Archivo de la etiqueta: Longines



Nuevo Longines Conquest V.H.P.: Very High Precision Quartz. Fotos en vivo y precios

 

Esto sí que ha sido una sorpresa: en medio de las continuas discusiones sobre cómo y hacia dónde deben dirigirse los esfuerzos de la relojería tradicional para afrontar los difíciles momentos actuales, una de las casas más tradicionales, Longines, nos convocó para presentarnos nuevos modelos con un nuevo calibre ¡de cuarzo! Los nuevos Conquest V. H. P. que vamos a disfrutar a continuación

 

El Observatorio de Neuchâtel, conocido por aparecer en la trasera de muchos Omegas

Más aún, el interés de Longines en singularizar el lanzamiento era tal que no ha querido esperar a Baselworld 2017, y eso qué está a la vuelta de la esquina. Creo por tanto que los Conquest V. H. P., o por mejor decir el calibre, va a tener un rol muy importante en la futura estrategia de la empresa. La historia de Longines con el cuarzo es larga y fructífera, así que es bueno repasarla para saber cómo hemos llegado hasta aquí.

El Chronocinérgies de 1954 fue un instrumento pionero, capaz de crear una película a base de fotogramas tomados en una sucesión de una centésima de segundo, algo fundamental en la línea de meta. Estaba regulado por el primer calibre de cuarzo de ETA, que tras su aparición comenzó a lograr récords de precisión sancionados por el Observatorio de Neuchâtel. De ahí que la presentación de los nuevos relojes tuviera lugar en ese Observatorio, que por cierto es una auténtica belleza.

Longines Ultra-Quartz, 1969

El calibre Ultra-Quartz

El Longines Conquest VHP de 1984

La versión de 1996 del VHP

En 1969 Longines lanzó el Ultra-Quartz (llamado en su momento “El primer Reloj Cibernético del Mundo”, aunque fue también el último), que fue el primer modelo creado con la idea de la producción en masa. En 1984 sin embargo se produce el gran salto, porque fue ese año que la entonces manufactura presentó el  276 VHP (Very High Precision). El movimiento pasó de inmediato a regular la vida de los Conquest, así que es lógico que sea esa familia la que se beneficie ahora de la nueva versión. Y lo hace con dos modelos diferentes (un tres agujas y un cronógrafo) y sendos tamaños.

Los relojes de cuarzo son un producto complicado para las empresas relojeras: son generalmente más fáciles de fabricar y más fáciles y más baratos de mantener (en su mayor parte el usuario sólo necesita cambiar la pila cada par de años más o menos), y además pueden ofrecer complicaciones a un precio que los relojes mecánicos no pueden ni soñar. A cambio no son sino “relojes de pila”, con escasa o nula diferenciación para el común de los mortales, y prácticamente un tabú para los más puristas aficionados a la relojería. Así que, cuando una compañía con tradición relojera se embarca en la producción de movimientos de cuarzo, necesita algo que las diferencie en ese proceloso océano compuesto de decenas de miles de relojes de cuarzo baratos. La alta precisión es sin duda una característica que puede atraer a esos compradores que quieran pagar más por un reloj mejor construido y con mejor desempeño.

Y eso es lo que ofrecen los nuevos Longines Conquest V.H.P.: tienen una precisión de + 5 segundos al año. Y aquí conviene recordar que para que un cuarzo obtenga el certificado COSC de cronometría no debe superar los + 0,07 segundos al día, lo que se traduce en + 25,55 segundos al año. Por tanto el nuevo calibre L288.2 (tres agujas) y el L289.2 (cronógrafo) claramente mejoran las prestaciones de los calibres de cuarzo certificados. Me vienen a la cabeza los Bulova (que puedes ver aquí y aquí), el Breitling Exospace B55 (aquí) o incluso el calibre ETA Precidrive (en estos Certinas). Son todos excelentes cuarzos, pero con una precisión de + 10 segundos al año. Es decir, el doble que los de los nuevos Conquest.

Pero ¿era necesario ir tan lejos con la precisión? ¿Había una demanda del mercado de algo así? El origen de los Conquest VHP se remonta a 2015 y el advenimiento de los smart watch, que puso a Longines a pensar cómo confrontar esta nuevo competidor. Y llegaron a la conclusión de que tenían que hacer lo que mejor sabían hacer, que son relojes tradicionales. Pero dado que algo tan tradicional y tan suizo como la bandera de la precisión ha sido arrebatada y ahora ondea como propia en el reino del smart watch (y antes en el de los móviles inteligentes), Longines decidió que iban a ofrecer el reloj no conectado más preciso del mundo. Ocurre que por aquel entonces ETA ya había estado jugueteando con la misma idea, así que se sentaron a hablar no sólo de precisión, sino de cuántas cosas más debía ofrecer el nuevo reloj.

Y desde luego el Conquest V.H.P. viene con algunas funciones ingeniosas y, sobre todo, muy útiles. En primer lugar el Sistema GPD, o Gear Position Detection (Detección de la Posición de Engranajes). Ocurre que el calibre está constantemente recordando la posición de las manecillas de manera que, cuando el reloj sufre un choque o un golpe (la habitual caída de un metro desde la muñeca), es capaz de volver a colocar las manecillas en la hora, minuto y segundo correcto. Además tiene dos sensores de magnetismo incrustados en la parte superior del movimiento, de manera que si detectan que el reloj ha entrado en un campo magnético inmediatamente para las agujas y, cuando ha pasado el peligro, las vuelve a poner en la hora y segundo que les corresponda.

En la siguiente página, más funciones, más fotos y los precios.



Celebra cada día de 2017 el 185 aniversario de Longines

En 2017 se celebra el 185 aniversario de Longines, que no es poca cosa. Para conmemorar esta ocasión a lo largo del año, la marca ha puesto en marcha en su web el proyecto “On this day”. Desde el pasado 1 de enero y hasta el 31 de diciembre se revelará diariamente una pequeña historia que sucedió en el pasado.

 

Sede central de Longines

El 185 aniversario de Longines ha pasado por ahora inadvertido, pero es momento de comenzar las celebraciones, que sin duda van a empezar a lanzar fuegos artificiales a partir de marzo. Según dice la nota de prensa, Longines tiene su sede en Saint-Imier, Suiza, desde 1832. En sus inicios, la marca estuvo dirigida por Auguste Agassiz y era una oficina de comercio, como otras muchas de la zona. Los relojes se producían bajo el sistema de “établissage”, conforme al cual los relojeros trabajaban en sus propias casas. En 1867, Ernest Francillon, sobrino y sucesor de Agassiz, decidió abandonar este método de producción y aunar bajo un mismo techo las distintas etapas necesarias para la elaboración de un reloj. Había nacido la Fábrica de Longines.

Auguste Agassiz y Ernest Francillon

Desde entonces, la Fábrica de Saint-Imier ha desarrollado y producido sin descanso numerosas creaciones relojeras que han obtenido reconocimiento internacional. En 1889, Francillon patentó una marca que incluía el nombre Longines y su famoso reloj de arena alado (que ha evolucionado, pero nunca cambiado). Longines también se hizo con un nombre por derecho propio en el cronometraje deportivo y desarrolló herramientas de medición del tiempo, que otorgaron a la marca una gran reputación a nivel mundial. Gracias a este conocimiento, la marca estableció una red de ventajosos vínculos con el mundo del cronometraje deportivo, lo que le permitió ofrecer desde ese momento sus servicios especializados a numerosos eventos deportivos.

Caja de reloj antigua

Por tanto, 2017 marca el 185º aniversario de Longines. Para celebrar este hito, cada día, la marca publica en su web una nueva anécdota relacionada con su rica historia. Desde el 1 de enero y hasta el 31 de diciembre, se desvelarán 365 pequeñas historias relacionadas con la historia de Longines. Desde logros relojeros hasta asociaciones deportivas, pasando por recuerdos del día a día.

Imagen de la página “On This Day”

La sección específica (que está dentro de la web de la marca) y llamada On this day (En Este Día), funciona como un calendario de adviento en el que cada día se desvela un hecho de mayor o menor relevancia para la marca. Los eventos que se cuentan no están ordenados cronológicamente (en el sentido de que no van desde la fundación de la manufactura hasta hoy); el criterio es que el hecho histórico ocurriera el mismo día que el día de 2017 correspondiente. La navegación es muy intuitiva, porque se han creado una serie de sencillas animaciones que identifican el tema del que se habla: desarrollos, personal, negocios, relojes, deportes… Por ejemplo: cuando haces clic en este gif

Se abre esta nota:

Más ejemplos: Como ya sabemos, Longines es patrocinador de las competiciones de saltos ecuestres, así que:

Un ejemplo de noticia de negocios junto con su animación:

El esquí, otro de los deportes que por supuesto tiene un lugar preeminente en el 185 aniversario de Longines:

Noticia sobre nuevos modelos:

O, por poner un último ejemplo (aunque hay más), las distintas etapas por la que ha pasado el marketing de la casa:

Es sin duda una forma entretenida (y formativa) de celebrar el 185 aniversario de Longines, que sirve -y mucho- no sólo para saber de dónde viene la marca, sino de lo que hay detrás de la creación de los modelos actuales y de los que sin duda se lanzarán para celebrar el aniversario. Así que, a disfrutar de la web. Su dirección es https://www.longines.es/185years/on-this-day.

¡Felicidades a Longines!

 



Pre-Baselworld 2017: Longines Flagship Heritage 60th Anniversary

Ya sabemos que Longines tiene más fondo de armario que el de Narnia y por tanto  siempre tiene algún aniversario que celebrar. Tampoco sorprende que cada reedición que lanza la marca alada sea un éxito. También lo va a ser este Longines Flagship Heritage 60th Anniversary, que será presentado oficialmente en Baselworld 2017, con un buen precio como siempre.

 

Leyendo el nombre Longines Flagship Heritage 60th Anniversary en la portada y por poco perspicaz que se sea es fácil averiguar que la fecha de lanzamiento del Flagship fue en 1957. Ahora nos parece un reloj absolutamente de la época (de ahí su atractivo), y es verdad. Por eso, porque nació en una época en que la gran mayoría de los relojes era así, Longines tuvo que distinguirlo de alguna forma, especialmente si iba a llamar al nuevo modelo “Buque Insignia”. Y realmente se distinguía de los demás relojes: era un cronómetro antimagnético, con espiral irrompible y protección antigolpes. Todo ello en una caja de 35 mm, como era habitual entonces.  Su avanzada tecnología quedaba remarcada por el grabado de la nave almirante en la trasera del reloj.

Modelo de 1958. Fotos de Wristchronology.com

Desde entonces el reloj ha permanecido entre las colecciones de la marca, si bien es verdad que no es la más profusa. El nuevo Longines Flagship Heritage 60th Anniversary viene a compensar esa deficiencia con tres modelos que son vivo espíritu vintage. No es nada nuevo, por otro lado: ya lo hizo en 2014 con los Longines Conquest Heritage que vimos en vídeo aquí.

El Longines Flagship Heritage 60th Anniversary ha actualizado su medida, pasando a un diámetro de 38,5 mm. El tamaño es perfecto porque se adapta mejor a las muñecas de ahora pero sin ser tan grande como para desvirtuar su inspiración retro. Se presenta en acero, oro rosa y oro amarillo. Ya sabemos que desde 2015 las marcas están tratando de volver a introducir el oro blanco y quitarle su estigma de “reloj-hortera-para-presumir”, pero no es menos cierto que, connotaciones aparte, es un metal que siempre ha tenido predicamento entre los usuarios. Y además es históricamente ajustado.

Versión de oro amarillo

La esfera, que al parecer fue elegida por la embajadora de la marca Kate Winslet de un modelo que había en Longines, luce perfectamente clásica. Incluso el uso del calibre L609 (el nombre Longines del ETA 2895/2) queda bien porque, aunque el segundero queda muy al centro del reloj, en realidad lo mismo ocurría en el modelo original. Eso sí, ahora es automático, no manual, y funciona a 4 hercios con una reserva de marcha de 42 horas. La esfera tiene un círculo central finamente graneado y rodeado de una franja satinada, muy elegante. Los índices son facetados con forma de diamante, mientras que en las manecillas Dauphine Longines ha introducido una pequeña tira de SuperLuminova, justo en el vértice de las dos caras de las agujas. Un gran detalle.

Versión de oro rosa

Aunque la marca no nos ha enviado fotos de la trasera, sí nos ha confirmado que las tres versiones del Longines Flagship Heritage 60th Anniversary volverán a tener el grabado de la carabela del almirante, como no podía ser de otro modo. Los relojes se lanzan en edición limitada: tanto la de oro rosa como la de oro amarillo serán sólo 60 unidades, mientras que  la versión con caja de acero tendrá una tirada de 1.957 piezas. Esto ayudará a disminuir la angustia de las tiendas, que a menudo tienen que negar unidades porque no hay suficientes. El precio de la versión de acero es de 1.760 euros;  para las otras dos versiones hay que esperar a Baselworld. Más información en Longines.es.

Versión en acero

 



En la muñeca: Longines Railroad 2016

longines-railroad-8-horasyminutos

Baseworld 2016 no fue una locura en cuanto a novedades; tampoco en las marcas del grupo Swatch. Pero las que hubo fueron interesantes, como este Longines Railroad que vamos a ver. Es una reedición de un modelo ya existente y, como casi siempre ocurre con Longines, es todo un acierto.

 

longines-railroad-7-horasyminutos

El nombre de Longines Railroad tiene un trasfondo histórico muy relevante, porque no es difícil imaginar la importancia de los relojes en el mundo de los ferrocarriles. Cuando la red de trenes se expande a lo largo y ancho del globo se puso de manifiesto que saber la hora exacta era imprescindible, porque los horarios mal ajustados significaban, casi indefectiblemente, un accidente. El 18 de abril de 1891 en Kipton, Ohio, un diferencia de cuatro minutos entre los relojes de los conductores tuvo como resultado un accidente en el que murieron 11 personas. Esta tragedia llevó a las autoridades a la creación de un estándar para los relojes usados por el personal ferroviario relevante.

Los criterios que se debían cumplir eran sin duda exigentes, como corresponde a la magnitud del peligro que se quería evitar:

Tener una esfera abierta, sin ningún elemento que impidiera la correcta lectura de la hora. El tamaño tenía que ser de 44,86 mm o de 43,18 mm.

– Esfera blanca, manecillas negras, numerales arábigos.

– Corona a las 12 horas.

– Tener un mínimo de 17 rubíes, doble rodillo, rueda de escape de acero y regulador micrométrico.

– Estar ajustado al menos en 5 posiciones.

– Compensación de temperatura de 34 a 100 grados Fahrenheit (1-38 grados Celsius).

– Variación máxima de +/- 30 segundos a la semana.

longines-railroad-11-horasyminutos

Lógicamente estas especificaciones se aplicaban a relojes de bolsillo, que eran los que había entonces, y no fueron adoptadas por todo el mundo, pero todos los países sí que implementaron sus propias medidas. Después, con la aparición de los relojes de de pulsera, se siguió aplicando la normativa. De ahí que en los relojes apareciera la abreviatura R. R., que indicaba que habían sido aprobados para funcionar en el ferrocarril.

longines-railroad-2-horasyminutos

Ahora carece de importancia, claro, porque todo el tráfico ferroviario está computarizado y controlado por satélites y GPS, pero hasta el último tercio del siglo pasado toda la ingente labor de coordinación se basaba en los relojes. En 1966 apareció un Longines Railroad que cumplía con los criterios establecidos. Es éste:

longines-railroad-1966-horasyminutos

El nuevo Longines Railroad presentado en Baselworld 2016 es prácticamente idéntico al anterior, pero con unos cambios para ponerlo en sintonía con estos tiempos. En primer lugar la caja de acero tiene 40 mm de diámetro, no 35 como en el modelo original. Como el calibre, del que hablaremos luego, es muy delgado, la altura de la caja no llega a los 10 mm, por lo que el reloj resulta perfecto para llevarlo con ropa formal. A ello ayuda el que toda la superficie de la caja esté pulida, lo que lo aleja de la idea de reloj-instrumento y lo acerca al trabajo de oficina.

longines-railroad-1-horasyminutos

longines-railroad-3-horasyminutos

longines-railroad-9-horasyminutos

La esfera tiene un color blanco roto sobre la que se han pintado las 24 horas, como es preceptivo. El cero en vez de las 12 tiene todo el sentido porque en el horario militar de 24 horas la media noche son las cero horas. Las agujas negras tienen el tamaño original. La de las horas es deliberadamente corta para que pueda señalarlas todas, de las cero a las 12 y de las doce a las 24. Además Longines se ha resistido a la tentación de añadir una ventana de fecha, lo que es muy de agradecer porque así la esfera queda perfectamente equilibrada. La única pega que le pongo es haber incluido la palabra Automatic, una manía habitual de las marcas. Como si el que paga por un reloj se le olvidara de repente que su reloj no necesita que le den cuerda.

longines-railroad-13-horasyminutos

Como el calibre es automático ya no tiene el nombre 280, sino 888. Supongo que la denominación tiene toda la intención porque Longines es muy popular en Asia y allí el 8 es un número de la suerte. Así que 888 es para ellos como para nosotros el 777. Longines no crea movimientos propios sino que usa los que ya tiene ETA, pero en este caso el 888 se ha desarrollado en exclusiva para Longines y sólo ella lo usa, lo que añade exclusividad. Es por ejemplo el que usa en el Heritage 1969 que vimos aquí. Su verdadero nombre es ETA A31.L01 y es un variación del 2892-2, uno de los mejores calibres de ETA que hemos visto usar por marcas como Breitling o IWC. Para el 888 se le ha bajado las alternacias de 28.000 a 25.000 de manera que llegue a las 64 horas de reserva de marcha. En este caso, sin embargo, no puede ver porque Longines lo ha tapado con un grabado de un tren de vapor, como se solía hacer en los antiguos relojes de ferrocarril.

longines-railroad-6-horasyminutos

Como ya he dicho el reloj queda estupendamente en la muñeca. Algo tiene Longines creando sus relojes -especialmente los de la colección Heritage- que siempre acierta, y este RailRoad no es una excepción: en cuanto te lo pones te enamora. El reloj ya está disponible en las tiendas y su precio es de 1.580 euros. Desde luego hay muchos relojes mecánicos por mucho menos dinero, pero pocos combinan una presencia con tanto encanto y tal equilibrio entre lo contemporáneo y lo retro. Más información en Longines.es.

longines-railroad-10-horasyminutos



El nuevo The Longines Heritage 1969 ya es un clásico

The-Longines-Heritage-1969-1-Horasyminutos

Qué buen ojo tiene Longines. Se le podrá reprochar que continuamente reedita modelos sacados del fondo -muy al fondo- de su armario (que es más profundo que el de Narnia), pero es que todos son preciosos. Y algunos ya nacen con la impronta de clásico. Tal es el caso de este The Longines Heritage 1969, del que vamos a ver su historia, especificaciones y precio.

The-Longines-Heritage-1969-original-Horasyminutos

Éste es el reloj original que Longines ha actualizado para convertirlo en el The Longines Heritage 1969. Estoy seguro que en aquel entonces era un reloj como tantos otros, en el sentido que la caja con forma de cojín cepillada -o pulida, según los casos- era muy habitual entonces. También entonces la idea de Longines era la de ser un reloj para todo el mundo, y como tal el modelo se lanzó en acero, en acero chapado en oro y en oro de 18 quilates. La caja medía 36 x 36 mm, y esa es la medida que se ha mantenido en la versión actual.

The-Longines-Heritage-1969-original-y-actual-Horasyminutos

Como se puede ver la presencia del The Longines Heritage 1969 es extraordinariamente fiel, aunque con algunos pequeños cambios: el tamaño de la esfera parece menor, más cuadrado, dejando más espacio a la carrura para darle más solidez. El reloj sólo ha sido lanzado en acero, una buena decisión para llegar a un público más amplio. Aún así no me extrañaría que en el futuro lanzaran versiones en otros metales. Es de señalar cómo la marca ha querido mantener la medida original -como ya hizo con el Conquest Heritage que vimos  en vídeo aquí-. Eso habla de su amor y respeto por su fecunda historia.

The-Longines-Heritage-1969-esfera-Horasyminutos

La esfera es muy bonita con su satinado vertical plateado y, sobre todo, con esa sección intermedia cepillada de las manecillas de horas y minutos, que no solo mejoran la lectura por el contraste con el pulido sino que además le da un toque distinguido. Lo mismo que los índices aplicados, muy bonitos. Incluso la ventana de fecha queda bien. Aunque la hubiera preferido del mismo color que la esfera, es verdad que en ese caso habría resultado menos legible.

Por dentro lleva un calibre ETA L888.2 (ETA A31.L01), que es una evolución del ETA 2892 modificado para proporcionar 68 horas de reserva de marcha, que consigue rebajando su frecuencia de las 28.800 a las 25.200 alternancias hora. El reloj se ata a su dueño con una correa de caimán negra, y lo hace tras pagar un precio muy atractivo: el The Longines Heritage 1969 cuesta 1.760 Euros, y estoy deseando tenerlo en mis manos para poder saborearlo (y traerlo a Horas y Minutos, claro). Más información en Longines.es.

The-Longines-Heritage-1969-Horasyminutos



La Grande Classique de Longines: modelos y precios

Longines-La-Grande-Classique-rosa-Horasyminutos

La Grande Classique de Longines encarna la tradición estética más antigua de la marca del reloj de arena alado. La elegancia clásica de su perfil ultradelgado le confiere el estatus de una colección atemporal. En Baselworld 2016 Longines presentó esferas de nácar con decoración en forma de estrella. Repasamos modelos y precios.

Longines-La-Grande-Classique-azul-Horasyminutos
La colección La Grande Classique de Longines, que encuentra su esencia en la tradición estética de Longines, fue presentada por primera vez en 1992. Desde su lanzamiento, estas piezas se han convertido en el símbolo de la elegancia clásica de la marca y adornan las muñecas de todos aquellos que saben apreciar los valores seguros.

Longines-La-Grande-Classique-acero-Horasyminutos

La marca relojera suiza aumenta aún más el refinamiento de la colección, ofreciendo varias combinaciones de colores de esferas y pulseras.

Longines-La-Grande-Classique-blanco-Horasyminutos

Como todos los modelos de La Grande Classique de Longines, el encanto de estas nuevas variaciones proviene esencialmente de su caja ultradelgada: sólo 4,20 mm y 4,45 mm en los modelos animados por un movimiento de cuarzo. Presentadas en dos tamaños, 24,00 y 29,00 mm de diámetro, estas creaciones exhiben varias esferas nacaradas, finamente trabajadas y realzadas con un adorno de estrella disponible en color rosa, azul o blanco. Las pulseras de piel de caimán de color rosa, azul o blanco se hacen eco de los colores suaves de la esfera y complementan armoniosamente el conjunto. Gracias a la flexibilidad que les confieren sus finos eslabones, las pulseras de acero se adaptan perfectamente a la curva de la muñeca.

Longines-La-Grande-Classique-coleccion-Horasyminutos

Los relojes La Grande Classique de Longines tiene los siguientes precios: los modelos con caja de acero de 24 mm tienen un precio de 1.240 euros, excepto el de 48 diamantes que tiene un precio de 3.380 euros. El modelo con caja de 29 mm tiene un precio de 1.280 euros. Más información en Longines.es

 

 



Longines Conquest 1/100th Roland Garros: Fotos en vivo y precios

Longines-Conquest-Roland-Garros-Horasyminutos

Normalmente no se habla de relojes de cuarzo en Horas y Minutos, pero en medio del torneo de tenis en tierra más importante he podido tener conmigo el Longines Conquest 1/100th Roland Garros, así que es un buen momento para ver qué nos ofrece este cronógrafo.

 

Longines-Conquest-Roland-Garros-1-Horasyminutos

Dentro de Longines la colección deportiva es una de las más apreciadas. Los modelos Conquest (y más aún los Hydroconquest) son reverenciados como modelos de gran calidad a un precio excelente. Como Longines tiene una presencia más que notable en el deporte (la última muestra que hemos tenido ha sido el Longines Global Champions Tour que narramos en este artículo) ha tomado el nombre Conquest para crear uno cronógrafo que se adapte a las distintas disciplinas que patrocina. Todos comparten las mismas características, con la única variación visible en la esfera.

Longines-Conquest-Roland-Garros-13-Horasyminutos

El Longines Conquest 1/100th Roland Garros tiene una caja de acero de 41 mm de diámetro, sólida,  con mucha presencia y además con un peso notable, sorprendente en un reloj de cuarzo pero que sin embargo reafirma la sensación de “buen reloj”. La carrura y las asas se han satinado para ayudar a sobrellevar mejor el trajín diario, en contraste con el bisel, alto y poderoso, y el conjunto de corona y pulsadores del cronógrafo.

Longines-Conquest-Roland-Garros-14-Horasyminutos

Hay que detenerse un momento en ese tándem corona/pulsadores porque está muy bien resuelto. Los pulsadores -que tienen la función clásica de puesta en marcha/paro y puesta a cero a las 2 y a las 4 respectivamente- se integran de manera suave con los protectores de corona y menguan elegantemente hasta casi fundirse con la caja. La corona por su parte aporta al conjunto la elegancia de su acanalado. Además el diseño resultante recuerda al logotipo alado de Longines, que aparece en relieve sobre la corona.

Longines-Conquest-Roland-Garros-2-Horasyminutos

Longines-Conquest-Roland-Garros-5-Horasyminutos

La esfera está decorada con un fondo gris antracita en rayos de sol, sobre el que se disponen tres subesferas y acentos naranjas. Recordemos que el Longines Conquest 1/100th Roland Garros vio la luz en 2015, que fue un año con muchos modelos en los que el naranja era el color dominante (sí, los relojes también pasan por modas).

Longines-Conquest-Roland-Garros-7-Horasyminutos

La visibilidad es impecable: las manecillas de espada tiene un buen tamaño y además están recubiertas de SuperLuminova, al igual que los índices aplicados. Las subesferas tienen una base gris plata que resalta perfectamente sobre el antracita de la base, y están decoradas con un guilloché circular que contrasta con los rayos de sol. Y además las esferas tienen un bisel propio que alterna el naranja con con el negro: imposible perderse un dato. Curiosamente lo que peor se lee es el indicación 1/100, que queda difuminada sobre la esfera. Habría quedado mejor en gris, o quizá mejor aún con esa misma leyenda pero en pequeño y sobre una de las esferas.

Longines-Conquest-Roland-Garros-3-Horasyminutos

La referencia está ahí porque el reloj es capaz de indicar la centésima de segundo, gracias a un movimiento que Longines encargó a ETA con esa capacidad. El calibre contiene un microcontrolador con memoria flash integrada que le permite, además de la medida centesimal, puestas a cero instantáneas. Por supuesto el movimiento no se ve (ni falta que hace, siendo un cuarzo) porque está tapado con un fondo roscado con la inscripción relativa a Roland Garros. Esta es la única referencia al torneo, lo que permite que el reloj se pueda llevar como un reloj normal, no como un homenaje. La tapa y la corona roscada permite al reloj ser hermético hasta 300 metros, nada menos.

Longines-Conquest-Roland-Garros-4-Horasyminutos

La aguja de la centésima de segundo no se mueve cuando se pone en marcha el cronógrafo; si lo hiciera el consumo de la pila sería enorme porque la esfera giraría a toda velocidad. Lo que ocurre es que al poner en marcha el cronógrafo la memoria flash comienza a trabajar y, cuando se para, mueve automáticamente la aguja naranja para señalar la centésima, marcada en el bisel inclinado que rodea la esfera. Por supuesto, también con acentos naranjas.

Longines-Conquest-Roland-Garros-6-Horasyminutos

El Longines Conquest 1/100th Roland Garros es vistoso y a la vez elegante en la muñeca, a la que se ata con un brazalete con la clásica combinación satinado en los eslabones exteriores y pulido en el interior. Como decía al principio es difícil no darse cuenta de que te has dejado el reloj sobre la mesilla de noche porque tiene un peso significativo (más que el de un Omega Speedmaster Moonwatch original, por dar una referencia conocida).

Longines-Conquest-Roland-Garros-12-Horasyminutos

Sin embargo el reloj es muy cómodo de llevar, gracias a sus medidas contenidas y unas asas con la curvatura adecuada. Además, aunque el bisel es grande, la altura general del reloj es lo suficientemente contenida para que el reloj pueda llevarse a diario, si ese es el deseo de su dueño (que lo será).

Longines-Conquest-Roland-Garros-10-Horasyminutos

En definitiva el Longines Conquest 1/100th Roland Garros es un excelente reloj si se quiere una pieza deportiva con unas formas discretas que le permitan alternar en ambientes variados. Tiene un precio de 1.400 euros, y este año Longines ha lanzado una versión femenina de 36 mm de diámetro. Tiene la misma presencia que la versión masculina, pero sin la medida de la centésima de segundo y con un precio de 1.200 euros. Más información en Longines.com.

Longines-Conquest-Roland-Garros-11-Horasyminutos



The Longines Equestrian Collection: Modelos y Precios

Longines-Equestrian-Collection-1-Horasyminutos

El pasado fin de semana pudimos disfrutar en Madrid del Global Champions Tour que patrocina Longines. No sólo fue un día maravilloso (los que siguen a Horas y Minutos en Instagram, Facebook o Twitter lo saben bien), sino que es una excusa perfecta para hablar de la Longines Equestrian Collection.

Longines-Equestrian-Collection-8-Horasyminutos

El Longines Global Champions Tour es un circuito de competiciones de saltos que, al estilo de la competición de tenis ATP World Tour, celebra torneos alrededor del mundo desde abril a noviembre. En 2016 hay 15 pruebas que comenzaron en Miami el 7 de abril y terminarán en Doha el 5 de noviembre. Por el camino habrá visitado ciudades como México, Antwerp, París, Cascais o Viena, entre otras. Y también Madrid, entre el 19 y el 22. Y también, como el año pasado, en el Club de Campo de Madrid.

Longines-Equestrian-Collection-9-Horasyminutos

En un día brillante, soleado pero con una reconfortante brisa que mantuvo a raya los primeros sofocos de la temporada (al menos durante buena parte de la jornada), estar en el lounge de Longines es un verdadero placer. No solo estás a pie de pista, es que el ambiente es de lo más acogedor, amable y divertido, gracias a MRA, la agencia de medios de Swatch en España.

El VIP Lounge de Longines. Si se mira a fondo se ve a Bruce Springsteen

El VIP Lounge de Longines. Si se mira con cuidado se ve a Bruce Springsteen, que vino a ver la competición de su hija

Este año además pudimos bajar a la hierba para recibir una explicación sobre los distintos obstáculos, como se configuran, su altura (mínimo de 1,10 y máximo de 1,60 metros)… Sólo por poner un ejemplo: el obstáculo de agua se ubica de tal manera que además de ser bien visible para el caballo le dé el mayor reflejo posible. Incluso se tinta de azul para que se vea aún más. El caballo es un animal sumamente asustadizo al que además no le gusta el agua, así que ese obstáculo está pensado para maximizar la posibilidad de rehúse (negarse a saltar) o incluso escapada (irse en otra dirección). Ambas desobediencias cuestan puntos de penalización, y dos significa la eliminación directa. ¡Y yo pensando que era un mero criterio estético! Cuanto más sabes más disfrutas, es obvio.

Longines-Equestrian-Collection-3-Horasyminutos

En el lounge, por cierto, estaban expuestos varios modelos de Longines. Entre ellos, lógicamente varios de la Longines Equestrian Collection de la que hablaremos en un instante.

Longines-Equestrian-Collection-2-Horasyminutos

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-1-Horasyminutos

En realidad no voy a describir la competición porque ya lo hice en el anterior entrada sobre este mismo evento (hace ya un año, ¡cómo pasa el tiempo!) y que se puede leer aquí. Pero sí quiero destacar cómo aún siendo la misma competición la excitación, la pasión y la emoción siguen estando ahí. De verdad que a quien le gusten los deportes le recomiendo ver al menos una vez uno de estos concursos (y si es posible en vivo, mejor). Una advertencia: en cuanto le prestas un poco de atención engancha. Mucho.

Longines-Equestrian-Collection-10-Horasyminutos

THE LONGINES EQUESTRIAN COLLECTION

Longines-Equestrian-Collection-Estribo-Stirrup-laca-diamantes-Horasyminutos

Longines Equestrian Collection Estribo con diamantes o con esfera lacada

Era inevitable que Longines lanzara una colección basada en el mundo del caballo. Hay tanto amor por estos animales que todo lo que les adorna o les arma para la competición está hecho con auténtico mimo. Las formas, los acabados, los materiales; todo es exquisito hasta en sus últimos detalles, por lo que no es de extrañar que los diseñadores de la manufactura de Saint Imiers hayan encontrado inspiración en este particular microcosmos.

Longines-Equestrian-Collection-Estribo-Stirrup-Horasyminutos

Son todos relojes de mujer, en distintos tamaños y con movimientos de cuarzo, además de correas de cuero con pespuntes a juego. Para mí el más elegante es éste, el Longines Equestrian Collection Estribo (stirrup en inglés). Está basado en la forma del estribo inglés, mucho más delicado que el español o vaquero, aunque más peligroso por la posibilidad de que la bota se quede enganchada y por tanto no puedas dar órdenes al caballo. Se presenta en tres tamaños (23,50 mm, 26,50 mm y 30 mm) en acero, acero y esfera lacada y acero con bisel de diamantes. El modelo de caja de acero de 30 mm de diámetro y esfera blanca cuesta 1.020 €. Si el bisel está engastado con 88 diamantes el precio sube a 6.420 euros, mientras que si es sólo acero y esfera lacada en negro (también de 30 mm), el precio es de 1.320 euros. Curioso esos 20 euros añadidos a los tres precios, por cierto.

Longines-Equestrian-Collection-Arch-Horasyminutos

Otro de los modelos, presentado en Baselworld 2015, es este Longines Equestrian Collection Herradura (aunque originalmente Longines lo llama Arch, por el arco de herradura). El de la foto es la versión de 26 mm en acero; la caja queda enmarcada por dos arcos de acero, uno de los cuales está engastado con 57 diamantes a juego con los 11 que hacen las funciones de índices aplicados sobre la esfera de nácar. Su precio es de 2.750 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-3-Horasyminutos

La novedad este año es el Longines Equestrian Collection Hebilla (buckle). Son tres modelos que comparten la mismas medidas de caja de acero: 22 x 32 mm. El de aquí arriba tiene una elegante esfera lacada en negro sobre la que descansan 13 diamantes que sirven de índices. El de las 12 es doble pero uno encima del otro, imitando la forma de la caja. El bisel tiene 58 diamantes engastados. El precio del reloj es de 3.260 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-2-Horasyminutos

El modelo más acertado, para mi gusto, es éste, con una esfera plateada en damero sobre las que se mueven las manecillas en acero azulado, que apuntan a 12 diamantes en forma de índices. Me gusta mucho la decoración de la esfera, con un aire Art Déco que encaja perfectamente con la forma de la caja. La corona en estos modelos también es muy bonita. Lo pude ver en vivo en Baselworld y, como digo, me pareció un acierto. Acertar, por cierto, no es algo en absoluto ajeno a Longines: el reloj femenino por antonomasia de la casa, el Dolce Vita, ha vendido desde su aparición en 1997 ¡1.400.000 unidades! Te da una idea del poderío comercial pero también creativo de la marca. El precio de esta “hebilla” es de 1.530 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-Horasyminutos

El último modelo tiene también 58 diamantes engastados en el bisel rodeando una esfera plateada “flinqué” sobre la que se han pintado numerales romanos azules. La técnica flinqué consiste en un grabado -a mano o a máquina- que, movido de forma concéntrica, va labrando líneas rectas o curvadas. Todo el conjunto tiene un aire mucho más clásico, que tampoco desentona con las formas de la caja pero que a mí me da la impresión que es para mujeres más mayores. Su precio es de 2.950 euros.

Longines-Equestrian-Collection-buckle-1-Horasyminutos

Para acabar hay que mencionar el modelo Conquest Jumping que, si bien no está dentro de la Longines Equestrian Collection sino en la de Sport, está pensado específicamente para medir tiempos en las competiciones ecuestres.

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-Horasyminutos

Ambas versiones son relojes de acero de 41 mm de diámetro, con exactamente las mismas hechuras que todos los demás Longines Sport Conquest. Llama particularmente la forma de los pulsadores del cronógrafo y cómo se integran con la corona, que recuerda a las propias alas del logotipo de la marca. Un gran 12 preside la esfera con una configuración tricompax, más llamativa en el modelo con esfera negra. Por supuesto tanto las manecillas como los índices están tratados con SuperLuminova.

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-1-Horasyminutos

Sin embargo las funciones son particularísimas: además del cronógrafo con conteo de la décima de segundo (medida con la manecilla roja), incluye un contador de baremos (A y C) y segundero pequeño a las 2 horas, además de un contador de penalizaciones pts/seg a las 10 horas y una escala de cuenta atrás de 45 segundos. Éste es el cuadro de instrucciones:

Longines-Equestrian-Collection-Conquest-Jumping-Functions-Horasyminutos

Hace palidecer a cualquier smart watch que se le ponga por delante, ¿verdad? Éste no es un reloj que va a llevar un jinete, pero sí los que los entrenan o aquel público súper especializado que le apetece tener él dominio sobre los tiempos de la competición, no tener que esperar a que el marcador (de Longines, claro) se lo diga. Por supuesto el reloj es de cuarzo, pero como siempre Longines no ha dejado de cuidar la estética y los acabados del reloj. El precio de cualquiera de los modelos es de 1.400 euros.

Y eso es todo. Esperemos volver a repetir el año que viene. Más información en Longines.com.

Longines-Equestrian-Collection-6-Horasyminutos

 



Resumen del año

31-12-2015

En 2015 publiqué más de 520 artículos, muchos de los cuales tenían contenido exclusivo. La web tuvo más de 180.000 visitas que han acabado marcando qué artículos fueron los más seguidos. Vamos a saber cuáles han sido.

 

10- TOP 10 RELOJES DE CABALLERO PARA REGALAR POR MENOS DE 5.000 EUROS

 

10 relojes por menos de 5000 euros

Curiosamente el décimo artículo más leído de 2015… ¡es de 2014! En diciembre publiqué unas guías sobre qué relojes regalar. Empecé con relojes por menos de 800 euros (se puede encontrar aquí) y después publiqué una de relojes de menos de 5.000 euros, que ha sido muy leída durante 2015. En realidad se regala todo el año, no sólo en navidad, así que siempre es bueno tener una lista así a mano.

Éste es el artículo completo.

9- PRESENTACIÓN DE LOS RELOJES DIETRICH

Dietrich OT 1

Dietrich OT 1

Los relojes diseñados por Emmanuel Dietrich, de los que hace poco presentamos la última versión, el Dietrich OT-5 (en este artículo), has sabido hacerse con un hueco de mercado por su diseño distinto, su excelente construcción y su movimiento mecánico más que confiable. Este año llegaron a España y estuve en su presentación.

Aquí está el reportaje completo.

8- LOS RELOJES HAMILTON DE LA PELÍCULA “THE MARTIAN”

 

Hamilton The Martian

Aquí se juntaron varias razones de éxito: la popularidad de las películas de ciencia ficción en el mercado hispano, el tirón de un actor como Matt Damon y, relojeramente hablando, la buena y fundada fama de los relojes Hamilton. Todos los personajes de The Martian llevan un Hamilton, y Horas y Minutos los enseñó antes que nadie.

Se pueden ver aquí.

7- LONGINES CONQUEST CLASSIC GMT EN VIVO

 

Longines Conquest Classic Automatic GMT en la muñeca 1

Otra de las muy queridas marcas del grupo Swatch con una propuesta casi infinta y excelente relación calidad-precio. Este GMT se lanzó casi sin publicidad pero no pasó desapercibido para nuestros lectores.

Este es el reportaje.

6- REPORTAJE FOTOGRÁFICO DEL SIAR

SIAR 2015

Probablemente el reportaje más extenso que he publicado, pero la ocasión lo merecía. El Salón Internacional de la Alta Relojería de Madrid es una ocasión única para ver mucho de lo mejorcito del mercado, y para aquellos que no pudieron asistir siempre queda este artículo.

Más de 80 fotos en vivo.

5- TUDOR NORTH FLAG DE MANUFACTURA

 

Tudor North Flag en la muñeca

Otro año importante para Tudor, y éste aún más: presentaron su primer calibre de manufactura y lo hicieron con un modelo que tras su aparente sencillez desvela una presencia potente y muy atractiva. Y a muy buen precio.

Todos los detalles están aquí.

4- ROLEX DEEPSEA CON ESFERA D-BLUE

 

Rolex Deepsea D-blue frontal

Rolex es mucho Rolex, y pase lo que pase en el mundo de la relojería sus modelos siempre llaman la atención y copan las búsquedas de información. Un buen ejemplo es este Deepsea, un artículo publicado en agosto de 2014 y que sin embargo sigue generando un montón de lecturas.

Esta es la entrada completa.

3- NUEVO ROLEX YACHT-MASTER 40

 

Rolex Yacht Master 40 en la muñeca 2

En efecto, otro Rolex, para probar lo que decía al principio del párrafo anterior. En este caso un Yacht-Master que sabe mezclar perfectamente la esencia de Rolex con el lujo -aunque si te paras a pensarlo, el lujo es también parte de su esencia- y que presenta algunas novedades interesantes.

Se puede leer todo y ver las fotos exclusivas aquí.

2- OMEGA SEA MASTER JAMES BOND SPECTRE

 

OMEGA Seamaster James Bond Spectre - textura

Éste ha sido el año de James Bond. Ha vuelto con una película potente y, en lo que nos interesa, con una propuesta relojera aún más poderosa.

Antes de que se lanzara el Seamaster 300 Limited Edition que se puede ver aquí OMEGA lanzó esta otra versión cuya esfera estaba realizada con el dibujo del escudo de armas del agente. El reportaje en vivo ha sido el segundo más visto este año.

Lo puedes revisar aquí.

 

1- LOS RELOJES DE JAMES BOND

 

Los relojes de James Bond

Era lógico. El interés por el agente del MI6 lo ha inundado todo, y en este artículo repasamos a fondo todos los relojes de la saga, desde los Rolex iniciales a los Sea Master de Omega. Y lo hacíamos con fotos y con un exhaustivo vídeo. La mística del agente más famoso del mundo se ha unido al culto a la buena relojería para auparse con el número uno entre los artículos preferidos por nuestros lectores.

Es éste.

Veremos qué sorpresas nos depara el próximo año en lo que a relojes se refiere. Aquí estaremos para contarlo, si sigue vuestro apoyo.

Mientras tanto,

Feliz Año Nuevo



Nueva colección Longines Symphonette

Longines-Symphonette

Justo a tiempo para Navidad Longines lanza una nueva colección para mujer, un segmento de mercado que siempre ha cuidado mucho y con mucho éxito. Los nuevos Longines Symphonette nacen con unas formas muy marcadas y, como siempre, numerosas variaciones para poder elegir el más adecuado.

Longines Symphonette acero esfera nácar

Estos Longines Symphonette están claramente inspirados en relojes vintage (para mí se dan un aire al Reina de Nápoles de Breguet que se puede ver aquí), pero con una forma de elipse pronunciada muy nueva que le dota de una presencia personal y distinta.

El nombre de Longines Symphonette no es la primera vez que aparece en el mercado: The Longines Symphonette fue un programa musical de radio patrocinado por Longines que se emitió desde 1943 hasta 1957.

The Longines Symphonette Society

Pero también se creó The Longines Symphonette Society, un sello musical especializado en cajas de discos con orquestaciones de éxitos que operó desde finales de los 60 hasta 1974 y fue dirigida por Alan Cartoun, presidente e hijo del director general de la Longines Watch Company, Fred Cartoun. Aunque la compañía acabó teniendo problemas legales por malas prácticas de marketing sus álbumes son muy buscados por su calidad técnica. Sonaba así (ya advierto que las imágenes del vídeo son de un cursi que tira de espaldas):

No sé si esta olvidada parte de la historia de Longines ha influido en la elección del nombre de estos Longines Symphonette, pero si no es así es una increíble casualidad.

Longines Symphonette acero esfera nácar amb

De vuelta a los relojes,  las cajas están realizadas en acero o en oro rosa con o sin brillantes engastados, con una altura muy discreta que hace que se asienten bien sobre la muñeca femenina. Además están disponibles en varias medidas:

1- Ø 16 x 25 mm (XS)

2- Ø 18.90 x 29.40 mm (S)

3- Ø 21.90 x 34 mm (M)

4- 24.90 x 38.60 mm (L)

Pero los modelos en oro rosa con o sin diamantes sólo están disponibles en la media S. Dependiendo de la medida los relojes tienen o 56 ó 64 diamntes Top Wesselton VVS.

Longines Symphonette oro rosa

Las esferas pueden ser en laca negra pulida con índices de diamantes, plateada “flinqué” con números romanos o de nácar blanco con 12 números árabes de marquetería o 13 diamantes y manecillas en acero azulado, rodiadas o en oro rosa.

Longines Symphonette acero esfera guilloché

Todos los modelos se mueven gracias a movimientos de cuarzo, aunque no me extrañaría que en el futuro hubiera calibres mecánicos. El reloj se lo merece. Los precios comienzan en 3.560 euros. Más información en la web de Longines.

Longines Symphonette pequeño segundero



The Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph

Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph ambiente

Si hablamos de “fondo de armario” el de Longines recuerda al de Narnia, que se abre a un mundo gigantesco, porque que parece que los modelos creados por la manufactura de Saint-Imier no tienen fin. Sirva  como ejemplo este The Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph, basado en un modelo de la primera mitad del siglo XX y que se encuadra dentro de la colección Heritage.

 

La verdad es que “modelo de la primera mitad del siglo XX” que es la datación que le da la propia Longines, es un tanto vaga. A mí la presencia y distribución de la esfera me recuerda a la del Vacheron Constantin Historiques Cornes de Vache 1955 que presentamos hace poco, con esas subesferas más pequeñas de lo que estamos acostumbrados actualmente. Alrededor de la esfera hay una escala taquimétrica, y se agradece que no se diga: en muchísimos relojes aparece escrito un “taquimètre” completamente superfluo cuando ya estamos viendo la escala. De esta manera además se ahorra espacio y todo el dibujo de la esfera puede ser más grande.

Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph esfera

 

Son especialmente bonitas las dos subesferas (pequeño segundero a la izquierda y contador de treinta minutos a la derecha). El conteo de los segundos lo hace una manecilla que tiene la misma forma elegante que el segundero central del cronógrafo, mientras que los treinta minutos a la derecha están marcados por un aguja en forma de flecha, un buen detalle que subliminalmente representa la idea de velocidad y agudeza, muy adecuada para un cronógrafo. Además en la versión en blanco todas las manecillas son de acero azulado, siempre tan resultón. Mucho más dramático es el contraste de la esfera negra, con todos los indicadores en blanco.

Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph detalle esfera

Hubiera sido un detalle si la ventana de fecha, ya que se pone -innecesario en un reloj “de época”- viniera con el fondo negro y los dígitos en blanco para que se integrara mejor. La esfera está contenida en una caja de acero de 41 milímetros de diámetro (tal como consta en su Ficha Técnica), una medida contenida para lo que suelen ser los cronos pero con espacio suficiente para alojar todos los datos.

El reloj está animado por el calibre L788.2, desarrollado específicamente por ETA a petición de Longines -algo que ya había hecho por ejemplo con el L 688.2 que vimos en el Heritage Diver 1967Longines está muy orgullosa de su movimiento y lo está montando en varios de sus modelos Heritage, hasta tal punto de que, salvo  “The Longines”, el nombre del reloj que presentamos es idéntico a este otro inspirado en un modelo anterior; la verdad es que podrían haber buscado una alternativa porque tampoco es que tener una rueda de pilares sea la gran innovación del momento. El calibre se puede ver en otro de los modelos presentado en Basilea, el Pulsometer Chronograph.

The Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph - pareja

Las dos versiones tienen el mismo precio: 2.790 euros y, como todo en Longines, se venderá muy bien. No sólo eso: por primera vez que yo recuerde un reloj con un calibre ETA ha sido elegido para la fase final del Gran Premio de Relojería de GinebraGane o no gane -que lo tiene difícil- es desde luego un gran logro.

 

 



The Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph

 

  • Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph esfera plateadaAcero inoxidable
  • Diámetro: 41 mm
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior
  • Monopulsador integrado en la corona
  • Fondo de cristal de zafiro transparente
  • Hermeticidad hasta 30 metros

Esfera:

  • Lacada blanca con 9 números árabes negros y escala taquimétrica negra, o bien negra mate con 9 números árabes blancos y escala taquimétrica blanca
  • Pequeño segundero a las 9 horas
  • Ventanilla de fecha a las 6 horas
  • Contador de 30 minutos a las 3 horas
  • Agujas de acero azulado para la esfera blanca o acer rodiado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo monopulsador con segundero central

Movimiento:

  • Calibre L788.2 (ETA A08.261) automático
  • Diámetro: 30 mm
  • 28.800 alt/h
  • 27 rubíes
  • Mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 54 horas

Correa:

  • Correa de piel de aligátor de color  negro o marrón con hebilla

 

 

P.V.P.: 2.790 (ambas versiones)

Longines Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph esfera negra

 



Presentamos el nuevo Longines Conquest 1/100th Roland Garros

 

Longines-Roland-Garros

Cualquiera que siga el torneo de Roland Garros conoce dos reglas no escritas pero que sin embargo siempre se cumplen: Rafael Nadal nunca juega mal en junio y cuando estrena un nuevo reloj en un torneo, lo gana. Pues bien, ayer se rompió esa especie de dictadura deportiva para tristeza mía y de muchos aficionados y para mayor gloria de Novak Djokovic, que por algo es el intratable número 1. Y por ende gran alegría para Seiko, patrocinador del serbio.

Nadal en Roland Garros

No sabemos si Nole llegará a la final y la ganará (que creo yo que sí). Quien seguro que  va a llegar a la final es Longines, que es el patrocinador del torneo desde 2007. Y para celebrarlo ha lanzado el Conquest 1/100th Roland Garros, un cronógrafo que mide las centésimas de segundo. Está alimentado por un movimiento de cuarzo de última generación creado (claro) por ETA que contiene un microcontrolador con memoria flash integrada que le permite, además de la medida centesimal, puestas a cero instantáneas.  Es el Conquest Cuarzo que ya conocíamos pero con la función de 1/100.

Longines Conquest Roland Garros

En la esfera gris aparecen las tres subesferas tradicionales: pequeño segundero a las 6 y contador de 30 minutos y 12 horas. En el centro dos trotadoras: una para los segundos y la inferior que, cada vez que se detiene la trotadora, apunta al bisel exterior con división centesimal. tanto esta aguja como los acentos del bisel son naranjas (como ya vengo diciendo, el color de moda este año). Y ese es el color también en las subesferas (menos la manecilla del pequeño segundero).

Longines Conquest Roland Garros perfil

Todo ello en una caja de 41 mm de diámetro en acero cepillado pero con bisel y pulsadores (muy estilizados) pulidos a espejo. Esa misma combinación se repite en el brazalete. El fondo es ciego pero acoge el nombre y el logotipo de Roland Garros en un grabado sobre base graneada. Queda muy bien, se nota la mano de calidad de Longines, también presente en la corona: el acanalado es elegante y las alas de Longines están en relieve. Y por cierto el reloj es hermético hasta 300 metros. Gran detalle.

Longines Conquest Roland Garros fondo

Es un estupendo reloj. Longines ha sido inteligente en no plantar la conmemoración en la esfera porque así el reloj se pueda llevar como un reloj normal, no de homenaje. El precio sin embargo, es de 1.400 €, mucho más caro que el Conquest de cuarzo 1/10 y no lejos de un Hydroconquest automático. Cuestión de gustos.



A Day At The Races: Longines Global Champions Tour en Madrid

Longines Global Champions Tour Madrid salto

Este fin de semana tuvo lugar el Longines Global Champions Tour,  el circuito mundial de pruebas de saltos a caballo. Longines es ya el patrocinador oficial de todas las pruebas hípicas del mundo y gracias a ellos y particularmente a su agencia de comunicación, MRA (que lo es también para casi todo Swatch),  pude acceder al VIP Lounge de Longines.

Así que voy a hablar un poco de lo que vi -y disfruté- y muy poquito de relojes, por una vez. Por supuesto no soy ningún experto, así que si cometo algún error estaré agradecido de que alguien me corrija. Y también por supuesto para acompañar el artículo que mejor banda sonora que A Day At The Races de Queen.

Las competiciones

Longines Global Champions Tour Madrid 1

A lo largo de los tres días se celebraron un total de 12 competiciones, 4 cada día. El grueso de las competiciones se basan en lo que se llama fault and time, que significa “fallo y tiempo”. Es decir, se conceden puntos por cada derribo de un obstáculo y por sobrepasar el tiempo permitido. Por tanto cuantos más puntos, peor.

Longines Global Champions Tour Madrid - trancos

Los obstáculos varían en dificultad, por su altura o por su extensión. Aunque no parecen gran cosa en esta foto se puede ver su considerable altura comparado con la estatura de una persona. Por cierto que lo que se ve en la foto es a jinetes  caminando el circuito y midiendo en pasos la distancia entre uno y otro obstáculo, para hacerse una idea de cuantos pasos (llamados “trancos” en la jerga hípica) tendrá que dar el caballo antes de ordenarle que salte. Y en esta foto de aquí abajo se ve el obstáculo según lo ataca el jinete. Impresiona, ¿verdad?

Longines Global Champions Tour Madrid - obstáculo

 

 

Lo que hay detrás

Longines Global Champions Tour Madrid - en las caballerizas

Después de las pruebas de la mañana y tras la comida tuvimos la suerte de hacer un recorrido por las bambalinas del torneo; todo lo que no se ve de las carreras. Lo primero que te llama la atención es el silencio. Los únicos sonidos fuera de tono son los relinchos de los caballos. Los humanos no hacen ruido. Se mueven de forma pausada, sin brusquedades. Aquí se vive para el bienestar del caballo, que son atletas de una altísima especialización. Lo que un deportista humano consigue concentrándose, repitiendo rutinas mentales que le focalicen en la competición por venir, los caballos deben recibirlo en forma de cuidados y de tranquilidad.

Longines Global Champions Tour Madrid - en las caballerizas 1

Las caballerizas están llenas de arreos y todo lo necesario para cuidar de los animales, comida, herramientas, mantas… y lo más importante: los mozos que cuidan del animal. Sentados fumando un cigarro, hablando quedo, consultando el móvil… todo es un intermedio en su verdadera labor: tener al caballo listo y en su mejor condición para la competición. Ellos son los que se dan cuenta si algo le pasa al caballo, si tiene una rozadura que no estaba el día anterior, si necesita un ajuste de herradura, si está tenso o enfermo…

Longines Global Champions Tour Madrid - mozo

En la parte de atrás de las caballerizas hay una pista para estiramientos. Los caballos hacen largos viajes en camión -las más de las veces- en los que están encerrados durante horas en un remolque estrecho, y sólo se bajan al llegar a destino. Así que muchos llegan tiesos, y tienen que estirar músculos. Y durante la competición pasan mucho más tiempo en las caballerizas que compitiendo, por lo que poder dar estos paseos es fundamental para desperezarse y ponerse a punto.

Longines Global Champions Tour Madrid - pista de estiramientos

Y hay mucho más que no se ve: hay atención médica de primer orden siempre lista porque una caída de un caballo es algo muy serio. Y atención médica veterinaria para los caballos, por supuesto. Y los camiones-vivienda para los jinetes, la zona de prensa y televisión… En fin, todo un mundo siempre en voz baja.

El VIP Lounge de Longines

sign-no-camera

En efecto, no hay fotos. El lounge de Longines es frecuentado por gente famosa, por invitados de la marca, por jinetes y sus familiares… al igual que el resto del público vienen a pasar un día tranquilo y ver las competiciones sin tener que preocuparse de periodistas o “caza fotos”.

El público general está allí:

Longines Global Champions Tour Madrid - gradas

Y el lounge de Longines está al otro lado, bajo esos toldos con el nombre de la marca:

Longines Global Champions Tour Madrid - Longines lounge

Todo está pensado para que el centro de atención sea la competición, nada más. De otra forma se produciría un ruido (en sentido figurado y en el real) que lo único que haría sería perjudicar las distintas pruebas. Así que se respeta la intimidad, algo con lo que estoy de acuerdo, en una carrera de caballos o donde sea.

Lo que sí había era una pequeña representación de relojes de Longines, pero de manera discreta y  elegante, como la marca. Había lógicamente presencia notable del Conquest Classic Moonphase, que ya mostramos en este artículo.

Longines Global Champions Tour Madrid relojes

Longines Global Champions Tour Madrid - relojes 1

Longines Global Champions Tour Madrid - relojes 2

Longines Global Champions Tour Madrid - relojes

 

 

El LONGINES GCT Gran Premio de Madrid

La prueba reina era la que lleva el nombre del patrocinador, como es lógico, y consiste en dos mangas de saltos. En la primera participan 50 jinetes que tienen 80 segundos para completar el circuito. Es tan complicado que hubo sólo unos 5 atletas que acabaron con 0 puntos (si no recuerdo mal). Y es tan exigente y se dirime todo en tan pocas décimas que quien acabó número 1 en la primera manga, la jinete Meredith Michaels-Beerbaum montando al precioso tordo Fibonacci, en la manga definitiva quedó décima.

Longines Global Champions Tour Madrid - Fibonacci saltando

Fibonacci saltando

Particularmente difícil es el triple salto Longines -que teníamos justo enfrente-, y que aquí vemos saltando a la hija de Bruce Springsteen, Jessica Springsteen (cotilleo: es muy guapa, no se parece en nada a su padre -afortunadamente para ella-).

Longines Global Champions Tour Madrid - Jessica Springsteen saltando

Longines Global Champions Tour Madrid - Jessica Springsteen

 

Como digo el triple de Longines fue uno de los más complicados. En la siguiente foto se puede ver como el caballo, al apoyar las patas delanteras tras el salto (y en este caso derribo) dobla completamente la pezuña hasta los 90 grados. Qué flexibilidad.

Longines Global Champions Tour Madrid - derribo

 

 

El silencio y la emoción

Longines Global Champions Tour Madrid - público

Decía antes que en la trastienda del circuito reina el silencio. Pues bien, ese mismo silencio reina durante la competición, y especialmente en la segunda manga (solo interrumpido, curiosamente, por música ambiental tipo Nouvelle Vague). Es tan importante el silencio que los caballos llevan cubiertas las orejas para que no se desconcentren.

La manga definitiva tiene menos obstáculos pero también menos tiempo: 60 segundos. También tiene menos participantes: sólo 18 jinetes de los 50 iniciales.  En ella los que ya venían con puntos (por faltas o por tiempo) intentan ir mucho más rápido para bajar el tiempo y procurar no tirar ningún obstáculo. Por su parte los que partían con 0 puntos lo hacen con menos presión, concentrándose en cumplir el tiempo sin tirar ningún obstáculo.

Cada una de las participación se viven con el aliento contenido, con unos “¡vamos!” dichos al cuello de la camisa, y unos “¡oh!”, “¡ay!” cuando se tira un obstáculo. En esta manga si no tiras ningún obstáculo es ya un triunfo aunque te pases del minuto; así de difícil es. El público lo sabe y se lo hace saber a los jinetes con su aplauso.

Pero entonces comenzó su turno la amazona portuguesa Luciana Diniz que montaba el caballo Winningmood, nombre que a la postre sería premonitorio. En la primera manga había terminado con 0, pero el locutor (hay dos locutores, uno español y otro inglés, que van anunciando los participantes y su palmarés) nos cuenta que siempre ha quedado segunda. Ya lo había dicho en la primera manga, y lo repite ahora en la segunda. “Parece que le quiere dar mal fario”, comentamos entre nosotros.

Luciana Diniz a dos obstáculos de ganar (foto de la organización)

Luciana Diniz a dos obstáculos de ganar (foto de la organización)

Pues no: Luciana supera el circuito sin derribar ningún obstáculo en 60,24 segundos. No llega a los 61 segundos que le hubieran penalizado, por lo que su puntuación es 0. La explosión de júbilo es general en la grada por ver al primer atleta que acaba con 0 puntos.

Luciana Diniz supera el último obstáculo (foto de la organización)

Luciana Diniz supera el último obstáculo (foto de la organización)

 

Pero es que acaba la competición sin que nadie la iguale, por lo que Luciana ¡es la ganadora! Fue realmente emotivo, especialmente para ella que ganó por primera vez un grande y dio una vuelta al circuito con una sonrisa y emoción evidente. Ni siquiera abría los ojos, tal era su alegría; no importaba, Winningmood la llevaba.

Longines Global Champions Tour Madrid Luciana Diniz

Longines Global Champions Tour Madrid - Luciana Diniz

Longines Global Champions Tour Madrid - Luciana Diniz montando a Winningmood

Después vendría la entrega de premios y el final de un día maravilloso. ¡Esperemos repetir el año que viene!

podium

El podio: Luciana Diniz y Winningmood, 2º puesto para Philippe Rozier y su caballo Rahotep de Toscane y 3er puesto para el español Manuel Fernández Saro con Enriques Of The Lowlands (foto de la organización)

 

 



El Longines Global Champions Tour, en Madrid del 1 al 3 de Mayo

MADRID, SPAIN - MAY 03: CSI 5 de Madrid /Longines Global Champions Tour 2014 at Club de Campo Villa de Madrid on May 03, 2014 in Madrid, Spain. (Photo by Manuel Queimadelos)

Por tercer año consecutivo, el Club de Campo de la Villa de Madrid será la sede de este evento hípico de carácter internacional, en el que se darán cita más de 200 caballos y más de 120 jinetes de 21 países, entre los que se encuentras las primeras figuras del panorama mundial.
El programa del Longines Global Champions Tour estará compuesto por 15 pruebas, repartidas en los tres días de la competición. El sábado, a las 17:00h, tendrá lugar el “Longines Global Champions Tour – Trofeo de Madrid”, la prueba más importante de la competición. La temporada de este año se compone de 15 pruebas repartidas por tres continentes (Europa, Asia y América). Los mejores jinetes se darán cita en la Final, que tendrá lugar en Doha, Catar, del 12 al 14 de noviembre.

madrid_2015

Los precios son:

  • ADULTOS (mayores de 13 años):
  • Viernes 1 de mayo – 10 €
  • Sábado 2 y Domingo 3 – 15 €
  • Pase para los 3 días: 30 €
  • Pase para los 3 días para los federados: 20 €
  • NIÑOS (entre 7 y 13 años): 50% de descuento. Niños menores de 7 años gratis.

Hay un shopping village con más de 25 tiendas y un “Pony Park” para que los niños pequeños puedan tener su “bautizo equino”.

Longines Global Champions Tour cartel

Este año Longines será socio y cronometrador oficial de todos los eventos hípicos de máxima categoría que se celebrarán en España:
1. Longines Global Champions Tour – Madrid, del 1 al 3 de mayo
2. Casas Novas, edición verano – A Coruña, del 24 al 26 de julio
3. Furusiyya FEI Nations Cup – CSIO Gijón, del 26 al 31 de agosto
4. Furusiyya FEI Nations Cup – CSIO Barcelona, del 24 al 27 de septiembre
5. Longines FEI World Cup (Indoor) – Madrid, del 27 al 29 de noviembre
6. Casas Novas, edición invierno – A Coruña, del 11 al 12 de diciembre



Nuevo Longines Pulsometer Chronograph: fotos en vivo y precio

Longines Pulsometer Chronograph

Vamos a ver otra de las propuestas que Longines presentó en la feria de Baselworld 2015. Ya hemos visto el Conquest Classic Moonphase y mi favorito por ahora, el Heritage Diver 1967. Ahora le toca el turno al más vintage de todos: el Longines Pulsometer Chronograph, basado en un modelo creado para medir el pulso a principios del siglo XIX.

 

lDr._Rucker_takes_pulse_of_miner

Más de 120 veces al día como media tomaba el pulso un médico de hospital en aquella época; si cada toma era de 1 minuto te das cuenta de que no era un tema baladí: mucho tiempo empleado sosteniendo muñecas y contando pulsaciones. Estos cronógrafos nacen por tanto de la necesidad de medir de manera precisa el pulso en el menor tiempo posible, y todas las marcas los tenían en sus catálogos desde los tiempos de los relojes de pulsera.

Longines Single Push Piece Chronograph

Este Pulsometer Chronograph está basado en el Single Push Piece Chronograph que Longines presentó en Baselworld 2012, que fue todo un éxito -y que aparece en la foto de aquí arriba sacada de un vídeo que hice aquel año-. El Push Piece original era de 1913, mientras que el Pulsometer se basa en un modelo de 1920.

Longines Pulsometer Chronograph esfera

Como podemos ver no hay muchos cambios: la esfera se hace más pequeña para dar entrada a la escala de pulsaciones en rojo. Como hay menos sitio en el dial las manecillas pasan a ser Breguet para no ocupar más espacio del necesario sobrecargar el conjunto, sobrevolando unos numerales pintados muy bien resueltos.

¿Cómo funciona?

Por si alguien no lo sabe lo explico: se pone en marcha el cronógrafo con el pulsador de la corona y se comienza a contar las pulsaciones. Cuando se llega a 30 se para y la trotadora del cronógrafo indica el número total de pulsaciones por minuto. Sencillo y efectivo.

Longines Pulsometer Chronograph - calibre

Para ello integra el calibre Longines L782.2, que es un cronógrafo con rueda de pilares ETA A08.L11 (más detalles en su Ficha Técnica).  El calibre, visible gracias al zafiro del reverso, está decorado con mucho gusto para adecuarse al espíritu vintage del modelo.

La caja tiene 40 mm de diámetro, que no es precisamente una medida de la época (no más de 35 mm) pero que permite llevar un reloj rabiosamente retro sin que quede pequeño. A mí me parece un reloj, y particularmente una esfera, exquisitos, la verdad. No es para todo el mundo por lo -obviamente- vintage que es, pero si te gusta este tipo de relojes es difícil encontrar uno que sepa equilibrar con tanto éxito los toques añejos con una presencia que permita llevarlo en el día a día sin complejos.

El precio de venta será (si no hay más fluctuaciones en el cambio del franco suizo) de 3.540 €.



El Longines Conquest Classic GMT ya disponible: fotos en vivo, especificaciones y precio

Longines Conquest Classic Automatic GMT frontal

Es difícil seguir los pasos a Longines porque, como he dicho a menudo, su hiperactividad creativa es tal que a nada que le pierdas ojo se te pasan modelos que pueden ser interesantes. O la propia Longines los hace volar casi de incógnito, cual es el caso de este Conquest Classic GMT, que ni se mencionó en Baselworld 2014.

Y resulta que es un modelo más que interesante: ya habíamos visto el Longines Avigation en su momento, con su inspiración areonaútica y más deportiva. El Conquest Classic GMT pertenece a la familia Conquest Classic lo que significa un porte más de vestir, con una esfera más clásica y que aún así no tiene ningún complejo en aliarse con unos vaqueros.

Longines Conquest Classic Automatic GMT perfil

Para empezar, y como se puede leer en su Ficha Técnica Completa, la caja se mantiene en los 42 mm, algo normativo -o casi- en los Conquest Classic. El bisel pulido a espejo asciende y se cierra sobre la esfera, lo que hace que la sensación de tamaño sea menor, a lo que ayuda cómo las asas se alargan desde la parte interna de la curva de la caja hacia el brazalete, “estirando” la cara al reloj. Por cierto que el brazalete está muy bien logrado: dos partes pulidas a espejo en el exterior mientras que la interior, grande, con presencia, está cepillada; una ayudita para el uso diario en el que los brazaletes se ven muy castigados por golpes y roces. Cepillar el acero siempre contribuye a disimular las heridas.

Longines Conquest Classic Automatic GMT esfera

La esfera del Conquest Classic GMT es, directamente, elegante. Comparte el tapiz que ya habíamos visto en sus hermanos Conquest Classic Moonphase, que es como un traje sobrio y distinguido, con el aire necesario para no resultar aburrido. Sobre él destacan los índices, grandes y recubiertos de SuperLuminova. El tamaño de los arábigos pulidos, también grandes pero sin SuperLuminova, le da un aire más casual al reloj, pero yo los hubiera preferido algo más discretos; y con lumen, desde luego. Aún así no es algo como para rechazar el reloj, porque al fin y al cabo sí casan con la arquitectura de la caja y el brazalete.

Longines Conquest Classic Automatic GMT detalle esfera

Me gusta mucho cómo Longines ha insertado el segundo huso horario en el interior de la esfera. Así su manecilla, que no olvidemos está estática durante 24 horas, disminuye su tamaño y no es tan intrusiva como en otros modelos del mercado con el huso en el bisel. No sólo eso: cuando no es necesaria la manecilla de las horas la cubre. La tipografía del segundo huso es una sencilla Arial, pero le viene perfecta al reloj porque es fácilmente legible y no sobrecarga el dial. La ventana de fecha también está bien resuelta, con doble borde blanco y negro. ¿La única pega? El disco de la fecha debería haber sido negro con el número en blanco, y no al contrario.

Longines Conquest Classic Automatic GMT calibre

Lo que sí está muy bien es que la ventana está en su sitio, contra el bisel. Y eso es porque, una vez más, Longines ha utilizado un calibre Valgranges para el reloj (explicado en el artículo citado arriba). Y además está impecablemente decorado para el nivel de precio del reloj. Como ya sabemos, en este tipo de calibres el cambio del segundo huso horario se hace desde la corona. Al tirar de ella a la primera posición se cambia la hora en origen o la fecha, dependiendo de en qué sentido se gire la corona.

Longines Conquest Classic Automatic GMT en la muñeca 1

El resultado final es un reloj que queda estupendamente bien en la muñeca y que puede ser perfectamente reloj todo terreno, para trabajo y para ocio.  Es bonito de mirar y por supuesto eficiente en su gestión del tiempo.

Ya está disponible en las tiendas de Longines -o cuando menos en la Shop in Shop que la marca tiene en el Corte Inglés de Castellana, donde se tomaron estas fotos.

Longines Conquest Classic Automatic GMT en la muñeca

Su precio es de 2.130 € IVA incluido. Eso son 510 euros más que el Avigation, que se justifican por el fondo abierto, el brazalete, mayor hermeticidad y decoración más cuidada. También son 710 euros menos que los Conquest Classic Moonphase ya mencionados, o 570 menos que el Bell & Ross que hemos citado.

Qué difícil es elegir, ¿verdad?

Longines Conquest Classic Automatic GMT tumbado



Pulsometer Chronograph

Longines Pulsometer ChronographCaja:

  • Acero inoxidable
  • Diámetro: 40 mm
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior y resistente a arañazos
  • Pulsador del cronógrafo integrado en la corona
  • Fondo transparente
  • Hermeticidad hasta 30 metros

Esfera:

  • Blanca lacada
  • 9 números árabes negros pintados
  • Escala pulsométrica roja
  • Pequeño segundero a las 9
  • Contador de 30 minutos a las 3
  • Fecha a las 6
  • Agujas de acero azulado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo monopulsador con segundero central

Movimiento:

  • Calibre L782.2 (ETA A08.L11) automático
  • Diámetro 30 mm
  • 28.800 alt/h
  • 27 rubíes
  • Mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 54 horas

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor de color marrón con hebilla

Longines Pulsometer Chronograph perfil



Conquest Classic Automatic GMT

Longines Conquest Classic Automatic GMTCaja:

  • Acero pulido
  • Diámetro 42 mm
  • Cristal de zafiro resistente a los arañazos con varias capas antirreflejos
  • Fondo transparente con cristal de zafiro
  • Hermético hasta 50 m

Esfera:

  • Negra
  • Índices pintados con Super-LumiNova ®
  • Numerales en acero pulido
  • Ventanilla de fecha a las 3h
  • Manecillas plateadas pulidas, con Super-LumiNova ®
  • Manecilla de 24 horas con tratamiento SuperLuminova®

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha. Segundo huso horario

Movimiento:

  • Calibre automático L704.2 (ETA Valgranges A07 171)
  • Diámetro: 37,29 mm. Altura: 7,90 mm
  • 24 rubíes
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 48 horas
  • Todas las funciones ajustables con la corona

Pulsera:

  • Pulsera de acero inoxidable
  • Hebilla con triple cierre desplegable de seguridad y mecanismo de apertura mediante pulsador

P.V.P.: 2.130 €

 

Longines Conquest Classic Automatic GMT embalaje original



Longines Conquest Classic Moonphase: fotos en vivo y precios

 

Conquest Classic Moonphase esfera negra

Tener relojes con muchas complicaciones a precio barato es territorio de los cuarzos (o los cuarzos Kinetic de Seiko) en la gran mayoría de los casos; la relojería mecánica suele aumentar de precio de manera exponencial según suben las complicaciones, por lo que se suelen quedar fuera del alcance del aficionado medio. Longines parece querer contradecir este principio con los Longines Conquest Classic Moonphase.

Longines Conquest Classic Moonphase

Las complicaciones que presenta el reloj son, nada menos: pequeño segundero a las 9 con indicación de 24 horas; calendario completo con ventanas de mes y día de la semana y aguja para el día que apunta a un dial exterior, fases lunares y cronógrafo con trotadora central, contador de 30 minutos y de 12 horas. Además la esfera añade un bisel exterior que marca los segmentos de 5 minutos, para hacer la lectura más cómoda.

Conquest Classic Moonphase esfera negra 1

Como ya dije en su momento a mí la indicación de 24 horas me sobra, porque recarga demasiado esa parte del reloj. Sólo hay que imaginarse cómo se verá cuando sean las 8  de la tarde menos doce minutos del día 24; el follón de agujas en el oeste de la esfera será más que llamativo. Mientras tanto, las alas vuelan tranquilas a las 3, tan sólo respaldadas por el nombre de la marca y la palabra Automatic (que tampoco hacía falta por cierto).

Conquest Classic Moonphase esfera

Todo ello supervisado por unos índices y manecillas con SuperLuminova para mejor lectura sobre una decoración elegante, con estriado vertical de cierto regusto a los años 60 que a su vez contrasta con la decoración circular de las subesferas. Longines es una maestra a la hora de conseguir diseños equilibrados a pesar de la mucha información (como ya vimos en el Heritage Diver 1967, también presentado en Baselworld).  Afortunadamente la manecilla central del cronógrafo es lo suficientemente corta como para no tapar la ventana de fases lunares, algo que no todas las compañías cuidan (y no quiero mirar a nadie).

Conquest Classic Moonphase calibre

El Longines Conquest Classic Moonphase cobra vida gracias al calibre  L678, que es en realidad un Valgranges 7751. Y por supuesto el calibre es visible a través de un zafiro posterior. Esta versión es la que señala la fecha mediante aguja, y me parece una buena elección porque hacer que una ventana de fecha sea elegante es difícil en movimientos estandarizados, mientras que la aguja que usa Longines, con esa forma de media luna en la punta, tiene una larga tradición en la relojería. El calibre también tiene su toque retro, con el nombre de la marca deliberadamente antiguo sobre las Côtes de Genève del rotor.

Conquest Classic Moonphase en la muñeca

El guardatiempos se presenta con esfera plateada o negra en caja de 42 mm de acero u oro rosa. Está pensado para acompañar el mundo de la hípica, en el que Longines está tan metido; si no estoy equivocado este año va ya a acaparar la promoción de todos los eventos ecuestres.

Conquest Classic Moonphase esfera plateada

Los precios del Longines Conquest Classic Moonphase son: versión en acero: 2.980 €. Acero y oro rosa: 4.240 €. Oro rosa: 9.640 €. O el primero o el último, en mi opinión. Pero que todos van a triunfar, eso seguro.

 



Nuevo Longines Heritage Diver 1967. Fotos en vivo

Longines Heritage Diver 1967

Baselworld 2015 ha comenzado por fin y eso significa una cosa: pasarse desde las nueve de la mañana a las 6 de la tarde viendo marcas en espacios de media hora, tres cuartos de hora como mucho. La cantidad de información que se recoge es abrumadora, así vamos a tomarlo con calma y e ir poco a poco, para disfrutar más. Así que para empezar, el nuevo Longines Heritage Diver 1967.

Longines es una marca particularmente activa y, como siempre digo, tiene tanto fondo de armario que la posibilidad de revivir antiguos modelos les permite lanzar nuevos relojes sin tener excesivos quebraderos de cabeza. Pero es que además los que lanza son, en su mayor parte, arrebatadores.

Longines Heritage Diver 1967 correa de caucho

Si en octubre pasado se lanzaban los Heritage Diver (fotos en vivo aquí), ahora nos presenta el Heritage Diver 1967. Si aquellos eran setenteros éste todavía participa más del estilo de los 60, con la esfera redonda que podríamos encontrar en un Speedmaster de OMEGA, por ejemplo.

La esfera imanta los ojos desde el primer momento. Parece mentira que elementos tan dispares puestos juntos den un resultado tan armonioso: la esfera negra contrasta con las dos subesferas a las 3 y a las 9, que son de distinto tamaño. Y curiosamente la más grande no es la del pequeño segundero sino la del contador de 30 minutos. Podría ser para controlar el tiempo de inmersión, pero la manecilla no tiene material luminiscente, así que no se ve en la oscuridad (la del pequeño segundero tampoco).

Longines Heritage Diver 1967 contadores

Pero seguimos: el contador de 12 horas no es plateado sino negro. La grafía del pequeño segundero es la misma que la del contador de 12 horas, pero distinta de la del contador de treinta minutos. El bisel unidireccional es rojo, con un punto luminiscente a las 12 y el escalado en blanco.

Dispar como es y sin embargo el conjunto resulta maravillosamente seductor. Hay un detalle más de la esfera: está atravesada de arriba abajo e izquierda a derecha por una línea roja que une todos los elementos y se conjunta con el bisel. Hay también una escala taquimétrica para que el buzo calcule la velocidad a la que ha recorrido un kilómetro. ¡Un kilómetro, nada menos! Los buzos bajan hacia abajo, a veces muchos metros, pero no en horizontal. En fin tampoco importa mucho porque la escala está bien realizada, no molesta y se lee bien.

Longines Heritage Diver 1967 - trasera

Por dentro el  Heritage Diver 1967 lleva el calibre L688.2, que es como lo llama Longines. En el catálogo ETA tiene el nombre A08.231 y es un movimiento que encargó -y pagó- Longines para sí misma. Es un cronógrafo con rueda de pilares aparecido en 2009/2010 con un funcionamiento particularmente suave. En esta versión no se ve porque el fondo es ciego para poder alcanzar una hermeticidad de 300 metros (para lo cual la corona también es roscada). A cambio tiene un bonito grabado de un buzo que también parece sacado de los sesenta.

Longines Heritage Diver 1967 perfil

Se me había olvidado decir que la caja es de acero con un diámetro de 42 mm, por lo que estamos hablando de un diver que se puede llevar como reloj deportivo sin que parezca desproporcionado. Sí se ve grande, a lo que también contribuye el cristal, que es de zafiro pero está modelado al estilo de los de Hesalite. La visibilidad es fantástica, también en la oscuridad.

Longines Heritage Diver 1967 SuperLuminova

Digamos por último que el reloj se presenta con brazalete de acero, correa de caimán o de caucho, que es la versión que hemos visto y que por cierto tiene una hebilla muy bien realizada. Todos los detalles técnicos están aquí.

Va a ser un éxito, seguro.

Longines Heritage Diver 1967 -Hebilla



Heritage Diver 1967

Longines-Heritage-Diver-1967Caja:

  • Acero inoxidable
  • Diámetro: 42 mm
  • Bisel de aluminio burdeos graduado de 0 a 60 y de 1 a 12
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior y resistente a arañazos
  • Bisel, fondo y corona atornillados
  • Hermeticidad hasta 300 metros

Esfera:

  • Negra opalina y plateada, 9 índices aplicados con Super-LumiNova®
  • PRealce interior giratorio bidireccional graduado de 60 a 0 con zonas de la minutería de la esfera en rojo
  • Ventanilla de fecha a las 6:30 horas
  • Manecillas rodiadas con Super-LumiNova® en las manecillas de horas y minutos
  • Contador de 30 minutos a las 3 y de 60 segundos a las 9

Funciones:

  • Horas y minutos. Fecha. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre L688.2 (ETA A08.231) automático
  • Diámetro 30 mm, altura: 7,90 mm
  • 28.800 alt/h (4 Hz)
  • 27 rubíes
  • Reserva de marcha de 54 horas

Pulsera:

  • Brazalete de acero con cierre desplegable doble seguridad y alargador de submarinismo integrado
  • Pulsera de caimán negra con hebilla de submarinista
  • Brazalete de caucho negro con cierre desplegable doble seguridad y alargador de submarinismo integrado


Los nuevos Conquest Classic Moonphase de Longines lo tienen todo

Longines Conquest Classic Moonphase en oro rosa

Ya está Longines sacándole los colores a sus compañeros de grupo Swatch: los primeros en presentar un modelo pre-Basel (que yo sepa) y encima un modelo que está destinado al éxito inmediato. Porque la verdad es que este nuevo reloj te ofrece todas las complicaciones más populares en una caja de tamaño controlado (42 mm) y a la vez elegante.

En efecto, el Conquest Classic Moonphase presenta un montón de complicaciones, quizá demasiadas: pequeño segundero, fecha, día y mes, indicador de 24 horas, cronógrafo con segundero central, contador de 30 minutos y de 12 horas y fases lunares. ¡Nada menos!

De hecho yo creo que le sobra la indicación de 24 horas, normalmente reservada para los relojes con segundo huso horario o los relojes mundiales. Su presencia en la subesfera del pequeño segundero a las 9 resulta en una sección un tanto agobiada, con un montón de números y dos manecillas. Contrasta con el espacio a las tres, tan sólo con el nombre, las alas y la palabra “Automatic”.

Longines Conquest Classic Moonphase en acero y oro rosa

 

El otro pero -que no me impediría en absoluto recibir con los brazos abiertos al reloj si alguien me lo regalara- es el de las fases lunares a las 6 en conjunto con un contador del cronógrafo: entre la manecilla de las 12 horas y la trotadora, ambas normalmente en reposo a las 12, se comen parte del cielo nocturno (algo que también le pasa, por ejemplo, al Zenith El Primero 410). Una pena, la verdad.

Son quejas que no van más allá, porque la verdad es que el modelo es realmente atractivo, con una esfera de nervaduras muy elegante, tanto la versión en negro como en plateado. Un modelo con tantas complicaciones parecería exigir un calibre desarrollado ad hoc, pero no: dentro se aloja un Valgranges -los movimientos grandes de ETA, con 30 mm de diámetro-. Y es que ETA y sus calibres lo cubren todo. A veces nos quejamos de su ubicuidad, pero gracias a ETA y sus calibres superfiables se puede acceder a relojes mecánicos con complicaciones que de otra forma serían inalcanzables para el aficionado medio. Es para quitarse el sombrero, la verdad. Longines, siguiendo su política habitual, ha nombrado el calibre con su propia nomenclatura: L678 Todos los detalles técnicos están aquí.

Longines Conquest Classic Moonphase en acero

Longines propone tres variantes que cubren todas las vertientes, de la más deportiva a la más elegante: en acero con esfera negra -la que a mí más me gusta-, en oro rosa (que también me gusta) y otra con la combinación acero y oro rosa -que no me hace tanto tilín-.

Falta saber los precios, que con la política de Longines seguro que no serán disparatados. Pero para saberlos tendremos que esperar a la feria de Basilea, o quizá un poco antes.

Como digo, va a ser un éxito sí o sí.

Longines Conquest Classic Moonphase trío



Conquest Classic Moonphase

Longines Conquest Classic Moonphase en aceroCaja:

  • Acero inoxidable, oro rosa o acero y oro rosa
  • Diámetro: 42 mm
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior y resistente a arañazos
  • Fondo atornillado con cristal de zafiro
  • Hermeticidad hasta 50 metros

Esfera:

  • Plateada o negra
  • 9 índices aplicados con Super-LumiNova®
  • Manecillas Rodiadas u rosa pulidas con Super-LumiNova® en las agujas de las horas y los minutos
  • Pequeño segundero a las 9 horas
  • Segundero del cronógrafo central
  • Contador de 30 minutos a las 12
  • Contador de 12 horas a las 6
  • Día y mes en la subesfera del contador de 30 minutos
  • Fecha en círculo alrededor de la esfera, señalada por una aguja en media luna
  • Indicador de 24 horas a las 9
  • Indicador de fases lunares en el contador de 12 horas

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero con indicador de 24 horas a las 9, día de la semana, mes y fases de la luna. Fecha indicada por la aguja central con forma de medialuna

Movimiento:

  • Calibre L678 (Valgranges 7751) automático
  • Diámetro 30 mm
  • 28.800 alt/h
  • 25 rubíes
  • Reserva de marcha de 48 horas

Pulsera:

  • Acero, acero y oro rosa de 18 quilates o piel de aligátor de color negro. Triple cierre desplegable de seguridad y mecanismo de apertura mediante pulsador

Longines Conquest Classic Moonphase en acero y oro rosa Longines Conquest Classic Moonphase en oro rosa

 

 



En la muñeca: Longines Heritage 1935

Longines Heritage 1935

Vamos a ver otro de los relojes de inspiración militar de Longines, el Heritage 1935. Es notorio el fondo de armario de armario de la cas de Saint Imier; tiene tantos modelos.que se podría permitir vivir de reediciones del pasado durante mucho tiempo (lo que afortunadamente no ocurre).

Este Heritage, cuyas características técnicas podéis leer aquí, es uno de los más logrados y bonitos de la casa de las alas, con un precio muy interesante.

El Heritage 1935, presentado por Longines en Baselworld, es más una reinterpretación de un modelo creado para el ejército checoslovaco que una reedición en sí, ya que Longines ha tomado el modelo original y ha sustituido el bisel giratorio por uno fijo, ha incluido una fecha y ha cambiado el movimiento manual original y lo ha sustituido por un ETA 2895 automático. Además ha aumentado el diámetro hasta los 42 milímetros, uno más que el original.

Pero, asumiendo que no es una copia exacta del original, el reloj en sí es muy bonito. El acero pulido a espejo -que no es muy militar que digamos- hace resaltar los 42 mm de la caja rectangular, y sobre todo el bisel de época. La esfera negra contrasta con los numerales arábigos y las manecillas de catedral, que rezuman SuperLuminova.

Longines Heritage 1935

Como decía incluye también una ventana de fecha que, en mi opinión, rompe la estética de la esfera, aunque afortunadamente es muy discreta. En la muñeca el reloj es francamente atractivo y, con un precio de 1.560 euros lo es aún más, creo yo.

Vaya por adelantado que la calidad del vídeo no es la mejor, pero prefería mostrarlo porque que yo sepa no hay ningún vídeo con el producto en vivo.

Longines Heritage 1935



Ya están disponibles los Longines Heritage Diver (fotos en vivo y precios)

 

Los dos Longines Heritage Diver

Una vuelta más a las formas setenteras. Algo debían tener, porque no sólo nos gusta a los que -más o menos- vivimos esa época: son un absoluto éxito entre generaciones más jóvenes. Estos Longines Heritage Diver no son copias exactas de un modelo específico, pero sí que recogen los elementos que estuvieron en boga en los relojes de buceo entre 1965 y finales de los 70 aproximadamente.

Longines Diver Ultrachron y Diver Timer

Longines Diver Ultrachron y Diver Timer

Como se puede ver en la foto que encabeza este párrafo, El Heritage Diver bebe de la fuente del Ultra-Chron, un super-compressor que presentaba esas líneas tan comunes entonces, pero con un bisel dodecagonal que no se ha visto casi nunca que yo recuerde. Como es obvio el bisel metálico no se mueve; sin embargo el guardatiempo, como buen reloj de inmersión, sí tiene un bisel para contar el tiempo de buceo, pero es interior. Es decir, es el círculo exterior de la esfera. El movimiento se lleva a cabo mediante la corona a las 2, mientras que la corona a las 4 corrige la hora y la fecha. Por lo demás la caja de 43 mm tiene su superficie con cepillado radial, una buena elección para un instrumento de trabajo yaque esconde mejor el uso. El calibre es el eterno ETA 2824-2, por lo que la fiabilidad está asegurada. 

 

Longines Heritage Diver Chronograph - 1

Esta es su Ficha Técnica completa, y su precio en la tienda es de 1.720 €

 

Heritage Diver Chronograph

Más interesante aún es la versión Heritage Diver Chronograph, que recuerda muy mucho al Diver Timer de 1968, aunque en este caso se ha prescindido de la tercera subesfera. Curiosamente dejándolo en bi-compax parece más auténtico que el orginal; qué ironía. Sin embargo yo hubiera preferido mantener el pequeño segundero en vez de una -un tanto anodina- fecha que no pinta mucho en esta máquina. Lo que sí permanece es el mismo tipo de letra (de número, podríamos decir) y los mismos indicadores de las subesferas. Muy buen detalle por parte de Longines.

Longines Heritage Diver Chronograph

En este caso la corona para mover el bisel se encuentra a las 10, lo que implica llevarlo en la derecha si se quiere manipular con el reloj en la muñeca. Nótese cómo está graduado de 60 a 0, de forma que se puede sincronizar con una cuenta atrás. A diferencia del original, que equipaba un movimento cronógrafo manual Valjoux 72, este Diver equipa otra inagotable mula de carga: el ETA 2894-2. Es obvio que el revival se busca en la apariencia, no en la mecánica.: es siempre más barato revivir esferas que movimientos. Esta pieza cuesta 2.420 €, y también tiene una Ficha Técnica

Las unidades que yo he visto equipaban una correa de tela, pero al parecer también están disponible con correa de caucho. Yo prefiero tela, desde luego.

Longines Heritage Diver y Diver Chronograph

 

Longines Heritage Diver y Diver Chronograph ambiente



Nuevo Longines 24 Hours Single Push Piece Chronograph

Longines 24 hours single push piece chronographEstamos en verano, que es tiempo de vacaciones para todo el mundo. Menos para Longines, que sigue imperturbable su ritmo frenético de producción. Este año la colección Heritage está siendo la agraciada por la inventiva de los diseñadores de la casa de St. Imier: primero fue el Conquest Heritage 1954-2014, del que hace poco publicamos un vídeo. Después el Heritage 1935, para seguir con el Heritage Diver y su versión para medir tiempos, el Heritage Diver Chronograph. Después continuó con el Heritage Avigation y ahora un Cronógrafo Monopulsador de 24 Horas. Con una diferencia, sin embargo: aunque está dentro de la línea Heritage este nuevo modelo NO es un renacer de un modelo específico sacado de los archivos de la casa. En realidad es una mezcla entre la estética de los cronógrafos monpulsadores de los 20 y 30 (como éste) y el reloj de 24 horas que Longines produjo para el ejército en los años 50. Era por tanto, siguiendo la normativa militar, negro.  Ahora Longines ha preferido que este nuevo reloj tenga una esfera plateada, y yo personalmente le alabo el gusto: ¡demos un poco de variedad a la colección! Digamos de paso que también habrá una versión en gris.

Pero los rasgos aviadores no están ni mucho menos desaparecidos. Para empezar, el tamaño: 47,50 milímetros no es precisamente un tamaño discreto, y corresponde con el tamaño de los relojes de combate aéreo, que tenían que verse bien al primer vistazo. La corona de cebolla también nos devuelve a los tiempos en que se tenía que poder manejar el guardatiempos con los gruesos guantes de aviación.

Longines 24 hours single push piece chronograph - pequeño segunderoAdemás Longines ha tenido el buen gusto de añadir un pequeño segundero a las 9, en el que ha añadido las horas que se perdían por la superposición de la subesfera. Quizá confunda al principio, pero creo que es importante que estén los números, por lo que explicaré después. También tenemos una ventana de fecha bien resuelta (enmarcada con una línea negra, con tipo de letra igual que el dial en Longines 24 hours single push piece chronograph - fechael que se inserta). Nada más verla donde está se podría pensar “ya está, otra vez la fecha remetida hacia el centro porque el ETA es demasiado pequeño”. Probablemente sea así, porque el calibre, hecho a medida por ETA para Longines (como viene siendo habitual), tiene un diámetro de sólo 30 mm; muy pequeño para el tamaño descomunal de la caja. Sin embargo en este caso queda bien, ya que se integra armónicamente con la información que ofrece el guardatiempos. En realidad el calibre es una adaptación del que ya hemos visto en el Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph, solo que en este caso la caja tiene 3 milímetros más. De ahí que la posición de la fecha hacia el centro se note mucho más. Pero, como digo, en este caso han pensado muy bien cómo resolver el problema.

Pero ¿qué hora es?

Seguro que cuando has visto la foto del reloj no le has dado mayor importancia, porque las agujas (acero azulado, que le queda muy bien) marcan la hora de siempre en las fotos promocionales: las 10:09. Vuelve a mirar.

En efecto, al ser un reloj de 24 horas la disposición de las mismas son distintas: la fecha no está a las 6 sino a las 12, y el pequeño segundero sí está a las 6, pero en la posición de las 9. Por eso decía que era importante la inclusión de las horas en la esfera del pequeño segundero.

Sin duda cuesta acostumbrarse a leer la hora. Estamos habituados a una distribución de la esfera del reloj muy determinada, y hay que entrenar la vista para acostumbrarse a esta. A cambio tendremos un reloj que sin duda destacará por encima de los demás.

Estará disponible en España a finales de año con un precio de 3.280 €. Mientras tanto, esta es su Ficha Técnica.

 



24 Hours Single Push Piece Chronograph

Longines 24 hours single push piece chronographCaja:

  • Acero inoxidable
  • Diámetro: 47,50 mm
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior y resistente a arañazos
  • Pulsador del cronógrafo integrado en la corona
  • Hermeticidad hasta 30 metros

Esfera:

  • Plateada, minutería exterior y circulo horario 24 horas, números negros con Super-LumiNova®
  • Pequeño segundero a las 18 horas
  • Ventanilla de fecha a las 12 horas
  • Agujas de acero azulado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo monopulsador con segundero central

Movimiento:

  • Calibre L789.2 (ETA A08.L21) automático
  • Diámetro 30 mm
  • 28.800 alt/h
  • 27 rubíes
  • Mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 54 horas

Pulsera:

  • Correa de piel de aligátor de color marrón con hebilla y extensor.


En la muñeca: Longines Conquest Heritage 1954-2014

Longines Heritage Conquest Oro

Lo más retro de lo más retro del 2014 es este modelo de Longines, llamado Conquest Heritage 1954-2014, que rinde tributo al reloj que vio la luz en la década de los 50 y que ahora ha renacido copiando el modelo pieza por pieza (salvo el calibre, que es un ETA).

Es lo que podríamos llamar un verdadero relanzamiento, porque este Conquest Heritage está tan bien hecho que cuesta distinguirlo del original. El diámetro de la caja es de 35 mm, el cristal de Hesalite, los índices multifacetados y las manecillas delfín con un leve toque luminiscente.

La trasera está también decorada a la antigua, con un grabado lacado y el número de la unidad. Por dentro, un calibre ETA 2824-2 porque el modelo de los años cincuenta fue un de los primeros relojes de vestir automáticos.

La verdad es que el reloj sienta bien en la muñeca, y se siente bien en la muñeca; pero no es menos cierto que los 35 mm no es un tamaño para todo el mundo.

La versión en acero está limitada a 600 unidades con un precio que ronda los 1.200 euros aproximadamente, mientras que la versión en oro amarillo, que es sin duda la estrella, está limitada a 60 unidades con un precio por encima de los 4.000 euros. No es que importe mucho porque ya están todas las unidades vendidas.

Éste Conquest Heritage es una de esas locuras que una marca como Longines se puede permitir, y que ha sido un éxito fulminante. La ficha técnica está aquí, y las imágenes en vivo en el vídeo.



El Longines Avigation, un GMT de los 50

Longines avigation

Longines tiene una gran ventaja sobre otras marcas: su febril ritmo de creación a lo largo de la historia hace que tenga un insondable fondo de armario en el que fijarse a la hora de pergeñar nuevos modelos. Si el otro día hablaba del atractivo GMT de Frederique Constant, hoy os traigo un nuevo viajero de la marca de las alas: el Longines Avigation.

¿Qué nos ofrece Longines en esta ocasión? Pues a mi entender, bastante, como siempre en sus modelos de la colección Heritage: el diseño es una actualización de un modelo producido para el ejército británico en 1949. De ahí que bajo los numerales 12 y 24 aparezca la “flecha ancha”, la broad arrow con la que se identificaban los productos como propiedad del ejército.

Longines-Avigation--broad-arrow

La caja conserva el tamaño original de 44 mm (muy grande para su época); dentro el calibre va recubierto por una carcasa de hierro dulce para protegerlo de los campos magnéticos. Algo realmente inusual en relojes de producción masiva.

Sobre el calibre, por cierto, hay que decir que cuando Longines dice que ha usado su movimiento L704 en realidad lo que significa es que ha usado un ETA/Valgranges A07.171. ¿Qué significa Valgranges? ETA desarrolló una serie de calibres para relojes más grandes, de forma que no ocurriese algo muy habitual: al poner 2894 (o 93, en el caso de los GMT) en relojes grandes la fecha tiende a estar hacia al centro, simplemente porque el calibre tiene un diámetro de 25 mm. Los Valgranges, sin embargo, tienen un diámetro de casi 37 mm (36,60 para ser exactos) por lo que, como se puede apreciar en la foto, la ventana de fecha aparece donde debe estar: pegada al borde de la esfera. 

Longines Avigation - fecha

Además los Valgranges suelen estar mejor acabados que sus hermanos ETA; de ahí que se usen en modelos más caros. O, al contrario: que no se usen para no encarecerlos. Chopard por ejemplo los utiliza, entre otros, en los Grand Prix de Monaco Historique.

Longines Avigation reverso

Longines Avigation reverso

Yo creo que el lanzamiento de los cuatro modelos de Valgranges -automático con fecha, con reserva de marcha, GMT y cronógrafo- no han tenido mucho éxito dada la omnipresencia y general aceptación de los ETA habituales. De hecho ETA ni siquiera mantiene la página web de los movimientos y los ha integrado en su catálogo general.

Pero en fin, en este caso no podemos apreciarlo porque como tiene la caja antimagnética el fondo es lógicamente cerrado (no le habría hecho daño tener algún tipo de grabado, la verdad).

Volviendo a la esfera, hay que decir que tienen una excelente legibilidad; no sólo por la disposición y forma de los elementos, sino también por el uso del SuperLumi-Nova®.

El GMT es sencillo; es decir, el segundo huso horario se maneja con la corona central, haciendo girar la manecilla de las horas. El mismo funcionamiento que el del IWC Ingenieur Dual Time que presenté en vídeo. No es el sistema ideal, pero a cambio el precio es mucho menor que el de los GMT con pulsadores (o que el propio IWC): 1.620 Euros . Nada pero que nada mal.

Ya está disponible en tiendas, pero si quieres saber bien cómo es el reloj antes de ir a gastarte tu dinero que tanto sudor te ha costado ganar, aquí está su ficha técnica.

Longines Avigation - caja

Longines Avigation – caja



The Longines Avigation

The Longines AvigationColección Heritage

Caja:

  • Acero pulido
  • Diámetro 44 mm
  • Cristal de zafiro resistente a los arañazos con varias capas antirreflejos
  • Fondo atornillado
  • Protección antimagnética de hierro dulce alrededor del movimiento
  • Hermético hasta 30 m

Esfera:

  • Negra, lacada y pulida
  • 11 números árabes con SuperLuminova®
  • Escala de 24 horas roja
  • Ventanilla de fecha a las 3h
  • Manecillas rodiadas tipo bastón con punta esqueleteda con SuperLuminova®
  • Manecilla de 24 horas esqueletada con forma de rombo y tratamiento SuperLuminova®

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha. Segundo huso horario

Movimiento:

  • Calibre automático L704.2 (ETA Valgranges A07 171)
  • Diámetro: 37,29 mm. Altura: 7,90 mm
  • 24 rubíes
  • 28.800 alt/hora
  • Reserva de marcha de 48 horas
  • Todas las funciones ajustables con la corona

Pulsera:

Piel de cocodrilo negra con hebilla



Heritage Diver Chronograph

Longines Heritage Diver ChronographCaja:

  • Acero inoxidable
  • Diámetro: 43 mm
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior y resistente a arañazos
  • Bisel, fondo y corona atornillados
  • Hermeticidad hasta 300 metros

Esfera:

  • Negra satinada, 9 índices aplicados con Super-LumiNova®
  • PRealce interior giratorio bidireccional graduado de 60 a 0 con zonas de la minutería de la esfera en rojo
  • Ventanilla de fecha a las 6 horas
  • Agujas rodiadas y roja (segundos), con Super-LumiNova® en las agujas de las horas y de los minutos
  • Contador de 30 minutos a las 9 y de 60 segundos a las 3

Funciones:

  • Horas y minutos. Fecha. Pequeño segundero. Cronógrafo

Movimiento:

  • Calibre L651.3 (ETA 2894-2) automático
  • Diámetro 28 mm
  • 28.800 alt/h
  • 37 rubíes
  • Reserva de marcha de 42 horas

Pulsera:

  • Correa sintética de color negro con hebilla. Correa de caucho negro. Hebilla con doble cierre desplegable de seguridad y extensión para buceo integrada


Heritage Diver

Longines Heritage DiverCaja:

  • Acero inoxidable
  • Diámetro: 43 mm
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior y resistente a arañazos
  • Bisel, fondo y corona atornillados
  • Hermeticidad hasta 300 metros

Esfera:

  • Negra satinada, 11 índices aplicados con Super-LumiNova®
  • Bisel interior giratorio bidireccional graduado de 0 a 60, con zonas de los minutos en rojo
  • Ventanilla de fecha a las 3 horas
  • Agujas rodiadas (horas y segundos) y roja (minutos), con Super-LumiNova® en las agujas de las horas y de los minutos

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central. Fecha

Movimiento:

  • Calibre L633.5 (ETA 2894-2) automático
  • Diámetro 25,60 mm
  • 28.800 alt/h
  • 25 rubíes
  • Reserva de marcha de 38 horas

Pulsera:

  • Correa sintética de color negro con hebilla. Correa de caucho negro. Hebilla con doble cierre desplegable de seguridad y extensión para buceo integrada


Heritage 1935

Longines Heritage 1935Caja:

  • Acero pulido
  • Diámetro 42 mm
  • Cristal de zafiro resistente a los arañazos con varias capas antirreflejos
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Negra mate
  • 11 números árabes pintados recubiertos con Super-LumiNova®
  • Agujas pera esqueleto, rodiadas, enarenadas, con Super-LumiNova®

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha

Movimiento:

  • Calibre L615 (ETA 2895/2)
  • 27 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 42 horas

Pulsera:

Piel de aligátor negra con hebilla



Conquest Heritage 1954-2014

Longines Conquest Heritage 1954-2014 aceroCaja:

  • Acero pulido
  • Diámetro 35 mm
  • Cristal de hesalite
  • Fondo atornillado decorado con un medallón de oro y esmalte
  • Hermético hasta 30 metros

Esfera:

  • Plateada con efecto “rayos de sol”
  • 12 índices aplicados con SuperLuminova
  • Círculo horario aplicado
  • Agujas “Dauphine” amarillas o rosas con Super-LumiNova® en  las horas y los minutos

Funciones:

  • Horas y minutos. Segundero central

Movimiento:

  • Calibre L633 (ETA 2824/2)
  • 25 rubíes
  • 28.800 semioscilaciones/hora
  • Reserva de marcha de 38 horas

Pulsera:

Piel de aligátor negra con hebilla

VERSIONES:

Caja de oro rosa u oro amarillo. Caja de oro amarillo con esfera amarilla.

Modelo de acero limitado a 600 unidades. Resto limitado a 60 unidades



Las novedades Pre-Basel del Grupo Swatch

La nueva edición de BaselWorld está ya calentando motores, y todas las marcas dejan ver (a veces sólo entrever, como pasó con el nuevo reloj de Christophe Claret) los modelos que presentarán en el megalomaníaco evento. El grupo Swatch tiene lógicamente una gran presencia, y ya podemos adelantar alguna de las novedades.  Sigue leyendo



Column-Wheel Single Push-Piece Chronograph

The-Longines-Column-Wheel-Single-Push-Piece-Chronograph-AceroCaja:

  • Acero inoxidable
  • Diámetro: 44,4 mm
  • Cristal de zafiro con revestimiento antirreflejos en la cara inferior
  • Fondo de cristal de zafiro transparente
  • Hermeticidad hasta 30 metros

Esfera:

  • Blanca, 8 números árabes negros y número 12 de color rojo
  • Pequeño segundero a las 9 horas
  • Ventanilla de fecha a las 6 horas
  • Contador de 30 minutos a las 3 horas
  • Agujas de acero azulado

Funciones:

  • Horas y minutos. Pequeño segundero. Fecha. Cronógrafo monopulsador con segundero central

Movimiento:

  • Calibre L788.2 (ETA A08.261) automático
  • Diámetro: 30 mm
  • 28.800 alt/h
  • 27 rubíes
  • Mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares
  • Reserva de marcha de 54 horas

Correa:

  • Correa de piel de aligátor de color marrón con hebillita.

VERSIONES:

The-Longines-Column-Wheel-Single-Push-Piece-Chronograph-oro-rosa

Modelo de oro rosa, numerado, no limitado.  Esfera blanca, 8 números romanos negros y número 12 de color rojo

The-Longines-Column-Wheel-Single-Push-Piece-Chronograph-Acero-asas-moviles

 

Versión L2.776.4.21.3 con asas móviles. Esfera con numerales romanos. XII en rojo