Los Seiko Prospex Diver’s 1965 y 1970 con correas de tela, en vivo

Correas creadas con el trenzado tradicional japonés

Seiko Prospex Diver’s 1965 y 1970
Seiko Prospex Diver’s 1965 y 1970
Los modelos SPB239J1 y SPB237J1

No se puede decir que Seiko no le esté sacando todo el jugo a dos de sus relojes de buceo más carismáticos: el modelo de 1965 y el de 1970. Con permiso, por supuesto, del Tortuga y sus múltiples versiones, como estas que vimos en vídeo. Comenzó con el relanzamiento en 1919 del modelo que todo el mundo conoce como «Captain Willard», que vimos en vivo. En 2020 se celebraba el 55 aniversario de la aparición del primer diver de la casa, el modelo de 1965, y apareció una trilogía de aniversario que vimos en vivo aquí. A partir de ese momento se han ido sucediendo diferentes versiones con diferentes colores de esfera, como esta edición limitada, que también disfrutamos también en vivo. Y cada lanzamiento ha sido un éxito, prueba de la aceptación del diseño de ambos relojes, con un diseño muy personal y lejos de lo que solemos encontrar en las casas suizas.

Esos mismos Seiko Prospex Diver’s 1965 y 1970 vuelven a aparecer ahora, pero en este caso con unas correas de tela que, tal como nos tiene acostumbrados Seiko cuando desarrolla nuevos productos, se han creado a partir de un elemento de su propia cultura.

El Seiko Prospex Diver’s 1965 SPB239J1, con dos correas

Las correas de estos Seiko Prospex Diver’s están fabricadas con una técnica de trenzado tradicional llamada Seichu, y están lejos de las correas baratas que se encuentran en la web (y en muchas marcas). Están elaboradas con gran atención a los detalles y a la comodidad. De hecho, se fabrican de la misma manera que el «obijime», el cordón decorativo que sujeta el «cinturón» de un kimono (llamado obi), que no es un cinturón como nosotros lo conocemos, con hebilla, sino una faja de tela que rodea el cuerpo.

Las cuatro correas disponibles

A decir de Seiko, las correas, además de ser fieles a la estética japonesa, presentan una textura especialmente fabricada con el objetivo de ofrecer una resistencia cuatro veces mayor a la de las correas de
tela de Seiko convencionales. En la práctica, son correas gruesas y visualmente satisfactorias, con mucha más flexibilidad de la que cabría esperar de una correa de tela de este grosor. También son suaves al tacto y realmente se sienten como una pieza adecuada de material OEM, no como una adición del mercado de accesorios para el reloj.

SEIKO PROSPEX DIVER’S 1965 SPB239J1

Seiko Prospex Diver’s 1965 SPB239J1

Para lanzar esta nueva serie de correas, Seiko presenta dos nuevos relojes, incluyendo primero un nuevo esquema de colores para la recreación del 62MAS. Este reloj sigue siendo idéntico en la mayoría de los aspectos a las otras versiones que ya hemos visto en otras ocasiones. Se trata de una caja compacta de 40,5 mm de diámetro, 13,20 mm de altura y 47,6 mm de longitud. La forma recuerda a la del primer reloj de buceo de Seiko, con asas afiladas integradas, un canto pulido que recorre todo el lateral y una corona sobredimensionada sin protección. Sin embargo, se ha modernizado con un bisel ancho y un cristal de zafiro abombado en la parte superior. Con una corona atornillada y un fondo de caja cerrado, es resistente al agua hasta 200 metros.

Seiko Prospex Diver’s 1965 SPB239J1

La novedad de este Seiko Prospex Diver’s 1965 SPB239J1 es la combinación de colores. Para enfatizar el aspecto retro, Seiko ha dotado a esta edición de una esfera marrón oscuro cepillada con rayos de sol y de índices y agujas aplicados de color plateado, rellenos de una generosa cantidad de material Lumibrite de color radio. El mismo esquema de color se encuentra en la inserción metálica cepillada circular del bisel, con las graduaciones ejecutadas en beige. El aspecto es cálido, vintage y bastante atractivo, al menos si le gustan los relojes retro.

Estos colores cálidos y terrosos se combinan con un par de correas; de hecho, se incluyen dos correas con cada reloj. Una de estas correas Seichu es de color marrón oscuro, a juego con la esfera y el bisel. La otra es de color beige, a juego con el material luminiscente. Ambas combinan perfectamente con el reloj. En el corazón de este modelo se encuentra un conocido calibre de la gama media de Seiko, el calibre 6R35 con su frecuencia de 3Hz y una sólida reserva de marcha de 70 horas.

Trasera del Seiko Prospex Diver’s 1965 SPB239J1

El Seiko Prospex 1965 Diver’s SPB239J1 está disponible en la colección permanente a partir de junio de 2021, a un precio de 1.300 euros.

Así queda el Seiko Prospex Diver’s 1965 SPB239J1

SEIKO PROSPEX DIVER’S 1965 SPB237J1

El segundo en presentar estas nuevas correas es una nueva versión del clásico reloj Turtle de 1970, un reloj que se ha ganado el apodo de «Capitán Willard», ya que está directamente inspirado en el reloj que se lleva en la legendaria película Apocalypse Now. Es el descendiente directo del Seiko 6105-8110, un reloj de buceo accesible, fácil de conseguir y robusto, popularizado por los soldados americanos destinados en Vietnam, pero también un reloj que ha logrado múltiples hitos en la muñeca del la explorador Naomi Uemura, cuya reinterpretación vimos en vivo aquí.

Seiko Prospex Diver’s 1970 SPB237J1

Este reloj, que ya existe en varias ediciones, incluyendo estas versiones verde y negra, tiene la típica caja en forma de tortuga y la corona situada a las 4 horas. Una vez más, estamos hablando de un reloj relativamente compacto con respecto a los estándares de Seiko, con un diámetro de 42,7 mm, pero con sólo 46,6 mm de longitud y una altura de 13,20 mm. La caja de acero inoxidable, resistente al agua hasta los 200 metros gracias a la corona atornillada y al fondo de la caja, está coronada por un cristal de zafiro bien biselado y un bisel unidireccional.

Seiko Prospex Diver’s 1970 SPB237J1

La novedad del modelo es la esfera. En efecto, el Seiko Prospex Diver’s 1970 SPB237J1 está dotado de un fondo texturizado y de un bonito color gris difuminado. Una vez más, pensando en el espíritu vintage, las manecillas plateadas y los índices aplicados están rellenos de Lumibrite de color beige, lo que confiere a este reloj un aspecto patinado que combina en gran medida con el color fantasma de la esfera. La inserción del bisel es aquí de grano mate con, una vez más, una pista de 60 minutos totalmente graduada y ejecutada en color beige. El resultado es un poco más técnico que el reloj inspirado en el 62MAS, y va bien con el pasado militar de este reloj.

En este caso el calibre es también el 6R35, y también se entrega con dos correas: verde y gris. Su precio es de 1.400 euros y estará disponible en julio de 2021. Hay más información en Seiko.es.

Así queda el Seiko Prospex Diver’s 1970 SPB237J1

Fotos de Monochrome-watches.com

CONTACTA CON NOSOTROS



    Síguenos