Archivo de la etiqueta: El Primero



En la muñeca: Zenith Heritage 146

 

Los nuevos Zenith Heritage 146 constituyen una perfecta edición de inspiración vintage que además incluye el gran calibre El Primero. A pesar de su aspecto discreto, para muchos -y me incluyo- es uno de los mejores relojes del año.

 

Zenith ha pasado por unos años convulsos en los que se temía incluso por su desaparición. Sin embargo parece que en 2017 toma nueva impulso bajo la dirección de Julien Tornare, a quien entrevisté hace no mucho. No es que ya estén solucionados todos los problemas ni mucho menos, queda mucho trabajo por delante y en la situación dubitativa en la que aún está la industria no hay ningún futuro garantizado. De hecho en ninguna industria está el futuro garantizado, pero en la relojera desde luego que no.

Pero la colección presentada en Baselworld 2017 hizo mucho ruido porque se empiezan a ver cosas interesantes que le pueden dar juego a la manufactura. Una de ellas es el nuevo Zenith Heritage 146, que demuestra lo actual que puede ser un buen diseño aunque tenga muchos años.

El Heritage 146 lleva dentro el calibre El Primero, uno de los primeros cronógrafos automáticos aparecidos en 1969, y el único que se movía a una frecuencia de 5 hercios, o 36.000 alternancias por hora. Desde entonces El Primero es un icono. Todo buen aficionado a la relojería tiene o quiere tener uno.

De hecho en 2016 Zenith presentó el Elite Chronograph Classic también con el calibre El Primero , pero es el Heritage 146 el que más sabor vintage rezuma. Esto es porque usa la misma caja que el El Primero original, con la referencia A386. Mide 38 mm de diámetro y 12,45 mm de altura y combina la parte superior de las asas satinadas con superficies pulidas. Está especialmente bien hecha la franja pulida que recorre de un asa a otra. Le da un toque de elegancia y suaviza sus formas angulosas.

Los pulsadores del cronógrafo son de pistón, como corresponde a un modelo vintage, y es un placer pulsarlos. Hay poco que añadir a lo que ya sabemos del calibre El Primero. Da gusto ver a través del cristal de zafiro como engranan la rueda de pilares y el embrague horizontal. Además, como la caja es de sólo 38 mm, el calibre llena todo el espacio disponible y aumenta esa sensación de instrumento mecánico, de herramienta creada para el trabajo duro. Y además está el rotor característico de este calibre, con su estrella central que lo hace reconocible a primera vista. Para completar el trabajo, el calibre tiene una autonomía de 100 horas, como 100 son los metros hasta los que el reloj se puede sumergir sin tener problemas con el agua.

Pero si el reloj es bonito por dentro, mucho más lo es en la esfera. Está disponible en dos colores, azul marino y marrón. Como la decoración es de rayos de sol los tonos de los colores varían según les de la luz, así que te puedes pasar un buen rato mirándolos. Tiene una configuración de dos subesferas: la del pequeño segundero a las 9 horas es completamente años 60, y le queda genial. A la derecha está el contador de 30 minutos.

Como sólo tiene dos subesferas el resultado es muy elegante, hasta el punto de que el reloj puede pasar perfectamente como reloj de vestir, aunque sea un cronógrafo. Es un reloj que no pasa desapercibido. Te gusta vértelo puesto y les gusta a quienes lo ven.

Como su medida es tan discreta, es un reloj que queda bien en cualquier muñeca. A mí, que me gustan los relojes un poco más grandes, este Zenith Heritage 146 me tiene fascinado. El precio de ambas versiones es de 6.900 euros. Más información en Zenith.es.

 

 



La dimisión de Aldo Magada y el problema de dirigir Zenith

aldo-magada-jean-claude-biver-horasyminutos

Ayer saltó la noticia de que el Director General de Zenith, Aldo Magada, ha dimitido y Jean-Claude Biver toma el mando mientras se encuentra a un sucesor. Otro sobresalto más en la atribulada carrera de Zenith, que parece no acabar de encontrar su rumbo y nadie sabe por qué.

 

Aldo Magada - Credits Johann Sauty

Aldo Magada

Fue el 1 de julio de 2014 cuando Aldo Magada tomó posesión de su cargo (tal como informamos aquí) tras la marcha de Jean-Frédérique Dufour a Rolex para ser su presidente ejecutivo. Suponemos que allí sigue, porque nunca más hemos vuelto a saber de él. No es extraño, claro, sabiendo la política de no-comunicación, no-exposición-pública de la manufactura coronada.

Jean-Frederic-Dufour-Rolex

Zenith es una de esas manufacturas con mucha mucha historia: fue fundada 1865 por Georges Favre-Jacot, que reunió bajo un mismo techo a todos los oficios relojeros. Pero su verdadero hito, aquello por lo que será recordado, es por el lanzamiento en 1969 del calibre El Primero, que latía a 5 hercios y podía por tanto medir décimas de segundo. Después la casa se vio anegada por la crisis del cuarzo, en la que abandonó sus calibres mecánicos para hacer relojes de pila. Afortunadamente el relojero Charles Vermot escondió los planos, las piezas y las herramientas necesarios para la fabricación de los calibres mecánicos a fin de salvarlos de la destrucción. Así, en 1984 comenzó de nuevo la fabricación de calibres mecánicos.

El relojero de Zenith Charles Vermot

El relojero de Zenith Charles Vermot

Aún así la empresa estuvo más o menos adormecida (salvo la aparición en 1994 del calibre Elite) hasta que en el 2000 fue comprada por LVMH, y desde 2001 hasta 2009 fue dirigida por Thierry Nataf, en la que se considera una época catastrófica para la marca porque abandonó su mercado habitual de relojes clásicos para lanzar una serie modelos que parecían haberse pinchado esteroides, como el Zenith Defy Extreme de la foto.

zenith-defy-extreme

Es verdad que con Nataf consiguió que se hablara de la marca, pero en general sólo mal. En 2009, de la mano de Jean-Claude Biver, llegó Philippe Dufour a poner sensatez en la colección, reduciendo la cartera de producto y volviendo a lo que gustaba: relojes clásicos, frecuentemente equipados con el calibre El Primero. Tras Dufour llegó Aldo Magada y Zenith comenzó a hacer cosas raras: su asociación con los Rolling Stones (aquí), relojes de piloto de avión convertidos por arte de birlibirloque en relojes para motoristas (éste, aunque en sí mismo es muy atractivo)… junto con otros preciosos como el Elite Chronograph Classic (con fotos en vivo aquí) o el Academy Georges Favre-Jacot que vimos en este reportaje. En realidad todos estos movimientos se deben a una razón: la necesidad imperiosa de vender como sea, tanto como se pueda. No es problema creado por Aldo Magada, sino ya heredado de la época anterior. En efecto, incluso Dufour tenía problemas para vender lo necesario.

Heritage Pilot Ton Up

Heritage Pilot Ton Up

Elite Chronograph Classic

Elite Chronograph Classic

Pero ¿por qué ocurre esto? ¿Por qué una manufactura como Zenith no consigue sacar la cabeza y mantener un rumbo decente? Yo creo que el motivo fundamental es que no tiene un “reloj héroe”, uno que la gente quiera comprar. Sí, tiene El Primero, pero eso no es un reloj, es un movimiento. El Primero que a todos nos gusta, el original, el de las tres esferas superpuestas en plata, azul y antracita, llega hasta ahí. Por más vueltas que se le quiera dar, no hay más. En el momento en que esa esfera desaparece las versiones son simplemente relojes muy buenos -como muchos otros de su nivel de precio- aunque con un calibre como muy pocos.

zenith-el-primero-horasyminutos

Pero ocurre con las casas relojeras como con los partidos políticos: una cosa son los militantes y otra los votantes. Las marcas no viven de los aficionados, sino del consumidor normal que compra relojes. La mayor parte de los que compran relojes no saben de espirales de silicio, de manufacturas históricas ni todas esas cosas que nos apasionan a los aficionados. Especialmente si no se dice, y Zenith hace mucho que ha dejado de publicitar sus logros. Y eso, teniendo básicamente un único producto, es muy peligroso.

zenith-el-primero-1-horasyminutos

Más aún, el calibre El Primero no ha evolucionado como debiera. Siempre se ha dicho que el movimiento debería tener parada de segundero, y es verdad. Es cierto que es un movimiento histórico e históricamente no tenía dicha parada, pero si es tu producto estrella desarrollas una variante que sí la tenga y mantienes el original para ediciones históricas (como ocurre con el Omega Speedmaster: calibres coaxiales para todos los modelos menos el Moonwatch, que lleva el calibre de antaño).

Zenith El Primero Sport esfera negra caucho en la muñeca 1

El Primero Sport

No quiero que se me malinterprete: a mí me gustan mucho los relojes de Zenith y, por lo mismo, quiero que la empresa salga adelante y tenga el reconocimiento que se merece. Por eso hay que hacer algo.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition en la muñeca

El Primero Chronomaster 1969 Tour Edition

Tras la salida de Aldo Magada Jean-Claude Biver toma el mando hasta que se encuentre un sucesor. Algo que por cierto también se dijo en diciembre de 2014 cuando Stéphane Linder dejó la dirección de TAG Heuer, y ahí sigue Biver. Jean-Claude ha dicho que “voy a hacerme cargo del período de transición. Quiero estar más involucrado y crear mayores sinergias entre las tres marcas del grupo. Trabajaré con los equipos para dar a esta marca el lustre que merece”.

Zenith Academy Georges Favre-Jacot

Zenith Academy Georges Favre-Jacot

Es obvio que Biver es un genio en revivir marcas (como hizo con Blancpain, Hublot o ha hecho con TAG Heuer), pero también hay que recordar que una de las cosas más odiadas por los seguidores de Zenith es la colaboración con los Rolling Stones, y eso es cosa suya exclusivamente. El miedo aquí es que “hublotize” a Zenith y lo haga perder su personalidad. De lo que no me cabe duda es que una de las cosas que va a hacer es reducir la cartera de productos, porque tiene demasiadas referencias para el tamaño actual de la empresa. Incluso el físico: la manufactura tiene ¡18 edificios! en el mismo terreno. Yo creo que una pequeña manufactura de relojes clásicos -cronógrafos o no-, asociaciones naturales (como la reciente con Range Rover) pueden dar resultados. Hay que racionalizar la producción, reduciéndola y adaptándola a la demanda actual. ¿A lo mejor incluso trasladar la producción a las instalaciones de TAG en La Chaux de Fonds? Ya sé que suena dramático, pero si hablamos de salvar una compañía… Ferdinand Berthoud pertenece a la familia Scheufele, comparte instalaciones con Chopard (como vimos en mi visita a la manufactura) pero aún así nadie le niega su legitimidad.

manufactura-zenith-horasyminutos

De verdad que espero, por el bien de la marca y de la relojería en general, que por fin tenga éxito, porque si no Zenith se vería abocada al cierre.

Zenith El Primero 410 oro rosa

Zenith El Primero 410 oro rosa

zenith-calibre-el-primero-horasyminutos

 



Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2: fotos en vivo y precio

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-6-horasyminutos

De todos los lanzamientos de la manufactura en 2016 el Zenith Heritage Cronometro Tipo Cp-2 es seguramente el que más expectación ha creado, porque los amantes de los relojes vintages prefieren por encima de todo reproducciones fieles, y este sin duda lo es. Y muy atractiva.

 

Zenith A. Cairelli Roma A.M.I. Military Chronograph de los 60

Zenith A. Cairelli Roma A.M.I. Military Chronograph de los 60

En realidad creo que poca gente va a llamar a este Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 por su nombre, porque todo el mundo lo conoce por Cairelli. Esto es porque el reloj en el que está inspirado lo distribuyó en los 60 A. Cairelli, un distribuidor romano que durante décadas suministró relojes a la A. M. I., la Aeronautica Militare Italiana. El reloj original tenía ya un diámetro de 43 mm, enorme para la época pero comprensible en un reloj que cuya función era de la herramienta para medir tiempos en el ejército, que necesita poder leerlo rápidamente para obrar en consecuencia.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-3-horasyminutos

La nueva edición es prácticamente idéntica. A primera vista lo único que cambia es el texto encima de las 6 horas, que ahora tiene un lacónico (y, francamente, innecesario) “Automatic”. Y es que el motor manual anterior se ha sustituido por un calibre El Primero 4069 Automático, un cronógrafo eterno con rueda de pilares que opera a 5 hercios (36.000 alternancias/hora) y que mantiene la marcha durante 50 horas. Sin embargo el movimiento no se ve porque en este caso está tapado por un fondo con la leyenda Cronometro Tipo CP 2 (CP2 es una clasificación militar alemana). La tapa es francamente atractiva, con un satinado vertical que, dentro de su sencillez, queda realmente bien y acentúa su aspecto años 60.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-2-horasyminutos

La caja del Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 tampoco entra en moderneces: está realizada en acero inoxidable pulido con pulsadores de pistón. Encima tiene un bisel giratorio de aluminio pensado para conteo, no para buceo. Sin embargo el reloj es hermético hasta 100 metros, como debe ser. Aunque el diámetro es de 43 mm la altura es de tan solo 12,85 mm y, gracias a sus asas, parece más de 41 mm. Se lleva muy bien.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-10-horasyminutos

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-9-horasyminutos

Como el calibre es de 30 mm de diámetro permite mantener los dos registros en la misma posición que en el original. A pesar de ser un El Primero en este caso no hay tercera subesfera porque se ha limitado a los 30 minutos a las 3 y el pequeño segundero a las 9, así que el equilibrio del conjunto es francamente atractivo. Más aún: cuando presentamos aquí el TAG Heuer Autavia para 2017, contaba que Jean-Claude Biver, director general de la sección de relojería de LVMH -y por tanto de TAG y de Zenith- dijo que había incluido una ventanilla de fecha para respetar a los modelos originales y sobre todo a sus dueños, y no hacer una copia exacta. Pues…

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-1-horasyminutos

En efecto: en este caso no hay ventanilla de fecha -al igual que en el original- lo que sin duda ha hecho salivar a los amantes más puristas de los relojes creados por la manufactura y de los vintage en general. A mí me parece muy bien porque el reloj queda mucho mejor así. Un pequeño detalle más: la estrella está aplicada, no pintada como en los Cairelli. Y el nombre es más grande y está más cerca de los registros.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-8-horasyminutos

Los numerales romanos tienen una grafía que los diferencia de la Helvética pura pero sin hacerlos barrocos, resultando en unos dígitos elegantes y fáciles de leer. La manecillas están facetadas y rodiadas, de manera que resaltan en contacto con la luz. Se leen perfectamente tanto durante el día como por la noche porque están tratadas con Superluminova SLN C1. Es el mismo tratamiento que han recibido los guarismos.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-11-horasyminutos

Aunque se ha anunciado un brazalete no se ha visto aún, y seguro que es una buena opción porque es el tipo de reloj que le quedaría muy bien. Mientras tanto el Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 se sujeta a la muñeca gracias a una correa de cuero negra y hebilla de ardillón. Esta elección hace del reloj una pieza elegante y discreta, a la vez que muy masculina.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-7-horasyminutos

Es una edición limitada, aunque no mucho: 1.000 unidades, numeradas en el reverso. Al parecer la cantidad responde a un simple cálculo comercial que hace pensar a Zenith que se pueden vender todos esos relojes. Desde luego cuando hablamos de Edición Limitada no lo hacemos bajo esa versión tan crematística, pero sea como fuere estoy convencido de que las 1.000 unidades se venderán bien y después se revalorizará porque va a ser un reloj buscado gracias a su indudable atractivo.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-4-horasyminutos

El Zenith Heritage Cronometro Tipo CP-2 ya está en las tiendas, pero con limitaciones a la hora de conseguir uno precisamente por lo muy solicitado que está. Su precio es de 7.900 euros. Seguro que se pueden encontrar relojes más baratos, pero hay que pensárselo muy bien antes de rechazar un reloj como éste, porque después seguro que se echa de menos. Más información en Zenith.es.

zenith-heritage-cronometro-tipo-cp-2-5-horasyminutos



En la muñeca: Zenith El Primero 36.000 vph Classic Cars

 

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-Horasyminutos

La manufactura Zenith está volviendo a coger impulso, no sólo en el lanzamiento de productos sino en unas acciones de marketing con las que busca recuperar y aumentar sus seguidores. En 2016 va a estar en más de 50 eventos relacionados con los vehículos clásicos en los que su modelo de bandera va a ser el nuevo Zenith El Primero 36.000 vph Classic Cars.

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-2-Horasyminutos

A estas alturas hay poco que decir de El Primero: uno de los grandes, uno icono de la relojería que probó sus armas en 1969 siendo el primer cronógrafo automático de la historia. No fue un calibre base sobre el que se acoplaba un módulo cronógrafo, sino que el que se concibió como un movimiento integral, diseñado a partir de la rueda de pilares y el rotor central que giraba gracias a sus rodamientos de bolas. La altura del mecanismo era de tan solo 6,5 mm y 29,33 de diámetro, un espacio en el que además cabía la fecha. Y aunque latía a 5 hercios -algo absolutamente rompedor- ostentaba una reserva de marcha de 50 horas. Desde entonces hasta ahora El Primero ha demostrado su fiabilidad y longevidad hasta ganarse un puesto preeminente en el Olimpo de los grandes calibres históricos.

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-3l-Horasyminutos

Si el original medía 38 mm de diámetro, este Zenith El Primero 36.000 vph Classic Cars presenta una caja de acero de 42 mm. Para hacernos una idea de la diferencia de tamaño basta saber que la esfera de este modelo es tan sólo 90 décimas de milímetro más pequeña el reloj original entero.En esta versión actual se han embellecido los pistones del cronógrafo con una línea negra y otra roja que acentúan el espíritu deportivo de la pieza. La corona muestra también la estrella que distingue a Zenith. Las tres superficies -corona y pulsadores- contrastan su pulido con el cepillado de la carrura, una combinación de acabados clásica que nunca falla cuando se trata de hacer más elegante a un reloj.

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-pulsadores-Horasyminutos

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-perfil-Horasyminutos

La esfera presenta la configuración clásica de El Primero, con las tres subesferas superpuestas y con los colores originales. Como corresponde a un reloj que quiere codearse con vehículos clásicos las tres subesferas son más parecidas a las del modelo original, prescindiendo de biseles internos habituales en otros compañeros de gama, como en este modelo o en éste otro. Son simplemente círculos en bajorrelieve con una decoración circular para mejorar la lectura. Las tres se enmarcan sobre una base de antracita en cepillado vertical. La ventana de fecha no resulta intrusiva y está bien acabada.

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-1-Horasyminutos

Los índices son facetados y terminados en un cuadrado de SuperLuminova, al igual que las manecillas, con una presencia muy poderosa. Rodeando las indicaciones horarias aparecen, de fuera hacia adentro, una escala taquimétrica, una minutería y una escala de segundos. Ellos es porque este Zenith El Primero 36.000 vph Classic Cars, como todos los demás de la familia, puede medir las décimas de segundo. Por último, todas las manecillas del cronógrafo y la del pequeño segundero están pintadas de rojo. La trotadora central lleva en su contrapeso la estrella de Zenith. El conjunto es uno de los modelos más atractivos de la extensa gama de la familia.

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-5-Horasyminutos

Como  es de rigor el fondo del reloj es visto, para poder admirar una vez más la leyenda. El calibre El Primero 400B sigue teniendo 30 mm de diámetro por 6,60 de altura y una reserva de marcha de 50 horas. La masa oscilante está esqueletada y presidida por la estrella de la manufactura. Sigue siendo una gozada para la vista. Incluso en el agua, por cierto, porque el reloj es hermético hasta 100 metros.

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-calibre-Horasyminutos

El reloj se remata con una correa de piel muy vintage, con perforaciones circulares tipo racing que le da el aspecto retro que necesita el modelo. En la muñeca queda francamente bien, aunque la altura de la caja, 12,75 mm, le hará pelearse con los puños de camisa muy cerrados. Y es que el reloj es tan bonito que se quiere llevar siempre encima.

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-correa-Horasyminutos

El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-4-Horasyminutos

Precisamente el fin de semana pasado se celebraron las Jarama Classics y estuve allí con ellos para poder disfrutar de su compañía y de las carreras. ¡Pero sobre todo de los relojes! Os dejo unas fotos, pálido reflejo de lo bien que lo pasamos.

Zenith-El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-El-Jarama-booth-Horasyminutos

La entrada a la cabina VIP de Zenith

Zenith-El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-El-Jarama-Classics-6-Horasyminutos

La terraza desde la que veíamos las carreras, situada en la gran recta del circuito del Jarama

Zenith-El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-El-Jarama-Classics-5-Horasyminutos

Zenith-El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-El-Jarama-Classics-Horasyminutos

Zenith-El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-El-Jarama-Classics-3-Horasyminutos

Zenith-El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-El-Jarama-Classics-1-Horasyminutos

Zenith-El-Primero-36.000-vph-Classic-Cars-El-Jarama-Classics-4-Horasyminutos

El-Primero Chronomaster Tour Auto Edition

El-Primero Chronomaster Tour Auto Edition

Elite Power Reserve

Elite Power Reserve

Digamos por último que el precio del Zenith El Primero 36.000 vph Classic Cars es de 6.900 euros. Más información en Zenith.com.



En la muñeca: Zenith Elite Chronograph Classic

Zenith Elite Chronograph Classic oro rosa en la muñeca 1

De entre las múltiples piezas a las que el mítico calibre El Primero de Zenith la que más me ha gustado es esta: el Elite Chronograph Classic, un cronógrafo con un aire vintage magníficamente ejecutado.

 

Zenith Elite Chronograph Classic acero en la muñeca

Si no estoy equivocado este año no hemos visto muchos “cronógrafos de vestir” (por nombrar de alguna forma a unos relojes creados para medir tiempos cortos pero que por su presencia se ven mejor con traje y corbata que con el mono de piloto de las carreras). Trajimos en vídeo el magnífico Piaget Altiplano Chronograph; también la excelente versión para boutiques del 1815 de A. Lange & Söhne (éste es el artículo) y por supuesto el maravilloso Harmony Chronograph de Vacheron Constantin, que presentamos en vídeo aquí. Pero un cronógrafo de vestir por menos de 10.000 euros, ninguno. Salvo éste Elite Chronograph Classic.

Zenith Elite Chronograph Classic acero perfil

La estampa del hermano del Elite 615 (que repasamos con fotos en vivo en este artículo) es absolutamente retro, y absolutamente heredera de los cronógrafos de la marca en los años 50. Por supuesto el tamaño no es el de entonces, ya que de los habituales 35 ó 36 milímetros de la época el Elite Chronograph ha crecido hasta los 42. Pero a pesar de ser una medida al límite de lo permitido en los relojes de vestir, la altura de menos de 12 mm y las largas y curvadas asas hacen que el reloj se asiente sin problemas sobre la muñeca, con  un aspecto elegante y dejándose llevar sin comprometer los puños de la camisa. Por cierto que, como se ve en las fotos, el reloj está disponible en acero o en oro rosa. A las 2 y a las 4 se alojan los pulsadores, unos sencillos rectángulos que encajan perfectamente con la estética del reloj.

Zenith Elite Chronograph Classic oro rosa en la muñeca 4

La esfera es preciosa en su descarado estilo retro. Tanto para el acero como para el oro el dial es gris con una marcada decoración rayos de sol. Sobre ella se asientan unos índices largos y estilizados que además son dobles en las horas pares, lo que añade elegancia al conjunto. Siendo como es un cronógrafo también están marcadas las divisiones de los minutos para contar los tiempos con precisión, pero están pintados de una forma tan leve que en ningún momento alteran el porte sobrio de la pieza.

Zenith Elite Chronograph Classic acero en la muñeca 1

En la versión de acero las manecillas e índices están rodiados mientras que en la de oro están chapadas en oro rosa. A las 9 aparece el pequeño segundero mientras que a las 3 tenemos una subesfera que cuenta hasta 30 vueltas de la trotadora central. Y ya está, la esfera no necesita más para seducir. Está tan logrado el aire años 50 que incluso el nombre de la marca y la estrella que lo guarda parecen estar rediseñados para resultar más vintage. Pero no, así es el nombre (y la estrella).

Zenith Elite Chronograph Classic oro rosa frontal

CALIBRE EL PRIMERO

Cuando se hace una búsqueda de este reloj en internet -y no hay muchos artículos, y ninguno en español que yo sepa- a menudo se le nombre como “El Primero Chronograph Classic”, cuando no es así en absoluto: Zenith lo inscribe dentro de su colección Elite (se puede ver aqui). Pero es una confusión lógica porque, en efecto, el calibre que mueve el reloj es un El Primero.

Zenith Elite Chronograph Classic calibre El Primero

En concreto, como se puede leer en su Ficha Técnica, es la derivada El Primero 4069. Es un nuevo movimiento cronógrafo con rueda de pilares y embrague horizontal -no vertical- que también presume de alta frecuencia (36.000 alternancias a la hora, o 5 hercios) y una reserva de marcha que va un poquito más allá de los dos días: 50 horas; lo justo para dejarlo descansar el fin de semana. Como es habitual en este calibre los puentes y la platina están perladas mientras que el rotor esqueletado está decorado con Côtes de Genéve.

Zenith Elite Chronograph Classic calibre El Primero 1

 

EN LA MUÑECA

Sin embargo los esfuerzos cronométricos de El Primero tienen un desempeño distinto en el Elite Chronograph Classic, hasta el punto de viendo el reloj no se piensa que sea ese calibre el que se mueve dentro. Y, francamente, yo no hecho de menos las configuraciones habituales de El Primero.

Zenith Elite Chronograph Classic oro rosa en la muñeca

Zenith Elite Chronograph Classic acero en la muñeca 3

Ya he dicho antes que el reloj se adapta muy bien a la muñeca gracias a su construcción. Pero si hablamos de su presencia puesto, la sensación es inmejorable. Tiene una presencia mesurada, estilizada. Se diría que está pensado para medir tiempos tranquilos, no de competición.

No tener una ventana de fecha es una idea perfecta para mantener la coherencia estética, y muy poco habitual: muy pocos relojes con calibres de manufactura evitan la tentación de incluir una ventanilla de fecha.

Zenith Elite Chronograph Classic oro rosa perfil

Y además, recordemos, por mucho menos de 10.000 euros: la versión de acero cuesta 7.650 euros (la de oro alrededor de 19.500). Por ese precio no se encuentra un cronógrafo con calibre de manufactura tan elegante como éste. Así que, si se quiere tener un único reloj -o, por mejor decir, si no te puedes permitir más que un único reloj- y se busca algo elegante pero que tenga un toque deportivo y además ostente auténtico caché relojero, este Elite Chronograph Classic es sin duda una de las opciones a tener muy en cuenta. Yo desde luego no lo dudaría.

Zenith Elite Chronograph Classic acero en la muñeca 2

 

Zenith Elite Chronograph Classic oro rosa en la muñeca 2

 



Elite Chronograph Classic

Zenith Elite Chronograph Classic AceroCaja:

  • Acero u oro rosa
  • Diámetro 42 mm; Altura 11,80 mm
  • Cristal de zafiro abombado con tratamiento antirreflectante en ambas caras
  • Fondo de cristal de zafiro transparente
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Plateada
  • Índices grabados y rodiados o chapados en oro rosa
  • Manecillas rodiadas o chapadas en oro y facetadas
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Manecilla del cronógrafo central y contador de 30 minutos a las 3h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre de manufactura El Primero 4069 automático
  • Diámetro: 30 mm. Altura: 6,60 mm
  • 31 rubíes
  • 254 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con decoración Côtes de Geneve

Pulsera:

  • Correa de piel de aligator negra con recubrimiento de caucho
  • Hebilla plegable triple de acero

Zenith Elite Chronograph Classic Oro rosa

 

 

 

 



En la muñeca: Zenith El Primero Sport.

El calibre El Primero de Zenith lleva décadas latiendo y desde que nació se ha visto en todo tipo de situaciones.  En la ejecución que presentamos aquí se enfrenta nuevamente a una caja mucho más grande de lo habitual: es El Primero Sport, y vamos a ver qué tal se apaña.

Zenith El Primero Sport esfera negra frontal

No es la primera vez que vemos una caja de 45 mm de diámetro (en acero) alojar un calibre El Primero; El Primero Lightweight también lo tenía, por ejemplo. Pero no es algo habitual porque aún siendo uno de los calibres míticos no deja de ser esclavo de su tiempo y su diámetro de 30 mm (tal como se puede leer en su Ficha Técnica Completa) está más pensado para relojes de 38 mm de diámetro. Incluso ejecuciones de 42 mm -como la del precioso El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition que puedes ver aquí– son válidas para este todoterreno. ¿45 mm? Eso sí es forzar la máquina, y nunca mejor dicho.

Zenith El Primero Sport esfera plateada correa de piel en la muñeca 1

Pero claro, estamos hablando de Zenith, que sabe muy bien qué se trae entre manos (perdón, otro dicho fácil). Es evidente que la caja es demasiado grande para el movimiento, pero la manufactura sabe jugar sus bazas bien para conseguir un resultado armonioso y atractivo. En primer lugar combina el pulido a espejo del bisel -que se inclina hacia dentro- con el cepillado de las gruesas asas, lo que le hace jugar con las luces y difuminar el centro de la perspectiva visual.

Zenith El Primero Sport esfera plateada correa de piel perfil

Pero más importante aún es cómo experimenta con la esfera, que se presenta en plateado y antracita. Es una esfera extraordinariamente ocupada, con un taquímetro, gruesos índices y más gruesas aún manecillas, ventanilla de fecha, trotadora central roja y por supuesto los tres contadores habituales, que una vez más se entrecruzan. Como se puede ver en la foto de abajo hay muchas texturas en la esfera; muchos escalones. Además de la fecha está el taquímetro en el bisel exterior inclinado hacia dentro que va a morir a los pies de los índices. Bajando desde la minutería se llega al bisel circular plano, y a continuación se sube a la esfera central con un satinado absolutamente años sesenta. El pequeño segundero y el contador de 30 minutos también tienen su propio escalón sobre el que vuelan sus manecillas.

Zenith El Primero Sport detalle de la esfera

Todo ello disipa la sensación de talla pequeña (no del todo, claro, porque las tres subesferas quedan demasiado cerca del tornillo central). Y la ventana de fecha está milagrosamente cerca del bisel externo, algo fundamental para no aumentar la sensación de pequeñez. Bueno, milagrosamente no: como he dicho antes el bisel del taquímetro, al estar inclinado hacia dentro, reduce el tamaño de la esfera. Pero es sobre todo el cepillado central lo que realza el reloj, todo un acierto estético.

Zenith El Primero Sport esfera negra brazalete en la muñeca

El guardatiempos tiene más que ofrecer: los pulsadores del cronógrafos son roscados, un detalle que le acerca a relojes de buceo. Y es que este El Primero Sport tiene una hermeticidad asegurada hasta los 200 metros, mucho más que suficiente para el buceador medio. Y estéticamente le quedan bien, porque unos pulsadores de pistón en una caja tan grande quedarían demasido pequeños. De esta forma las roscas les dan la prestancia que necesitan, conjugando perfectamente con la corona.

Zenith El Primero Sport detalle de los pulsadores

Y aún a pesar de esos 200 metros, Zenith nos permite ver su calibre 400 B a través de un zafiro en el reverso de la caja. Muchas gracias, se ve igual de glorioso que siempre.

Zenith El Primero Sport calibre 400 B

No he dicho aún -aunque se ve en las fotos- que el reloj se presenta con dos decoraciones de esfera: plateada y antracita, ambas con ese satinado que tanto me gusta.

Zenith El Primero Sport esfera plateada correa de piel en la muñeca

Zenith El Primero Sport esfera negra caucho en la muñeca 1

También hay novedades a la hora de atar el reloj al pulso: Zenith ha incluido como opción una correa de caucho, perfecta para los que quieren hacerse a la mar con un reloj que, recordemos, lleva en su nombre el espíritu deportivo. El caucho está bien realizado y es cómodo de llevar, con la rigidez necesaria para no parecer barato.

Zenith El Primero Sport esfera negra caucho en la muñeca

También hay una versión más clásica, con correa de piel, que desde luego no sería mi primera opción en un reloj así. Mucho más interesante es el brazalete de acero, muy atractivo con la combinación de pulido y cepillado y un cierre plegable cómodo y bonito.

Zenith El Primero Sport detalle del brazalete

Y por último los precios: 9.200 € para las versiones con correa de cuero o caucho y 9.700 € con brazalete. En definitiva este El Primero Sport es una alternativa a tener en cuenta para aquellos que gustan de un cronógrafo de medidas generosas, que pueden encontrar en este reloj un movimiento icónico en una esfera con mucha personalidad.

Zenith El Primero Sport esfera plateada

 



El Primero Sport

Zenith El Primero Sport esfera negra brazaleteCaja:

  • Acero
  • Diámetro 45 mm
  • Cristal de zafiro abombado con tratamiento antirreflectante en ambas caras
  • Fondo de la caja: Cristal de zafiro transparente
  • Hermético hasta 200 metros

Esfera:

  • Plateada o pizarra cepillado
  • Contadores: a las 9 pequeño segundero, a las 3 contador de 30 minutos, a las 6 de 12 horas
  • Índices y agujas facetados y recubiertos de SuperLuminova SLN C1
  • Agujas: Rodiadas, facetadas y recubiertas de Superluminova SLN C1
  • Trotadora central roja
  • Fecha a las 6
  • Escala taquimétrica

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo con medición de la 10ª de segundo

Movimiento:

  • Calibre automático El Primero 400 B
  • Diámetro: 30 mm, altura 6,60 mm
  • 31 rubíes
  • 326 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz)
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con motivo “Côtes de Genève”

Pulsera:

  • Correa de piel de caimán negra (con forro de protección de caucho), de caucho, o brazalete metálico
  • Triple cierre desplegable

Precio: 9.200 € las versiones con correa de cuero o caucho. 9.700 € con brazalete.

Zenith El Primero Sport esfera plateada correa de piel Zenith El Primero Sport esfera negra correa de caucho



En la muñeca: Zenith El Primero Chronomaster Lady

 

Zenith El Primero Chronomaster Lady y Han Solo

Yo no sé exactamente qué es lo que atrae a los lectores de Horas y Minutos a visitar la web porque -al menos por ahora- sois todos muy silenciosos. Quiero pensar que es el poder ver los relojes “en vivo” como no se ven en ninguna otra web en español, o por lo menos con la frecuencia que se ven aquí. Al menos esa es mi motivación para hacer la página. Siendo la relojería mecánica algo muy relacionado con lo masculino -con mayor o menor razón, ahora no voy a entrar en eso-, me da mucho gusto cuando puedo traer relojes de mujer. y más del calibre -nunca mejor dicho- de este El Primero Chronomaster Lady.

No es la primera vez que Zenith utiliza a El Primero en un reloj de mujer; de hecho en la colección Star la versión cronógrafo ya lo equipa. Pero mientras el Star es una versión peculiar por lo exageramente femenina -la apertura en forma de corazón, el pequeño segundero también con forma de corazón, los numerales romanos y la piedra en cabujón de la corona muy à la  Cartier-, este El Primero Chronomaster Lady es mucho más parecido a la versión masculina en tanto en cuanto utiliza el mismo tipo de índices, pulsadores de  cronógrafo y apertura sobre el calibre que hace tiempo ha adoptado Zenith y que primero vimos en El Primero Synopsis y hace unos cuantos días en el Chronomaster 1969 Tour Auto Edition que tanto me gusta.

Zenith El Primero Chronomaster Lady oro rosa esfera madreperla frontal

Pero la manufactura ha sabido darle un toque femenino sutil y muy resultón gracias a una variación del recurso habitual de los diamantes engastados: en la parte superior e inferior de la caja hay una fila doble de diamantes que da a la caja una forma levemente oblonga , muy bonita; además por supuesto de utilizar en las dos versiones -acero y oro rosa- una esfera de madreperla.

Zenith El Primero Chronomaster Lady1

También en ambas versiones las sólidas asas de la caja, biseladas, tienen la parte superior cepillada mientras que el biselado y la carrura están acabadas a espejo. Uno habría esperado el pulido a espejo en todas las superficies, pero de esta forma contrasta con los brillos que de por sí emiten los diamantes del bisel, así que no es mala idea. De hecho queda muy bien, lo hace elegante porque huye de la ostentación de otros relojes de mujer.

Zenith El Primero Chronomaster Lady asas

La apertura como decía es la misma que en los demás El Primero, y permite ver el escape de silicio con su característico color morado. El bisel de la apertura acompaña el material de la caja, al igual que la triple aguja del pequeño segundero sobre el volante. Recordemos que esta versión del calibre no tiene parada del segundero, por lo que no es necesario marcar una de las manecillas como la aguja del segundero. Las manecillas de horas y minutos y la del pequeño segundero tampoco son las habituales, siendo sustituidas por unas con forma de hoja que, si bien no son extrañas en relojes de hombre (el viernes sin ir más lejos vimos unas), no son nada habituales en un cronógrafo y en este caso aumentan el aire femenino.

Zenith El Primero Chronomaster Lady vista del bisel y el volante

No estaría de más sin embargo -en éste y en todos los modelos similares- que, si Zenith abre la esfera para mostrar el movimiento, decorara un poco más los ejes y pivotes que sujetan las distintas piezas porque a decir verdad queda demasiado industrial. Que es, al fin y al cabo, lo que es El Primero: un grandísimo calibre cuya construcción se ha mecanizado para producir en serie, y por miles.

Zenith El Primero Chronomaster Lady esfera madreperla vista del volante

Es evidente que si una mujer compra este reloj es porque aprecia las virtudes mecánicas del calibre, así que ha dejado el fondo transparente para que se pueda apreciar la construcción y decoración del mismo que desde este lado es francamente buena.

Zenith El Primero Chronomaster Lady calibre

El otro detalle femenino del reloj son las correas, aunque sólo en la versión con esfera de nácar: las esferas de pizarra están sujetas a la muñeca por correas de aligátor gris, mientras que la esfera de nácar lo hacen con una correa beis anaranjado con el oro rosa y azul con el acero. Muy bonitas. Esta de aquí es la versión de acero y esfera de pizarra.

Zenith El Primero Chronomaster Lady en acero y esfera pizarra

 

El precio de la versión de acero es de 9.900 €, mientras que la versión de oro rosa cuesta 20.100 €.

Zenith El Primero Chronomaster Lady esfera pizarra en la muñeca

La caja mide 38 mm de diámetro pero la forma del bisel y las contundentes asas lo hace parecer más grande. Sin embargo se ve muy bien la muñeca creo yo. Y como siempre los demás detalles están en la Ficha Técnica Completa.

Zenith El Primero Chronomaster Lady acero en la muñeca

 

Por último, tres de los cuatro modelos juntos:

Zenith El Primero Chronomaster Lady trío

 

 

Zenith El Primero Chronomaster Lady esfera pizarra

 

 

 

 

 



El Primero Chronomaster Lady

Zenith El Primero Chronomaster Lady - caja de acero y esfera de madreperla

Zenith El Primero Chronomaster Lady – caja de acero y esfera de nácar

Caja:

  • Acero u oro rosa
  • Diámetro 38 mm: Altura 12,45 mm
  • Bisel oval con diamantes engastados (0,65 quilates)
  • Cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambos lados
  • Fondo de la caja de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 50 metros

Esfera:

  • Esqueletada. Nácer blanco o color pizarra
  • Índices y manecillas rodiadas y facetadas (versión acero) o doradas
  • Pequeño segundero sobre el volante a las 9h
  • Contador de 30 minutos a las 3h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre automático El Primero 4062
  • Diámetro: 30 mm, altura 6,60 mm
  • 31 rubíes
  • 253 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz)
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con motivo “Côtes de Genève”

Pulsera:

  • Correa de aligator azul, beis o gris con recubrimiento de caucho
  • Triple cierre desplegable en acero u oro rosa

P.V.P.: 9.900 € las versiones de acero y 20.100 € las de oro rosa

Zenith El Primero Chronomaster Lady - caja de acero y esfera pizarra

Zenith El Primero Chronomaster Lady – caja de acero y esfera pizarra

Zenith El Primero Chronomaster Lady - caja de oro rosa y esfera madreperla

Zenith El Primero Chronomaster Lady – caja de oro rosa y esfera de nácar

Zenith El Primero Chronomaster Lady oro rosa esfera pizarra

Zenith El Primero Chronomaster Lady – caja de oro rosa y esfera pizarra



En la muñeca: Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition

Vamos a mirar de cerca el reloj de Zenith que más opiniones ha levantado desde la aparición de la Edición Especial Rolling Stones: El Primero Chronomaster 1969. 

En el caso del modelo dedicado a la septuagenaria leyenda de la música no hubo discusión: todo el mundo pensó que Biver le había dado un gusto a su hijo a costa de una leyenda como El Primero; el pobre reloj no sabía por qué le habían metido en ese embrollo, especialmente cuando ahí tenía Biver a Hublot, que es la marca utilizada para bodas, bautizos y comuniones por el omnímodo director de relojería del grupo LVMH.

La discusión con El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition está más en el más habitual territorio del “megusta/nomegusta”, pero es que con los iconos -y El Primero es uno de ellos- las discusiones se vuelven muy acaloradas.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition reverso

Nadie va a discutir el calibre El Primero, visible a través del cristal de zafiro aunque tapado en parte por el logotipo de la carrera que patrocina. El Primero no es sólo un calibre eficiente -y más aún con la incorporación del silicio como ya vimos en el Synopsis-, es además un movimiento precioso de ver por la disposición de sus elementos y su decoración.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition detalle

Donde difieren los puntos de vista es en la estética de la esfera; pues bien si de gustos se trata, a mí este reloj me gusta mucho. Me parece que capta muy bien la estética de la época a la que se asocia la carrera. Hace poco revisamos en vídeo el Cobra Shelby de Baume & Mercier (se puede ver aquí) que también apela a esos mismos años y se puede ver que presenta los mismos criterios estéticos en lo que a colores se refiere: blanco, azul y rojo. El Zenith sin embargo es mucho más elegante, creo yo.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition asas y cristal

La caja de acero cepillado de 42 mm acoge a una esfera en la que caben dos subesferas para el cronógrafo (de 30 minutos y 12 horas) además de la ya habitual apertura en la zona noroeste del dial, todo bajo el paraguas de un cristal de zafiro abombado para acentuar el aire vintage. Además de los índices aplicados tenemos los pintados para los minutos, segundos y décimas de segundo, y un taquímetro. Pues bien, a pesar de ser una esfera tan ajetreada se ve todo bien al primer golpe de vista.

Como ya es habitual sobre el volante se haya el pequeño segundero en forma de aspa. En este caso cada una de las aspas lleva un color (azul, rojo y blanco), por lo que no es fácil saber cuál de las tres está marcando el segundo. En realidad es el aspa blanca, también tratada con SuperLuminova. No tiene mucha importancia porque la mitad del minuto no tiene indicadores, y además esta versión del calibre no tiene parada de segundero. Sin embargo estéticamente queda muy bien.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition apertura sobre el volante

Los colores son vivos y transmiten un optimismo alejado de la gravedad que solemos encontrar en la relojería. La banda tricolor vertical es otra fuente de conversación: unos la interpretan como homenaje a la bandera francesa, los norteamericanos a la suya, supongo que los ingleses podrían asimilarla a su Union Jack… en realidad es simplemente un recuerdo de los colores habituales en las carreras de coches de los años 60 y 70. Al fin y al cabo, nadie piensa que la combinación de colores del TAG Heuer Monaco sea un homenaje a una bandera, ¿verdad?

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition correa

La banda tricolor se extiende perfectamente alineada por la correa, de por sí muy bonita con -también- una combinación de azul en el exterior con apertura tipo racing que se abre sobre un interior rojo. Y también se repiten los acentos en los pulsadores del cronógrafo, por supuesto de pistón: azul para la puesta en marcha y parada del cronógrafo, rojo para la puesta a cero.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition en la muñeca 2

¿Y cómo queda el reloj puesto? Pues a mí me gusta mucho. Como decía antes la combinación de colores le da un aspecto muy vivo, casi veraniego. Yo no soy mucho de aperturas y seguramente me habría gustado más si la esfera estuviera cerrada, pero debo reconocer que esta me ha seducido.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition en la muñeca 1

No tanto el precio, sin embargo, que es de 10.000 euros. No es el El Primero más asequible, desde luego, pero sí uno de los más originales y en edición limitada a 500 unidades, por lo que retendrá mejor su valor que uno de la colección estándar. Mis dudas estarían entre éste y El Primero 410 que revisamos en esta entrada. Por cierto que todos los detalles están, como siempre, en su Ficha Técnica Completa.

Cuánto apostamos que se van a vender las 500 unidades muy rápidamente.

Zenith El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition en la muñeca

 



El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition

El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto EditionCaja:

  • Acero cepillado
  • Diámetro 42 mm: Altura 14,05 mm
  • Cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambos lados
  • Fondo de la caja de cristal de zafiro con el logotipo de la competición Auto Tour
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Esqueletada. Rodio gris cepillado
  • Contadores en azul y blanco
  • Banda tricolor
  • Pequeño segundero sobre el volante a las 9h
  • Contador de 30 minutos a las 3 y de 12 horas a las 6
  • Escala taquimétrica
  • Índices y agujas facetados y recubiertos de SuperLuminova SLN C1
  • Trotadora central roja

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre automático El Primero 4061
  • Diámetro: 30 mm, altura 6,60 mm
  • 31 rubíes
  • 282 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz)
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con motivo “Côtes de Genève”

Pulsera:

  • Correa de piel azul con banda tricolor
  • Triple cierre desplegable

Edición limitada de 500 piezas

P.V.P.: 10.000 €

El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition perfil

El Primero Chronomaster 1969 Tour Auto Edition reverso



En la muñeca: Zenith El Primero 410

 

Si tomamos el 410, uno de los mejores calibres de Zenith con calendario completo, y lo unimos con una esfera de El Primero realizada hace unos 50 años y luego olvidada, el resultado es una de los relojes más interesantes y con mejor precio de los aparecidos este año. De hecho el Zenith El Primero 410 (cuya Ficha Técnica es esta) opta a la categoría de mejor cronógrafo en el Gran Premio de Relojería de Ginebra 2014, y no sería de extrañar que lo ganara.

En el vídeo presentamos las versiones de acero y oro rosa, con sus precios.

Zenith El Primero 410 oro rosa

 

Zenith El Primero 410 oro rosa - perfil

Zenith El Primero 410 oro rosa - reverso

Zenith El Primero 410 oro rosa en la muñeca

Zenith El Primero 410 oro rosa en la muñeca

Zenith El Primero 410 acero

Zenith El Primero 410 acero en la muñeca



En la muñeca: Zenith El Primero Synopsis

Zenith El Primero Synopsis

¿Por qué no un reloj de vestir con un calibre mítico?¿Por qué no tener un prodigio de exactitud pero sin llamar la atención con las esferas de un cronógrafo? ¿Por qué no disfrutar de la mecánica sin tener que dar la vuelta al reloj, sino cada vez que miro la hora? Eso es lo que ofrece Zenith con su El Primero Synopsis: un reloj de vestir pero que a la vez proporciona el placer de su mecánica cada vez que miramos la esfera, gracias a la apertura sobre el calibre, que nos permite ver el volante de sicilio.

Lo vemos más detalladamente en el vídeo, y podemos leer su Ficha Técnica aquí.



Zenith El Primero Edición Especial Rolling Stones

zenith rolling stones

Zenith siempre ha usado, y con razón, su gran hito El Primero para hacer distintos homenajes. La personalidad del reloj lo permite, porque a todo el mundo le gusta; es lo que ocurre cuando aciertas con el diseño, la temporalidad desaparece. Pero, ¿por qué los Rolling? O por mejor decir, ¿por qué ahora los Rolling Stones? Sigue leyendo



Pilot Type 20 Grand Feu

Zenith Pilot Type 20 Grand FeuCaja:

  • Zafiro
  • Diámetro 60 mm
  • Bisel, asas y corona de oro blanco cincelados y grabados a mano
  • Corona de gran tamaño

Esfera:

  • Esmalte Grand Feu
  • Números arábigos en esmalte grand feu
  • Pequeño segundero a las 9h
  • Reserva de marcha a las 3h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Reserva de marcha

Movimiento:

  • Calibre manual El Primero 5011K
  • Diámetro: 50 mm
  • 19 rubíes
  • 134 componentes
  • 18.000 alt/hora
  • Antichoques en el eje del balancín y escape
  • Espiral Breguet autocompensadora y antimagnética
  • Reserva de marcha de 48 horas
  • Grabado y cincelado a mano, con motivos volutados

Pulsera:

  • Correa de piel de becerro
  • Hebilla ardillón de oro blanco

Edición limitada a 10 unidades



El Primero Synopsis

Zenith El Primero Synopsis aceroCaja:

  • Acero u oro rosa
  • Diámetro 40 mm, altura 11,70 mm
  • Cristal de zafiro abovedado y tratamiento antirreflectante
  • Fondo de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Plateada
  • Apertura sobre el movimiento entre las 8 y las 12 horas
  • Índices rodiados y facetados, recubiertos de SuperLuminova SLN C1
  • Pequeño segundero azul a las 9h

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero.

Movimiento:

  • Calibre automático El Primero 4613
  • Diámetro: 30 mm, altura 6,60 mm
  • 19 rubíes
  • 160 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz)
  • Áncora y rueda de escape en silicio
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con motivo “Côtes de Genève”

Pulsera:

  • Correa de piel de caimán marrón o metal
  • Triple cierre desplegable de acero o ardillón de oro rosa


El Primero Lightweight

Zenith El Primero LightweightCaja:

  • Carbono
  • Diámetro 45 mm
  • Cristal de zafiro
  • Fondo de la caja: Número de la edición. Cristal de zafiro

Esfera:

  • Esqueletada
  • Contadores de tres colores: a las 9 pequeño segundero, a las 3 contador de 30 minutos, a las 6 de 12 horas
  • Índices y agujas facetados y recubierto s de SuperLuminova SLN C1
  • Trotadora central azul
  • Fecha a las 6

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo con medición de la 10ª de segundo

Movimiento:

  • Calibre automático El Primero 400B
  • Diámetro: 30 mm, altura 6,60 mm
  • 31 rubíes
  • 328 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz)
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con motivo “Côtes de Genève”
  • Platina, puente del barrilete, puente del balancín, puente del cronógrafo, puente del áncora y de la rueda de áncora en titanio

Pulsera:

  • Correa de caucho negro recubierto de Nomex
  • Triple cierre desplegable

Edición limitada de 250 piezas



El Primero 410

Zenith El Primero 410Caja:

  • Acero inoxidable
  • Diámetro 42 mm; altura 12,75 mm
  • Cristal de zafiro cuadrangular con tratamiento antirreflectante por ambos lados
  • Reverso de cristal de zafiro
  • Hermético hasta 100 metros

Esfera:

  • Plateada con efecto rayos de sol
  • Diámetro: 37,10 mm
  • Marcadores horarios: Rodio facetado con SuperLuminova SLN C1
  • Agujas: Rodio facetado con SuperLuminova SLN C1
  • Pequeño segundero a las 9h. Fecha a las 4:30 h. Fase lunar a las 6h Día a las 10 horas, mes a las 2 horas.
  • Contador de 30 minutos a las 3h.
  • Segundero del cronógrafo central,  en azul

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Calendario completo. Fases lunares. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre automático El Primero 410
  • Diámetro: 30 mm, altura 6,60 mm
  • 31 rubíes
  • 390 componentes
  • 36.000 alt/hora (5 Hz)
  • Reserva de marcha de 50 horas
  • Masa oscilante con motivo “Côtes de Genève”

Pulsera:

  • Correa de piel de caimán marrón revestida con una protección de caucho
  • Hebilla de acero inoxidable con triple cierre desplegable