la que sometemos a los relojes a unas pruebas de 500 horas no sólo para el movimiento sino para el reloj completo, de manera que podamos tener más consistencia a lo largo del tiempo. Dicho esto, Roma no se construyó en un día, pero sí es verdad que todas las maisons están mejorando continuamente el servicio, los materiales -metales, aceites… Es cierto que hay que aprovecharse de los avances y mejorar día a día pero ¿sólo se mide la mejoría en un aspecto, el de los segundos de diferencia diarios?  Para algunos clientes la precisión es el criterio definitivo, para otros la reserva de marcha, para otros la exactitud dentro de un cierto rango de reserva de marcha… puede variar mucho. Pero sí que es verdad, la precisión es un aspecto importante cuando compras un reloj de cierto segmento de precio.

Montblanc Heritage Spirit Perpetual Calendar Sapphire calibre MB 2915

-HyM: Decía esto porque siempre se dice que lo bueno de los smart-watches es que ayudarán a amar los relojes y los usuarios acabarán comprando relojes mecánicos. ¿Cómo explicar a esos usuarios que van a pagar mucho más por un reloj mecánico que éste no tiene la precisión a la que están acostumbrados?

-JL: Por eso digo que hay criterios distintos, y eso es bueno porque eso es lo que garantiza la pluralidad de la oferta. Algunas marcas ofrecen complicaciones muy versátiles, o muy poéticas, para los que la precisión no es tan importante. Es muy difícil que ofrecer algo que satisfaga a todo el mundo. Creo que es muy importante ser consistente con las promesas que hacemos. Si decimos que está en +5 debe estar en +5. Por ejemplo un repetidor de minutos nunca te da la hora exacta sino que varía en 10 ó 15 segundos (por el tiempo que tarda en hacer sonar todas las notas). Por eso no decimos que un repetidor de minutos es un mal reloj. La alta relojería se ha forjado su reputación sobre su creatividad, diversidad y capacidad para crear emociones distintas a todo tipo de gente.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph en la muñeca

-HyM: Pero ustedes tienen unos relojes a los que llaman “Chronométrie” pero no dicen cómo de precisos son ¿Por qué no lo dicen?

-JL: Cuando decimos “cronómetro” estamos hablando de una norma controlada por un agente externo (el COSC). Sólo tienes el certificado si llevas el reloj allí. Pero como sólo controlan el calibre, no el movimiento entero, no vas a querer llevar un reloj que vale 100 ó 200 mil euros, muy decorado, muy delicado y exponerlo a que se dañe con la manipulación. Así que a veces lo mejor es enemigo de lo bueno. Lo ideal sería que el control de la cronometría se hiciera en la manufactura. Que vinieran y lo hicieran allí. ¡Y eso tendrá que llegar! Sería mucho más fácil y  todas las casas le gusta esa idea. No habría problemas de seguridad, de seguros, de transporte, de control de calidad. Claro podrías decir “pero no pasa nada, si te lo estropean cuando vuelva lo arreglas”. Ah pero entonces hay que volverlo a llevar porque si lo tocas pierdes la certificación.

Por eso digo que el control se hace mejor in-house. COSC se creó en una época en que la producción era enorme y con calibres estandarizados, en la que era sencillo sustituir un calibre por otro si le pasaba algo. Dile ahora a un coleccionista que le vas a cambiar el calibre porque el de su reloj se ha dañado al llevarlo a certificar.

Montblanc Heritage Chronométrie ExoTourbillon Minute Chronograph calibre

-HyM: Pero sin embargo si dicen por ejemplo que el reloj es “Water Resistant”. Eso sí lo dicen.

-JL: ¡Claro, pero porque se prueba en la manufactura! Pero el COSC sigue siendo una institución externa.

-HyM: OMEGA tiene su propia certificación. ¿Por qué el grupo Richemont no hace lo mismo?

-JL: Es que entonces no sería cronómetro.

-HyM: No importaría. Podrían decir “Nosotros somos mejores que COSC. Nosotros probamos los relojes 500 horas y garantizamos su cronometría”.

-JL: Pero entonces estás eligiendo un sólo eje de la relojería. Si eliges responder a una sola pregunta relojera, rechazas responder las demás. De ahí que hagamos el test de 500 horas, porque inspeccionas todas las variables del reloj y la calidad aumenta enormemente. No es marketing. El reloj está probado en todas las condiciones y funciona, y podemos demostrarlo. Por eso trabajamos así, para asegurar la calidad de cada uno de nuestros relojes.

Montblanc Heritage Chronométrie Dual Time



Una charla con Jérôme Lambert, CEO de Montblanc

Jerome Lambert CEO Montblanc

Jérôme Lambert es uno de los personajes claves de la relojería en los últimos 15 años. Tras dirigir brillantemente Jaeger-LeCoultre dio el salto a Montblanc y los movimientos que lleva a cabo desde lo alto de la montaña están causando terremotos que se sienten en todo el mundo de la alta relojería; tanto dentro como fuera del grupo Richemont.

 

Esta charla tuvo lugar a última hora de la tarde el último día del SIHH 2015, en el que por segundo año consecutivo Montblanc tuvo un papel preponderante. Para Jérôme Lambert eso significa haber estado 5 días haciendo presentaciones, atendiendo a actos y concediendo entrevistas de media hora cada una, una detrás de otra. Uno espera a un directivo cansado y casi en modo “standby”. Todo lo contrario. Jérôme nos recibe de buen humor, con actitud jovial. Incluso cuando le dicen que no queda un triste cubito de hielo para la Coca-Cola que pide (¡y eso que es The Boss!)

Cuando habla de relojería y de Montblanc sus ojos brillan con una pasión que sólo puede provenir de alguien que siente su profesión desde lo más hondo.

HorasyMinutos: Hace no mucho Jean Claude Biver tomó las riendas de la sección de relojería de LVMH y definió las líneas estratégicas de cada marca del grupo. ¿Existe algo así en el grupo Richemont?

Jérôme Lambert: No. Cada marca tiene su estrategia y después hay un comité de estrategia dirigido por Mr. Rupert (Johann Rupert, fundador y presidente del grupo). Cada empresa desarrolla su actividad bajo el patronazgo estratégico, por así decir, de Mr. Rupert. Yo fui Director General de Jaeger-LeCoultre durante 12 años, 4 con Lange y un año y medio ya con Montblanc (¡vaya currículum!) y siempre he tenido cada dos meses una reunión de producción y hay una presentación anual de estrategia en la que se explica qué se hará el año siguiente, cómo se quiere posicionar la empresa, etc.

Así que yo diría que no hay nada así en Richemont porque hay un diálogo constante con Mr. Rupert para saber dónde está cada maison.

HyM: Eso es lo que yo suponía. Pero quería preguntarlo por lo siguiente: Baume & Mercier está tratando de ganar cuota, nuevos mercados, y ha bajado los precios de algunas de sus líneas. Sin embargo -y esto es el comentario general en la prensa- Montblanc ofrece mejores precios y mejores productos que su hermana de grupo. Resulta extraño entonces que, habiendo considerado siempre a B & M la marca de entrada del grupo, Montblanc la esté adelantando en todos los sentidos.

J. L.: (Risas) Pues te puedo asegurar que eres el primer periodista que me dice algo así (se vuelve a reír). No, pero tienes razón. Quizá ahora es algo más visible porque la casa tiene más actividad y está mostrando más producto. Pero recuerdo que en mis tiempos de JLC había discusiones con IWC por ejemplo, porque el posicionamiento en cuanto a precios no estaba muy lejos uno de otro.

Montblanc Heritage Spirit Orbis Terrarum detalle del pulsador

Cada maison debe buscar su manera de ser rentable. No sé la estrategia de B&M y tampoco quiero saberla. Lo que sí sé es que a nosotros nos mueve una sola cosa: la pasión por la relojería y el deseo de compartir esa pasión. Por tanto, si concebimos un reloj queremos que sea un símbolo de nuestro saber relojero. Por ejemplo el ORBIS TERRARUM, con su esfera con los continentes grabados en zafiro, la indicación de día y noche, la caja pulida… y cuesta algo menos de 5.000 euros. Ponemos tanta pasión en ello, obtenemos tanto placer de la relojería que queremos compartir esa pasión, ese placer, esa devoción.

(Puedes ver nuestro análisis en vídeo del Orbis Terrarum aquí)

Y por eso el reloj está en ese segmento de precio. Y es, en efecto, disruptivo. Pero no tanto porque sea más barato, sino porque respetamos al cliente y sabemos que tiene sobrado conocimiento como para apreciar algo así. Se dice “¡no, no, no! ¡Por debajo de 5.000 euros sólo un crono, o un UTC, o un calendario!” Y parece que una solución sofisticada tiene que estar siempre por encima de 10.000 euros porque si no los clientes no lo entienden.

Nosotros no creemos que sea así. Ahora con la abundancia de medios (revistas, blogs, webs…), con todo el conocimiento que aportan los aficionados a la relojería… quiero decir hace 2 décadas una persona de 40 años tenía muy poco contacto con la alta relojería, a no ser que heredara una pasión familiar. Ahora toda la información está disponible. Por eso creo que el tiempo ha cambiado. Los clientes tienen la sofisticación, la inteligencia y el conocimiento para apreciar un reloj mundial, y yo considero nuestra misión aportar más invención, más contenido en estos relojes.

HyM: Exacto. Y eso conecta con la otra parte de mi pregunta. El mensaje que está usted enviando, o la forma en que se está entendiendo por los aficionados -o clientes potenciales- es: ¿qué está diciendo Montblanc a sus compañías hermanas que tienen precios mucho más altos? ¿Por qué son sus productos tan caros? De hecho hoy mis-

J. L.: – Espera, tienes ahí una pregunta muy buena -me interrumpe-. Si me permites que te diga: tú me preguntas “¿por qué tienes esos precios?”. No perdona, pregúntales a los otros por qué ellos tienen un precio tan alto. Porque si nosotros somos capaces de tener un producto brillante, inteligente, estéticamente original, nunca antes hecho, etc, y podemos compartirlo a ese precio… pues mira sí, hemos trabajado duro para hacerlo posible. No me deberían preguntar a mí. Se lo deberían preguntar a los demás.

HyM: Curiosamente, en la presentación de JLC una de las cosas en las que insistían era “no todos los calendarios perpetuos, no todos los relojes mundiales son lo mismo, hay movimientos más baratos que no son tan buenos…” Y yo pensaba, “no es un mensaje para nosotros, es un mensaje para Mr. Lambert” (risas y encogimiento de hombros). ¡De verdad que está usted creando una revolución en el mercado! Quién antes estaba aquí arriba en precio ahora nos dice ¡es posible hacerlo más barato!

J. L.: En Montblanc cuando hablamos de productos primero decimos que hay que invertir para desarrollarlos. Pero queremos hacer algo único. Y poder compartirlo.

HyM: ¿Cuánto tiempo les llevó desarrollar el Orbis Terrarum?

J. L.: Estábamos trabajando en el sistema de la noche para el Geosphere y lo desarrollamos de tal manera -que por cierto es la que está en el vídeo de internet y que no es la definitiva- que al acabar el prototipo nos dimos cuenta de que no estaba bien, que perdíamos los continentes: si poníamos la indicación nocturna por encima de los hemisferios cuando fuera de noche directamente no se verían.

Montblanc Collection Villeret Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama perfil

Collection Villeret Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama

 

Llevamos nuestros desarrolladores de Le Locle a Villeret, porque allí se trabaja con grandes complicaciones desde hace mucho, así que son creadores por naturaleza. Así que cuando digo “compartir la pasión por la relojería” no es sólo precio, es sobre todo creatividad. Es cuestión de ver algo distinto. No porque ya existe y se ha usado 5 veces volver a usarlo una vez más, ponerlo en una caja distinta. Así estás básicamente trabajando en elementos de diseño -que es muy importante, desde luego- pero muy poco en contenido relojero. Y para mí el contenido es muy importante. Por tanto los tres elementos con los que debemos tratar son: calidad, valor y desempeño técnico. Sobre esos pilares cada maison debe construir su esencia.

No estoy interesado en la función por la función. Estoy interesado en la función por lo que te aporta. Así que si pones la indicación de noche por debajo es estupendo porque aportas belleza a la función, creas algo que no había hecho nadie antes… y encima no tienes que vender tu coche para comprar el reloj. O elegir entre tener coche o reloj.

Mi filosofía no es atacar o defenderme. Mi filosofía es compartir una pasión.

HyM: Sí, y esa pasión se ve en los nuevos relojes. Estos dos años de Montblanc han sido increíbles. Lo que me lleva al siguiente punto: leí en un medio español que le pedían un incremento en la producción (cosa que comparto), y sin embargo su respuesta fue: “no, tenemos que ir poco a poco”. Llevo pidiendo a Adelaide (PR Manager de Montblanc en España) relojes para hacer un análisis en vídeo durante meses, y sencillamente ¡no hay ni uno! Y sin embargo dice que ¡no hay que incrementar la producción!

Jerome-Lambert

Jérôme Lambert durante la entrevista con el Heritage Chronométrie Quantième Annuel Vasco da Gama

J. L.: Bueno, en primer lugar -y debo pedir perdón a nuestros clientes españoles por ello- hemos tenido unos cuantos cambios en Montblanc España: hemos trasladado la central de Barcelona a Madrid, y hemos estado muy ocupados reorganizando y estructurando el equipo… lo que no ha facilitado precisamente el crecimiento. Ahora estamos trabajando para tener la colección en el mercado, y que esté presente -al menos en algunos puntos- a finales de junio (¡tenga en cuenta que se está grabando lo que dice! -le advierto. ¡Vale, vale! -contesta entre risas). De hecho yo voy a España en Junio. Bueno, no es que me vaya a traer los relojes en el forro de la chaqueta eh? (más risas) Pero sí que iré y haremos una presentación para que nuestros clientes puedan ver, tocar… para que se pongan el Orbis Terrarum por ejemplo y se den cuenta de que es realmente único. Yo llevo el Calendario Anual Vasco de Gama y estoy enamorado. Yo me compraría uno, simplemente por el placer de tener un reloj que tiene una firma, que sobresale por encima de los demás, con una caja preciosa, con un calendario anual que es una gran complicación…

Se abre la puerta para hacernos saber que se ha acabado el tiempo… ¿Ya? Es increíble cómo se pasa el tiempo cuando estás hablando con alguien que no sólo lo sabe todo sobre la relojería, sino que la siente de manera tan apasionada.

HyM: Una última pregunta. El e-Strap. El famoso e-Strap. Todos los directores de las empresas relojeras dicen eso de que “no, los smart watches no son una amenaza para nosotros…” Sin embargo todas las maisons se han lanzado a ofrecer algún tipo de aparato similar. Yo sí creo que algunos sectores de la relojería tradicional van a sufrir el golpe, pero le pregunto: ¿temen o no el nuevo fenómeno de los relojes inteligentes? Y por otro lado, mi impresión es que el Urban TimeWalker está luchando en un mercado brutalmente competitivo, el de los cronógrafos, y el añadir el e-strap no es para luchar contra los smart watch, sino que le da una ventaja única porque ofrece algo que ningún otro cronógrafo tiene.

J. L.: Eso es lo más inteligente que he escuchado hasta ahora sobre el TimeWalker. No, no es un piropo, lo estás grabando y lo fimo si quieres (se ríe). No, de verdad, es muy cierto. Si tienes todas estas compañías rodeando tu fortaleza te preguntas qué arma van a instalar a tu alrededor. Si porque tienes murallas te sientas a ver qué armas tienen y a ver si consiguen la bala perfecta para atravesar el muro… (hace un gesto de “allá tú”) Si sólo dices “no pasa nada, tenemos una muralla”…. Lo que nosotros decimos es “si te quieres quedar en la fortaleza, quédate”. Hay otras formas, otras ideas. Yo no creo que ignorar te haga avanzar. Hay maneras de enriquecer la oferta.

Montblanc TimeWalker Urban Speed Cronograph con e-strap1

Con el Urban TimeWalker tienes algo que no había existido nunca antes. Vas la exposición de Las Vegas (la International Consumer Electronics Show) y la gente del mundo de la tecnología te dice “¡vaya! ¿qué es eso?, ¡cómo mola!”, etc. Y resulta que viene de la mano de la alta relojería. Y viene de la mano de una casa que existe desde hace más de 100 años. Y viene de una casa que tiene sus relojeros certificados en el [Valle del] Jura para hacer relojes certificados, que tardan a veces tres meses en ensamblar una complicación, tomándose el tiempo necesario para hacerlo, como en el siglo XIX. Así que creo que es refrescante para lo que creemos que es el alma y la razón de ser relojeros. Como he dicho no es cuestión de ataques.

Es cuestión de sumar y enriquecer.

 

Mi agradecimiento, una vez más a  Adélaide Carlo por sus gestiones para conseguir esta entrevista.